Noticias

La ira de Netanyahu y las interrogantes sobre el futuro del Likud

¿El fin de la era Netanyahu?

La reacción del Primer Ministro Biniamin Netanyahu a la decisión de imputarlo por sospechas de soborno, fraude y abuso de confianza, fue categórica. Acusó a la policía y los fiscales de “intento de golpe” en su contra, aseguró que la investigación estuvo “contaminada”, dijo que lo que buscaban al “presionar a los testigos”  era “no la verdad, sino perseguirme a mí”.

El Ministro Yariv Levin, uno de los más cercanos a Netanyahu, dijo que “la injusticia que se ha cometido con Netanyahu grita hasta el cielo” , asegurando que “todo el proceso fue indebido, contaminado desde sus comienzos y manchado continuamente con una imposición selectiva y discriminatoria (de la ley) en forma extrema”.

Netanyahu, en un discurso ante la nación, en vivo, corto rato después del anuncio oficial de Mandelblit, apareció en pantalla airado y diciéndose sumamente dolido.

“He dado mi vida por este país, he luchado por este país, he resultado herido por este país”, aseguró. “Respeto profundamente el sistema judicial en Israel. Pero uno tiene que ser ciego para no ver que algo mal está ocurriendo a los investigadores de la policía y los fiscales. Lo que vemos es un intento de golpe por parte de la policía, con falsas acusaciones”.

Aseguró que el proceso ha sido tendencioso y que su objetivo es “derrribar un Primer Ministro de derecha, a mí, quien a diferencia de la izquierda y de los tendenciosos medios de comunicación, quiere que haya un mercado libre no sólo en la economía sino también un libre mercado de ideas, quien quiere ver un país fuerte, no un país débil, reducido y doblegado”.

 “Netanyahu pronunció un discurso que fue el lanzamiento de su campaña electoral”, comentó Yaron Dekel refiriéndose al hecho que se estima que lo más probable será tener que ir nuevamente a las urnas, lo cual podría ser a comienzos de marzo. Y dado que él por ahora no piensa dimitir, intenta convencer a su electorado de que es una víctima de persecución política.

“Esto me horroriza no solamente a mí, sino a multitudes de ciudadanos israelíes, y no solamente en la derecha”, aseguró Netanyahu. “Este proceso tendencioso plantea interrogantes en el público acerca de las investigaciones policiales y la Fiscalía. El público ha perdido la confianza en estas instituciones. Es un proceso que ha estado ocurriendo durante muchos años. Se trata de imponer la ley solamente en mi caso”.

Llamó explícitamente a establecer una comisión independiente que investigue la conducta de los investigadores en su caso.

 

Diversos politicos reaccionaron horrorizados ante tal ataque de Netanyahu al sistema judicial. “Esto demuestra que Netanyahu debe dimitir”, declaró su adversario Beni Gantz. “Lo que hay no es un golpe sino quienes se atrincheran en el poder”.

Netanyahu da a entender claramente que no piensa dimitir. Alegando que lo que hará es “no permitir que gane la mentira”, aseguró que “continuaré liderando este país con devoción”. Y agregó: “Por este país, por el gobierno de Derecho, por la justicia, debemos hacer una cosa: investigar finalmente a los investigadores”.

¿ Y EL LIKUD?

La gran pregunta es qué pasará en el partido Likud, un partido que a diferencia del laborismo, no tiene en absoluto tradición de grandes cambios de liderazgo. En su historia, ha tenido únicamente cuatro líderes: Menajem Begin, Itzjak Shamir, Ariel Sharon y Netanyahu.

Pero en esta situación, sin hablar contra Netanyahu sino sobre la necesidad de solucionar la crisis política actual, el ex Ministro Gideon Saar, considerado su gran adversario dentro del partido, exhortó a la realización de elecciones internas por el liderazgo del Likud. “Yo podré formar gobierno y unir al país”, declaró Saar, mientras otros ministros considerados de los más cercanos a Netanyahu , como Zeev Elkin, dijeron que eso será únicamente una “pérdida de tiempo”.

Saar dijo que si Israel va finalmente a una nueva elección, la tercera en menos de un año, exigirá que haya elecciones internas para el liderazgo del Likud. Algunos de los diputados más cercanos al Primer Ministro ya acusaron a Saar de ser “desleal” alegando que “en un momento de emergencia, hay que dejar de lado las luchas por el ego y las aspiraciones personales”.

Cabe recordar que inclusive en la campaña electoral de marzo, el jefe de Kajol Lavan Beni Gantz dijo claramente que el Likud sería el primer partido al que se invitaría a formar un gobierno de unidad nacional, pero no bajo Netanyahu , por la sombra de una posible imputación.

Ana Jerozolimski
(21 Noviembre 2019 , 20:38)

Ultimas Noticias Ver más

Alto oficial árabe musulmán de la Policía representó a Israel ante la ONU en Ginebra
Israel

Alto oficial árabe musulmán de la Policía representó a Israel ante la ONU en Ginebra

13 Diciembre 2019


Jamal Hakrush dio su testimonio personal ante la Conferencia contra Discriminación y Racismo

Trabajadores palestinos en Israel rechazan llamados de boicot.
Israel

Trabajadores palestinos en Israel rechazan llamados de boicot.

13 Diciembre 2019


“Nosotros seríamos los primeros perjudicados”, afirman

Esta página fue generada en 0.0442681 segundos (1293)
2019-12-14T05:32:16-03:00