Israel

Conversando con la cantante israelí Ahinoam Nini, en tiempos de Coronavirus

Horas antes de su concierto solidario con Madrid

Ahinoam Nini trasciende desde hace años las fronteras de su país. Es requerida en distintas partes del mundo y su música cruza los límites de Israel. Los países de Europa con los que tiene vínculos más profundos y en los que se ha presentado en más ocasiones, son España, Italia y Francia.

Por ende, no es sorprendente que este sábado 25 de abril de noche brinde junto con Guil Dor, que la acompaña desde siempre, un concierto especial desde su casa en beneficio de la Comunidad de Madrid, que haya hecho ya uno en beneficio de Bergamo en Italia y que esté planeando otro para Francia. Esto, además del que ya brindó hace pocos días para ayudar a recaudar fondos para el Centro Médico Rambam de Haifa. Todo, claro está, en el marco de la lucha contra el Coronavirus.

Pocas horas antes del concierto, conversamos con Ahinoam Nini, a quienes muchos llaman Noa,  sobre todas estas iniciativas, sobre cómo vive la crisis actual y qué espera del mundo después del Covid-19.

Vale la pena.

 

P: Noa, este es el tercer concierto solidario que realizas. ¿Cómo se ha dado toda esta iniciativa?

R: El primer pedido llegó de Italia, donde la situación, como sabemos, es sumamente difícil y lamentablemente sigue siéndolo, aunque en algo está mejorando. Acepté de inmediato y fue una experiencia impresionante. Lo hicimos desde mi casa, pre-grabado, le agregamos subtítulos en italiano y llegó a millones de personas. Fue transmitido por la RAI, la mayor cadena de televisión del país. Fue una experiencia impresionante. Ellos ya estaban recaudando y creo que con el concierto se duplicó lo que habían ya logrado.

Creo que un aspecto especial fue el carácter del concierto, desde casa, descalzos, lo cual permitía a la gente sentir la cercanía y tener la sensación de intimidad, de destino compartido.

Ahinoam Nini, Guil Dor (con la guitarra), Michel Braunstein que tomó las fotos y Ayehli, uno de los hijos de la cantante, que ayudó con la grabación
Ahinoam Nini, Guil Dor (con la guitarra), Michel Braunstein que tomó las fotos y Ayehli, uno de los hijos de la cantante, que ayudó con la grabación

 

P: Luego vino el concierto por el Rambam de Haifa.

R: Así es. Podría decir que fue una especie de iniciativa conjunta, ya que ellos se habían dirigido a mí por otras cosas, nos mantuvimos en contacto y ahora sugerí que hagamos ese concierto. Salió muy bien y todos estábamos muy emocionados.

P: Y este sábado 25 de abril, a las 21.00 hora de Israel, el concierto en pro de la Comunidad de Madrid.

R: Así es. Yo busqué en qué puedo aportar a España y surgió esta iniciativa. Debo agradecr a la Casa Sefarad Israel, a la Fundacion Hispano-Judía con la que estoy también muy en contacto. Todos juntos trabajamos para concretarlo. También por cierto a la Embajada de Israel en España que ayudó mucho. Y evidentemente también mis agentes en España, Syntorama, que se hallan en San Sebastián. El objetivo es ayudar a hospitales de Madrid.

P: Además de la buena causa, desde el punto de vista artístico será un evento muy atractivo. Ante todo, por tu música, y también por alguna sorpresa que tienes preparada…aunque ya la has revelado.

R: Así es. Será muy lindo también contar con mensajes de Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Jorge Drexler y Anne Igartiburu. Espero que esto ayude mucho a los hospitales y los médicos, que tan duro están trabajando.

