En comunidad

Lo que el Embajador de Irán no dijo

En respuesta a la conmemoración de la Revolución Islámica art publicado en el Observador.

Ante un nuevo aniversario de la Revolución islámica  el Embajador Abolfazl Pasandideh renueva el compromiso con la independencia, la libertad y la república islámica.

Cabe preguntarse  a qué compromiso con la libertad  se refiere cuando Irán lleva a cabo una política expansionista desde la Revolución intentando exportarla agresivamente a Irak, Siria, Líbano y Yemen.

El Embajador se queja del incumplimiento del derecho internacional cuando Irán se ha burlado y  ha realizado atropellos como la ocupación de la Embajada de Estados Unidos  y la crisis de los rehenes que duró desde el 4 de noviembre de 1979 hasta el 20 de enero de 1981.

Asegura que una de las metas de la revolución es defender la libertad e Irán empeña en la persecución de minorías como los cristianos, bahaístas,  yaresanistas, zoroastristas y otros. Las autoridades iraníes niegan el holocausto del pueblo judío y exigen la destrucción del Estado de Israel apoyando militar y económicamente a organizaciones terroristas como Hamás y Hezbollah.

Pero, ¿en qué consistió la 'revolución islámica'? Antes de 1979, Irán había sido durante casi cuarenta años un reinado encabezado por el Shah Mohammad Reza Pahlavi, con estrechos lazos con el gobierno estadounidense. Un vertiginoso ascenso de las protestas – con eje, ente otras cosas, en el rechazo a la injerencia extranjera- precipitó la prohibición de los partidos políticos, dejando a las mezquitas como el único espacio en el que la población podía canalilzar su descontento. Es en ese contexto en el que emergió la figura de un carismático religioso, el Ayatolá Ruhollah Khomeini, quien a diferencia de algunos de sus pares, promovía la intervención en política y fue uno de los precursores del llamado islamismo, o islam político.  La revolución, así, tuvo un alto contenido popular, anti extranjero y profundamente religioso. Ni bien triunfó la Revolución islámica, comenzó una dictadura de los Ayatolas que persiguió a todos los que habían luchado junto a ellos contra el Shah, pero que pensaban diferente a ellos.

La opresión de las mujeres comenzó con la Revolución y también la persecución  de los homosexuales.  Según informes, cientos de personas han sido ejecutadas en Irán por su orientación sexual. Hace un año, a finales del mes de enero, un homosexual fue colgado en Irán por su orientación sexual tras determinar que había violado las leyes antigay del país.

El movimiento de mujeres en Irán tenía una amplia tradición, incluso antes de la revolución. Por eso, uno de los primeros actos del nuevo régimen de los Ayatolás fue suspender, a través de un decreto, la Ley de Protección de la Familia, promulgada en 1967 y revisada en 1975. En tanto era de las normativas más progresistas de la región, le otorgaba a las mujeres el derecho a pedir el divorcio, había elevado la edad del matrimonio para las niñas a dieciocho años, y permitió que un hombre tomara una segunda esposa sólo si contaba con el consentimiento de su primera esposa y el permiso de un tribunal de familia. Además, la custodia de los hijos iría a la madre a menos que los tribunales decidieran lo contrario.  Todo eso fue anulado de la noche a la mañana con la llegada de la revolución. Y el Embajador habla de la Revolución como un símbolo de libertad cuando es totalmente lo opuesto.

 

Respuesta a este artículo

https://www.elobservador.com.uy/nota/iran-y-el-orden-internacional--202021023517https:

Janet Rudman
(11 Febrero 2020 , 15:21)

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

27 Febrero 2020


Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 39. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

Esta página fue generada en 0.0375280 segundos (1496)
2020-02-28T05:09:01-03:00