Mundo Judío

Mi Sinai

Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 32. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

No. 32
Vaiejí
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 10/1 19.44 Montevideo
Punta del Este 19.39



EL INCREÍBLE SECRETO DE RAJEL

Por Naftali Silberberg

“En cuanto a mi (Iaacov), cuando vine de Padán, se me murió Rajel en la tierra de Kenaan, por el camino, faltando todavía algún trecho para llegar a Efrat, y la enterré alli, en el camino a Efrat que es Bet Lejem.” (Bereshit 48:7)

Y no la llevé ni siquiera a Bet Lejem para llevarla dentro de (una región habitada de la) Tierra Santa... pero tu debes saber que la enterré allí por orden divina, de forma que ella sea de asistencia para sus hijos. Cuando (el general babilónico) Nabuzaradán exilie (a los israelitas) y ellos pasen por allí, Rajel saldrá de su tumba, llorará y pedirá misericordia por ellos, como esta dicho: “Se escucha una voz en lo alto, de lamentación y llanto amargo, Rajel está llorando por sus hijos.” Y el Santo, bendito sea, le responde “Hay recompensa para tu trabajo... y los hijos volverán a sus fronteras” (Jeremías 31:14-16) (Comentario de Rashi al versículo, de Pesikta Rabbati cap.3).

El Midrash explica el “trabajo” por el cual Rajel es recompensada con la garantía de D-os de que sus hijos retornarán a Israel: Después que los judíos fueron exiliados a Babilonia, los patriarcas, matriarcas y Moshé fueron a apaciguar a D-os, intentando suscitar la misericordia divina en favor de sus hijos. Cada uno invocó las grandes acciones que hicieron, pidiendo que D-os sea recíproco teniendo compasión por los judíos. Pero D-os no fue persuadido. Entonces Rajel entró y dijo “Señor del Universo, considera lo que hice por mi hermana Lea. Todo el trabajo que Iaacov hizo para mi padre fue solo por mi, sin embargo cuando fui a entrar a la canopia nupcial, llevaron a mi hermana en mi lugar. No solo me mantuve en silencio, sino que le di a ella la contraseña secreta que Iaacov y yo habíamos arreglado (para prevenir cualquier cambio de novia en la noche de bodas). Tu, también, si Tus hijos han traído Tu rival dentro de Tu casa, guarda silencio por ellos.” D-os le respondió: “Los has defendido bien. Hay recompensa para tu acción y por tu rectitud. Contiene tu voz del llanto y tus ojos de las lágrimas, porque hay recompensa para tu trabajo, dice el Señor, y ellos volverán de la tierra del enemigo. Y han esperanza para su futuro, dice el Señor, y los hijos regresarán a sus propias fronteras.”

¿Por qué lo que hizo Rajel fue mucho más precioso a los ojos de D-os que los logros de todos los otros suplicantes? ¿Por qué su valiente acción fue más querida que la disposición de Abraham de sacrificar a su hijo o los cuarenta años de liderazgo altruista de Moshé de los beligerantes israelitas?

Quizás esta pregunta se puede contestar examinando la legitimidad del matrimonio de Iaacov con Rajel y Lea. ¿Cómo pudo Iaacov casarse con ambas cuando la Torá prohíbe explícitamente al hombre casarse con dos hermanas? Najmánides explica que dado que los patriarcas vivieron antes que la observancia de las mitzvot se volviera obligatoria en el Monte Sinaí, ellos observaban las leyes de la Torá sólo mientras estaban en la Tierra de Israel. Por lo tanto, a Iaacov le fue “permitido” casarse con dos hermanas mientras residía en Padan Aram.

Siguiendo esta línea de razonamiento, Najmánides explica la razón real aunque no mencionada, para no enterrar a su más amada y favorita esposa en la Cueva de Majpela, optando en su lugar por reservar el lugar de descanso junto a el para Lea. En pocas palabras, Iaacov estaba avergonzado de traer a su segunda esposa, la esposa con la que se había casado “ilegalmente”, a la parcela familiar. ¿Qué dirían Abraham, Sará, Itzjak y Rivka de su acción? Además, Najmánides dice, esta es también la verdadera razón por la que Rajel murió inmediatamente luego de la llegada de Iaacov a Israel, el aire sagrado de Israel no podía tolerar una segunda esposa de Iaacov.

Rajel era una profetisa como también una mujer muy entendida y sabia. Cuando aceptó darle a Lea la contraseña que le permitiría a su hermana convertirse en la primer y única esposa legítima de Iaacov, estaba totalmente consciente de la magnitud de su sacrificio. Se dio cuenta que aunque Iaacov aceptara tomarla como segunda esposa, ella no podría vivir con su querido esposo cuando retornaron a la tierra de sus padres. Sus hijos serían criados por su sirvienta Bila y no podría vivir para ver a sus nietos. Y por si fuera poco, no podría descansar en su legítimo lugar de entierro, al lado de Iaacov y sus santos parientes. En su lugar, por miles de años ella yacería sola al costado de un camino remoto, esperando la Redención y la Resurrección de los Muertos. Renunciar a la propia vida física de uno es poco en comparación a este sacrificio abrumador. Rajel sacrificó todo, tanto su futuro físico como espiritual, por el bien de su hermana.

