Mundo Judío

MiSinai

Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 39. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

 

No. 39
Terumá
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 27/02 19.06 y Punta del Este 19.01
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

TORÁ PARA HOY

¿SINAI O SANTUARIO?

Por Yanki Tauber

Y en el comienzo D-os no tenía morada y así pidió a Su Pueblo que Le levantara un alojamiento.

¿Dónde dice esto? En verdad en ningún lado. Pero dice que D-os instruyó a Moshé para que le dijera al pueblo: Ellos harán para Mí un santuario y Yo moraré entre ellos.

La pregunta es, ¿realmente D-os no tenía morada? ¿No estaba ya morando con el pueblo? Si fue la otra semana que leímos acerca de la Revelación en el Sinaí donde D-os descendió del cielo a la tierra. ¿Entonces por qué, repentinamente la necesidad de un santuario para Él?

La respuesta es que hay una diferencia fundamental entre el Sinaí y el Santuario. Sinaí representa una revelación confiada al pueblo desde lo alto. D-os inició y activó ese encuentro. En esa experiencia el pueblo judío estaba en cierto modo pasivo. Todos los truenos y relámpagos, físicos y espirituales, vinieron a ellos desde Lo Alto.

El Santuario, sin embargo, debió ser construido por los judíos mismos. Ellos tuvieron que tomar la iniciativa. Desde la campaña de recolección de fondos y la reunión de materiales necesarios para el santuario hasta las tuercas y tornillos para la construcción, el Mishkán fue un edificio hecho por el hombre.

En Sinaí los cielos se abrieron para el más grande show de sonidos y luces de la tierra, dejando a una nación hipnotizada e inspirada con temor. Pero ellos mismos fueron receptores pasivos de este único e irrepetible don desde lo alto.

Construir un santuario llevó toda una campaña constructora. Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, se arremangaron la camisa. Llevó semanas, meses de duro trabajo, significativas contribuciones de cada individuo, planificación, programación, diseño, y finalmente la construcción de una casa santa para D-os. Hicimos que ocurriera. Y por lo tanto, es el pueblo el que hizo descender a D-os a la tierra.

Aparentemente fue importante para los judíos apreciar el valor de D-os uniéndose a proyectos de auto ayuda y Hágalo Usted Mismo, de naturaleza espiritual. No es suficientemente bueno sentarse a esperar revelaciones extraordinarias, aquellas visitas supernas que D-os otorga una vez en la vida. Es necesario que nosotros creemos la infraestructura, tomar los ladrillos en nuestras manos y Hagan para Mí un Santuario.

Para hacerlo más sencillo, ¿estamos esperando a D-os o D-os nos está esperando? ¿Quién hace el siguiente movimiento?

Hace no mucho me encontré a una persona, como a menudo ocurre con los rabinos, y la discusión se volvió hacia la "Religión". Fue bastante brusco acerca de esto. "No es para mí rabino", dijo. "Si D-os quisiera que fuera religioso, se habría asegurado que hubiese naciedo en Bnei Brak, o al menos en una familia religiosa de aquí". Le dije que me recordaba a un comediante que tenía mucho miedo de volar y argüía que "Si D-os quisiera que el hombre volara, le habría dado alas... ¡O habría hecho más fácil llegar al aeropuerto!". Entonces dijo, "Si D-os hubiera querido que fuera un ángel, también me habría dado alas".

El hecho es que D-os nos dio alas. Eso es lo que significa Sinaí. Nos dio una dosis de revelación, de tratamiento de shock espiritual que nos ha saturado con una eterna capacidad de volar alto, para tocar lo divino. Pero esas sólo fueron las herramientas, ahora debemos aprender a volar. Podemos haber sido dotados con el potencial para desarrollar nuestra conexión con la Divinidad, pero después de Sinaí nos corresponde a nosotros hacer que ocurra y hacer surgir nuestro poder innato realmente.

La verdadera revelación es rara. Mientras que ciertamente existen esos momentos especiales en que vemos la inconfundible presencia de D-os en nuestras vidas, no podemos esperar que estalle el relámpago. Necesitamos construir nuestros santuarios personales para D-os para abrazarLo y traerLo a nuestros hogares y familias.

Una vez un maestro le preguntó al Rebe de Kotzk "¿Dónde está D-os?" Él respondió "Donde quiera lo dejen entrar".

EL NIÑO INTERNO

"Debes hacer dos querubines de oro." (Shemot 25:18)

Las caras de niño de los querubines significan que nuestra conexión intrínseca con D-os es como la conexión esencial entre padre e hijo. A pesar de las fluctuaciones que pueden surgir en su relación, la conexión entre padre e hijo nunca puede ser rota. El hecho que los querubines estuviesen situados encima de las Tablas de la Torá y enfrentándose uno al otro, significa que estudiando la Torá, podemos alcanzar la raíz de nuestra alma Divina, permitiendo que nuestra conciencia se fusione totalmente con D-os. Las caras de niño de los querubines también aludían al hecho de que la Torá como la conocemos es una versión diluida y simplificada de la Torá celestial, la sabiduría infinita de D-os. D-os contrajo Su sabiduría infinita de una forma que podamos entender y digerir, así como un maestro experto contrae su captación de un tema para transmitírselo a sus alumnos.

El hecho de que las alas de los querubines estuvieran extendidas en forma protectora sobre el Arca alude al hecho de que la educación de Torá de los niños pequeños asegura la preservación y continuidad de la transmisión de la Torá.

Torá Or 79d; Reshimot 108; Sijot Kódesh 5741, vol. 2, págs. 395-397; Likutei Sijot, vol. 26, págs. 180-182.

