Mundo Judío

MiSinai

Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 15. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

No. 15
Parashá: KiTetzé
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 13/9 18:16
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

¿QUIÉN NECESITA ANTISEMITAS?

Por Yossy Goldman

Ha sido llamado "el odio más viejo del mundo". Continúa asomando su horrible cabeza en todos los países y continentes. Tanto si se manifiesta como cruda intolerancia de las clases bajas o como sutilezas sarcásticas de la clase alta, el antisemitismo es un hecho de la vida.

Por supuesto que todos deseamos que desaparezca. Hasta tenemos motivos para esperar que después de Auschwitz lo haga. ¿Quién de nosotros no desea sentirse aceptado y apreciado? Pero hay un fuerte argumento que sugiere que, de una manera perversa, el antisemitismo ha sido bueno para los judíos. El filósofo francés Jean Paúl Sartre, lo señala en su libro Antisemita y Judío. Sin los constantes recordatorios y amenazas a nuestra existencia, nosotros, los judíos nos habríamos sumergido en un pacífico y pasivo estado de amnesia nacional. Seguros en nuestras cómodas zonas, habríamos perdido mucho de nuestra identidad única.

La historia registra que bajo regímenes que nos han perseguido, permanecimos firmemente judíos, mientras que bajo formas de gobierno más ilustradas y liberales, adoptamos gradualmente una cultura bienvenida pero dominante, abandonando mucho de lo nuestro.

En los años 70, cuando trabajaba con estudiantes universitarios judíos, luchábamos para romper el muro de fría indiferencia hacia el judaísmo. Era tan frustrante que mis colegas y yo hasta consideramos ir al campus en plena noche para pintar algunas esvásticas en el edificio de la Unión de Estudiantes con la esperanza de que los sacudiera de su apatía. Por supuesto que no lo hicimos, pero confieso que era muy tentador.

Hacia el final de la parashá de esta semana leemos el mandamiento de recordar el ataque sin provocación por parte de la nación de Amalek contra los israelitas cuando éstos abandonaron Egipto. El mandamiento viene en la forma de la palabra zajor, "Recuerda", al comienzo de la sección. Las últimas palabras son lo tishkaj, "no olvides". ¿Para qué necesitamos ambas expresiones? ¿Y qué diferencia hay entre recordar y no olvidar? Seguro que una es superflua.

Los comentaristas sugieren que "recuerda" es un mandamiento para el pueblo judío, mientras que "no olvides" parece ser una predicción, es decir, ¡ellos no te permitirán olvidar! Si alguna vez te deslizas hacia un falso sentido de seguridad y olvidas tu judaísmo, los antisemitas del mundo estarán ahí para recordarte quién eres, "un pueblo que mora solo" (Números 23:9).

Todo tiene un propósito en la creación. No hay nada superfluo en el mundo de D-os. ¿Cuál es el propósito de un antisemita? Justamente eso.  ¡Recordar a los judíos que son judíos!

¿Pero para qué esperar a que los amalequitas del este mundo nos lo recuerden? ¿Queremos o necesitamos sus burlas? Más bien seamos activamente judíos, positivamente judíos y judaicamente positivos. Ustedes pueden cantar la vieja canción en idish de una de dos maneras. Puede ser Oy, es iz gut tzu zein a id ("Oy, es bueno ser judío…") o Oy, es iz shver tzu zein a id ("Oy, es difícil ser judío…"). Hay un millón de buenos motivos, motivos positivos para ser orgullosamente judíos. Si hace sesenta años ser judío significaba una sentencia de muerte, hoy es una sentencia de vida, prometiendo una vida significativa y bendecida. Y cuando decidimos vivir vidas judías orgullosas y comprometidas, hacemos un fascinante descubrimiento; cuando nos respetamos a nosotros mismos, el mundo también nos respeta. Y eso se aplica más allá, desde el individuo judío a la comunidad judía colectiva.

El judaísmo es una bendición, no una carga. Debemos mantenernos firmes con nuestra herencia. Es un distintivo de honor para usar con noble orgullo. Si no sabe por qué, vaya y estudie, pero eso es para otro sermón.

ACOMPAÑAR EL PRIMER PENSAMIENTO POSITIVO DEL DÍA

[Dijo Moshé al pueblo judío:] “Cuida y cumple todo lo que sale de tus labios.” (Devarim 23:24)

De acuerdo con el Código legal judío (el Shuljan Aruj), apenas despertamos en la mañana, nuestras primeras palabras deben ser: “Doy gracias a Ti, Rey viviente y eterno, pues Tú has restituido misericordiosamente mi alma dentro de mí; Tu fidelidad es grande.”

Estas, nuestras primeras palabras al levantarnos, son la expresión de nuestros labios que debemos observar y preservar todo el día. Así, nuestro agradecimiento a D-os influirá en nuestras actitudes y conducta a lo largo de nuestra jornada al infundirles una alegría que afectará a su vez a todos los que se encuentran a nuestro alrededor.

