En comunidad

Con Efrat Godet, al frente de una iniciativa motivadora: MOMentum

Una entrevista sobre sentimiento y motivación

La Rabanit de la Comunidad Israelita del Uruguay (Kehila) Efrat Godet, no sólo acompaña a su esposo, el Gran Rabino Max Godet, sino que también promueve iniciativas comunitarias que aporten contenido judío. En estos días precisamente, lanzó junto con WIZO MOMentum, sobre lo cual nos explica en esta entrevista.

A todas las interesadas: hay tiempo para anotarse hasta el 10 de febrero en el correo electrónico que aparece en el banner.

P: Efrat, estás al frente de una iniciativa especial organizando un viaje poco común a Israel. ¿Nos podés contar qué tiene de singular? Ante todo, que es sólo para mujeres ¿verdad?

R: Gracias Ana. MOMentum es un proyecto que se realiza hace más de 10 años a nivel mundial y se realizará en Uruguay en un esfuerzo conjunto entre Kehilá y WIZO con un grupo de 10 mujeres al que tengo el honor de liderar. 

Es un viaje destinado a mamás de niños y adolescentes que tiene como objetivo empoderar y motivar a la mujer judía para sí misma y por su rol fundamental dentro de su familia, de su comunidad y en la sociedad.

P: ¿Cómo se logra motivar?

R: Durante 8 intensos días viajaremos por los lugares más místicos y espirituales de Israel, recibiendo clases de conferencistas de prestigio, despertando la espiritualidad y fortaleciendo la identidad judía de cada de nosotras, y también aumentando la conexión con Israel.

También se incluyen encuentros previos y posteriores al viaje, donde se apunta al involucramiento comunitario.

P: ¿Cuál es concretamente el plan? ¿Qué actividades están planeadas?

R: Cada día tendrá un lema, un objetivo a trabajar. “Ayudar al prójimo”, “Paz y plenitud en el hogar”, “Emuná (confianza)”, y ese objetivo se irá trabajando a través de los lugares que visitemos y actividades y paseos que hagamos.  

P: ¿La motivación principal tiene que venir sólo a través del espíritu?

R: No. Sin duda el esfuerzo personal por mejorar el carácter, cuánto me preocupo por el prójimo, por mi comunidad, por mi familia, son el principal motivador para sentirse pleno. Es una cadena donde yo empiezo dando y simultáneamente recibo. Espiritualmente me siento bien y motivada cuanto más doy, y no como se piensa habitualmente que el bienestar es el resultado de recibir y poseer.

P: ¿Por qué sólo mujeres? ¿Somos realmente el centro del hogar, el pilar de la familia?

R: No puedo ser objetiva en esta respuesta, pero mi experiencia me dice que sí. La mujer es la llave que abre todos los portones. “La sabiduría de la mujer construye su hogar” enseñó el Rey Salomón. Por lo tanto, para ser sabia, la mujer tiene que estudiar, crecer, dedicar tiempo a sí misma, estar preparada para las adversidades, tener todas las herramientas necesarias, pulir al máximo su potencial y cualidades, despertar su espiritualidad, sensibilidad y conexión con el prójimo, y esto es un gran diamante que todas tenemos, es un trabajo diario de construcción.

P: ¿Te parece que estás respondiendo aquí a una necesidad que ves en el terreno, gente un tanto alejada que quiere conectarse con sus raíces?

R: En este punto puedo hablar con propiedad porque lo viví a nivel personal. Conozco de cerca la Comunidad Judía, porque soy uruguaya. Viví en Uruguay hasta el 2009 año en que hice aliá. De hecho nací en una familia alejada y no fui educada en un marco judío. Fue solamente a los 18 años que comencé a trabajar como voluntaria a través de la Kehilá en otras instituciones. Mi admiración por la Comunidad comenzó por el voluntariado y luego por lo religioso. Con el tiempo me acerqué a nuestras raíces y combiné estudios universitarios en Uruguay con estudios judaicos en Israel. Tengo hermosos recuerdos de vivir una vida muy activa a nivel comunitario y religioso antes de irme, y si bien no fue mi decisión volver a Uruguay, sino que es a través de mi marido, siento que todo el trabajo que realizamos día a día en pro de la Comunidad es también para devolver lo que yo recibí y que causó mi involucramiento.

P: Recordemos, por si hay algún distraído, que tu esposo es el Gran Rabino de la Kehila Max Godet.

R: Así es. Te diré entonces que por todo esto, me siento muy honrada de realizar este viaje entre otros proyectos, que tiene como objetivo inspirar a más mujeres y que ellas inspiren a sus hijos, sus familias, su comunidad y el mundo.    

P: Un viaje así ¿apunta a acercar a las mujeres que se sumen a una vida religiosa o simplemente a conocer más de las fuentes judías?

R: Apunta a que a través de las fuentes judías se acerquen primeramente a ellas mismas, fortaleciendo su confianza personal y motivándolas a construir una familia fuerte en cuanto a tradiciones y valores judaicos se refiere.

 P: Muchas gracias Efrat. Que sea con mucho éxito.

R: Gracias a ti Ana por el interés.

Ana Jerozolimski
(06 Febrero 2020 , 19:22)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1414182 segundos (3496)
2020-04-09T08:06:08-03:00