Mundo Judío

Dictadura y Democracia

Fuente: elespectador

Por Marcos Peckel

Pareciera que en el debate que se está dando por la  mal llamada “primavera latinoamericana”, se estuviera perdiendo una noción básica de lógica “pambeleana”: no es lo mismo una dictadura que una democracia. Ejemplo elocuente de esa “confusión” es cuando se acusa al secretario general de la OEA, Luis Almagro de  “usar un rasero diferente” en los casos de Chile y Bolivia. Cae por su propio peso que es diferente, no tiene nada que ver con izquierda o derecha, sino con el hecho de que Chile es una vibrante democracia y Bolivia iba camino a la dictadura de Evo Morales, siguiendo el camino  de su mentor, Hugo Rafael Chávez Frías. 

Cuando la calle se moviliza  en una democracia existen los mecanismos   para enfrentar el descontento popular  dentro de los causes constitucionales. Incluso cuando existen designios de desestabilización la democracia tiene las herramientas para responder.  Dichos mecanismos no existen en las dictaduras por lo que la respuesta a la calle no es otra que la represión.  Extraño que no se hubiera  usado el término “primavera”  cuando estallaron las protestas en Nicaragua y Venezuela, reprimidas a sangre y fuego,  sino cuando lo hicieron en Chile y Colombia,  muestra del maniqueísmo que pareciera  haberse tomado  las “ondas hertzianas”,  las redes sociales y  columnas de opinión. 

El término primavera fue acuñado  por primera vez  en las protestas de 1968 en Praga contra el régimen comunista  las cuales acabaron aplastadas por los tanques  soviéticos. Revivido el término   para las protestas que estallaron en Europa Oriental durante la perestroika  que dieron al traste con medio siglo de dictaduras comunistas y desembocaron en regímenes democráticos. La palabreja  volvió a resurgir   durante las manifestaciones en el mundo árabe a comienzos de la década,  las cuales han tenido  resultados opuestos,  cataclismicos en algunos casos,  con las excepciones de Túnez, cuna de la primavera, donde se estableció la democracia y Marruecos y Jordania donde sus monarquías abrieron espacios a la participación política.  

Las  por los “chalecos amarillos” agitadas  calles francesas  se calmaron, aunque aún  con esporádicas  escaramuzas,  gracias a que la democracia ofrece  caminos diversos a concertar con  el descontento. Situación similar se dio en Ecuador con  el presidente Lenin Moreno admitiendo las demandas de los indígenas y trabajadores frente al recorte de los subsidios al combustible.

Hablando de dictaduras, no se había secado la tinta de la  destemplada carta enviada a este diario por el embajador de Irán en Colombia,  Mohammad Ali Ziaei,   en respuesta a una columna mía en la que acusaba a Teherán de ayudar a reprimir las protestas en Iraq y Líbano cuando estallaron las mismas en su país. La respuesta del régimen  ha sido la de  cualquier  dictadura: brutal represión, bloqueo informativo y desconexión total del internet en el país.  Entretanto el “gobierno usurpador de Israel”, término en que el embajador se refiere a Israel - que dirá la cancillería- constituye la más robusta democracia en la región.      

Ultimas Noticias Ver más

Alto oficial árabe musulmán de la Policía representó a Israel ante la ONU en Ginebra
Israel

Alto oficial árabe musulmán de la Policía representó a Israel ante la ONU en Ginebra

13 Diciembre 2019


Jamal Hakrush dio su testimonio personal ante la Conferencia contra Discriminación y Racismo

Trabajadores palestinos en Israel rechazan llamados de boicot.
Israel

Trabajadores palestinos en Israel rechazan llamados de boicot.

13 Diciembre 2019


“Nosotros seríamos los primeros perjudicados”, afirman

Esta página fue generada en 0.0498731 segundos (1141)
2019-12-14T04:56:32-03:00