Confirmado. La Celeste confirmó que viene a Israel a jugar el amistoso con Argentina. Llegan este sábado a las 22.30. Gracias a Sergio Gorzy y su Cámara Celeste por la información.             

Entrevistas

En el Monte del Templo hay lugar para todos, afirma ex diputado del Likud

Con Yehuda Glick, identificado con  la defensa del derecho judío por orar en el monte sagrado

“Ellos mismos, los musulmanes, llamaban al lugar Bait al-Makdas, o sea la Casa del Templo, porque sabían que allí había estado nuestro Templo sagrado. Pero el problema es que se impone la línea radical entre los palestinos”.

 

Yehuda Glick (53) es la confirmación de lo injusto de los prejuicios y las generalizaciones. Este ex diputado del Likud, religioso ortodoxo, está identificado-con razón- como una de las figuras públicas que más brega por el derecho de los judíos de orar en el Monte del Templo. Dado que allí están desde el siglo VII, la mezquita de Al Aksa y el Domo de la Roca, son muchos los israelíes –inclusive conscientes de lo sagrado del lugar para el judaísmo-que consideran que hay que actuar con suma cautela en el lugar y no arriesgarse a una guerra con el Islam. En determinados sectores, quienes suben al Monte o luchan públicamente por el derecho judío a orar allí, son percibidos como “locos”, “fanáticos” y extremistas.

Pero Yehuda Glick, que además fue “colono” porque vivía en el asentamiento Otniel en la zona de Hebron, aunque hoy reside en Jerusalem, es un ejemplo de respeto a otros credos, de defensa del diálogo interreligioso y de los derechos de fieles de otras religiones a rezar de acuerdo a su fe. Respetado por quienes comparten su visión política y por aquellos que piensan distinto, Yehuda Glick no cambió de actitud ante la vida tampoco después del atentado del 29 de octubre del 2014 en el que un árabe del Jihad Islámico le disparó, hiriéndolo de gravedad. Estuvo hospitalizado y tiempo después se recuperó, retomando todas sus actividades, siempre con las mismas convicciones.

En su vida pública, ha combinado siempre su convicción religiosa y su línea nacionalista, con su visión humanista. Debido a los recientes choques violentos en el Monte del Templo, nos dirigimos a Yehuda Glick, que justamente el día de los enfrentamientos, domingo de la semana pasada, había subido dos veces al monte sagrado.

Este es su testimonio.

 

P: Yehuda, usted defiende desde siempre el derecho judío a subir al Monte del Templo, en paz, pero una y otra vez la paz allí se altera y el lugar es escenario de choques y tensión ¿Por qué? ¿Cuál es el problema central?

R: El gran problema es la desconfianza. Eso es lo peor y más grave. Hay que derribar las barreras porque el Monte del Templo debe ser un centro de paz, de diálogo interreligioso, precisamente por ser un lugar sagrado para ambos.

P: ¿Concibe que llegue el día en que eso sea posible?

R: Yo soy alumno de Hertzel que dijo “si lo creéis no será leyenda”.

P: Pero en la práctica, la situación se deteriora.

R: No estoy de acuerdo con esa apreciación. Creo que no se deteriora sino que va mejorando.

P: ¿En serio lo dice? ¿A qué se refiere?   

R: El hecho es que durante muchos años, los judíos eran objeto de ataques violentos al subir al Monte del Templo. Hoy eso ocurre menos. El domingo hubo por lo menos 50.000 musulmanes en el Monte y sólo unos 2.000 intentaron causar desórdenes. O sea que creo que hay motivos para ser optimistas.

P: Usted siempre ve la mitad llena del vaso ¿verdad?

R: Trato, sí.

Yehuda Glick en el Monte del Templo
Yehuda Glick en el Monte del Templo

 

P: ¿Cómo evalúa las decisiones de la policía? Primero prohibieron la entrada de judíos al Monte y luego las autorizaron, cuando habían terminado las plegarias musulmanas de la mañana.

R: Considero que la Policía halló el equilibrio correcto. A pesar de las amenazas de violencia de algunos, permitió que los musulmanes oren en el lugar, ya que no eran todos ni mucho menos los que protestaban. Y luego no bloqueó a los judíos e su deseo de subir al Monte siendo Tishá BeAv, pero no cuando había decenas de musulmanes allí. Cerró el Monte por los días de fiesta musulmana, pero no en Tishá BeAv. Creo que la Policía actuó con sabiduría, de forma inteligente, y todo transcurrió bien, a pesar de que unos 2 mil musulmanes trataron de alterar el orden.

 

P: Es todo un desafío manejar esa situación.

R: Exacto. Y hay que saber respetarse mutuamente.

P: ¿Está de acuerdo con que se cierre el Monte a judíos durante una fiesta musulmana?

