Mundo Judío

Hunters, la nueva serie de Amazon

Basado en el artículo de JTA de Lior Zaltzman 

Amazon siempre es noticia para la comunidad judía, hace poco se le estaba pidiendo que retirara libros antisemitas de su catálogo de libros.

La serie “Hunters”, trata de un grupo de cazadores de nazis,  ya tiene mucha polémica y críticos. Primero en la comunidad judía. Ya ha tuiteado sobre eso el Museo de Auschwitz.

Es difícil hacer una serie que no sea un documental sobre un tema tan duro, sensible.  Por momentos la serie parece que es un comic, es bizarra. Hay una escena en el primer capítulo de un asesinato múltiple que parece un sueño. A los personajes les falta profundidad, no hay un buen desarrollo de ellos. La serie tiene algo de Tarantino. Son excesivas las escenas de violencia,  y rayan  con  el mal gusto. Cómo lo dijo su autor, no tiene nada que ver con la realidad, está ha servido como inspiración pero es una ficción. Me da la sensación que en el intento de ser original pasó los límites del buen gusto y tiene una falta de sensibilidad absoluta. Por supuesto que la violencia que utilizan los vengadores poco tiene que ver con la realidad. ¿Quién se imagina a Wiesenthal en estas escenas? Claro, es ficción.

Lo que nos acerca a la realidad es la muestra que hacen de Estados Unidos de los 70.

¿Había tantos nazis en Estados Unidos en la década de 1970 que debían ser perseguidos?

Esta es la pregunta que nos tenemos que hacer antes de mirar la serie. ¿Existía esa conspiración nazi que muestra la serie? Seguramente muchos estaban en contacto y otros no. Pero la serie nos cuenta una ficción que es un enfentamientos entre los cazadores de nazis que buscan vengarse, no justicia. 

Está protagonizado por un grupo de estrellas judías: Logan Lerman, Saul Rubinek, Josh Radnor y Carol Kane, quienes interpretan a los cazadores nazis Cuenta con una estética que es más un cómic que un libro de historia, pero sus historias y tramas se basan en bastantes hechos reales.¿Existieron los cazadores nazis en los años 70 en Estados Unidos?   La respuesta a eso es un poco complicada: sí, en las décadas posteriores al Holocausto, los eruditos y sobrevivientes judíos y no judíos trabajaron para llevar a los nazis ante la justicia. Algunos eran estadounidenses y otros europeos.


No hace falta decir que los cazadores reales en los que se basaban eran personas de carne y hueso comunes y corrientes.  Los cazadores nazis de la vida real tampoco disfrutaron de la oscuridad como la de Bruce Wayne que ofrecían Offerman de Pacino y su grupo de cazadores. Tampoco andaron  clandestinamente torturando a los nazis con estiércol de caballo (sí, esto sucede en el programa) y asesinándolos, hasta donde sabemos. Pero sí lograron descubrir y llevar ante la justicia a algunos criminales de guerra nazis.

En realidad hay demasiados para nombrar. Pero aquí están los más famosos. El más destacado fue probablemente Simon Wiesenthal, quien sobrevivió a cuatro campos de concentración. Wiesenthal y su esposa, Cella, perdieron a unos 89 familiares de los nazis.

Comenzó su caza nazi poco después de ser liberado del campo de Mauthausen. Todavía demacrado y frágil, Wiesenthal comenzó a documentar nombres y detalles de nazis y colaboradores, desde guardias hasta funcionarios de la Gestapo. Después de la guerra, Wiesenthal lanzó el Centro de Documentación de la Asociación de Víctimas Judías del Régimen Nazi en Viena en los años 60 y se convirtió en un agente del Mossad. Si bien probablemente no fue instrumental en la captura de Adolf Eichmann, como algunos se hicieron creer, ayudó a encontrar a otros nazis, especialmente a Karl Silberbauer, el oficial de la Gestapo que arrestó a Anne Frank, y Franz Stangl, el comandante de los Treblinka y Campamentos de Sobibor. También proporcionó inteligencia clave sobre muchos ex funcionarios nazis. Wiesenthal murió en 2005.


