Israel

Benny Gantz rompió el silencio y no dejó nada en el tintero

El candidato preferido en los sondeos después de Netanyahu, presentó por primera vez sus posiciones.

Por primera vez desde que anunció su entrada en la política y registró su partido “Josen LeIsrael” (Resiliencia para Israel), Benny Gantz pronunció este martes su primer discurso, en el que no esquivó ningún tema en discusión en la sociedad israelí. El ex –jefe del ejército, que estuvo al frente de las Fuerzas de Defensa de Israel entre 2010 y 2014, logró irradiar seguridad y firmeza a pesar de no tener ninguna experiencia política.

Entró a la sala en la que se llevó a cabo el anunciado evento, acompañado por cánticos de sus seguidores “¡Aquí viene el próximo Primer Ministro!”, que en hebreo rimaban a la perfección.

 

La importancia de sus planteamientos deriva del hecho que todos los sondeos-ya antes de saberse cómo y dónde se posicionaría- le vaticinan ser en las elecciones del 9 de abril la segunda fuerza política de Israel, inmediatamente después del Primer Ministro Biniamin Netanyahu. Pero él habló como quien tiene certeza de formar el próximo gobierno de Israel.

 

Benny Gantz dejó en claro que al menos en la etapa actual, la declarativa, en la que debe transmitir sus mensajes centrales, no teme tocar temas delicados y polémicos. Lo hizo poniendo énfasis en la necesidad de un gobierno limpio y sin corrupción de ningún tipo,  recalcando cómo considera se debe preservar la seguridad de Israel y al mismo tiempo destacando la necesidad de buscar la paz, aunque reconociendo la posibilidad que no se la logre alcanzar.

Comenzó aclarando que “aparte de mi familia, nada me es más querido que el Estado de Israel”, que según su lema electoral “está antes que todo”. Explicó la motivación de fondo de su entrada a la política, señalando que “temo por Israel”. Tras recalcar “cuán maravilloso es el país” y cuán orgulloso está de Israel, lanzó una dura crítica al gobierno, sin mencionar al Primer Ministro Biniamin Netanyahu aunque refiriéndose claramente a él también en lo personal.

“Soplan malos vientos”, comentó, señalando negativamente, entre otras, las divisiones entre izquierda y derecha y acusando al gobierno de “dividir para conquistar”. En evidente referencia personal al Primer Ministro, aún sin nombrarlo explícitamente, dijo que “ningún líder israelí es rey” y que “el Estado somos todos nosotros”. Puso énfasis en la necesidad de un gobierno fuerte y limpio, sin corrupción, y aclaró que “no podrá ejercer un Primer Ministro contra el que se presente acta de acusación”. De fondo, cabe recordar, están las polémicas sobre la relación entre las investigaciones de Netanyahu por sospecha de corrupción y las elecciones. Gantz criticó duramente los ataques e intentos de quitar legitimidad al trabajo de la policía y las otras instituciones encargadas de cuidar el gobierno de Derecho en el país, recalcando que con él, eso no ocurrirá.

El discurso de este martes fue un llamado explícito de Gantz a la ciudadanía israelí a depositar en él su confianza, para que sea el próximo Primer Ministro de Israel. Una movida política cuyo aporte aún no está claro, fue el anuncio de su unión con el también ex jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel Moshe Yaalon , que había sido su propio comandante. Yaalon fue hasta hace aproximadamente dos años y medio Ministro de Defensa de Israel y hace varios meses anunció la formación de un partido político, “Telem”, pero los sondeos no le vaticinaban gran éxito electoral.

 

Gantz y Yaalon, juntos.

 

En su primera presentación programática general, Gantz abordó el tema palestino, la situación con Irán y Hizbalá, y el proceso de paz. Y a algunos de los actores centrales los mencionó explícitamente.

“No amenazamos la soberanía de Irán, pero no toleraremos amenazas a la soberanía israelí”, dijo dirigiéndose al Presidente de Irán Hassan Rouhani , a quien nombró, advirtiendo también al jefe de las Guardias Revolucionarias Qassem Suleymani. En mensaje directo al jefe de Hamas Yehya Sinwar aclaró que apoyará toda ayuda humanitaria a la población civil de la Franja de Gaza pero no “valijas con dinero protector del terrorismo”, en referencia a los recientes pagos de 15 millones de dólares por mes de dinero qatarí a Gaza autorizados por Netanyahu. Y aludiendo a un operativo clave de la época en la que él era el jefe del ejército, en el que Israel eliminó al entonces jefe del brazo armado de Hamas advirtió “ a los jefes terroristas”: “Al-Ja´abari no fue el primero y no tiene por qué ser el último”.

Aunque el actual gobierno lo presenta como “izquierda”-intentando quitarle legitimidad a los ojos del público- Gantz se pronunció en algunos de los puntos clave, tal cual lo ha hecho Netanyahu en varias ocasiones: aclaró que Israel no se retirará jamás de los Altos del Golan en la frontera con Siria, que mantendrá el Valle del Jordán como su frontera oriental y que Jerusalem será por siempre la capital “unida e indivisible” de Israel.

Sin embargo, al igual que el candidato laborista Avi Gabbai, Gantz recalca que paralelamente a la preservación de la seguridad de Israel, es imperioso hacer esfuerzos para tratar de alcanzar la paz.

Estos temas, estaba claro de antemano, eran ineludibles. Pero Gantz, cuyo primer discurso fue extenso, procuró hablar de una gran variedad de temas: proclamó su intención de declarar “situación de emergencia” en el sistema de salud pública, por la falta de camas y de médicos en los hospitales, habló de la educación, de los derechos de la comunidad gay y mucho más. No dejó nada en el tintero y habló como quien tiene la jefatura de gobierno al alcance de la mano.

La gran pregunta es si acaso en la actual oposición habrá nuevas uniones que junten fuerzas para derrotar a Netanyahu. Cabe recordar que Gantz y Yaalon, que este martes confirmaron que van juntos a las urnas, no están hoy en el Parlamento. El secreto estaría en conseguir que también el laborismo de Gabbai y el partido “Yesh Atid” de Yair Lapid, decidan unirse para formar un gran bloque opositor.

Hoy eso no parece muy factible. Lo único que une claramente a todos ellos, es el deseo de poner fin al gobierno de Netanyahu. Políticamente, hay más de un matiz que los separa.

El tiempo-y probablemente las encuestas- dirán cuáles serán los próximos pasos a dar.

Ana Jerozolimski
(29 Enero 2019 , 19:08)

Ultimas Noticias Ver más

Las víctimas del atentado en el bus n° 2
Noticias

El ómnibus del Kotel-uno de los más cruentos atentados en Jerusalem

24 Agosto 2019


Esta semana se cumplieron 16 años del ataque suicida

Becarios africanos visitando Israel
Israel

Israel, clave en la prestación de ayuda humanitaria

24 Agosto 2019


A distintos niveles, aporta a la comunidad internacional en general

Rina Shnerb. de 17 años, asesinada hoy
Noticias

La jovencita herida en el atentado del manantial, Rina Shnerb, de 17 años, ha fallecido

23 Agosto 2019


Su padre y su hermano están siendo atentados en el hospital Hadassah

Esta página fue generada en 0.0732489 segundos (3739)
2019-08-24T15:03:40-03:00