En comunidad

Recordando a Gaby Fleiss y su alegría de escribr libros para niños

Una entrevista sonriente. Como ella.

Esta entrevista con Gabriela (Gaby) Fleiss, la publicamos años atrás. Ella ya lidiaba desde hacía tiempo con su enfermedad, pero no hablaba del tema sino de todo lo que le gustaba hacer y aún quería completar. En su bendita memoria, compartimos nuevamente su testimonio.

Aquí, habla sobre la realización de un sueño que le supuso el publicar su primer libro infantil, "La fiesta sorpresa", tras el cual llegaron cinco más. Es un divertido relato sobre animales de la selva que organizan una fiesta para uno de sus amigos, pasando cada uno al otro un dato equivocado, lo cual no arruina por cierto los planes sino que por el contrario, termina enriqueciendo el resultado.

Leímos el libro durante el largo rato que compartimos con Gaby, y sentimos que iba a la perfección con lo que irradiaba su personalidad apenas se la conocía: buscar el lado bueno de las cosas, apostar a lo positivo, no dejarse llevar por la adversidad y mirar siempre hacia la luz. Eso lo plasmó también en "Bandanimal”, su segundo libro.

La fiesta sorpresa, su primer libro publicado en 2014 por Santillana, fue finalista ese mismo año del Premio Bartolomé Hidalgo y fue seleccionado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de México para formar parte de las bibliotecas escolares. Actualmente La fiesta sorpresa también integra el proyecto Biblioteca solidaria, perteneciente al Programa de Lectura y Escritura en Español (ProLEE) de la ANEP.

Todos sus libros infantiles
Todos sus libros infantiles

 

P: Gaby, uno puede pensar quizás que un libro infantil es algo fácil de escribir..es más corto, de lenguaje más sencillo..pero en realidad, es todo un arte lograr la atención de los niños. ¿Cómo lo hacés?  ¿Te planteás una meta de enseñarles algo o de hacerles pasar bien?

R: Yo creo que cuando uno escribe la historia tiene que tener un sentido y tiene que ser lindo para los niños también. No es que me planteo qué moraleja quiero bajar...

P: No decís “Tengo que ser didáctica”.

R: No. Me parece que esto pasa por  cómo uno se emociona con un libro y cómo se lo va a contar a un niño y puede no tener nada que tenga que ver ni con moraleja ni con nada que haya que enseñar, sino con un sentimiento que se produce.

P: Porque tocás almas..una expresión que le dije una vez al escritor israelí David Grossman, le pregunté que se siente al hacerlo, y le gustó ese encare...Y vos también lo hacés...

R: Es que lo que tiene el tema de escribir para niños es que el feedback es inmediato y es impresionante. En realidad, el feedback es tanto de los padres como de los niños. Cada vez que voy a contar el cuento  a una escuela (esto es parte del trabajo espectacular que hacen en la editorial Santillana para la difusión de los libros), los niños vienen y me abrazan. El otro día una niña me dijo “Te quiero mucho”, “Gracias por venir a contarme el cuento”. O sea, es tan puro. Hoy fui a contarlo a una escuela pública en Lagomar, me hicieron un regalo, un cuadrito en agradecimiento a la escritora por el tiempo dedicado. Y los niños vienen y te abrazan.

Realmente uno se siente como una celebridad porque voy y les cuento un cuento ¡pero ellos lo disfrutan tanto! Sobre todo porque creo que antes capaz que no teníamos la posibilidad de conocer al que estaba del otro lado entonces yo a veces juego con ellos y les digo “Yo sé lo que pasó porque yo escribí el cuento”, por ejemplo en La fiesta sorpresa hay un regalo y yo juego a que ellos adivinen qué es…

P: El choque entre la curiosidad y la necesidad de que ellos mismos imaginen...

R: Claro. Ellos quieren saber y yo nunca les digo porque quiero que usen la imaginación. No les digo qué hay adentro del regalo. " Pero vos tenés que saber porque escribiste el cuento", me dicen. La magia que hay en que la persona que está atrás de la idea está ahí con ellos. Y a veces, lo que pasa también es que los padres me dicen “Hace 25 días que estoy leyendo tu cuento…”..

P: Genial..Me imagino las caras...

R: Claro..Pero eso es lo que tienen que entender los padres y que yo siempre les digo “Si el niño pide léanselo hasta el cansancio. El niño sólo va a decidir ‘Ahora no quiero más, quiero otro’”. Los padres a veces dicen “Pero ya lo leí, ya lo sabés de memoria”..

P: Y esa es justamente la gracia…

R: Claro..esa es la seguridad, eso es lo que al niño le genera placer. Aprender… Lo repiten, saben lo que va a pasar, se sienten seguros, les encanta. Los padres me joroban y me dicen “¿Cuándo vas a sacar el próximo?”. Eso es espectacular, porque me mandan fotos de los niños hojeando los libros. El feedback ese es inmediato. Eso es lo que tiene trabajar para niños, cuando se los vas a contar te devuelven enseguida y después los padres también… Es espectacular.