Likutei Sijot, vol. 24, pág. 296

Devarim (Deuteronomio): 21:10 – 25:19

La sexta sección del libro Deuteronomio continúa con el segundo discurso de despedida de Moshé al pueblo judío. Moshé evoca aquí diversos aspectos de la ley judía, comenzando por las leyes que rigen el comportamiento de los soldados judíos cuando salen (teitzéi, en hebreo) a la guerra.

UNA HISTORIA CORTA SOBRE UNA VIDA LARGA

Por Gutman Locks

El hombre estaba totalmente deprimido. Parado a un lado de la calle, hablábamos a través de la ventana de mi auto.

Su esposa lo había dejado. No tenía trabajo. Cada día era una carga, y peor aún, él era una carga para el mundo. En sus propias palabras, era "totalmente inútil".

Intenté animarlo con palabras de esperanza, pero él estaba firme en su creencia. Lo dejé con algún pensamiento optimista, di una vuelta en u y me alejé, feliz de pasar a algo más alegre.

De repente el hombre gritó, "¡Altooooo!". Apreté de golpe los frenos justo en el momento en que pasaba a gran velocidad un camión de mudanza. Y le dije: "Si usted no me hubiera gritado, en este momento estaría muerto. ¡Unos segundos atrás usted se sentía inútil sin propósito en la vida, y ahora ha salvado mi vida! A partir de este momento, cada buena acción que haga también se le acreditará a su cuenta". Su cara se iluminó, mientras los muchos meses de depresión se desvanecían.

Hay un amanecer, incluso las noches más oscuras pasan. Nadie sabe lo que traerá el próximo momento y negar la esperanza es negar el hecho -constantemente demostrado- que, "Esto también pasará."

¿POR QUÉ TIENE ESE GRAN RETRATO DEL REBE EN SU CASA?

Por Aron Moss

Pregunta:

Muchas gracias a usted y a su esposa por la cena de Shabat. Pasamos un rato muy agradable. Quisiera hacerle una pregunta. Me llamó la atención el gran cuadro de su Rebe, el Rabino Schneerson, que usted tiene colgado en la pared. No quiero ser maleducado, pero ¿este tipo de reverencia por un ser humano está bien visto?

Respuesta:

Yo respeto al Rebe, pero no porque haya sido un superhombre. Por el contrario. Era un hombre que recibía cientos de cartas por día y todas las contestaba, daba consejo a los preocupados padres de niños enfermos y a los solteros en busca de compañeros de vida con el mismo amor y atención con que aconsejaba a presidentes y primeros ministros acerca de problemas de estado; tuvo la visión de establecer una red de instituciones en todo el mundo a fin de reconstruir el judaísmo después de la guerra; promovió valores y ética para el mundo no judío: estaba tan familiarizado con los temas científicos como en la sabiduría de la Torá, y en ambos encontraba a D-os; sanaba a los enfermos con sus bendiciones y brindaba respuestas a las preguntas de las personas incluso antes que las formularan; cargó con la responsabilidad del mundo sobre sus hombros, pero encontraba tiempo para cada persona.

Lo que acabo de describir es solamente una muestra de sus cualidades. Pero, por encima de todo esto, lo respeto porque era un ser humano. Para un superhombre no es gran cosa poder hacer todo lo que acabo de relatar. Los superhombres no tienen que hacer un gran esfuerzo para convertirse en héroes. Pero, para un ser humano de carne y hueso es sencillamente asombroso.

Es por eso que tengo el retrato del Rebe en mi pared. Es un recuerdo permanente de lo que puede alcanzar el ser humano y que siempre puede hacer más para mejorar el mundo.

Vi al Rebe una sola vez. Pero es por su influencia que hoy en día soy un judío activo y orgulloso. Sus enseñanzas fueron la inspiración que me hicieron decidir estudiar para ser rabino. ¿Quién sabe que habría sido sin esa motivación? Podría haberme convertido en un artista de trapecio de segunda categoría, o un esforzado asistente de plomero. El solo hecho que le estoy escribiendo estas palabras y que usted las está leyendo es gracias a la visión del Rebe.

De las enseñanzas del Rebe aprendí lo que es D-os. De su vida aprendí lo que pueden llegar a alcanzar los seres humanos.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy.

Ultimas Noticias Ver más

Gerardo Bleier hoy
Entrevistas

Con Gerardo Bleier, el dolor sanador sobre el recuerdo de su padre

13 Octubre 2019


A pocos días de la identificación de los restos de Eduardo Bleier

Talvi en su central de campaña
Entrevistas

Con Ernesto Talvi, adelanto de una amplia entrevista

13 Octubre 2019


Conversando sobre su condición judía, el hogar en el que creció y el compromiso con Israel

Entrevista especial con Luis Lacalle Pou
Entrevistas

Entrevista especial con Luis Lacalle Pou

13 Octubre 2019


“Siento un enorme peso arriba de los hombros. Siento también que lo puedo llevar” Fotos: equipo campaña Lacalle Pou

Esta página fue generada en 0.0476270 segundos (1224)
2019-10-14T02:57:07-03:00