Noticias

Delegación de rescate israelí partirá a Brasil a raíz del derrumbe en Minas Gerais

Lo confirmó la oficina de Netanyahu

El Primer Ministro de Israel Biniamin Netanyahu se comunicó telefónicamente con el Presidente de Brasil Jair Bolsonaro para expresar su pesar por el accidente del derrumbe de una represa de contención en Minas Gerais . Netanyahu ofreció enviar al lugar equipos de ayuda para buscar a desaparecidos. Bolsonaro aceptó de inmediato y agradeció la propuesta.

Según informó la oficina del Primer Ministro, una delegación israelí partirá hacia Brasil con equipo de rescate. Al parecer, emprenderá el camino en el correr de este domingo.

El Presidente brasileño contó al respecto en su cuenta de Twitter.

 

Este no es por cierto la primera vez que Israel ofrece ayuda al extranjero al ocurrir una catástrofe.

La reacción suele ser casi automática, al confirmarse noticias sobre alguna catástrofe en distintas partes del globo, sean terremotos, inundaciones, aludes o atentados de gran envergadura. Israel siempre se presta rápidamente a ayudar  y a menudo es el primero en llegar, inclusive a lugares distantes geográficamente de sus fronteras.

En el terreno operan los rescatistas especializados, los médicos de distintas disciplinas y los ingenieros, según la situación. Expertos israelíes son enviados a menudo a asesorar inclusive pasado el primer momento de emergencia, así como sucedió por ejemplo después del terremoto en México, por ejemplo en el área de trauma a nivel social y el desafío de cómo tratarlo en comunidad.

 

La unidad de rescate del Frente de Comando Civil de Tzahal, en México (Foto: Dover Tzahal)

Pero México es sólo un ejemplo.

Israel estuvo presente en forma significativa en Nepal tras su terremoto hace pocos años. También tras los atentados de 1998 en Nairobi, Kenya, y en 1999 en Izmir, Turquía, por el terremoto, así como ese mismo año en Grecia por la misma razón y nuevamente en Turquía. En el 2001, instaló un hospital de campaña en India tras un terremoto y en el 2004 rescató a los israelíes atascados en el hotel Hilton de Taba, Egipto, tras un fuerte atentado con explosivos.

En el 2006- volvió a Nairobi, Kenya, por el desmoronamiento de un edificio de cinco pisos que estaba en construcción. En 2010, un potente terremoto mató a un cuarto millón de personas en Haití. En el hospital de campaña establecido por Israel, fueron salvadas más de 1110 personas.

Al año siguiente se envió ayuda humanitaria a Colombia, a raíz de las inundaciones.El mismo año, fue aquel fuerte terremoto en Japón, con las potentes olas de tsunami, y allí estuvo también Israel, así como lo volvió a estar en 2013 tras catástrofes en Filipinas.

Israel se organiza rápidamente para enviar ayuda humanitaria que en muchos casos consiste en equipos necesarios para mitigar el sufrimiento de la población en el lugar afectado. Y en muchas otras ocasiones, el envío de mantas, agua, alimentos, remedios y mucho más, es sólo un punto en el esfuerzo mucho mayor que se despliega, y cuyas manifestaciones principales son el envío de la unidad de rescate de las Fuerzas de Defensa de Israel y de todo lo necesario -tanto en materiales , equipos y recursos humanos- para instalar en el lugar de la catástrofe, un hospital de campaña de alto nivel.

Allí están, trepando entre los escombros, analizando qué hacer de modo profesional, soldados hombres y mujeres jóvenes, junto a oficiales más experientes, con el escudo con la bandera de Israel en el brazo y con la Estrella de David hasta en la prenda que se coloca a los perros entrenados en detectar señales de vida donde el oído humano no los puede captar.

Paralelamente a la ayuda brindada por el Estado, que envía a la unidad de rescate de sus fuerzas armadas, hay iniciativas que parten de la sociedad civil, de distintas organizaciones de voluntarios. Tras el terremoto en México, una delegación pequeña pero simbólica, fue la de “Salvadores sin Fronteras”, cuyos miembros eran ciudadanos israelíes miembros de minorías no judías, de distintas comunidades de la ciudadanía árabe.

Un caso particular es el de “Israel Flying Aid”, creado por la israelí Gal Lusky, que se ha puesto sobre los hombros la iniciativa de prestar ayuda humanitaria “detrás de las líneas del enemigo”, o sea en países que no tienen relaciones diplomáticas con Israel, a los que el Estado como tal no puede llegar, pero donde civiles corren peligro de muerte. Lo han hecho repetidamente, en situaciones en las que sus propias vidas corrían peligro.

 

 

 

 

Ana Jerozolimski
(26 Enero 2019 , 14:01)

Ultimas Noticias Ver más

El Fiscal Alberto Nisman (Foto: Gentileza Depto Fotografía La Nación)
Entrevistas

El peligro de terrorismo iraní en América Latina, en las palabras del propio Alberto Nisman

17 Enero 2020


Al cumplirse 5 años del asesinato del Fiscal de la Causa AMIA, eriza la piel volver a leer esta entrevista que nos concedió en junio del 2013.

El enfermero Aref, la enfermera Claudia y el cirujano Samuel
Entrevistas

Salvar vidas. Esa es la misión de Claudia, Samuel y de todo el hospital

16 Enero 2020


En el Hadassah Ein Karem de Jerusalem. La historia de Nahum y mucho más.

Esta página fue generada en 0.0352211 segundos (3824)
2020-01-17T15:26:26-03:00