Israel

Cáncer de mama: Mammaprint reduce la quimioterapia innecesaria

Fuente: walla.co.il

Según el Ministerio de Salud, el cáncer de seno es el tipo más común de cáncer en  mujeres en Israel, con alrededor del 31 por ciento de todos los cánceres en mujeres en Israel. En la mayoría de los casos en que a una mujer se le diagnostica cáncer de seno, la enfermedad es definitivamente curable mediante resección parcial o completa, radioterapia, terapia hormonal o biológica y / o quimioterapia. Estos medicamentos ayudan a combatir la metástasis y reducen la posibilidad de que el cáncer regrese.

La quimioterapia, a pesar de su gran efectividad en la lucha contra la metástasis y los tumores, puede ser bastante devastadora para otros sistemas del cuerpo. Esto se debe a que el tratamiento no solo elimina las células cancerosas, sino que también debilita el sistema inmunitario, puede causar pérdida de cabello, dañar la piel y las uñas y también dañar otros sistemas del cuerpo. Por lo tanto, los médicos prefieren naturalmente reducir la quimioterapia para los pacientes que no la necesitan, pero hasta los últimos años, los expertos han tenido problemas para determinar exactamente cuándo se puede evitar la quimioterapia agresiva.

Para ayudar a los equipos médicos a adaptar mejor el tratamiento del cáncer de seno, es necesario comprender cuál es la probabilidad de que el tumor regrese en la etapa postoperatoria al bulto canceroso. Una nueva prueba de recurrencia del cáncer de seno llamada MammaPrint ayuda a hacer esto de una manera bastante efectiva y avanzada.

Memprint es en realidad una prueba genómica para el crecimiento en sí mismo, que examina 70 genes diferentes y predice si una mujer está en "alto riesgo" o "bajo riesgo" de desarrollar metástasis en áreas distantes del cuerpo. La prueba divide a las mujeres en dos grupos principales: aquellas con mayor riesgo de recurrencia dentro de los cinco años y aquellas con bajo riesgo de recurrencia durante este tiempo. Después de la prueba, los médicos pueden recomendar la quimioterapia solo a las mujeres con mayor riesgo, evitando así los efectos secundarios complejos para aquellas que no la necesitan.

Hasta ahora, los médicos solían evaluar el riesgo de recurrencia con base en datosclínicos y patológicos en lugar de un examen genómico completo del tumor, pero de acuerdo con dicho diagnóstico, muchas mujeres que se definieron clínicamente como de alto riesgo de recurrencia en realidad no necesitaban quimioterapia y las recibieron innecesariamente.

Un estudio clínico a gran escala de 2016 siguió a unas 6,700 mujeres y examinó qué pacientes podrían no recibir tratamiento. Sus resultados mostraron que las pacientes con cáncer de mama, que se clasificaron como de alto riesgo clínico de desarrollo metastásico y recurrencia de acuerdo con características comunes (aproximadamente la mitad de las mujeres tenían 1-3 ganglios linfáticos mixtos), fueron diagnosticadas con un murineur como bajo riesgo genómico de recurrencia.

Los investigadores encontraron que en este grupo de mujeres, independientemente de que recibieran quimioterapia o no, su riesgo de recurrencia era muy bajo (solo alrededor del 5 por ciento). En otras palabras, los resultados de la prueba  han salvado a muchas mujeres, 46 por ciento de los propietarios de alto riesgo clínico, la necesidad de quimioterapia, así como el sufrimiento y el riesgo de efectos secundarios existentes. O, en otras palabras, aproximadamente la mitad de las mujeres que tienen un alto riesgo de recurrencia en función de sus características clínicas y patológicas no necesitarán quimioterapia, gracias al resultado de una prueba de Mammaprint.


También hay casos en los que las mujeres son diagnosticadas con datos clínicos y patológicos de bajo riesgo de recurrencia, por lo que los tratamientos de quimioterapia no parecen ser necesarios. Sin embargo, incluso en tales casos, hay mujeres que están en alto riesgo y los médicos ni siquiera lo saben. Los primeros ensayos clínicos muestran esta técnica también ayuda en estas situaciones, para identificar casos en los que existe un riesgo de recurrencia, que está oculto al personal médico.

Esta importante prueba fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) e incluida en las principales pautas internacionales de tratamiento del cáncer de mama, incluso para pacientes con 1-3 glándulas mixtas, con el mayor nivel de evidencia.

Hoy ya lo usa el personal médico en los institutos de tratamiento del cáncer de seno en Israel. Gracias a su efectividad para adaptar el tratamiento más preciso a los enfermos, la mayoría de los fondos de salud israelíes también lo financian para sus asegurados con el objetivo de salvar el sufrimiento innecesario y los tratamientos complejos para aquellos que no los necesitan.

 

Ultimas Noticias Ver más

Beni Gantz (Foto:El´ad Malka)
Israel

Beni Gantz no logró formar gobierno. ¿Y ahora qué?

20 Noviembre 2019


Una guía para una situación sin precedentes en la política israelí

Dictadura y Democracia
Mundo Judío

Dictadura y Democracia

20 Noviembre 2019


Fuente: elespectador Por Marcos Peckel

Una vista del asentamiento de Ofra (Foto: Ariel Jerozolimski)
Israel

Legalidad de los asentamientos en Judea y Samaria

20 Noviembre 2019


Por David Mandel- (publicado en su página de Facebook)

Esta página fue generada en 0.3077919 segundos (1419)
2019-11-21T05:31:29-03:00