En comunidad

El homenaje y la exhortación del Rabino Eliezer Shemtov

A los 15 años del fallecimiento de José Jerozolimski (z"l)

(Por el Rabino Eliezer Shemtov)

¡Gracias, Iero!

 

Parece mentira que ya pasaron 15 años desde el fallecimiento del Sr. José Jerozolimski, de bendita memoria.

“Iero” como lo llamaron muchos o Reb Iósel como lo llamaba yo con gran cariño, además de ser un “yurnalist” (periodista, en Idish) con mayúscula, fue un Mentsch (“gente” en Idish) con mayúscula. Siempre corría para llegar al cierre del Semanario o la hora de la emisión del programa radial Di Idishe Shu, pero siempre tenía tiempo para atenderme y siempre con una sonrisa. 

Éramos compinches. Desde que llegamos al Uruguay, estábamos presentes en el Semanario. Empezando por la columna icónica de “Señalamos” en la cual - entre otros comentarios sobre temas de su interés - Iero reportaba sobre las hazañas del “joven religioso” recién llegado, siguiendo por la columna semanal titulado El Círculo Cuadrado en el cual compartía mis impresiones de nuestra vida y experiencias en el Uruguay, como también por las noticias y avisos que fueron publicados con gran frecuencia a raíz de nuestras actividades.

Así que antes que nada, aprovecho la oportunidad para recordar todo lo que hizo Iero por mí - incluyendo descuentos y plazos generosos para pagar los avisos - y expresar mi agradecimiento, una vez más.

En segundo lugar quiero reconocer la labor de su hija Jana quien tomó la posta luego del fallecimiento de su padre y semana tras semana - creo que no hubo una sola excepción - seguimos recibiendo material de alto nivel sobre una amplia gama de temas.

Y por último quiero dirigirme a cada integrante de la comunidad judeo-uruguaya, que ahora cuenta tanto con la edición impresa de Semanario Hebreo como con su portal digital Semanariohebreojai.

No me imagino la vida judía en el Uruguay sin el Semanario Hebreo. ¿Y tú?

Sin el Semanario, ¿cómo haríamos para enterarnos de las novedades comunitarias, tanto las actividades que están por realizarse como las notas sobre las que ya pasaron? Sí, ya sé…hoy hay redes y mucho circula por allí. El Semanario Hebreo concentra gran parte de la información y siempre aporta coberturas especiales sobre actividades comunitarias, no limitándose a la mera noticia, sino ahondando en ella.

Sin el Semanario y su portal, ¿cómo haríamos para enterarnos todas las semanas de las noticias positivas de Israel sin necesidad de buscarlas con lupa por otros medios?

Sin el Semanario, ¿cómo haríamos para leer los análisis políticos de Jana? Aunque escriba también en otras tribunas nacionales, el Semanario es siempre lo más especial.

Sin el Semanario, ¿cómo y dónde se expresarían los talentosos escritores del Ishuv?

Sin el Semanario¿cómo les llegaría, semana tras semana, toda esa información positiva sobre lo judío en general y sobre Israel en particular a las autoridades políticas y líderes de opinión?

Claro, uno podría dedicar horas buscando todo por los medios electrónicos, pero ¿lo haría? Gracias al Semanario uno puede tenerlo todo ya “buscado” sin tener que perder tiempo y a veces sin saber ni siquiera qué es lo que está buscando.

En fin, en mi humilde opinión, el Ishuv está mucho más fuerte, vibrante y rico gracias al Semanario Hebreo.

Hay un punto más. Si uno quiere ver algo sobre la vida judía en el Uruguay hace 50 años, puede encontrarlo en los diarios de esa época. Ahí puede enterarse de los temas de interés y de los diversos actores y personajes. Ahí también puede encontrar registro de acontecimientos familiares tales como nacimientos, casamientos, Bar/bat Mitzvá, y fallecimientos. Por medio de los avisos de saludo uno puede apreciar también los lazos familiares y de amistad que hubo. Los diarios son documentos que registran los hechos para toda posteridad. Hoy en día, ¡el único registro de esa naturaleza es el Semanario Hebreo!

El Semanario hace tanto para nosotros, tanto a nivel personal como a nivel colectivo y comunitario. Y ¿nosotros? ¿Qué estamos haciendo para asegurar que el Semanario Hebreo no solo sobreviva sino que florezca y crezca?

Sugiero tres cosas:

1.   Suscríbanse al Semanario Hebreo.

2.   A las instituciones: contraten más espacio para anunciar sus eventos, especialmente si usan el Semanario para publicar sus notas después de haberse realizado los eventos, en la muy conocida sección “Ventana abierta a nuestra colectividad”, y en muchas otras páginas que el Semanario siempre cede con generosidad para publicar coberturas positivas de la actividad comunitaria.

3.   A los comerciantes y profesionales: contraten avisos para publicitar sus  productos, y servicios. No lo consulte únicamente con su agencia de publicidad; consúltelo con su rabino preferido. Un aviso en el Semanario y su portal, no es solo un buen negocio, es una gran Mitzvá.

4.   A todos: comuniquen sus saludos personales en ocasión de eventos familiares de sus amigos.

5.   Hablen con sus amigos para que hagan lo mismo.

 

Apoyar el Semanario Hebreo no es solo una manera de homenajear a Iero o de apoyar a Jana, (que bien lo merecen); ¡es una manera de homenajearnos y apoyarnos a nosotros mismos!

Iero y Jana mostraron que supieron y saben cumplir, ahora nos toca a nosotros no solo cantar sino mostrar con hechos que ¡sabremos cumplir!

 

(Rabino Eliezer Shemtov)

Ultimas Noticias Ver más

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente
Noticias

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente

21 Octubre 2019


Rivlin encargaría este martes a Gantz intentar formar gobierno

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss
En comunidad

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss

21 Octubre 2019


“Los años sin lágrimas”, entre dolor y felicidad.

Esta página fue generada en 0.2918980 segundos (3512)
2019-10-22T14:22:42-03:00