En comunidad

De mi biblioteca

Esta selección de libros es absolutamente personal y no son los más representativos de cada autor. Soy una lectora, ni siquiera empedernida. Leo varios libros a la vez. Ahora estoy leyendo la biografía de Michelle Obama y "Putas Asesinas" de Roberto Bolaño. 

Tengo dos bibliotecas  físicas, y otra en mi kindle. Gracias a Amazon accedí a libros que no hubiera encontrado en ninguna de las librerías que frecuento. Leo en español y en inglés. Sigo a algunos autores en Amazon y me envían los lanzamientos de sus libros en versión kindle ni bien salen al mercado.

La simetría de los deseos, de Eshkol Nevo:

Fue un regalo de mi amiga Cristina. Lo encontramos en “Escaramuza” en una tarde helada de otoño,  mientras disfrutaba un carrot cake y un café americano. Tiene todos los elementos de una gran historia: fútbol, promesas y amigos. En una final de mundial de  fútbol, 4 amigos escriben en un papelito  deseos sobre sus vidas, que esperan que se concreten antes del próximo mundial.  Es un viaje de vida, lleno de esperanzas y frustraciones. Se lee fácil y tiene como telón de fondo Israel. "Las chicas van y vienen. Los amigos quedan", solía decirle Irgón Churchill a su amigo, el narrador de esta novela. Es mentira que las chicas pasan y los amigos quedan. La vida tiene su propia agenda. Y más de una mujer ha separado amigos.

Por amor a Judith de Meir Shalev

Este libro lo compré en Puro Verso. Sabía que en kindle me iba a salir más barato, pero algo me hizo comprarlo en papel. No se lee de un tirón. Va y viene en el tiempo, y algunas veces me perdí en el relato. Habla de Israel de los años 50. Fue la época de los pioneros, trata sobre la vida rural.  Los protagonistas de esta historia son  Zeide,  su madre, los tres hombres que la aman y la gente del pueblo. Es una historia con mucho realismo mágico. Tiene comicidad, relaciones personales fuertes cuyos vínculos mezclan el amor con la aceptación de las decisiones de una mujer adelantada para su época.

El mismo mar, de Amos Oz:  es un aparecido en mi biblioteca.  Es uno esos libros robados como dice  la autora uruguaya Ines Bortagaray , al referirse a los libros que nos prestaron y no devolvimos. Si su dueño lee este texto, lo reclama, se lo devuelvo.

Tengo varios otros libros de Amos Oz en mi biblioteca, pero hoy seleccioné este, porque es el primero que leo de él de prosa póetica.

“El sueño se resiste. Ella está al otro lado

sola y desnuda de costado,

Hija mía. Esposa. Tesoro hallado”.

Esto es parte de un texto que se llama “Envuelto en sombras la luz proclama”. Es un encuentro ineludible con un Amos Oz donde el amor, la sensualidad y  las diferentes historias se cruzan para plasmar una lectura llana. Lo recomiendo a pie juntillas.

Gran cabaret de David Grossman:

Lo vi y lo compré.  La traducción la hizo Ana María Berajano y ganó un premio por ella. A través del humor y del stand up el personaje Dovaleh hace un monólogo cuando se encuentra con un juez que fue amigo suyo de la infancia. Por el escenario, pasa la historia de vida del comediante. Concuerdo con la idea de que el  humor ayuda a hablar de los temas más terribles. Me encantó.

Siete años de abundancia de Etgar Keret:

Es mi autor israelí preferido. Tengo muchos de sus libros en mi biblioteca: “Un toque en la puerta”, “La chica sobre la nevera”. Conseguí algunos en la librería El Ateneo de Buenos Aires. Escribe sobre la vida cotidiana con humor negro. Un combo muy seductor.

Siete años de abundancia es su primero libro de no ficción. Lo compré en Amazon.  Es una serie de relatos cortos tragicómicos. Se puede entender mucho más la guerra de Gaza al leer el cuento “Pastrami”  incluido en este libro, que en cualquier diario. Fue publicado en el New Yorker.   Esta historia es un juego que el padre inventa para que su hijo no se asuste al sonar la alarma antimisiles. Se encuentran el padre, la mamá y el niño en la autopista. Detienen el auto y se tiran al piso con el hijo en el medio, con la excusa del juego del “sándwich de pastrami”. Me recordó la película “La vida es bella”. Hacer historias en momentos difíciles es su arte, así como el uso del realismo mágico.

Second Person Singular de Sayed Kashua:   lo compré en Amazon. Conocí este autor en el año 2014, por una larga correspondencia  en el diario Haaretz con Etgar Keret.  Son grandes amigos.  Sayed Kashua es un árabe israelí, que escribe como los dioses. Esta novela me atrapó desde el primer momento. Describe Jerusalem con los ojos de un abogado árabe israelí exitoso,  que maneja un Mercedes Benz. En una tienda de libros usados compra  The Kreutzer sonata de Tolstoy, un libro que su mujer le recomendó. Lo desencadenante de esta historia es la carta de amor en árabe firmada por su esposa escondida en el libro. De ahí se desarrolla una trama con celos y desconfianza.

 

 

 

Janet Rudman
(25 Agosto 2019 , 17:15)

Ultimas Noticias Ver más

Sugiero no apresurarse a organizar despedidas para Netanyahu
Israel

Sugiero no apresurarse a organizar despedidas para Netanyahu

20 Septiembre 2019


La situación actual podría ser el comienzo de su fin, pero este aún puede estar lejos.

Yoseph votando, en Nazaret
Israel

Protagonista: la visión de un singular ciudadano árabe israelí

20 Septiembre 2019


Con Yoseph Haddad, entre la inclusión y la crítica, análisis electoral

Feliz aniversario al Jardín Golda Meir de Casavalle
En comunidad

Feliz aniversario al Jardín Golda Meir de Casavalle

20 Septiembre 2019


Una celebración que toca de cerca a la colectividad judía (Por Escuelas Vinculadas)

Esta página fue generada en 0.3065219 segundos (6303)
2019-09-20T19:16:24-03:00