Noticias

La ONU, el "Estado" de Palestina y la tortura

Este es el tipo de historia que el "Estado de Palestina" no va a mostrar durante su presidencia del bloque más grande de países en desarrollo en la ONU.

 

Parece que, desde el punto de vista de los líderes de la Autoridad Palestina, la dura experiencia de Jbara no está dentro de la categoría de derechos humanos.
 
La historia de Jbara apenas ha atraído la atención de los principales medios internacionales. En lo que respecta a muchos periodistas extranjeros que cubren el Medio Oriente, una mujer palestina que se queja de tortura en una prisión palestina no es de interés periodístico. Si hubiera sido detenida por Israel, Jbara habría llegado a las primeras páginas de los principales periódicos y revistas del mundo en cuestión de minutos.
 
La Autoridad Palestina se queja regularmente de violaciones a los derechos humanos de palestinos recluidos en una prisión israelí por delitos relacionados con la seguridad. Pero cuando las propias fuerzas de seguridad de la AP detienen y torturan a una madre de tres hijos, los líderes palestinos se encuentran en otros lugares, como al mando de un bloque de la ONU.
 
Una madre palestina de tres hijos ha acusado a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina (AP) de torturarla y amenazarla con violarla durante los dos meses que estuvo detenida en una prisión de la AP en Cisjordania.
 
La acusación de la mujer, Suha Jbara, de 31 años, llegó en vísperas de la visita del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, a Nueva York, donde tiene previsto asumir la presidencia del mayor bloque de países en desarrollo de las Naciones Unidas, conocido como el "Grupo de 77 y China ".
 
Como presidente del grupo, que representa a 134 naciones, Abbas y el "Estado de Palestina" negociarán y copatrocinarán propuestas y enmiendas sobre diversos temas de desarrollo, humanitarios y legales que están en la agenda de la ONU.
 
El 11 de enero, Jbara, quien fue liberada la semana pasada de su detención, celebró una conferencia de prensa en Ramallah en la que detalló los diversos métodos de tortura que experimentó a manos de sus interrogadores palestinos. Su experiencia horrible, sin embargo, no parece estar en la agenda de la ONU o del Grupo de los 77 y China, encabezada por Abbas. Aparentemente, los miembros del grupo de la ONU, que votaron a favor de nombrar al "Estado de Palestina" como presidente del grupo, no se preocupan mucho por el historial de derechos humanos de las fuerzas de seguridad de la AP en Cisjordania.
 
Jbara, doble ciudadana de Estados Unidos y Panamá, fue arrestada por las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina a principios de noviembre de 2018 en su casa cerca de la ciudad de Ramallah, en la Ribera Occidental. Según Jbara, fue acusada de "recolectar ilegalmente donaciones" para las familias de palestinos muertos o heridos durante los enfrentamientos con el ejército israelí.
 
Curiosamente, la Autoridad Palestina está acusando a Jbara de algo que la propia Autoridad Palestina ha hecho durante años y sigue haciendo: pagar salarios a los palestinos en la prisión israelí ya las familias de los palestinos que murieron mientras realizaban ataques contra israelíes. Según Jbara, sus interrogadores también la acusaron de "colaborar" con Israel. Durante su detención, estuvo en huelga de hambre durante 27 días.
 
Según Jbara, la tortura incluía verter agua fría en su rostro, confinamiento solitario durante varios días, registro de desnudez, falta de sueño, largas horas de interrogatorio y abuso verbal.
 
"Las primeras etapas fueron las peores", dijo Jbara a la estación de televisión palestina Wattan.
 
"Me interrogaron durante varias horas, sin tener en cuenta que me sentía enferma. Me trasladaron de una oficina a otra. Vi a varios detenidos que tenían los ojos vendados y esposados. Los interrogadores vertían agua fría en la cara y algunos  detenidos yacían en el suelo. Fue una experiencia horrible para mí".
 
Jbara también dijo que los interrogadores palestinos amenazaron con quitarle a ella tres hijos. "Usaron a mis hijos para chantajearme", informó. Aparentemente, los interrogadores también amenazaron a su madre, a sus hermanas y a ella con agresión sexual. "Ahora estoy en una muy mala condición de salud", dijo. "Incluso me cuesta caminar".
 
