Entrevistas

La Celeste, la pasión y la identidad judía, en entrevista conjunta con Gorzy y Sonsol

Anécdotas, recuerdos y emociones

Está claro que no precisan presentación, ni en la sociedad en general ni en la colectividad judía uruguaya. El galardonado periodista de televisión y radio Alberto Sonsol del Canal 10,  y Sergio Gorzy-ahora en el 4-que anda con la selección con su “Cámara Celeste”, por el mundo, compartieron una hora de su escaso tiempo con nuestro micrófono.

Gorzy estará cubriendo in situ también el amistoso entre Uruguay y Argentina en Tel Aviv. Pero en  el momento de nuestro encuentro, aún no había plena certeza que el partido se llevase a cabo y por ende, no fue el tema de la entrevista. En el interín se confirmó y Sergio Gorzy, este viernes, nos dijo categóricamente que el partido se jugará.

Este es un resumen de la entrevista sobre otros temas de su periodismo deportivo, su identidad judía y su pasión Celeste.

 

P: Muchachos, me alegra muchísimo estar con ustedes, sin duda los periodistas deportivos más identificados claramente como judíos uruguayos. Para ustedes y para mí, eso es lo más natural, pero no es tan obvio para todos. ¿Cómo viven ante el público, ante las reacciones de la gente, la condición de uruguayos judíos?

Sonsol: Con la más absoluta naturalidad porque es lo que soy. Y para mí, desde la autenticidad, vale todo. Me costaría mucho decir al aire algo que no soy.  Ahora, de lo que soy, que nací en Palermo, que soy hincha de Atenas, que soy hincha de Peñarol, que soy judío, que fui al Yavne… ¿Qué problema tengo, si es verdad? Creo que tanto Sergio como yo ya traspusimos una barrera. La gente ya sabe y ta… Vos me decís “¿Alguna vez te gritan algo?” .Y sí. Pero me gritaban antes también, cuando no existía en el mundo del periodismo. Porque es parte, lamentablemente, del ser judío. Pero yo no lo tomo ni como una carga ni como un peso, es más, con absoluta naturalidad. Y te diría que en líneas generales siento hasta que es una manera también de defender el judaísmo.El tema de Israel es aparte.

Gorzy: Yo tengo algunos matices con Alberto. Creo que él fue mucho más activo en su juventud en lo que tiene que ver con el trabajo comunitario en la colectividad. Él en Macabi era alguien importante…

P: Yo lo recuerdo cantando “Goliat” en el Festival de la Canción en Macabi. Eras super pintón.

Gorzy: Cuando yo iba a la NCI, hoy Jazit, me acuerdo de Alberto porque para mí Macabi era Alberto Sonsol y después venía el resto. ¡Claro! Era líder. En nuestra niñez y juventud, de repente Alberto era mucho más activo. Y yo era un desastre. Yo llegué a Jazit tarde porque coincidían los horarios con los partidos de fútbol. Y yo como hincha, era una época de mi vida en que, si yo no iba a ver a Peñarol, -aunque la verdad es que a Nacional también lo iba a ver- sentía como el síndrome de abstinencia. Es decir, me sentía mal. Entonces muchas veces no podía ir a la peulá, a la actividad de la tarde, porque me perdía el partido. ¡Era una locura! Hice cosas increíbles para que no me echen de Jazit. Cuando se empezaron a correr para más de noche, entonces ahí podía ir.

Sonsol: Claro, las actividades de los bogrim

P: Las capas mayores en el movimiento…aclaremos para el que no conoce los términos.

Gorzy:  Exactamente. Pero de grande y más en los últimos tiempos, cuando fui nombrado Presidente del Comité Central Israelita (CCIU) me involucré más. Entonces yo ahí tengo un matiz con Alberto que es que a mí sí me involucra el tema del Estado de Israel ya que como organización política, que se define como sionista, toca a menudo el tema.

P: El Comité Central es una institución uruguaya, representante oficial de la colectividad judía, y toma una postura en defensa de Israel como Estado judío.

Gorzy:  Una postura clara.

Sonsol: Yo lo que quiero dejar en claro es que me parece que es muy difícil separar el judaísmo de Israel. Pero no es imposible. O sea, yo vivo en Uruguay, soy uruguayo, orgullosamente uruguayo, y orgullosamente judío. Ya tuve mi experiencia en Israel, tenemos con Sergio la misma edad y, por diferentes motivos que no vienen al caso, encontré mi nicho acá. Y bueno, hoy es esta realidad que vivo. Tengo todo lo mejor que se puede sentir por Israel, sé que lo tengo.

