En comunidad

Mi primera boda jasídica

Ayer fui al casamiento de Lea Shemtov y Hilel Raskin. Lea es la única hija del Rabino Shemtov, el primer sheliaj de Jabad en Uruguay.

Cuando yo empecé a trabajar en Jabad Lea era una niña de ocho años. Verla en la jupá , fue un regalo de Dios.

Cuando me llegó la invitación, mi primera pregunta fue: ¿Qué me pondré en pleno enero para un casamiento observante?. ¿Por qué me molesta tanto vestirme con manga tres cuarto? Puro prejuicio. Lo eché de mi mente y encontré en mi placard mi clásico vestido negro y lo solucioné en un minuto.

Llegué con mi marido al salón de fiestas. Las mujeres entraban por una puerta y los hombres por otra. El camino estaba lleno de piedras, parecía una metáfora de la vida matrimonial. Mis tacos no eran muy altos, así que llegué a la puerta sin ningún percance.

Abuelo, padre y nieto Shemtov

Vi muchas caras conocidas y algunas que me costó reconocer por el paso del tiempo. Busqué con la mirada a la novia. La encontré sentada sonriendo y dando bendiciones. No me animé a darle un beso para no estropear su maquillaje. Parecía salida de un cuento de hadas. Estaba hermosa, su rostro trasmitía seguridad y decisión. Ella había decidido que Hilel era el elegido. El lugar era mágico. Estaba sentada con la abuela y la mamá.  El lugar de los adultos mayores es algo que siempre admiré en la ortodoxia. Existe un respeto del cual no se habla, pero está presente.

Abuela, madre y nieta

Los novios hacen ayuno ese día porque ese día es como  un Yom Kipur personal. Esto se corta después de la Jupá. Comen en un cuarto donde van a estar solos por primera vez como matrimonio, ya que un hombre y una mujer que no estén casados no deben estar en una habitación cerrada.

Los invitados nos sentamos frente  la jupá, las mujeres en un lado y los hombres del otro. El novio llegó acompañado de su padre, abuelo y tíos, todos con una vela prendida en la mano que simbolizaban las almas de los fallecidos que vienen a acompañar en la jupá. El novio se colocó en el centro de la Jupá mirando hacia Jerusalem y esperó la llegada de la novia. La novia entró acompañada de su madre, suegra y otras mujeres, quienes también llevaban velas encendidas. Al llegar a la Jupá , dieron siete vueltas alrededor del novio. Esto representa los siete días de la creación. Además, así traza la novia un escudo protector en torno a su futura familia. La novia llegó  con la cara completamente tapada. Esto es para remarcar que el novio la eligió por su belleza espiritual y no externa.

Suegra, madre e hija

Luego se leyó la Ketubá y se invitó a subir a la Jupá a diferentes miembros de la familia para que recitaran las bendiciones. Se escuchó una grabación del Rebe de un discurso dirigido a un grupo de novios  previo al casamiento. Por fin vino la parte que todos conocemos, el novio pisó y rompió la copa de vino en recuerdo del Templo de Jerusalem, Todos gritamos “Mazel Tov”.

Se escuchaba idish, inglés, hebreo, español, portugués. Vino gente de Alemania (la familia del novio), de Brasil, de Estados Unidos (las tías y abuelos de la novia), de Israel. La comida fue deliciosa, tirando abajo el mito que lo kasher y lo rico no se llevan bien. La mesa de entrada repleta de arenque, salmón y guefilte fish era  el sueño  cumplido de cualquier judío ashkenazi. En el buen gusto de la decoración y en cada detalle se vio la mano de la Rabbanit Roji Shemtov. Las rosas fueron protagonistas de la velada. Había arreglos de diferentes tamaños y todo combinaba a la perfección.

Se bailaba por un lado hombres y por otro lado mujeres separados por una mejitza de plantas verdes. Se ve que hicieron una negociación extra oficial con Dios porque la noche estaba fresca y la luna parecía pintada por Cuneo.

Felicitaciones a todos, sobre todo a los novios y a los padres de la novia por haberme permitido ser parte de su alegría. Jabad no se abandona nunca porque perdura en el corazón.

Novia bailando

 

Un agradecimiento especial a Enrique Rotemberg, Ianai Silberstein y Levy Shemtov por sus fotos. 

 

 

Janet Rudman
(24 Enero 2019 , 18:50)

Ultimas Noticias Ver más

Entrevista directa con Ernesto Talvi: Tendremos que ser arquitectos y bomberos
Entrevistas

Entrevista directa con Ernesto Talvi: Tendremos que ser arquitectos y bomberos

20 Octubre 2019


Los sueños, los planes, la política, la identidad judía. Fotos: Campaña de "Ciudadanos"

Como el Uruguay a veces hay. No es una frase. Es un libro
Entrevistas

Como el Uruguay a veces hay. No es una frase. Es un libro

20 Octubre 2019


Con su autor, el periodista Tomás Linn.

Ganadores del Festival de Haifa
Israel

Ganadores del Festival de Haifa

20 Octubre 2019


Fuente: walla.co.il En la película "Africa" trabaja Meir Garner que es padre del director del la película. 

Esta página fue generada en 0.2968879 segundos (748)
2019-10-21T02:29:18-03:00