 

P: Aunque hoy es la primera vez que te veo- habiendo ya oído por cierto muchas cosas lindas de vos- te diré que irradiás una fuerza muy linda..Así que te imagino a vos en la clase con los nenes, como una más, disfrutando con ellos...

R: Me encanta...y te diré que yo lo cuento  desde un lugar que también es lúdico, entonces juego con ellos, los hago participar a los niños. Y como son niños chicos - trabajo con niños a veces de tres hasta siete años- todos quieren participar y todos están dispuestos de una manera buenísima al juego. A que el cuento también sea un juego para ellos.

P: ¿Te pasa que a raíz de los comentarios o preguntas de ellos aprendés algo sobre tu cuento que no sabías?

R: Sí, me pasa . Me pasa que me hacen comentarios muy graciosos muchas veces.

A veces me pasa que cuando trabajo con niños muy chicos, que es lo más difícil, a veces levantan la mano y dicen “Mi mamá también se llama Gabriela”, y “Yo vi un camaleón una vez en…”, pero a veces pasa que te dicen cosas que te sorprenden acerca de las fiestas sorpresas. O que ellos una vez tuvieron una y que fue maravillosa entonces uno dice “Qué bueno”, estas cosas que te van diciendo de cómo ellos viven una cosa que nunca había pensado que un niño pueda vivir así una fiesta sorpresa que le preparan a un familiar . O que ven algo, o que descubren una cosa que el dibujante puso… 

Transmitiendo historias y amor a los niños en distintas escuelas del país
Transmitiendo historias y amor a los niños de distintas escuelas del país, aquí en una Feria del Libro

 

ESCRITORA MAMÁ

Gaby y su hijo Uriel, su primer y principal lector
Gaby y su hijo Uriel, su primer y principal lector

 

P: Vos tenés a Uriel, tu hijo. ¿En qué medida incide en tu escritura el ser mamá?

R: Te diría que en mi escritura infantil en todo.

P: ¿Lo podés tomar como "ratón de laboratorio" a Uriel?

R: Sí, mirá que él se bancó también que yo le leyera los cuentos en Word, sin ilustraciones, ¡y no es fácil!

P: No puedo creer...¿Y qué entendía Uriel de eso?

R: Yo me daba cuenta cuando algo funcionaba.  Yo hice, durante mucho tiempo, un taller de literatura con Roberto Appratto, que es para adultos, y de hecho hasta el día de hoy tenemos un grupo, aunque es más de encuentro…Pero hoy en día mi proyecto es la literatura infantil. ¿De dónde surge? Surge de leerle a mi hijo. De leerle y darme cuenta de que yo tenía ideas que me parecía que estaban buenas. Y darme cuenta qué funciona, qué no funciona, cuándo un niño disfruta de un cuento, cuándo se ríe, cuándo hay algo que lo hace amar la literatura. Me he encontrado con libros maravillosos leyéndole a él, y me he encontrado con libros que no me gustaron tanto, y ahí fue como he  encontrado que yo tengo cosas para decir. Entonces él es mi ratón de laboratorio, pero además es la persona que me hizo acercarme y volverme a convertir en una lectora de cuentos infantiles y ahí darme cuenta que es un mundo que hoy en día es el que estoy explorando y es el que quiero seguir explorando porque además de escribir ,me llena mucho.

P: O sea que te llena también lo que viene después de escribir..

R: Todo, ir a contarlo cada vez es una experiencia que cada una de las veces te llena el alma.

P: Gaby, me hizo mucha gracia lo que dijiste antes, que le leías los cuentos en word..o sea, sin dibujos siquiera.. el cuento puro, sin "pinta" de libro siquiera... ¿Qué entendía Uriel?

R: “¿Qué es esto?” Claro, porque yo le contaba “Mirá, lo escribí yo”, y se lo leí a él y a mi sobri, y después se lo mandaba a mis amigas también, que también son madres para que lo leyeran. ¡Hay que bancarme! Pero la verdad que a las madres les gustaba...

P: Pero ¿qué le dijiste? “Uriel, preciso que me ayudes”.

R: “Uri, escribí este cuento y quiero que lo escuches”. Hoy en día me dice “Quiero que vengas a mi escuela”, todo como orgulloso. Y yo me daba cuenta si le gustaba o no le gustaba algo. Cuándo se reía. Pero no era fácil porque él está acostumbrado a todo libro-álbum, entonces yo aparecía con una hoja de Word y decía “Voy a leer algo”, y él me decía “¿Cómo?” . Pero a pesar de todo soy la madre y me hacía la gauchada. Y me decía por ejemplo “Este me gustó más que el otro”, “A mí el que más me gusta es…”, y yo a veces trataba de mejorarlos. “¿Y te gustaría que haya otro animal?”, le podía hacer preguntas así. Y bueno, en realidad el primer cuento de todos los que escribí es “Bandanimal”.