P: A menudo al hablar de identidad judía, sale enseguida el tema del antisemitismo. Pero ese no puede ser el único vínculo.

Sonsol: Claro que no. Podemos decir por micrófono “Hoy no vengo porque es Rosh Hashana, hoy no lo trabajo por Iom kipur”. A mí me tocó el día de Iom kipur, Tenfield me puso en la inauguración del campeonato de básquetbol en el Antel Arena.

P: Es es mucho prestigio

Sonsol:  Eso es todo. Y les dije “Muchachos, Día del Perdón”. A la noche siguiente,  cuando terminaba, había fútbol y yo trabajé. Pero la primera noche, cuando empezó, dije “No trabajo, sáquenme”. Y te respetan eso.

Los primeros hinchas

Muy común...un saludo, un comentario y ¿puedp sacarme una foto contigo?
Muy común...un saludo, un comentario y ¿puedp sacarme una foto contigo?

 

P: Por un lado hablamos de antisemitismo y por otro-y creo que es lo central- ambos son símbolos del periodismo deportivo uruguayo. O  sea, yo sé que vos Sergio vas por la calle en la época del mundial y te dicen “¡Vamo’ arriba Uruguay!”. ¿Cómo viven esta situación?

Sonsol: Lógico. Y juegan Uruguay-Israel e hincho por Uruguay.

Gorzy: Yo también.

Sonsol: Hay algunas cabezas que piensan “Ah, no. Como son judíos hinchan por Israel”.

Gorzy: No tengo la más mínima duda por quién hinchar. Yo grité los dos goles de Uruguay contra Israel en el mundial de 1970, de Mujica y Maneiro, y al otro día en la Escuela Integral llenamos toda la clase con las fotos que salieron en colores en los diarios con los dos goles, sólo para molestar a la maestra  de hebreo.

Sonsol:  Te voy a decir una cosa: los judíos uruguayos que viven en Israel, te lo firmo…

Gorzy: …hinchan por Uruguay.

Sonsol: Pero no tengas dudas. Juegan Israel-Uruguay, olvídate. Pero te digo más, cuando jugó Uruguay-Jordania por la clasificación. Fue una locura, los uruguayos en Israel estaban todos desesperados por ir. Cuando fueron al mundial de Rusia, eran varias horas de vuelo desde Tel Aviv, y viajaron para seguir a la Celeste.

Gorzy: Hay vuelos directos de Tel Aviv a Ekaterimburgo e iban directo, llenos de uruguayos. Y estoy seguro que si juega Israel con Rusia no van.

Y si hay una eliminatoria Uruguay-Israel van a hinchar por Uruguay. Estoy seguro.

Sonsol: Pero si conectamos todo esto con el por qué de tal o cual comentario negativo, por antisemismo, te diré que hace miles de años convivimos con eso. La cosa es cómo nos plantamos ante el ataque.

P: Lo central es tener clara la identidad.

Sonsol: Yo les dije a mis hijos: “El Día del Perdón es el único día que les pido una hora. Una hora por año. Si no me pueden dan una hora por año para ir al templo, por respeto a los abuelos, a mis padres, no sirven para nada ninguno de los tres”.

P: Leí que lo contaste en Montevideo Portal.

Sonsol: Y para mí, esa hora es un montón.

Gorzy: Justo se da que como él es sefaradí y yo ashkenazi ahora me estoy dando cuenta que la historia familiar de él viene más por el lado de la expulsión de los judíos de España y la mía por el levantamiento del Gueto de Varsovia. Yo voy por lo general a los actos que hace el Zhitlovsky. Curiosidades de la colectividad uruguaya…Yo asumí como Presidente del Comité Central en abril del 2014 y a poco tiempo fue el aniversario del levantamiento, que es siempre el tema central del acto del Zhitlovsky.

Fue mi primer acto oficial al que fui invitado como presidente. El Zhitlovsky no pertenecía al Comité Central porque no se define como sionista, pero el hecho es que  yo llegué ahí y estaba la bandera de Israel, la bandera de Uruguay y la bandera partisana arriba del escenario, y el acto comenzó con el Hatikva, que lo cantaron todos, con el himno uruguayo y con el himno partisano.

P: Muy fuerte.

Sonsol: La forma de vivir la identidad es muy personal. Yo tengo familiares que van al shil (sinagoga) a rezer todos los viernes, tengo algún caso que reza todas las mañanas. Entonces respeto todo pero es tan personal que yo no me siento capaz ni de alabarlos, ni de criticarlos ni de nada. Loco, lo sentís así, vive tu vida.

