Israel atacó decenas de blancos de Irán en territorio sirio, así como de las fuerzas armadas sirias, en respuesta al disparo de cohetes el martes de madrugada desde Siria hacia territorio israelí. "Dije que llegaríamos a todo aquel que nos ataca", aclaró Netanhyahu.             

En comunidad

Cuarenta años desde mi aliá y mis Iamin Noraim en Uruguay

Una vivencia personal

El 11 de octubre se cumplieron 40 años desde mi aliá y el comienzo de mi vida en Israel. Me pareció simbólico que ese día, justamente, yo estaba en Montevideo. Simbólico, porque quise radicarme en Israel por mi sentimiento sionista que sigue tan fuerte como antes, pero nunca me fui realmente de Uruguay. Es más, en los últimos años se intensificó más aún el vínculo que siempre mantuve con el paisito.

 “Pensé que estabas desarraigada”, me dijo hace unos años un muy querido amigo, compatriota no judío, tras un tiempo sin vernos, un tanto sorprendido al escuchar mis relatos sobre el por qué de mis relativamente asiduos viajes a Uruguay. De más está decir que a mí nunca me parecen asiduos. Siempre quisiera más. La querida y admirada Charlotte Grunberg lo definió una vez como “las patriadas que te mandas a Montevideo”.

De más está decir que esto pasa mucho también por el constante deseo de realizar entrevistas y recabar materiales para Semanario Hebreo. Y desde hace casi un año, también para el portal SemanarioHebreoJai, la página web del semanario impreso.

Mis viajes combinan trabajo,  el sentimiento por el país en el que nací y que siempre seguirá siendo mío y la sensación de pertenencia a la colectividad judía en cuyo seno nací. Y este viaje reciente me permitió vivirlo de manera singular porque llegué junto a Dani, mi esposo, un día antes de la víspera de Iom Kipur.

La fecha elegida para esta venida fue por dos hermosos motivos personales: el casamiento de Javi y Caro el 12 de octubre, y dos semanas más tarde, el de Pauli y Kevin.

Caro y Javi- mazal tov!
Caro y Javi- mazal tov!

 

Pauli y Kevin después de la Jupá. Felicidades!
Pauli y Kevin después de la Jupá. ¡Felicidades!

 

A la alegría de compartir eventos centrales de nuestra familia, traduciendo en la práctica el sentimiento que siempre tenemos a la distancia, fue un mimo para el alma. Verlos a ellos tan felices y plenos no podía menos que dejar un buen resumen.

Iom Kipur en Uruguay…muy distinto por cierto que en Israel, por el hecho que en Israel el país todo señala el día y el ambiente del día más sagrado del año judío se siente por doquier. El tráfico se detiene, al acercarse la hora de Kol Nidrei se ve en Jerusalem familias enteras caminando hacia las sinagogas. La calle respira Iom Kipur.

En Uruguay, Iom Kipur se respira adentro, en la vivencia judía, no por el entorno general. Las sinagogas se llenan, todas las comunidades se dan cita en este día singular y también quienes no están cerca de la actividad institucional sienten que en Iom Kipur, hay que estar.

Me sentí un poco como en nuestra niñez y adolescencia, cuando íbamos a las recorridas visitando muchos “shil”, aunque el ritmo fue otro. Kol Nidrei en Jabad, en el Hotel Hyatt, repleto en dos salones, mientras sabíamos que también Yavne lo estaba, así como la NCI en Bait Jadash y la Kehilá en el Esplendor.

Palabras oportunas y sentidas de Mendy Shemtov al iniciarse el servicio religioso. Y después de Kol Nidrei, un singular enfoque de su padre, el fundador de Jabad Uruguay Rabino Eliezer Shemtov, sobre cómo garantizar una mirada optimista a la vida. Como siempre, combinando contenido profundo con buen humor.

“La gente tiende a tener un sesgo hacia lo negativo. Tiene velcro para lo negativo y teflón para lo positivo”, dijo Shemtov. Contó sobre el libro Positivity Bias que reúne muchos conceptos y ejemplos de las enseñanzas y conversaciones del Rebe sobre cómo ver cada situación —por más negativa y amenazante que puede parecer— en forma positiva y emponderadora. “El Rebe nos enseñó a ver el lado positivo en cada situación”, aseguró Eliezer.

Dio ejemplos concretos que hacían pensar. Sugirió que en lugar de hablar de soldados minusválidos que se presentan como voluntarios a Tzahal, se los vea como Metzuianei Tzahal (soldados sobresalientes). Que en lugar de hacer referencia a un plazo que debemos cumplir como “deadline”, lo veamos como “due date”. Y en vez de llamar al  hospital Beit Jolim (casa de enfermos), lo llamemos Beit Refuá (casa de curación).