P: El que salió como segundo.

R: El que salió como segundo. Porque en ese momento cuando yo lo escribí Uriel era muy chiquito y le gustaban muchísimo los animales y muchísimo la música.

P: Eso te iba a preguntar, si es todo con animales.

R: Es todo con animales y hay un león que quiere formar una banda de animales. Y mi hijo tenía la batería, que toca muy lindo,  y le gustaba el hipopótamo, entonces dije “Bueno, tengo que tener un cuento que tenga un hipopótamo baterista”. Después vemos qué pasa.

 

RECORRIENDO URUGUAY

P: Habrás estado con niños de entornos muy distintos ¿Hasta dónde llegaste?

R: El año pasado fui a una feria en San José, fui a Rocha, fuimos a contarlo a Punta del Este..Lamentablemente la feria de Rivera se suspendió, lo cual me dio una pena especial porque mi mamá es de Rivera..En Rocha llovió tanto que en vez de que los niños vinieran a la feria, fuimos hasta las escuelas. Y me juntaron niños de 1º a 6º de escuela. Y era hermoso sentir el agradecimiento de los niños por el hecho de que vas, de que fuiste hasta allá. En Montevideo no siempre recibís esas respuestas...

Allá estaban realmente contentos..

P: ¿Dirías que te encontrás con distintos Uruguay al hacer esas visitas?

R: Es difícil de decir pero creo que cuando vas al interior te encontrás con gente muy agradecida de que vayas, están con la expectativa y no viene gente todo el tiempo.

P: Eso no tiene que ver con la situación económica sino con el vínculo con la gran actividad.

R: Claro. Fui a escuelas públicas, a veces voy a privadas, y en algunas privadas también me reciben divino y trabajan con el cuento. Me han recibido con dibujos que hacen los niños sobre el cuento que ya trabajaron. Pero es verdad de que hay diferentes vivencias de los niños y creo que es duro, no sé… A veces los niños que van a escuelas privadas, o que tienen mucho estímulo, a veces no lo reciben de la misma manera que un niño que no tiene tanto . Capaz que no es lo más feliz de decir… pero creo que esa diferencias pueden incidir en el respeto que un niño tenga por las cosas..Y conocer a un escritor le parece alucinante.

Pero está claro que también en escuelas privadas me pasan cosas hermosas. La verdad que en todos lados, también en escuelas privadas, me ha pasado que me dicen:  “Yo quiero ser escritora cuando sea grande”. Me pasa de todo. Pero es indudable que en  las escuelas públicas a las que he ido, he sentido que me reciben con un cariño muy especial...

P: Muy auténtico, espontáneo.

R: Sí, te abrazan… Los niños tienen eso.  Pero debo reconocer que no hay que generalizar..Estas son unas primeras impresiones en base a lo que ya he recorrido y quizás hay en todos lados gente con mucho y poco estímulo. Pero en todos lados me encuentro con abrazos, en todos lados me encuentro con gente que te agradece.

 

EL ÉXITO

P: Gaby ¿qué significará que en unos años digas “Soy una escritora exitosa”? Quizás ya lo sentís…

R: Eso es un sueño.

P: No me digas que no lo sentís ya. ¿Sentís que sos buena?

R: Sí, siento que soy buena porque… Que me hayan publicado un libro atrás del otro me mostró algo. Es difícil decirlo pero la verdad es que el mercado uruguayo no es fácil, hay mucho autor reconocido que se vende solo. Y el éxito que tuvo “La fiesta sorpresa” y que me hayan publicado otro, y que también le está yendo bien, algo me dice.

P: ¿Puede un escritor en Uruguay mantenerse de su obra?

R: Puede pero tiene que tener muchos libros en la vuelta. Sea como sea, te diré que siento que me ha ido bien, y ser una escritora que sigue publicando, para mí es muy importante. Además, al publicar mi primer libro, cumplí un sueño. Esa es  la verdad.

Ana Jerozolimski
(31 Octubre 2019 , 04:36)

Ultimas Noticias Ver más

Beni Gantz (Foto:El´ad Malka)
Israel

Beni Gantz no logró formar gobierno. ¿Y ahora qué?

20 Noviembre 2019


Una guía para una situación sin precedentes en la política israelí

Dictadura y Democracia
Mundo Judío

Dictadura y Democracia

20 Noviembre 2019


Fuente: elespectador Por Marcos Peckel

Una vista del asentamiento de Ofra (Foto: Ariel Jerozolimski)
Israel

Legalidad de los asentamientos en Judea y Samaria

20 Noviembre 2019


Por David Mandel- (publicado en su página de Facebook)

Esta página fue generada en 0.0785689 segundos (2061)
2019-11-21T06:44:19-03:00