 

Uruguay y el fútbol

P: Uno puede defender al país de muchas formas, pero me parece muy especial hacerlo desde el deporte porque es algo que toca los corazones de mucha gente ¿no?

Sonsol: El fútbol acá es muy fuerte. Pero no hay ninguna expresión –está estudiando te diría- cultural que una más a todos los uruguayos que la selección. Ni te digo andando bien, como ha sido este ciclo…

Gorzy: Cuando uno dice “la selección”, ni siquiera aclara. En Israel, vos tenés que aclarar de qué deporte te estás refiriendo. En cualquier país del mundo casi, incluso en Brasil y Argentina, porque tienen campeones de rugby, volley, básquetbol. En Uruguay, que eso también tiene que ver con el exitismo también, porque es el deporte que competimos a nivel mundial muy bien. Entonces con decir “la selección”, alcanza. En realidad, acá decís la palabra “Uruguay”… Si preguntan, ¿cómo está Uruguay? Quiere decir ¿cómo está la selección uruguaya de fútbol? Se llama Uruguay. Vos decís “¿Cómo está Argentina?”, te van a hablar del dólar. Vos decís “¿Cómo está Brasil?”, te podrán hablar del del carnaval, ¿qué sé yo? Acá preguntás ¿cómo está Uruguay? Y te dicen “Tenemos buen cuadro, tenemos buen equipo”.

 

Algún recuerdo especial

P: Pueden elegir alguna vivencia especial relacionada a la Celeste, que valga la pena destacar?

Gorzy: El 14 de julio, que es mi cumpleaños, del año 1970, que yo no estaba, tres partidos después de Uruguay-Israel, que le pusimos las fotos, jugamos contra la Unión Soviética y ganamos 1 a 0 con el famoso gol de Espárrago en el último minuto y nos metimos en los cuatro mejores del mundo. Eso para mí fue una gran emoción y yo estaba en mi casa y no lo televisaban, se televisaba en diferido y perdimos la televisación, porque salimos a 18 de julio a festejar. Ni siquiera lo pudimos ver porque estábamos festejando. Y lo escuchábamos por radio. Pero después, comparable con eso, por ejemplo, la picada del “Loco” Abreu contra Ghana creo que fue insuperable. En Sudáfrica. Porque fue de vuelta vivir aquello, nos metió de vuelta entre los cuatro mejores del mundo que para Uruguay es un objetivo interesantísimo.

P: ¡Y cómo se recibió a la delegación aunque salió cuarta!

Gorzy:  Claro. Y también me tocó, tuve el orgullo de ser el maestro de ceremonia en el Palacio Legislativo cuando el presidente Mujica y el vicepresidente Astori entregaron las medallas a los jugadores y había 500 mil personas y yo estaba en el estrado, arriba, arengando a las 500 mil personas.

P: ¿Qué  fuerte! No sabía eso.

Gorzy: Durante varias horas. Y yo era el que llamé jugador por jugador. Cuando el “Maestro” dijo “El camino es la recompensa” yo fui el que le entregó el micrófono. Él lo dijo en ese momento, yo estaba al lado de él. Y bueno, estaban Mujica y Astori, que eran presidente y vice, entregando las medallas. ¡500 mil personas! Fue un infierno eso.

Sonsol:  A mí, por ejemplo, te voy a contar dos cosas. Hablando de fútbol, ¿no? Y los uruguayos. “Maracaná” es una palabra…. Yo, como digo a veces, “antes de decir ‘mamá’, acá aprendemos a decir ‘Maracaná’”. Y a mí me tocó relatar un gol uruguayo en Maracaná en el arco de Gigghia. Y me pasó algo increíble porque mientras lo relataba sentía una cosa especial. Porque no es un gol más. Cualquier uruguayo que va a Río quiere aunque sea, aunque no haya partido, quiere ir a Maracaná.

Gorzy:  Y lo primero que preguntás a los que te llevan es: ¿cuál es el arco? El arco el gol. Y  los que hemos podido estar adentro de la cancha lo primero que hacemos es ir hasta ahí y pedirle a alguien que te saque una foto al lado del palo donde entró la pelota. Es como estar en el Kotel para mí.

Sonsol: ¿Te acordás el piquito del “Chino” (Recoba) con Darío Silva? Que hace el gol Darío…

Gorzy: Sí, yo estaba ese día. En el palco.

Sonnsol:  Para un uruguayo, relator, decir “Gol uruguayo en Maracaná”…

Gorzy:  Y no ganamos porque nos inventaron un penal en la hora. Hasta el día de hoy me duele.