P: Hablaste antes de un destino común, compartido…y hoy esa es sin duda la sensación, ya que el mundo todo está siendo afectado por el mismo virus, no hay fronteras. ¿Cómo ves este aspecto¡

R: Te diré que va exacto con mi filosofía de vida. Yo siempre sentí que el mundo comparte destinos. Por eso soy muy activa en lo relativo a la búsqueda de la paz, porque no creo que a uno le puede ir bien si a su vecino le va mal. No creo que en Israel podemos estar bien si nuestros vecinos están mal. Yo soy una convencida de que en el mundo somos todos hermanos y creo en eso de “amarán al prójimo como a ti mismo”. O sea, es mi filosofía de vida, no es una revelación por el virus, ningún nuevo descubrimiento.

Claro que es muy triste que se entienda que estamos todos en la misma cuando hay  muertos, pérdidas y tantos temores. Sería mejor si se lo hubiera entendido sin eso.

P: ¿Te preocupa pensar cómo lidiará el mundo con lo que se viene?

R: Estoy preocupada por el futuro. También en lo personal mío. La mía es una profesión vulnerable. Y claro que me pregunto cuándo podremos volver a los espectáculos, cuando querrá la gente ir de nuevo a ver un concierto, cuándo se podrá y se querrá ir a otros países, cuándo se abrirá todo de vuelta, cuándo se tranquilizará lo que vivimos hoy. Pero al mismo tiempo trato de no pensar demasiado ya que no se sabe.

Hay que tener paciencia y esperanza en que los científicos y los médicos, que hacen muy bien su trabajo, puedan avanzar.Y que al menos los líderes del mundo actúen con una responsabilidad suficientemente grande como para que las cosas se manejen bien, que sean íntegros y no corruptos, que les importe la situación como para poder sacarnos a todos de esto, que estén siempre pensando en cómo unos pueden ayudar a otros.

No hay tiempo para que el hombre se porte como un lobo con sus semejantes, guardándose entre sus propias paredes. Hay que tener conciencia de la familia amplia del mundo, saber que inclusive el dinero que uno puede ganar para mantenerse depende de la felicidad del otro. Las cosas no se pueden separar.

P: ¿Crees que el mundo aprenderá algo de todo esto?

R: Espero que sí. Sería realmente muy tonto si después de todo esto seguimos como antes. Lo que más quisiera ver es menor ambición desmesurada, más sencillez, por nosotros mismos y por el mundo en general. Ojalá que lo que está mal, cambie para bien. Políticamente, este tipo de situaciones puede conducir a una radicalización de fuerzas muy negativas, totalitarias, fascistas, dictatoriales o por el contrario, a una sociedad que sepa compartir mejor, de carácter más socialista, con plena conciencia sobre lo importante que es poder preocuparse por los más débiles y desamparados. De lo contrario, todos terminarán cayendo. Ojalá el mundo salga de esto más equilibrado.

Yo veo por ejemplo el comportamiento terrible del Presidente de Estados Unidos y pienso que todo iría mejor si todos tuvieran seguro médico, como intentó hacer Obama. Nosotros sí tenemos seguro médico para todos. Allí no. Que piensen en eso cuando vayan a votar.

P: ¿Sientes que Israel está en buenas manos en cuanto a la forma en que se está manejando la crisis?

R: Bueno, la situación es muy compleja. Yo, como muchos otros ciudadanos, no tengo lamentablemente ninguna confianza en el gobierno. Lamentablemente no creo ni una palabra de lo que dice el PrimerMinistro. Yo quisiera que se dedique a su juicio, que no dirija ahora el país y después veremos. Pero sí espero que al menos podamos confiar en los profesionales, en los médicos que intentan conducirnos a un punto en el cual podamos salir de esta catástrofe.

Claro está que cumplo las instrucciones y las reglas anunciadas, mantengo la distancia social lo máximo que puedo, no violo la ley, simplemente porque soy una ciudadana responsable. Pero cuando observo la situación general, me preocupo y por eso voy a manifestaciones, tengo plena conciencia de las cosas que considero que están mal. Yo no tengo dudas: lo que matará a Israel no es el Coronavirus sino los procesos políticos duros que vemos.

Noa con su hija Yam
Noa con su hija Yam

 

P: Y que tú, como ya me has dicho en otra entrevista, criticas precisamente por tu amor al país.

