Israel atacó decenas de blancos de Irán en territorio sirio, así como de las fuerzas armadas sirias, en respuesta al disparo de cohetes el martes de madrugada desde Siria hacia territorio israelí. "Dije que llegaríamos a todo aquel que nos ataca", aclaró Netanhyahu.             

Mundo Judío

MiSinai

Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 23. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

No. 23
Lej Lejá
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 8/11 19:03
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

VERDADERA EDUCACIÓN

"Ojalá Ishmael viviese frente a ti" (Bereshit 17:18).

Ante la noticia de que tendría un hijo de su mujer Sara, Abraham le pregunta a D-os para qué necesita otro hijo, si ya tiene a Ishmael, hijo de Hagar. ¿Cuál es la diferencia entre Ishmael e Itzjak?

Abraham tenía 86 años cuando tuvo a Ishmael. Durante muchos años había servido a D-os superando numerosas pruebas. Se sobreentiende que Abraham sabía lo que debía esperar de un niño judío. Cuando le pidió a D-os que Ishmael sea su descendencia, lo que quiso decir fue que siga su camino, de acuerdo a como Abraham entendía el camino de D-os. Sin embargo, D-os le contesta que su verdadera descendencia será de Itzjak.

No es difícil encontrar razones por las cuales Abraham consideraba que era suficiente con Ishmael, ya que, nos cuentan nuestros sabios, que Hagar, la madre de Ishmael, era una mujer excepcional, al punto que sus acciones eran apropiadas para ser llevadas a cabo en el Gran Templo de Jerusalén, además de ser hija del rey de Egipto, una de las naciones más poderosas de la tierra en aquella época, y haber sacrificado todos los privilegios de una princesa para ser sirvienta en la casa de Sara. Resulta difícil entonces, entender por qué Itzjak debía ser la descendencia de Abraham y no Ishmael.

La diferencias básicas entre Ishmael e Itzjak son dos: 1) Ishmael nació en forma natural, mientras que Itzjak nació en forma milagrosa. Según las leyes de la naturaleza era imposible que Itzjak nazca en la vejez de Abraham y Sara. 2) El precepto de Brit Milá, circuncisión. Ishmael se circuncidó a los 13 años, cuando ya tenía una mente desarrollada, con la cual decidió unirse a D-os a través de este precepto. Itzjak fue circuncidado a los 8 días, cuando no podía preguntar, y sin embargo, a tan temprana edad se lo conectó, con una conexión eterna, a D-os.

De acuerdo a estas diferencias entenderemos por qué D-os dijo a Abraham que su verdadera descendencia será Itzjak.

Un niño crece bajo la supervisión de sus padres, quienes lo cuidan de todo, lo educan para que tenga las ideas adecuadas y, de acuerdo a estas ideas, el niño se conecta con D-os. Este es el camino de Ishmael. Él se crió junto a Abraham en su casa, y, de acuerdo a esta educación, tenía el entendimiento correcto de que uno debe conectarse con D-os.

Sin embargo, este conocimiento y entendimiento no es una garantía de que la persona realmente se conecte a D-os, dado que todo su judaísmo depende del intelecto, es imposible saber cómo reaccionará ante diferentes situaciones a lo largo de su vida. Más aún, sin llegar a situaciones extremas, en la vida cotidiana, la entrega al judaísmo de esta persona será limitada a su captación intelectual del mismo.

Es por esto que la verdadera descendencia de Abraham es Itzjak: cuando D-os se propuso fundar las generaciones del pueblo judío, no bastaba con ir de acuerdo a las reglas de la naturaleza. Toda la existencia y mantenimiento del pueblo judío supera la naturaleza. El pueblo judío sólo puede surgir de un niño quien, desde su nacimiento en adelante, supera la naturaleza, un niño a quien a los ocho días ya se lo conecta con D-os. Para un niño así, el judaísmo no será solamente un asunto intelectual, sino esencial.

La Torá no es un libro de historias. Cada evento relatado tiene una enseñanza eterna. Hay quienes dicen que a un niño hay que educarlo con un judaísmo "aguado", "reducido", "modernizado" y luego, cuando crezca, se le dará más.

Esto hubiera sido correcto si el judaísmo fuese algo que depende pura y exclusivamente del intelecto. Los judíos tenemos la enseñanza del relato de Ishmael e Itzjak. El orden de la verdadera educación judía es que a un niño con apenas ocho días de vida, ya hay que darle la máxima medida de judaísmo, ya hay que conectarlo con D-os con una conexión eterna.

¿Qué significa la máxima medida de judaísmo? Explicarle al niño/a, que el pueblo judío en general, y cada judío en particular, no está supeditado a la naturaleza. Que aquel que surge de un pueblo que, desde su nacimiento en adelante, se manejó con milagros, que pasó tantos años de pruebas y dificultades y su mera existencia es sólo a través de milagros, no está sujeto a la naturaleza.