R: Creo que con mutuo respeto eso no sería necesario. Espero que en el futuro en efecto no lo sea. Pero hoy hay mucha desconfianza. Y en el mismo espíritu, quisiera que muchos judíos puedan subir al Monte. Hoy lo hacen pequeñas cantidades. Si se recupera la mutua confianza, no tiene por qué separarse. En Mearat Hamajpela, la Tumba de los Patriarcas en Hebron, cuando hay fiestas judías, el lugar se cierra a los musulmanes y viceversa. Pero no tiene por qué ser así si hay confianza, lo cual hoy no hay lamentablemente.

P: Parte del problema hoy es que los musulmanes de hecho ampliaron la noción de santidad a todo el Monte. Mejor dicho, consideran que todo el Monte del Templo , lo que ellos llaman Haram al-Sharif, es sagrado, no sólo la mezquita de Al Aksa y el Domo de la Roca.

R: Recordemos ante todo que ellos mismos, los musulmanes, llamaban al lugar Bait al-Makdas, o sea la Casa del Templo, porque sabían que allí había estado nuestro Templo sagrado. Pero el problema es que se impone la línea radical entre los palestinos y también la corriente extremista del Sheikh Raed Salah…

P: Árabe israelí, figura central del movimiento islámico en el norte del país.

R: Así es. En el Monte del Templo vimos el domingo carteles de apoyo a Hamas y al ex Presidente islamista de Egipto Muhamad Mursi. Yo considero que esa línea no representa a todos los musulmanes ni a la mayoría, pero sí a un sector extremista que intenta imponerse sobre todos.

 

El cartel con Mursi y un hombre armado de Hamas
El cartel con Mursi y un hombre armado de Hamas

 

P: ¿Lo dice por cosas que le hayan comentado musulmanes, o porque es su sensación?

R: No he investigado el tema. Pero así lo siento. Además, sí, me lo han dicho palestinos. Pero yo creo en la básicamente buena naturaleza del ser humano.

P: Usted considera que judíos no sólo deben subir al Monte del Templo de visita sino también orar allí ¿verdad? Recordemos que hoy eso está prohibido.

R: Claro que hay que permitir que los judíos oren en el Monte el Templo. Creo que habría que alentarlo. Si no en el Monte del Templo ¿entonces dónde? Ese lugar puede ser de todos los pueblos.

P: ¿Tiene algún contacto con el Waqf, que controla desde el punto de vista religioso el Monte del Templo?

R: Alguna vez se me acerca algún funcionario del Waqf a hablar conmigo, pero no oficialmente. Tienen miedo, porque el liderazgo del Waq es muy extremista y crean ambiente de odio. Creo que los que se me acercan entienden la situación mejor que antes.

P: ¿La raíz del problema está en que no creen que el pueblo judío tiene realmente un vínculo histórico milenario con el Monte del Templo? Hasta alegan que Israel miente, que no hubo nunca un Templo de Salomón.

R: Todo está vinculado a su  lucha contra el Estado de Israel, ya desde la resolución de partición de 1947. Creo que los que pagan el peor precio son los propios palestinos ya que parte de ellos continúan viviendo en campamentos de refugiados, ocupados en “luchar”, en lugar de desarrollar su propia sociedad.

P: Y podría ser todo distinto si se aceptara la historia y se viera que, como usted dice, hay lugar para todos.

R: Así es. Recordemos que el Domo de la Roca fue construido en el sitio en el que está, para preservar el lugar sagrado de los judíos, porque se sabía que allí había estado el Templo Sagrado judío. No es casualidad que Al Aksa fue construida en la punta del Monte.

Eso de “hay lugar para todos”, tiene inclusive una dimensión técnica. En el Monte del Templo, en toda su superficie, repleto, hay lugar para un millón de personas. En la explanada del Muro de los Lamentos hay lugar para 40.000.

P: O sea, no tendría que haber ningún problema para que también judíos puedan subir en grandes cantidades.

R : Por supuesto que no. Y también a rezar.Pero hoy, como dije al principio, hay  mucha desconfianza. En esta situación, nada puede avanzar.

Ana Jerozolimski
(22 Agosto 2019 , 05:32)

Ultimas Noticias Ver más

Un trágico acorde final
Noticias

Un trágico acorde final

15 Noviembre 2019


Por error en información de Inteligencia, una familia palestina murió por un misil israelí

Estructuras blindadas en todo el sur, para proteger a la gente cuando cae un cohete
Israel

¿Por qué no hubo muertos del lado israelí?

15 Noviembre 2019


Esta vez, por ahora, los cohetes “sólo” dejaron heridos

Esta página fue generada en 0.0443971 segundos (5244)
2019-11-15T15:52:17-03:00