Mundo Judío

Cómo se explota políticamente el odio a los judíos en Alemania

Por Hansjörg Müller, Berlín

Fuente: Neur Bürcher Zeitung

La política alemana estaba sorprendida y consternada. Pero las palabras con las que ella hizo esto parecían curiosamente rutinarias, si no redactadas, como si quienes la pronunciaron no creyeran lo que decían: Annegret Kramp-Karrenbauer, la líder del partido, habló de una "señal de alarma". Los demócratas cristianos, después de que un asesino intentara la semana pasada en Yom Kippur, la fiesta judía más alta, en la ciudad de Halle, en Alemania Oriental, al principio con violencia armada en la sinagoga local y poco después mataron a dos transeúntes. El presidente federal Frank-Walter Steinmeier calificó el acto de "inimaginable".

Solo cinco días antes del ataque, que superó la imaginación de Steinmeier, un hombre en Berlín había trepado la valla de seguridad de la sinagoga en Oranienburger Strasse. A diferencia de Halle, las casas de culto e instituciones judías en Berlín están bajo vigilancia policial constante; el intruso podría sentirse abrumado antes de que pudiera dañar a alguien. Mientras que el asesino von Halle era un alemán de 27 años sin antecedentes migratorios, que afirma haber matado a "tantos antisemitas como sea posible", incluidos preferentemente judíos, Berlín era evidentemente un sirio que, según testigos presenciales, "Allahu Akbar" y "Joder Israel" había llamado.

Sin normalidad en Alemania
El hecho de que las sinagogas necesiten protección policial es un hecho con el que la política y la sociedad en Alemania han llegado a un acuerdo durante mucho tiempo. La normalidad existe para los judíos.Aquí incluso menos que en cualquier otro lugar de Europa, esa es la amarga verdad. Incluso los niños judíos están acostumbrados a tener que ingresar al jardín de infantes o escuela primaria a través de una puerta de seguridad. Por esta razón, ni el ataque de Halle ni el intento de ataque de Berlín deberían haber sorprendido a nadie. Bajo las frases de "atacarnos a todos" tras el asesinato de Halle, al menos algunos políticos también parecían querer enterrar su propia corresponsabilidad: las solicitudes de la comunidad local de más presencia policial habían sido ignoradas en el pasado.

Los políticos alemanes tampoco lograron encontrar las palabras correctas en lo que respecta a la clasificación histórica de los acontecimientos: aquellos que los escucharon podían suponer que el antisemitismo era un fenómeno que desapareció repentinamente de Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial y solo recientemente regresó allí. era. Pero siempre existió, a gran y pequeña escala: la RDA siguió una estricta política antisionista y al mismo tiempo rechazó cualquier responsabilidad histórica por lo que había sucedido antes de 1945 al señalar su carácter "antifascista". En la República Federal de los Judios, el odio vino primero de la derecha y luego de la izquierda. «Los alemanes exigen: judíos fuera» difamaron a dos miembros del partido de extrema derecha del Reich alemán en la víspera de Navidad de 1959 en el muro de la sinagoga de Colonia, que había sido reabierta solo tres meses antes. Su obra encontró imitadores en toda Alemania Occidental.

 
La izquierda y el «Jewknax»
Diez años después, el 9 de noviembre de 1969, guerrilleros urbanos de izquierda depositaron una bomba en un centro comunitario judío en Berlín Occidental, donde se celebró una ceremonia de conmemoración del aniversario de la Kristallnacht. Un fusible de tiempo roto impidió los planes de los terroristas. Palestina es para Alemania y Europa lo que Vietnam es para América, escribió Dieter Kunzelmann, el jefe del grupo, unas semanas más tarde en un folleto. La izquierda alemana aún no entendía eso, porque todavía sufrían de un "Judenknax".


Mientras tanto, también hay un tercer tipo de odio hacia los judíos en Alemania: se basa en los musulmanes. Cualquiera que pregunte en la comunidad judía de Berlín se entera de que las relaciones entre judíos y musulmanes en la ciudad nunca han sido tan malas como lo son hoy. Sin embargo, es menos responsable de los refugiados árabes que han venido a Alemania desde 2015, sino de los musulmanes cuyas familias han vivido en el país durante décadas. Incluso entre turcos y alemanes de origen turco están creciendo el antisemitismo. Esto se debió principalmente a la aguda retórica antiisraelí del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.