TRANSFORMANDO EL DESCENSO EN ASCENSO

"Cuando Abraham llegó a Egipto..." (Bereshit 12:14)

En lugar de poder proseguir su renacimiento monoteísta en la Tierra Prometida de Di-s, Abraham fue empujado al bastión pagano más destacado del mundo. Qué irónico debe haber parecido ver a este ambicioso monoteísta reducido repentinamente a buscar la misericordia de un ambiente cultural que se burlaba de todos sus ideales.

Pero, en un cambio milagroso de fortuna, Abraham pronto tuvo a los egipcios pidiéndole a él misericordia, y poco después volvió a la Tierra de Israel con una mayor riqueza, con una mayor reputación y acompañado por Hagar, la princesa egipcia que con el tiempo, se convertiría en la madre de Ismael, su primer hijo. Se volvió entonces retroactivamente claro que este aparente retroceso fue de hecho una etapa más en el progreso de Abraham hacia sus objetivos.

Similarmente, nunca debemos intimidarnos por el mundo, ni por el mundo fuera nuestro ni por el “mundo” de los deseos personales, temores o ideas preconcebidas dentro nuestro. Una vez que respondemos al llamado de Di-s de “ve, a ti mismo”, no estamos más atados por los límites de nuestras propias capacidades; incluso retrocesos aparentes probarán ser en última instancia parte integral del proceso que lleva a realizaciones superiores en nuestro propósito Divino en la vida.

Likutei Sijot, vol. 5, págs. 58-63.

Bereshit (Génesis)  12:1 – 17:27

La tercera sección del libro de Génesis comienza con la crónica de Abraham, quien fue seleccionado por D-os para fundar el pueblo judío. Esto sirvió para revertir el proceso de degeneración moral en el que la humanidad estaba encerrada desde su expulsión del Jardín del Edén. El nombre de esta sección (Lej Lejá) está tomado de las primeras palabras de D-os a Abraham: “Ve...”, en el cual El le dice que deje su Mesopotamia natal (hoy en día Irak) y se asiente en la Tierra Prometida. A lo largo de sus viajes Abraham desafió el paganismo, difundiendo la conciencia de la fuente de toda realidad y de su continua dependencia en un único D-os.

VEO QUE DESEAS TRAER AL MASHIAJ

Cierta vez, un judío deseó realizar un congreso mundial al que asistan todos los Rabinos y grandes la generación, estando todos en un mismo salón.

Una vez allí, todos juntos aclararían y solucionarían todos los problemas y conflictos existentes en este momento dentro del judaísmo y decidirían de acuerdo a la opinión de la mayoría.

Esta persona acostumbraba a relatar siempre las dos reacciones que recibió como consecuencia de su propuesta:

Cuando le presentó su idea a uno de los grandes rabinos de Nueva York, éste le respondió: "Veo que deseas traer la Tercer Guerra Mundial..."

Al presentar su idea al Rebe de Lubavitch, el Rebe le dijo: "Veo que desear traer los días del Mashíaj..."

LAS PREPARACIONES DEL SHABAT 2

Comida:

Cocinar y hornear, calentar comida y encender o extinguir un fuego está prohibido en Shabat. Por lo tanto, mucha de la preparación de la comida tiene que ser completada antes del comienzo del día de descanso.

La comida que se va a servir caliente en Shabat, como la sopa o el cholent, deben ponerse sobre las hornallas antes del Shabat, con un blej, una hoja de metal fina, que separa la comida del fuego. Prepare un termo si va a necesitar agua caliente.

Uno mismo:

El viernes a la tarde es el momento para prepararse para Shabat. Idealmente intente salir del trabajo temprano el viernes por la tarde, para tener tiempo para completar todas las preparaciones del Shabat.

El almuerzo o aperitivo del viernes a la tarde debe ser muy liviano, para quedar con apetito para la comida del Shabat.

Es una mitzvá bañarse en honor del Shabat, por lo que si está presionado de tiempo el viernes, considere darse una ducha el viernes a la tarde en vez de por la mañana.

La mujer se debe aplicar maquillaje antes del encendido de las velas, dado que aplicarse maquillaje está prohibido una vez que comenzó el Shabat.

Finalmente, guarde lo mejor para el Shabat, incluyendo la ropa. Vístase en su ropa fina de Shabat y ya está pronto para introducirse en el Día de Descanso sagrado.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy.

Ultimas Noticias Ver más

Fotos: Oded Karni, gentileza Grupo Comtec
En comunidad

Mas imágenes para recordar del clásico rioplatense en Tel Aviv

19 Noviembre 2019


Una verdadera fiesta en Israel  

Sacha Baron Cohen recibirá el premio ADL
Mundo Judío

Sacha Baron Cohen recibirá el premio ADL

19 Noviembre 2019


Fuente: Arutz Sheva Por Gary Willig  

Esta página fue generada en 0.0425520 segundos (703)
2019-11-20T01:57:27-03:00