R: Sin duda ninguna. Yo soy sionista. Amo a Israel. Vivo en Israel. Lucho desde acá para que la situación sea la mejor posible. Y dicho sea de paso, esto está vinculado también a la relación con España y al concierto de hoy. Como israelí, hago este concierto. Es un acto de amistad y amor desde Israel a España.

P: Y también hay aquí una dimensión personal por tu amistad con los cantantes que has mencionado, que participarán con mensajes especiales en esta linda iniciativa en pro de la Comunidad de Madrid.

R: Así es. La verdad es que siento un gran honor de conocerlos y trabajar con todos ellos, todos grandes artistas.

P: Comencemos por Jorge Drexler, uruguayo.

R: Tiene un talento impresionante, un alma enorme, y el hecho que como judío que vivió en Israel sabe hebreo, también fue un elemento de acercamiento. Además es médico, igual que mi esposo, así que siento que hay también otras conexiones. Realmente me fascina ver su creciento éxito, constante, me emociona verlo. Lo quiero mucho. Es un gran honor ser su amiga.

Y Serrat….yo creo que le debo a él mi carrera en España. Años atrás me invitó a cantar en dúo con él,  se ve que me había oído en algún lado. Es una de las personas más generosas y hermosas del mundo, de gran talento, una figura gigantesca.

 

La amistad con Sabina empezó más tarde, y me resulta no menos emocionante. Lo conocí en Israel cuando vino con Serrat. Una noche tomamos algo juntos y salió una hermosa relación.Nos mantuvimos en contacto, me invitó a visitarlo, estuvimos en su casa en Madrid y recuerdo cuánto nos emocionamos de sus libros, de sus pinturas…Escribí para él la canción “Tú y yo”, él la tradujo o mejor dicho la escribió de nuevo a su forma, lo grabamos juntos y esa canción está en mi álbum “Love Medicine”, me invitó a un tour con él en México, Argentina….y después vino especialmente a Israel para cantar conmigo en Tel Aviv en el debut de mi álbum. Todo eso fue impresionante para mí.

Y Anna Igartiburu, que entiendo es menos conocida en América Latina, es una personalidad muy destacada en la televisión, una mujer impresionante. Además, me emocioné muchísimo cuando me contó que le puso Noa a una niña que adoptó.

P: Eso es muy fuerte, sin duda…

R: Así es. Te diré pues que la vida me ha dado muchos regalos relacionados a mis vínculos con España y el mundo español. Así que este concierto es lo mínimo que puedo hacer.

P: Hermoso Noa…¿Hay algo que quisieras agregar?

R: Sí, hay un mensaje…Te cuento que yo vivo frente al mar. Todos los días voy al mar, eso me ayuda a mantener la cordura. Miro las olas, que son grandes maestros de la vida porque nos recuerdan que todo va y viene. Y también esto se irá. Recordemos que la situación actual se irá. Y nosotros nos quedamos en la costa. Y miraremos el horizonte, porque como digo en una de mis canciones…la vida es bella.

P: Que así sea Noa. Gracias mil.

R: A ti.

Ana Jerozolimski
(25 Abril 2020 , 13:12)

Ultimas Noticias Ver más

Con el  Coronel (R) Amos Faran, piloto de uno de los aviones que llevó a los judíos de Etiopía a Israel
Entrevistas

Con el Coronel (R) Amos Faran, piloto de uno de los aviones que llevó a los judíos de Etiopía a Israel

04 Junio 2020


"Parecía la salida de Egipto. Desde la cabina del piloto, en silencio, todos llorábamos"

Club Dam: Nueva jornada de Donación de Sangre
En comunidad

Club Dam: Nueva jornada de Donación de Sangre

02 Junio 2020


Una invitación singular en el 16° aniversario del Club Dam

Irán: La viga en el ojo propio
Noticias

Irán: La viga en el ojo propio

04 Junio 2020


Por Beatriz de Rittigstein Fuente: El Universal

Esta página fue generada en 0.0720019 segundos (10810)
2020-06-04T21:15:13-03:00