Mundo Judío

MiSinai

En el día de hoy vamos a compartir la octava edición de MiSinaí, espero que la disfruten tanto como nosotros.

 

No. 8
Parashá: Pinjas
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 26/7 17:41
Demás localidades ver  www.jabad.org.uy

LAS HIJAS DE TZELOFJAD

Por Yitschak Meir Kagan

En la parashá Pinjas la Torá relata en detalle como las cinco hijas de Tzelofjad (un israelita que había muerto en el desierto) vieron que ellas no recibirían una porción en la Tierra Santa de acuerdo a la forma en que la ley de la Torá estaba en ese entonces. En necesidad de ayuda le pidieron a Moshé tener herencia en Israel. No pudiendo responderles, Moshé presentó el caso ante D-os, y el Todopoderoso dio entonces la ley que permite que las hermanas reciban su parte legítima en la Tierra.

¿Por qué D-os esperó a que surgieran reclamos para enseñar la ley en este caso? La ley de herencia que afectaba a las hijas de Tzelofjad se podría haber enseñado en el comienzo a Moshé en el Monte Sinaí junto con el resto de la Torá.

Pero la secuencia fue deliberada. Hasta que las hijas de Tzelofjad presentaran su caso, D-os no alteró el “status quo”; no quitó el obstáculo aparentemente “imposible” para que las hermanas recibieran una porción en la Tierra Santa. Pero cuando el Todopoderoso vió, por acción de las cinco hermanas, que las mujeres judías deseaban sinceramente un herencia en la Tierra Santa, entonces El escribió un capítulo especial en la Torá a través del cual se otorgó poder Divino desde ese momento (y para siempre) permitiéndoles llegar a la “verdadera paz y herencia” de nuestra Torá y nuestra Tierra.

Generalmente se plantea la pregunta: si D-os quiere que cumplamos Su Torá y sus preceptos, ¿por qué el camino al cumplimiento está obstruido por tantos obstáculos y dificultades? Incluso ¿cómo es posible ser un judío observante en el ambiente social de hoy?

El Todopoderoso nos pide que seamos una “Nación Santa”, que observemos el Shabat, comamos Kosher y, en general, conduzcamos nuestras vidas de acuerdo a las directivas del Código de Leyes de la Torá. Pero, al mismo tiempo, D-os creó y organizó el universo de tal forma que nos obliga a dedicar mucho tiempo a preocuparnos por cosas materiales. Debemos trabajar para vivir; debemos sembrar para poder cosechar. Como resultado, al hombre le es muy difícil encontrar tiempo libre para estudiar Torá apropiadamente; la mujer casada siente que no tiene suficiente tiempo para dedicarse a educar a sus hijos en el camino de la Torá; la mujer soltera siente que no se puede preparar adecuadamente para la tarea trascendental que tiene por delante de establecer un hogar judío.

A esas súplicas de ayuda, a esos reclamos amargos de “estamos excluidos de tomar nuestra parte legítima en nuestra herencia de la Torá”, D-os responde como les respondió a las hijas de Tzelofjad. Porque el Todopoderoso desea que la Torá y sus preceptos sean preciados y queridos para el individuo, y cuando uno clama con un corazón angustiado que quiere cumplir con las leyes de D-os, entonces D-os cambia las dificultades existentes, “cambia el mundo”, permitiendo que la persona participe en ese precepto del que previamente se sentía excluido debido a obstáculos “insuperables”.

PENSAR EN EL ARREPENTIMIENTO

"Y los hijos de Kóraj no murieron [en el motín de su padre]." (Bamidbar 26:11)

Los hijos de Kóraj desempeñaron un papel clave en la rebelión de su padre, y por ello fueron devorados por la tierra junto a los demás rebeldes. A pesar de esto, a diferencia de los demás, los hijos de Kóraj se arrepintieron de corazón y fueron salvados de la pena de muerte: D-os les permitió permanecer vivos en una cueva subterránea hasta la muerte del resto de la generación. Una vez ocurrida esta, los hijos de Kóraj abandonaron su escondite y regresaron a sus vidas en la comunidad. Si hubieran actuado desde un primer momento guiados por el arrepentimiento, habrían evitado incluso ese castigo menor. De todas formas, su supervivencia nos muestra el inmenso poder del arrepentimiento, aún cuando no se actúa en base a él en la medida en que corresponde.

Esta idea debería acallar toda duda que pudiéramos abrigar sobre la posibilidad de la redención en nuestros tiempos. En realidad, el solo hecho de pensar en el arrepentimiento basta para aproximar la Redención final, y más aún cuando se suma a los méritos que hemos acumulado en nuestro largo exilio: la Torá que hemos estudiado, los mandamientos que hemos cumplido, y el martirio que hemos sufrido.

Likutei Sijot, vol.33, págs.170 ff.

Bamidbar (Números): 25:10 – 30:1

La octava sección del libro Números comienza con el relato del nombramiento que hiciera D-ios de Pinjas, sobrino nieto de Moshé, como sacerdote. Continúa con el último censo en el desierto, las leyes de herencia, la transferencia del liderazgo de Moshé a Iehoshúa y los sacrificios diarios y los relativos a las festividades.

DOS BEIGUELS

Por Tuvia Bolton

La mañana después de una de las mayores victorias obtenidas por Napoleón,  éste convocó a los comandantes de sus diferentes legiones a una ceremonia fastuosa en su sala de guerra, para recompensar la valentía que habían mostrado en la batalla.

El comandante de las tropas de Bavaria se adelantó, e hincando una rodilla ante su rey declaró: “¡Solicito la autonomía para Bavaria!”

“¡Y así será!” proclamó el Emperador a los ministros y oficiales presentes en la ceremonia. “¡Autonomía para Bavaria!”