Los Patriarcas y Moshé fueron grandiosos. Pero ellos no tenían nada que pudiera ni remotamente competir con este increíble sacrificio.

Mamá Rajel lloró por nosotros y D-os escuchó sus súplicas. Es seguro que a pesar del pedido de D-os que “contenga su voz del llanto y sus ojos de las lágrimas” ella continúa llorando hasta que vea la realización de la promesa de D-os. Pero quizás D-os está esperando que sus hijos se comporten en forma similar a Rajel. Un acto más, totalmente desinteresado, en favor de un hermano o hermana judía, logrará finalmente que Rajel sonría.

UNIDAD EN COMUNIDAD

"[Jacob] les dio todas las bendiciones que le dio a cada uno individualmente." (Bereshit 49:28)

A pesar de que cada uno tiene su rol único en nuestra misión Divina para hacer de este mundo un hogar para D-os, todos estamos involucrados también en alguna medida en los roles desempeñados por otros. Hay tres formas efectivas en forma creciente en la que podemos hacer esto:

Todos nos enfocamos en nuestras tareas personales, pero dado que estamos trabajando hacia el mismo objetivo, todos compartimos los resultados de nuestros logros individuales.

Invitamos y alentamos uno al otro a participar ocasionalmente en la actividad personal en la que nos especializamos.

Cuando nos ocupamos periódicamente en tareas distintas a nuestro fuerte, nos ocupamos en ellas tan completamente como lo hacemos cuando nos ocupamos de nuestras tareas personales.

Participar en los esfuerzos de cada uno fomenta la unidad judía, haciéndonos merecedores de las bendiciones de D-os, incluyendo, especialmente, la máxima bendición, la Redención Mesiánica.

Likutei Sijot, vol. 25, págs., 287-291.

Bereshit (Génesis) 47:28 – 50:26

La doceava y última sección del libro de Génesis relata el último período en la vida de Jacob y la sucesión de su hijo José. Jacob vivió (Vaiejí, “y él vivió” en Hebreo) los últimos 17 años de su vida en Egipto. Además de dedicarse a la educación moral continua de sus descendientes, Jacob organizó a su familia en tribus para prepararla para su destino espiritual, y luego le otorgó a cada tribu sus características espirituales únicas. Luego de su muerte, los hijos de Jacob lo enterraron en la parcela de sepultura familiar en Hebrón. La sección culmina con la subsiguiente muerte de José y su promesa de que D-os eventualmente los llevaría de nuevo a la Tierra Prometida.

NO VEO NADA

Un niño había contraído una grave enfermedad, Di-s no lo permita, y los médicos totalmente desahuciados, explicaron a sus padres que sólo le restaban unas semanas de vida y le recomendaron al padre que llevara a su hijo a algún sitio para pasear por última vez con él.

El padre, destrozado, así lo hizo. Viajaron a Nueva York y se dedicaron a pasear por Manhattan. Una mañana, un muchacho de la Ieshivá les ofreció colocar Tefilín. El hombre le relató su problema y el joven le suplicó que visitara al Rebe de Lubavitch.

Cuando finalmente obtuvo la audiencia personal, el Rebe pidió al niño que le mostrara el sitio donde se halla el corazón. El niño así lo hizo y el Rebe dijo: "No veo nada", el padre se sorprendió muchísimo.

Luego regresaron al consultorio del médico, quien sorprendido luego de ver las nuevas placas dijo: "No comprendo lo sucedido, pero ahora no veo nada".

HAVDALÁ

Cuando la Reina Shabat parte y desciende la oscuridad, la ceremonia de Havdalá nos llena de esperanza y coraje. Havdalá significa “separación”, entre la luz y la oscuridad, entre lo sagrado y lo mundano.

La Havdalá es una experiencia multisensorial. Si hay un grupo, una persona la recita mientras que los demás participantes responden “Amén”. Va a necesitar: un libro de rezos, una copa, vino o jugo de uva, una vela (de varias mechas si hay disponible) y especias aromáticas (el clavo de olor es el más popular).

1. Llene la copa hasta el borde y un poco más. Levantela con su mano derecha (a menos que sea zurdo).

2. Recite los versículos preliminares. Haga una pausa cuando llegue a “Para los judíos hubo luz, felicidad, alegría y honor, ¡que así sea para nosotros!” y permita que todos lo digan al unísono.

3. Recite la bendición sobre el vino.

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy

Ultimas Noticias Ver más

Una nueva iniciativa educativa del Keren Keyemet LeIsrael –Uruguay
En comunidad

Una nueva iniciativa educativa del Keren Keyemet LeIsrael –Uruguay

18 Enero 2020


Iom KKL en los majanot, los campamentos de los movimientos juveniles (Texto y fotos: KKL)

Presidente Giammattei es recibido por los niños de la Comunidad Judía de Guatemala.
Mundo Judío

Simbólica visita del flamante Presidente de Guatemala a la Comunidad Judía

18 Enero 2020


Texto y fotos: Gentileza de la Comunidad Judía de Guatemala

El Fiscal Alberto Nisman en Jerusalem
Entrevistas

Alberto Nisman: la doble frustración

18 Enero 2020


La suya, por la falta de justicia tras la AMIA. Y la nuestra, por la falta de justicia tras su asesinato.  

Esta página fue generada en 0.0265269 segundos (500)
2020-01-19T01:47:57-03:00