“El hablar de una situación no solo la describe, sino que tiene el poder de activarla o inclusive crearla, fue un punto clave.  Hablar mal de alguien despierta y refuerza lo negativo en él y hablar bien despierta lo positivo.

Una singular noche de Kol Nidrei que hace mucho no vivíamos.

Hace ya años, lamentablemente, tenemos que averiguar los horarios de Izkor, en recuerdo de papá, de bendita memoria. Decidimos ir al Esplendor. Envidiamos sanamente a quienes se levantaban antes del Izkor y salían por no necesitar elevar dicha oración.

Como siempre, también como la noche anterior en Jabad, reencuentros, abrazos y muchas emociones.

También importantes mensajes comunitarios, que hallaban en ese, con razón, el marco apropiado para ser expresados. Como el de Susana Grimberg de Jelen, la Presidenta de la Kehila, quien comenzó haciendo referencia a algo fundamental en la vivencia judía, la emoción que conmueve a los judíos en general al escuchar Kol Nidrei, sean laicos, conservadores u ortodoxos.

Y también algo muy oportuno relacionado al trabajo de la Kehilá, destacando los esfuerzos de la nueva directiva, la incorporación de jóvenes, la apuesta al trabajo del Rabinato de la Kehila, el compromiso con la educación y la tzedaká. Tuvo palabras especiales y merecidas para con el trabajo del Gran Rabino Max Godet, sobre quien hemos oído solamente elogios y no sólo de gente de la Kehilá.La referencia a su esposa Efrat no se quedó atrás.

El desafío: “lograr una comunidad amplia, plural, inclusiva, igualitaria, done cada uno encuentre la forma o el modelo de cómo vivir y senitr su ser judío ya sea a través de lo religioso, lo cultural, social e inclusive a  través del vínculo con la cultura israelí y el sionismo”. 

La cita de la Kehila, al terminar Iom Kipur
La cita de la Kehila, al terminar Iom Kipur

 

Recordando la frase del Talmud según la cual “quien enseña a su hijo, enseña al hijo de su hijo”, destacando la importancia de la transmisión de generación a generación, Susana exhortó:

 

“Acérquense, acompáñennos, creemos lazos fuertes que preserven las tradiciones y la continuidad de esta casa, asienten la base para nuevas generaciones. Tenemos proyectos para integrar y entusiasmar a los jóvenes, tenemos que llegar a ellos, ese es uno de nuestros objetivos. Y para alcanzarlo los necesitamos a ustedes”.

Fue una tristeza esa mañana enterarnos del fallecimiento de Gaby Fleiss, a quien recordó también el Rabino Godet , mencionando entre otras cosas que trabajó durante años, con entusiasmo, en la Kehilá, irradiando luz, como siempre, en todo lo que hacía.

Nos emocionó profundamente, escuchar en Montevideo-aunque claro que no era la primera vez-tanto la oración por la paz en Israel, como, como dijo el Rabino Godet, “la tfilá por nuestro querido Uruguay”. En ese momento nos preguntamos si algún compatriota no judío imagina que en el servicio religioso en sinagogas uruguayas, se eleva una plegaria por el país.

A ello , antes del intervalo, el rabino agregó un tono humorístico al expresar su deseo que sea un buen año para Israel y para Uruguay, que siendo años electorales, que los resultados en un año y otro, conduzcan a lo mejor para todos. Y aludiendo implícitamente al estancamiento político en Israel, dijo que cabe esperar que los gobernantes en uno y otro lado sean dignos de la confianza del pueblo y..”que sepamos este año quiénes serán los gobernantes en Israel”.

 

Por la tarde, NCI, con el ya tradicional debate de Iom Kipur. Este año, Sergio Gorzy y Alberto Sonsol, hablando en serio e ineludiblemente también haciendo reir, sobre Persona y Personaje. Ambos, auténticos cada uno con su estilo, son ambas cosas a la vez. Entretenido, interesante…y nos dio la idea de la entrevista conjunta que días después concretamos y que ya hemos publicado.

El ayuno pasó sin dificultad, en lo cual ayudó por cierto el clima.

A pesar de ello, decidimos no volver a Punta Carretas, donde me hospedé esas semanas, para estar cerca de la NCI para Neilá, fin de Iom Kipur. La cercanía de la casa de queridos amigos, Berta y Sami, permitió seguir caminando por allí y conversar largo rato, como siempre, como si nos hubiéramos visto ayer.

