Noticias

La cantidad de billones desaparecidos de la Autoridad Palestina.

 ( Maurice Hirsch- Palestinian Media Watch)

Traducido por Hatzad Hasheni

Desde su creación, la Autoridad Palestina ha recibido decenas de billones de dólares de ayuda internacional. Desde el año 2011, la Unión Europea, los Estados Unidos y otros países le han proporcionado a la Autoridad Palestina cientos de millones de dólares y euros por concepto de ayuda.

Si bien la Autoridad Palestina se ha quejado constantemente de sus dificultades financieras, el escrutinio de los propios registros financieros de la Autoridad Palestina para los años 2011-2018 muestra que la Autoridad Palestina transfirió de sus arcas más de 7 billones de shekels a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), algunos de las cuales fueron luego entregados a organizaciones terroristas. En ese mismo período, la Autoridad Palestina también gastó más de 440 millones de shekels para financiar a sus inoperantes instituciones.

Financiación a la OLP y a organizaciones terroristas designadas internacionalmente.

La OLP, que también está dirigida por el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, es una organización paraguas conformada de varios grupos palestinos. El mayor y dominante miembro es el partido Fatah de Abbas. Otros miembros incluyen a grupos designados como organizaciones terroristas por los Estados Unidos y la Unión Europea, tales como el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y el Frente de Liberación de Palestina. Miembros de la OLP tienen derechos y reciben financiamiento de la OLP.

Si bien los donantes internacionales han exigido que la Autoridad Palestina muestre transparencia financiera, la OLP no está sujeta a ninguna regulación financiera o demandas de transparencia. En consecuencia, es imposible saber qué sucede con los miles de millones de dólares en dinero de donantes que la Autoridad Palestina ha dado y continúa dándole hoy a la OLP.

Solo en ocasiones esporádicas es expuesto el funcionamiento financiero de la OLP. En junio, 2018 un alto funcionario del FPLP Maher Mazhar, se quejó de que el FPLP no recibía sus asignaciones mensuales de la OLP.

Negando el reclamo del FPLP, el miembro del Comité Ejecutivo de la OLP y miembro del Comité Central de Fatah Azzam Al-Ahmad, confirmó que Abbas y el Fondo Nacional Palestino – la filial financiera de la OLP – son responsables de financiar al FPLP y enfatizaron que las asignaciones no habían sido detenidas:

“El miembro del Comité Ejecutivo de la OLP [y miembro del Comité Central de Fatah] Azzam Al-Ahmad negó que la asignación del Fondo Nacional Palestino a cualquier organización palestina, incluyendo el Frente Popular [para la Liberación de Palestina] (FPLP), haya sido detenido. En una conversación telefónica con Al-Ahmad de Amman, este dijo: “No existe ninguna verdad en los rumores de que el Presidente de la Autoridad Palestina Abbas o cualquier otra parte haya detenido la asignación correspondiente al FPLP”. [Ma’an, (Agencia de noticias palestina independiente), 17 de junio, 2018]

Si bien Al-Ahmad negó las afirmaciones del FPLP en el 2018, informes en los medios de comunicación palestinos muestran que cuando eligió hacerlo, Abbas retuvo los fondos de la OLP al FPLP. En el 2016, Abbas retuvo los fondos del grupo, no porque considerara al FPLP como una organización terrorista, sino porque el FPLP le criticó:

“La agencia de noticias Ma’an fue informada de que el Presidente de la [Autoridad Palestina] Mahmoud Abbas ha puesto fin al presupuesto del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) tras exigencias de algunos de los líderes del Frente para que Mahmoud Abbas renuncie.

Respecto a la finalización del presupuesto, el miembro del liderazgo del FPLP Kayed Al-Ghoul declaró ayer por la mañana, lunes [10 de abril, 2016], que el presidente Abbas ha dejado de presupuestar al FPLP para los meses de febrero y marzo”. [Ma’an, (Agencia de noticias palestina independiente), 11 de abril, 2016]

Dado que el tema de la financiación del FPLP resurgió en el año 2018, está claro que Abbas no suspendió el financiamiento de la PLO al FPLP en el 2016 por mucho tiempo y lo reanudó en algún momento.

De esta manera, la Autoridad Palestina ha utilizado sistemáticamente el dinero de los Estados Unidos y de la Unión Europea para financiar organizaciones que los propios donantes han designado como organizaciones terroristas. Si bien Estados Unidos ha detenido su ayuda directa a la Autoridad Palestina y por ende, detuvo el uso indebido del dinero de la Autoridad Palestina para financiar a organizaciones terroristas designadas, la Unión Europea continúa otorgando ayuda a la Autoridad Palestina. Y la Autoridad Palestina continúa proporcionándole fondos a la OLP. Claramente, si bien es imposible demostrar que un dólar/euro específico donado a la Autoridad Palestina halló su camino directamente hacia las cuentas del FPLP/FPL, está claro que las donaciones a la Autoridad Palestina para cubrir sus gastos legítimos, le permiten a la Autoridad Palestina desviar sus propios recursos para estos propósitos considerados ilegítimos.

Increíblemente, la propia “Estrategia Conjunta 2017-2020 de la Unión Europea hacia la creación de un Estado palestino democrático y responsable” declara que la estrategia posee ciertas bases: Los “principios democráticos” y la “celebración de elecciones” son “principios no negociables”. Además, los socios en desarrollo se comprometieron a “apoyar a la Autoridad Palestina para asegurar que incremente la transparencia en el presupuesto del gobierno y en la toma de decisiones”.