El mes pasado, una representante de Amnistía Internacional se reunió con Jbara, mientras aún estaba detenida por los palestinos, y se quejó de su brutal trato a manos de sus interrogadores. "Las autoridades palestinas deben investigar con urgencia la tortura y los malos tratos a Suha Jbara, una activista que le dijo a Amnistía Internacional que fue golpeada  contra una pared y amenazada con violencia sexual por sus interrogadores", escribió la organización.
 
Según el informe de Amnistía, Jbara describió cómo, después de su arresto, tuvo un ataque, perdió el conocimiento y fue trasladada a un hospital. Funcionarios de seguridad armados la sacaron luego descalza del hospital y la trasladaron a la prisión central de Jericó.
 
Allí, cuando pidió un trago, un interrogador masculino le echó agua en la cara, la abofeteó, la golpeó en el pecho y la espalda y la amenazó con más violencia. Le vendaron los ojos y la esposaron durante el interrogatorio, y no le permitieron beber agua ni usar el baño.
 
"Me insultaba todo el tiempo", dijo, "usaba un lenguaje sexual muy sucio y violento, amenazaba con llevar a un médico para que examinara mi virginidad y me dijera que era una puta y amenazaba con lastimar a mi familia y con mis hijos".
 
Según Saleh Higazi, Director Adjunto para Medio Oriente y África del Norte en Amnistía Internacional:
 
"Suha Jbara ha descrito su tortura con detalles desgarradores. En su testimonio, da cuenta de los despiadados interrogadores que han desobedecido sin vergüenza las obligaciones de Palestina de tratar a los presos humanamente y han violado la prohibición absoluta del derecho internacional de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. "
 

Sin embargo, la historia de Jbara apenas ha atraído la atención de los principales medios de comunicación internacionales. En lo que respecta a muchos periodistas extranjeros que cubren el Medio Oriente, una mujer palestina que se queja de tortura en una prisión palestina no es de interés periodístico. Si hubiera sido detenida por Israel, Jbara habría llegado a las primeras páginas de los principales periódicos y revistas del mundo en cuestión de minutos.
 
Este es el tipo de historia que el "Estado de Palestina" no pretende elevar durante su presidencia del bloque más grande de países en desarrollo en la ONU. Parece que, desde el punto de vista de los líderes de la Autoridad Palestina, la dura experiencia de Jbara no está dentro de la categoría de derechos humanos.
 
La Autoridad Palestina se queja regularmente de violaciones a los derechos humanos de palestinos recluidos en una prisión israelí por delitos relacionados con la seguridad. Pero cuando las propias fuerzas de seguridad de la AP detienen y torturan a una madre de tres hijos, los líderes palestinos se encuentran en otros lugares, como al mando de un bloque de la ONU.
 

En realidad, los líderes palestinos pueden estar tranquilos con respecto a su tortura de palestinos. Al ser seleccionados para encabezar el bloque de países en desarrollo, Abbas y los líderes del "Estado de Palestina" estarán en compañía de países recompensados ​​por violaciones a los derechos humanos, incluida Arabia Saudita, Siria, Irak, Venezuela y Yemen. elegido como el vicepresidente de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, a pesar de que Yemen está clasificado "como el peor país del mundo en desigualdad de género (149 de 149)", así como varios países en África y Asia. Ese grupo ejemplifica el viejo dicho: las aves de una manada de plumas se juntan, y estas aves son definitivamente del tipo depredador.
 

Por Khaled Abu Toameh

 

 

N. de Red: Recientemente publicamos una entrevista de Ana Jerozolimski a Badran Jbara, el padre de Suha, sobre su detención y tortura.

 

Fuente: Gatestone Institute

Ultimas Noticias Ver más

La realidad israelí, sin intermediarios, contada por un parlamentario de España
Entrevistas

La realidad israelí, sin intermediarios, contada por un parlamentario de España

10 Diciembre 2019


Miembro de "Aliados de Israel", el legislador y ex ministro José Ignacio Echániz, del Partido Popular, nos cuenta su verdad

Los cristianos israelíes se preparan para Navidad
Israel

Los cristianos israelíes se preparan para Navidad

10 Diciembre 2019


En ceremonia aramea en la Galilea, encienden el árbol, acompañados por vecinos judíos

Israel y la Venezuela de Juan Guaidó, contra el terrorismo
Entrevistas

Israel y la Venezuela de Juan Guaidó, contra el terrorismo

09 Diciembre 2019


Lo afirma el Canciller Julio Borges, nombrado por Guaidó, de visita en Israel

Esta página fue generada en 0.0529590 segundos (5951)
2019-12-10T20:54:00-03:00