En la lucha por el terreno político, los extremistas de derecha y el antisemitismo islamista están cada vez más posicionados uno contra el otro. Así, el odio a los judíos se explota políticamente desde varios ángulos. Cualquiera que habla solo de antisemitismo de derecha está tan equivocado como aquellos que dan la impresión de que solo el odio de izquierda o musulmán hacia los judíos es un problema. Las víctimas evalúan la situación de manera más realista: "Que un nazi cometa tal acto no me sorprendió, pero bien podría haber sido un izquierdista radical o un islamista", dijo Max Privorozki, presidente de la comunidad judía en Halle. El día después del hecho. Era crucial para él que tales actos no fueran evitados por las fuerzas de seguridad.

 
La AfD y los"límites de la palabra"
El hecho de que tantos políticos y comentaristas alemanes hoy quieran ver un "retorno" del antisemitismo tiene que ver con el surgimiento de la alternativa para Alemania (AfD). Ahora se la culpa por el asesinato de Halle. La acusación de sus oponentes de que ella ha pospuesto los "límites de la palabra" y, por lo tanto, allana el camino para la violencia antisemita, tiene que aguantar a la fiesta. Las palabras pueden convertirse en hechos. En el pasado, representantes de la AfD han deplorado un supuesto "culto a la culpa" alemán y expresaron su orgullo por los logros de los soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial., Detrás de todo esto está la demanda de una línea bajo los crímenes nazis. Aunque tales discursos han existido en esta forma u otra similar durante más de setenta años, los principales miembros de una fiesta del Bundestag hablan así, dándoles una nueva calidad.

Sin embargo, el hecho de que el autor de Halle haya sido motivado por la creciente presencia de AfD en los parlamentos y los medios es poco probable: era un solitario que amenazaba con poner fin a su vida profesional y personal como una existencia fallida. Su visión del mundo, aparentemente se mudó de los rincones más oscuros de Internet. Lo que la sociedad considera "predecible" y lo que no, apenas si ha sido decisivo para él, si es que lo sabía.


Entre los partidarios de AfD, las acusaciones a las que su partido ahora está expuesto, ya conducen al surgimiento de teorías de conspiración: por qué el ataque es justo ahora, solo semanas antes de las elecciones estatales en Turingia, se pregunta y sobre una posible corresponsabilidad de la inteligencia alemana o un conspiración izquierda especulada. El hecho de que no haya indicios de tales teorías es poco probable que disuada a quienes quieren creerlo.

Como si los judíos no pudieran ser alemanes
A AfD le gusta presentarse como el último baluarte contra el odio musulmán hacia los judíos, lo cual es particularmente cínico y pérfido en el contexto de lo que hicieron los representantes individuales del partido después del ataque a Halle. ¿Por qué los políticos "merodeaban con velas en mezquitas y sinagogas", donde las dos víctimas eran "un alemán al que le gustaba escuchar música folklórica" ​​y un "bio-alemán", leía un mensaje en Twitter? por AfD miembro del Bundestag Stephan Brandner. No solo se sugirió que los judíos no podían ser alemanes, sino también que el Weltanschauung y la intención autodeclarada del asesino no habían desempeñado ningún papel en sus acciones.


La política alemana ahora se enfrenta a la pregunta de qué consecuencias se derivan de la sangrienta acción de Halle. Se escuchará el llamado a obtener más fondos para la educación política, las casas juveniles, los oficiales antisemitismo y las iniciativas contra el racismo. En principio, no hay nada de malo en eso, pero lo que se necesita sobre todo es un enfoque más sólido por parte del estado de derecho. Esto no solo se refiere a la expansión de la presencia policial, que es justamente exigida por la comunidad judía en Halle. El hombre que superó la valla de seguridad de la sinagoga de Berlín fue liberado unas horas después de su intento de ataque. No amenazó a nadie, dijo el fiscal. Tal decisión no solo es difícil de entender sino también difícil de tolerar.


Puedes seguir al corresponsal alemán Hansjörg Mülle r en Twitter.

Ultimas Noticias Ver más

Un verdadero orgullo
En comunidad

Un verdadero orgullo

11 Diciembre 2019


La llegada, juntos, del Dr. Tabaré Vázquez y el Dr. Luis Lacalle Pou a la asunción del Presidente argentino, fue un uruguayismo ejemplar.

La comisiónn parlamentaria que debatió la ley preparatoria de la disolución (Captura de pantalla del canal 11)
Noticias

Israel va a elecciones

11 Diciembre 2019


La Kneset vota su disolución

La cantidad de billones desaparecidos de la Autoridad Palestina.
Noticias

La cantidad de billones desaparecidos de la Autoridad Palestina.

11 Diciembre 2019


 ( Maurice Hirsch- Palestinian Media Watch) Traducido por Hatzad Hasheni

Esta página fue generada en 0.0728350 segundos (3400)
2019-12-12T11:14:32-03:00