Neilá …la verdad…nos emocionamos ya antes de llegar. Sentíamos de antemano el cálido abrazo del Rav Dani Dolinsky y de su esposa Paula, de toda la gente querida con quienes nos encontraríamos…y de la sensación inconfundible al terminar Iom Kipur , algo así como de un deber cumplido por elección.

El Rav Dolinsky, al finalizar Iom Kipur
El Rav Dolinsky, al finalizar Iom Kipur

 

Aunque no hayamos pasado Iom kipur rezando ni todo el tiempo en el shil, a lo largo de toda la jornada sabíamos y sentíamos que estábamos siendo parte de algo especial que mantuvo al pueblo judío durante milenios. Que si bien está íntimamente ligado a la relación con Dios, también es algo singular para judíos que no necesariamente son muy creyentes o al menos no observantes.

Recordamos una entrevista que realizamos años atrás con el entonces Rabino de Tel Aviv  y otrora Gran Rabino ashkenazi de Israel, el Rav Israel Meir Lau. Entre otras cosas le preguntamos si el pedir perdón y supuestamente resolver todo no es demasiado simplista , si no diluye la necesidad de responsabilidad de cada uno para con sus acciones. Lau fue claro: D´s no permite pecar y perdona luego con facilidad, sino que da la oportunidad para que quien realmente comprende que erró, cambie su rumbo. Esa sensación de tener siempre la oportunidad de mejorar, es muy singular.

Tal como lo vivimos años atrás, Birkat Habanim, la bendición por los hijos, que es también bendición familiar, es hermosa en la NCI, con cada familia abrazándose en un círculo de gran cercanía. Yo estaba sola. Dani no llegó a Neilá. De un grupo familiar que estaba a mi lado, un muchacho con tímida sonrisa estiró su brazo invitándome a sumarme a ellos. Fue un hermoso gesto que por supuesto acepté.

Y el Shofar que estremecía profundamente, como un llamado a la comunidad toda a unirse. Y yo sabía que en ese momento, aunque de otra forma, no con rezo de todos juntos sino mujeres y hombres por separado, pero con la misma emoción, estaba sonando el Shofar también en Yavne, Jabad, la Kehila y otras sinagogas de Montevideo.

Dudé en qué momento podía empezar a sacar fotos y filmar, y me perdí el Shofar.

Pero esto, fue impactante.

Aclaro que no edité en absoluto el video. Opté por dejar todo en "bruto" con saltos de cámara incluidos. Muchos se encontrarán aquí.

 

 

También fue emotivo, cuentan todos, en la Kehila

 

 

Y por cierto en el Yavne

 

 

 

 

Y cierro el círculo-aunque consciente de que no pude abarcar todo-con el mismo sitio en el que comencé Iom Kipur, Jabad.

Así se vivieron allí los momentos posteriores a Neilá, al terminar el ayuno y tocarse el shofar.


Altas Fiestas en Uruguay…y varios días después también lo singular de Hakafot Simjat Tora para las que volvimos a la NCI para acompañar a nuestro querido amigo Ruben, amigo de la vida toda, cuya esposa Graciela está pasando su proceso de conversión, sintiéndose feliz con la sensación de pertenencia a una comunidad.

 

Hermoso ver los bailes con los Sifrei Tora. Especialmente emotiva la última parte, en la que se llamó a los niños, que participaban entusiastas. No me olvido de la carita de un chiquito que como evidentemente no podía cargar el Sefer Torá que le tocó a su hermano, bailó absolutamente todo el tiempo agarrado con su manito de la tela bordada que lo cubre. Sólo unos dedos tocaban la Torá. Pero él era parte. Hermoso.

 

Días singulares de Fiestas personales y comunitarias en Uruguay.

Como se dice en hebreo: “ken irbú”. Que haya muchas. Que se multipliquen.

Ana Jerozolimski
(07 Noviembre 2019 , 09:53)

Ultimas Noticias Ver más

Fotos: Oded Karni, gentileza Grupo Comtec
En comunidad

Mas imágenes para recordar del clásico rioplatense en Tel Aviv

19 Noviembre 2019


Una verdadera fiesta en Israel  

Sacha Baron Cohen recibirá el premio ADL
Mundo Judío

Sacha Baron Cohen recibirá el premio ADL

19 Noviembre 2019


Fuente: Arutz Sheva Por Gary Willig  

Esta página fue generada en 0.2981570 segundos (581)
2019-11-20T01:44:00-03:00