Sonsol:  ¿Te acordás? Y después me pasan dos cosas más que yo las tomo como… Las cuelgo en la pared. Yo relaté a Uruguay campeón de América en fútbol y campeón de América en básquetbol, fuera del país. No sabés lo que es. Porque la de Argentina fue… No quedó nadie acá. Jugamos la final de América en Buenos Aires.

Gorzy:  Llenamos la cancha de River.

Sonsol:  Imaginate, ¡no quedó nadie! Pero después ganamos un campeonato de básquetbol en Venezuela que fue maravilloso. Más lejos, no tanta gente, aparte el básquetbol es mucho más… Sos parte de la delegación en el básquetbol, en el fútbol es más frío en eso, ¿entendés? Vos en el básquetbol estás con los jugadores en las habitaciones. No, no, ¡fue una cosa de locos!

Y la otra que me tocó vivir, rara, o por lo menos los que entienden me dicen que nunca pasó, que yo como relator relaté a mi hijo en un partido oficial de Primera División. Mi hijo jugó al fútbol… mal, chiquito, no importa, ¡pero jugó! Y en un partido Nacional-Cerrito, él jugaba en Cerrito y yo lo relaté. Entonces son de las cosas que me acuerdo… Me acuerdo dos cosas. Kesman, que supuestamente, radialmente, es el que…

Gorzy:  El relator más importante del momento.

Sonsol:  Me dijo “Hoy la audiencia es toda tuya”. Y después pasaron dos cosas muy curiosas: vino mucha gente a saludarme a la cabina pero tengo dos nombres muy marcados que vinieron. Uno fue (Ricardo) Alarcón, que era el presidente de Nacional, y el otro fue Danilo Astori, que eran hinchas de Nacional…

Gorzy:  Que era vicepresidente de la República en ese momento.

Sonsol:  Gran hincha de Nacional y me dijo “Sonsol, hoy lo que va a vivir usted no tiene nombre”. Ojo, ¡6 a 1 ganó Nacional! ¿Te imaginás?

Gorzy:  Salió un artículo en la revista de la Conmebol sobre ese tema.

Y así como me tocó esa entrega de medallas en el Palacio Legislativo, después que ganamos esa Copa América, y creo que Alberto todavía estaba transmitiendo desde allá, yo me vine –no con la delegación- había uno al lado del otro, salimos en dos chárters, de la llegada. Yo fui el maestro de ceremonia en el Estadio Centenario, que estaba el estadio repleto. Estuvo horas repleto esperando que llegue la selección desde Buenos Aires y diera la vuelta olímpica en el estadio… Fijate vos, sólo para que entiendas, porque no todo el mundo tiene por qué saber: Uruguay en el 2011 ganó su Copa América número 15. Todavía hoy… 15 Uruguay, 14 Argentina y recién ahora Brasil llegó a nueve. En aquel momento tenía ocho. Sólo para que te hagas una idea de lo que eso fue.

 

Colegas, sin competencia

P: Cada uno de ustedes está en otro noticiero..y mencionaron a Alberto que está en el 12. ¿Hay competencia?

Sonsol: ¿Con Sergio? No

Gorzy: Cero. Entre los informativos sí la hay.

Sonsol: Él trata de hacer lo mejor para el de él y yo para el mío. Sergio está en el 4, yo estoy en el 10 y Kesman está en el 12… O sea, te faltan siete para un “minián” (A.J: el mínimo de diez hombres judíos para poder rezar en comunidad).

Ana Jerozolimski
(01 Noviembre 2019 , 12:22)

Ultimas Noticias Ver más

La realidad israelí, sin intermediarios, contada por un parlamentario de España
Entrevistas

La realidad israelí, sin intermediarios, contada por un parlamentario de España

10 Diciembre 2019


Miembro de "Aliados de Israel", el legislador y ex ministro José Ignacio Echániz, del Partido Popular, nos cuenta su verdad

Los cristianos israelíes se preparan para Navidad
Israel

Los cristianos israelíes se preparan para Navidad

10 Diciembre 2019


En ceremonia aramea en la Galilea, encienden el árbol, acompañados por vecinos judíos

Israel y la Venezuela de Juan Guaidó, contra el terrorismo
Entrevistas

Israel y la Venezuela de Juan Guaidó, contra el terrorismo

09 Diciembre 2019


Lo afirma el Canciller Julio Borges, nombrado por Guaidó, de visita en Israel

Esta página fue generada en 0.0703139 segundos (6212)
2019-12-10T21:54:31-03:00