Dado que en la Autoridad Palestina no ha han celebrado elecciones para el cargo de Presidente durante 14 años (Abbas está en el decimoquinto año de un mandato de cuatro años de duración) o elecciones para el Parlamento de la Autoridad Palestina en 13 años, es evidente que la Unión Europea ya ha renunciado a su “principio no negociable “de una Autoridad Palestina democrática.

Ahora parece ser que la Autoridad Palestina también viola el otro “principio no negociable” de responsabilidad de la Unión Europea.

Cabe mencionar que el propio partido Fatah de Abbas también recibió dinero donado a la Autoridad Palestina para cubrir las necesidades del pueblo palestino.

En esta etapa, Hamas se niega a unirse a la OLP. Si este hubiese acordado hacerlo, la ayuda de donantes internacionales también hubiese financiado a la organización terrorista designada internacionalmente Hamas.

Financiación de la Autoridad Palestina a instituciones inoperantes

Si bien el mandato del Presidente de la Autoridad Palestina se limita a cuatro años con una opción (sujeta a elección) a un período más de cuatro años, Mahmoud Abbas está ahora en el decimoquinto año de su primer mandato de cuatro años como Presidente de la Autoridad Palestina.

El mandato del Parlamento de la Autoridad Palestina se limita de manera similar a un período máximo de cuatro años. Como resultado del conflicto interno entre el partido Fatah de Abbas y su rival, la organización terrorista designada internacionalmente Hamas, las últimas elecciones al Parlamento de la Autoridad Palestina se celebraron en el año 2006. Mientras que Hamas obtuvo 74 de los 132 escaños del Parlamento de la Autoridad Palestina, en la práctica, el Parlamento de la Autoridad Palestina no se ha reunido desde poco después de celebrarse las elecciones.

Pocos meses después de la convocatoria del parlamento, los terroristas de Hamas cruzaron hacia Israel desde Gaza, atacaron una unidad del ejército israelí matando a 2 soldados y secuestrando al soldado israelí Gilad Shalit. Israel respondió al secuestro de Shalit y a otros ataques terroristas de Hamas arrestando a los miembros de Hamas del parlamento de la Autoridad Palestina residentes en las áreas controladas por la Autoridad Palestina en Cisjordania y Jerusalén, interrumpiendo de esta manera la función del parlamento.

Simultáneamente, la comunidad internacional enfrentó el dilema de cómo continuar financiando a la Autoridad Palestina mientras este era controlado por una organización terrorista designada internacionalmente. Abbas, cuyo partido Fatah había perdido el control del parlamento en las elecciones, aprovechó la oportunidad y depuso al gobierno liderado por Hamas. Hamas se negó a aceptar las acciones de Abbas y en el verano del 2007 tomó violentamente el control de la Franja de Gaza, en algunos casos, arrojando a miembros de Fatah desde los techos de los edificios hacia sus muertes.

Si bien los miembros del parlamento de Hamas ya han terminado de cumplir sus condenas y han sido liberados de las cárceles israelíes, como resultado de la fisura entre el partido Fatah de Abbas y Hamas, que continúa hasta hoy día, el parlamento de la Autoridad Palestina no ha vuelto a funcionar y hasta la fecha de hoy no se han celebrado nuevas elecciones.

A pesar de la total ausencia de elecciones en más de una década y la completa falta de actividades parlamentarias, los registros financieros de la Autoridad Palestina muestran que para los años 2011-2018 (incluidos) La Autoridad Palestina gastó no menos de 104.566.000 shekels en el “Comité Electoral Central” de la Autoridad Palestina. Del mismo modo, la Autoridad Palestina gastó no menos de 336.746.000 shekels en el “Consejo Legislativo” de la Autoridad Palestina, es decir, el parlamento de la Autoridad Palestina. En particular, cuando Abbas decidió, en diciembre del 2018, que la continua referencia a aquellos electos en el 2006 como miembros del “Consejo Legislativo” ya no cumplía con los propósitos de su partido o el de Fatah, este simplemente decidió disolver el parlamento.

Cabe decir que todas las cifras anteriores se suman a los cientos de millones de shekels que la Autoridad Palestina ha gastado durante años financiando su política de “Pagar-por-Asesinar” recompensando a los terroristas.

Conclusión

El requisito para que la Autoridad Palestina se adhiera incluso a los estándares más básicos de transparencia financiera solo es útil si es que se hace algo con tal información. Si los países que donan una considerable ayuda a la Autoridad Palestina no exigen que la Autoridad Palestina explique el por qué desperdició billones de shekels en ayuda – incluso proporcionándole fondos a organismos inoperantes y a organizaciones terroristas, mientras canta elocuentemente a todo pulmón su pobreza y pide asistencia, entonces la Autoridad Palestina continuará utilizando y abusando de la buena voluntad de los países donantes.

Permitir que la Autoridad Palestina continúe con estas prácticas no logra ningún objetivo relacionado con el tema de la paz. L opuesto es lo más cierto. Cuando los donantes internacionales se hacen la vista gorda ante los obvios abusos por parte de la Autoridad Palestina, estos simplemente envalentonan y facilitan que la Autoridad Palestina profundice las divisiones.

 

Ultimas Noticias Ver más

Kais Abu Ramile, de 7 años.
Noticias

Tragedia en Jerusalem: niño árabe de 8 años cae en un pozo y muere ahogado.

25 Enero 2020


Sospecha de secuestro había puesto en vilo a la Policía israelí.

Esta página fue generada en 0.0345190 segundos (25161)
2020-01-26T05:20:10-03:00