Shemot (Éxodo) 25:1 – 27:19

Como la Torá relatará más adelante, cuando los judíos se convencieron de que Moisés no iba a bajar del Monte Sinaí, cometieron el pecado de hacer un becerro de oro. Algunos del pueblo adoraron este becerro como un ídolo; y como resultado D-os retiró Su presencia de todo el pueblo. Para restablecer Su presencia, D-os les ordenó que construyan una “casa” portátil, consistiendo de una tienda como santuario (el “Tabernáculo”), un patio alrededor y varios elementos puestos en lugares específicos dentro del santuario y su recinto. La séptima sección del libro de Éxodo comienza con la orden de D-os al pueblo judío de contribuir (Terumá en Hebreo) para la construcción de este Tabernáculo.

EL ESCÉPTICO, EL BAAL SHEM TOV Y LA NIÑA PARALIZADA

Shemuot Vesipurim, vol. 1, p. 20

Él era un escéptico. Sin duda vivía puntillosamente de acuerdo con los mandamientos y se aseguraba de estudiar la Torá con regularidad, pero los relatos sobre rabinos que hacían milagros le eran ajenos. Aun cuando algunos de sus propios familiares viajaban a ver al Baal Shem Tov para recibir sus bendiciones él se quedaba, frío e incrédulo.

Las cosas hubieran seguido así para siempre de no ser por su hija. La niña, dulce y querida, la luz de sus ojos y alegría en su vejez, fue afectada por una parálisis. El sanador del pueblo intentó con todos los remedios, el médico de la gran ciudad recetó una dieta de alimentos sanos, pero la pobre niña seguía sin poder moverse.

Pasaba el tiempo y la situación de la niña no mejoraba. “¿Por qué no viajas a ver al Baal Shem Tov?”, le preguntaban sus amigos. “No tienes nada que perder y todo por ganar”.

Finalmente cedió.

Un soleado día de verano tomó un pequeño saco de dinero y, con cuidado, subió a su hija a la carreta y partieron.

Cuando llegaron, el padre dejó a su hija en el carro y entró directamente al estudio del rabino.

“Rebe”, le dijo abruptamente mientras presentaba el regalo. “Dicen que usted puede curar a la gente. Tome, aquí tiene esto. Haga que mi hija vuelva a estar sana. Está fuera en la carreta”.

“Vaya en paz. No necesito su dinero”, dijo el Baal Shem Tov bruscamente. Tomó la ofrenda que el hombre le hacía y la arrojó por la ventana.

Al caer en el patio, la bolsa se abrió de golpe y las monedas se desparramaron por todas partes. Desde el pescante de la carreta, la niña vio el dinero volando. Por instinto, saltó a recoger las monedas dentro de su falda.

Cuando el padre salió y vio lo que había sucedido, le dijo a su hija: “Rápido, sube a la carreta. Vayámonos de aquí antes de que este se atribuya haberte curado!”.

¿LO SABÍAS?

PREPARATIVOS PARA PURIM

Recordar

Antes de Purim viene Shabat Zajor, el Shabat del Recuerdo, cuando leemos de un rollo de la Torá en la sinagoga como los amalekitas nos atacaron con un odio sin sentido. La Torá nos exhorta a nunca olvidar este mal, y "erradicar la memoria de Amalek". Dado que Hamán era un descendiente de Amalek, hacemos esto antes de Purim. Es una obligación que viene una vez al año, asi que asegúrese de estar allí.

Ayunar

Para salvar a su pueblo del exterminio, Esther arriesgó su vida al presentarse frente al rey sin permiso. Pero primero les pidió a los judios que ayunen con ella durante tres días. Más tarde, cuando los judíos enfrentaron a sus enemigos en el dia anterior a Purim, nuevamente decretaron un dia de ayuno y plegaria.

Es por esto que tenemos el "Ayuno de Esther" el día anterior a Purim. Si Purim cae un domingo, el ayuno se realiza el jueves anterior.

Ayunar el fácil. Si usted es saludable y ya tiene la edad de bar o bat mitzvá, no coma ni beba desde el alba al anochecer. En Montevideo el ayuno comienza el lunes 9 de Marzo a las 5:18 y finaliza a las 19:36.

Detalles técnicos:

No ayune si está embarazada o amamantando. Si esta enfermo, consulte con un rabino. Pero incluso si está exento de ayunar, evite los aperitivos y los dulces.

Se puede levantar antes del alba y comer algo, en la medida que haya tenido esto en mente antes de ir a dormir.

Intente ir a la sinagoga para los servicios del día. Tanto durante las plegarias de la mañana como de la tarde agregamos plegarias especiales de dias de ayuno, y leemos de la Torá.

Medio Shekel

En la tarde del Ayuno de Esther, o antes de leer la Meguilá, damos tres monedas de denominación de un medio, por ejemplo tres monedas de medio dolar, para caridad. Representan el medio shekel que cada judío contribuía anualmente al Templo.

En muchas sinagogas se ponen platos con medios dólares de plata, de forma que todos puedan comprarlos para usarlos para observancia de esta costumbre. Muchos dan tres medios dólares por cada miembro de su familia.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy.

Ultimas Noticias Ver más

600 soldados  ayudarán a la policía a hacer cumplir las restricciones
Noticias

600 soldados ayudarán a la policía a hacer cumplir las restricciones

30 Marzo 2020


El gobierno israelí corrige las nuevas restricciones al público (Fotos: Dover Tzahal)

Buenas noticias y nuevas restricciones
En comunidad

Buenas noticias y nuevas restricciones

30 Marzo 2020


Desde Jerusalem Ana Jerozolimski nos pone al día.

Esta página fue generada en 0.0371151 segundos (10284)
2020-03-30T22:32:03-03:00