El general de Eslovaquia dio un paso adelante, hincó la rodilla e hizo una declaración similar, “¡Libertad para Eslovaquia!”

“¡Y tendrán la libertad!” exclamó Bonaparte.

Y lo mismo sucedió con los generales de Arabia y de Ucrania. “¡En nombre de D-os, le serán concedidas la autonomía y la existencia como estado a Arabia y a Ucrania!” anunció Napoleón.

Finalmente avanzó el jefe de la legión judía. “¿Y qué es lo que solicitas tú, mi fiel amigo?” le preguntó Napoleón. ¿Qué recompensa solicitas por tu valentía?”

“Quisiera una taza de café con leche caliente, sin azúcar, dos béiguels con queso crema, acompañadas de un poco de salmón.”

Sin dudar un instante, Napoleón envió a uno de sus oficiales a que trajera el pedido del judío, saludó a los presentes y se retiró de la sala. Mientras tanto llegó el desayuno y el general judío se lavó las manos, se sentó y empezó a comer mientras los generales lo miraban asombrados.

“¡Eres un tonto!”, le espetó uno de los generales. “¿Por qué hiciste un pedido tan estúpido? ¡Habrías podido pedir una nación, riquezas y poder! ¿Por qué desperdiciaste tu deseo en un par de roscas?”

Por un momento el judío dejó de comer, los miró con una sonrisa y contestó: “Yo al menos obtuve lo que solicité”.

¿ES INMORAL TENER SOBREPESO?

Por Aron Moss

Pregunta:

Como entrenador físico me pregunto: ¿existe un lugar en el judaísmo para la salud y el bienestar físico? Parecería ser que el mundo secular alienta a llevar una vida saludable mucho más que el Judaísmo. Con frecuencia escuchamos a los rabinos hablar de asuntos espirituales, pero resulta difícil tomar en serio sus palabras cuando ellos mismos sufren de sobrepeso. ¿Acaso el bienestar físico no resulta importante?

Respuesta:

En el mundo moderno, la salud es vista como la nueva moral. Lo bueno y lo malo ahora se miden en calorías. Las cajas de cereales nos invitan a “saborear lo que es bueno” –no refiriéndose a un valor moral, sino a uno nutricional. La escala de valores ya no se encuentra en el cielo, sino en el piso del baño, donde se encuentra la balanza que, a diario, emite su veredicto en kilos y libras.

Todo esto tiene sentido si pensamos en el hombre simplemente como un cuerpo sin alma. Si todo lo que somos es carne y huesos, el bienestar físico pasa a ser el ideal más alto. Pero desde la perspectiva judía, el alma es lo que verdaderamente importa, y el cuerpo es su vehículo. La salud de nuestro cuerpo cobra relevancia solo cuando entendemos que es un medio para poder expresar nuestro verdadero ser. Más aún, el cuerpo que poseemos y que es el hogar de nuestra alma, es un regalo del Creador durante el tiempo que permanecemos en este mundo. Por ende, como se nos ha dado este cuerpo en calidad de préstamo, debemos tratarlo con el mayor de los respetos, ya que, verdaderamente, no nos pertenece.

Maimónides, el gran pensador judío, escribió en el siglo 12:

“El cuidar de la salud y el bienestar de nuestro cuerpo es una de las formas de servir a D-os”.

E inmediatamente explica porque:

“Resulta imposible pensar con claridad comprender la verdad si uno está mal físicamente”.

Si nuestra mente esta nublada, puede que no poseamos la claridad moral para comprender qué es lo correcto. Si estamos luchando contra una enfermedad, puede que no tengamos la fortaleza para luchar contra los males del mundo. Por eso es que debemos cuidar de nuestro cuerpo. El tener un cuerpo sano no es una meta en sí misma, sino que nos ayuda a concretar nuestros objetivos en la vida. Es un vehículo que nos conduce hacia la bondad, pero no es nuestra meta final.

La tradición judía no plantea excusas para no ser saludables. Por el contrario, nos da la mejor razón posible para vivir una vida sana: la vida tiene un significado y un sentido, y cada día es valioso. Solo si entendemos que la vida tiene un sentido, entonces vale la pena cuidar de ella. Los riesgos de tener colesterol alto, de fumar en exceso y de consumir drogas solo resultan verdaderamente importantes para aquellas personas que han comprendido el valor de la vida. Sin embargo, para aquel que no ha encontrado un sentido a la vida, los riesgos de sufrir una muerte temprana no le representan nada.

Somos la generación más saludable en lo que va de la historia reciente, y nuestra expectativa de vida está alcanzando las proporciones bíblicas. Esto significa que tenemos más tiempo y energía para cumplir nuestro objetivo –hacer de este un mundo mejor e inclinar la balanza hacia la bondad verdadera.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.

Artículos extraídos de www.Jabad.com y www.Chabad.org, publicados con permiso.

Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy.

Ultimas Noticias Ver más

Un avión de la Fuerza Aérea (Sólo ilustración, no del operativo)
Noticias

Revelación: Israel frustró atentado con drones iraníes armados

24 Agosto 2019


Fue atacada la base iraní en Siria desde la que iban a salir

Monumento recordatorio de las víctimas de la masacre, en el museo de Hebron
Israel

Se cumplen 90 años de la masacre de Hebron

24 Agosto 2019


Condujo al fin de siglos de presencia judía en la ciudad de los Patriarcas (Fotos tomadas en el Museo judío de Hebron en Bet Hadassah)

Jorge Luis Borges y su amor a Israel
Mundo Judío

Jorge Luis Borges y su amor a Israel

24 Agosto 2019


Hoy recordamos a Jorge Luis Borges, escritor que tanto amor profesó por Israel. 

Esta página fue generada en 0.0772178 segundos (1158)
2019-08-25T03:44:32-03:00