En 1977, el año en que se lleva a cabo Hunters, el rabino Marvin Hier comenzó el Centro Simon Wiesenthal en los Estados Unidos. (Wiesenthal no estaba afiliado personalmente al centro). Al año siguiente, Hier nombró a otro cazador nazi, Efraim Zuroff, para dirigir el centro, que se describe a sí mismo como "una organización global de derechos humanos que investiga el Holocausto y el odio en un contexto histórico y contemporáneo. . " Zuroff, un nativo de Nueva York de 71 años, vive en Jerusalén. Su trabajo ha llevado a los juicios de más de 40 nazis y sus colaboradores, y él todavía está trabajando para llevar a los criminales nazis ante la justicia. Luego estaban Serge y Beate Klarsfeld, quienes recientemente ganaron un Premio Nacional del Libro Judío por sus memorias sobre sus días de caza nazi. Serge es un judío rumano cuyo padre fue asesinado en Auschwitz. Beate es alemana, y sus padres, aunque no eran nazis, votaron por Hitler como canciller antes de la Segunda Guerra Mundial. Primero se enfrentó a las atrocidades cometidas por el régimen nazi como au pair en París.

También fue en Francia donde conoció y se casó con Serge. A través de la investigación y el activismo, los Klarsfelds ayudaron a llevar ante la justicia a los nazis y sus partidarios de Vichy, como Klaus Barbie, el funcionario de las SS denominado "el Carnicero de Lyon".

Los Klarsfelds fueron arrestados varias veces durante sus carreras de caza nazi, incluido Serge en Alemania en 1972 por tratar de secuestrar al ex funcionario de las SS Kurt Lischka y Beate en Siria por intentar capturar a Alois Brunner, el asistente de Eichmann.

En 1969, Beate interrumpió una reunión del Reichstag en Alemania Occidental para gritarle al canciller alemán Georg Kiesinger: "¡Eres un nazi!"

Después de eso, según The Guardian, ella "interrumpió una manifestación política al saltar al podio y abofetearlo". Fue sentenciada a un año de prisión y cumplió cuatro meses.

La mayoría de los criminales de guerra nazis escapados se dirigieron a Sudamérica después de la guerra.  Países como Argentina y Brasil se convirtieron en refugios donde estos funcionarios nazis vivieron en el anonimato. Hubo algunos casos prominentes de nazis capturados en los Estados Unidos; el primero de ellos fue Hermine Braunsteiner Ryan, conocido como el "Majdanek Stomping Mare". Según los informes, la guardia femenina pateó a prisioneros judíos hasta la muerte. Después de la guerra, conoció a su esposo estadounidense, Russell Ryan, y emigró a Nueva Escocia, Canadá, y luego a los EE. UU., Donde se estableció en Queens, Nueva York, no muy lejos de donde se lleva a cabo gran parte de los Cazadores. Fue Wiesenthal quien ayudó a capturar a Braunsteiner Ryan basándose en la inteligencia que obtuvo de un sobreviviente de Majdanek. Braunsteiner Ryan renunció voluntariamente a su ciudadanía estadounidense y fue extraditada a Alemania Occidental en 1973. Fue sentenciada a cadena perpetua en 1981 pero fue liberada en 1996 debido a su salud deficiente. Ella murió tres años después. Estaba Feodor Fedorenko, un guardia ucraniano en el campo de exterminio de Treblinka. Fodorenko vivió en Waterbury, Connecticut, y fue descubierto en 1977, el año en que se lleva a cabo Hunters. Tres años después fue extraditado a la URSS, donde fue juzgado, condenado y ejecutado. Otro de estos nazis fue Boļeslavs Maikovskis, un colaborador nazi letón que ingresó a los Estados Unidos en 1950, y mintió sobre su participación con los nazis en su solicitud de visa. En 1965, un tribunal letón encontró a Maikovskis, que vivía en Mineola, Nueva York, culpable de asesinato por su colaboración con los nazis. Sin embargo, Maikovskis permaneció en los Estados Unidos hasta 1987, cuando quedó claro que sería extraditado a la URSS y probablemente condenado a muerte. Puede haber otros nazis que no conocemos, y aún podrían estar viviendo entre nosotros. En el libro de 2014 The Nazis Next Door: Cómo Estados Unidos se convirtió en un refugio seguro para los hombres de Hitler, el periodista Eric Lichtau escribió que las agencias de espionaje estadounidenses contrataron al menos a 1,000 ex-nazis durante la Guerra Fría y varios de estos espías nazis fueron recompensados ​​con la ciudadanía estadounidense.

Janet Rudman
(17 Marzo 2020 , 18:13)

Ultimas Noticias Ver más

600 soldados  ayudarán a la policía a hacer cumplir las restricciones
Noticias

600 soldados ayudarán a la policía a hacer cumplir las restricciones

30 Marzo 2020


El gobierno israelí corrige las nuevas restricciones al público (Fotos: Dover Tzahal)

Buenas noticias y nuevas restricciones
En comunidad

Buenas noticias y nuevas restricciones

30 Marzo 2020


Desde Jerusalem Ana Jerozolimski nos pone al día.

Esta página fue generada en 0.0361700 segundos (2258)
2020-03-31T06:06:50-03:00