Noticias

Palestinos: Comer con un judío es un crimen

Fuente: Gatestone Institute

Por Khaled Abu Toameh

Traducción: Janet Rudman

No es ningún secreto que muchos palestinos se oponen a cualquier forma de normalización con Israel. Durante los últimos años, estos palestinos han estado haciendo campañas de desprestigio contra cualquier palestino y árabe que supuestamente se haya involucrado en actividades de normalización con Israel, particularmente en reuniones entre las dos partes.


Las escenas de musulmanes y judíos sentados para comer juntos son un buen ejemplo de convivencia y paz entre las dos partes. Este es el tipo de eventos conmovedores que promueven la tolerancia y sientan las bases para una paz real entre israelíes y palestinos. En lugar de dar la bienvenida a la comida iftar, muchos palestinos ahora expresan su indignación por el encuentro y lo condenan como un acto traicionero. También denuncian a los participantes palestinos, calificándolos de "traidores". Algunos de los palestinos que asistieron a la comida iftar predijeron la indignación y solicitaron por adelantado que sus nombres y fotos no se hicieran públicos. Los palestinos, en otras palabras, temen por sus vidas porque cometieron el "crimen" de comer con israelíes. Al referirse al evento como el "iftar de normalización", varios sitios web palestinos afirmaron que los israelíes y palestinos que comieron juntos habían "discutido formas de poner fin a la resistencia palestina y promover la cooperación económica entre las dos partes".


"La resistencia" es el término que los palestinos usan para describir los ataques terroristas contra Israel. Aquellos que están enojados con el "iftar de normalización" en realidad están diciendo: "¿Cómo se atreve cualquier palestino a hablar de detener los ataques terroristas contra Israel"? Además, están enojados porque israelíes y palestinos tuvieron la audacia de hablar sobre "cooperación económica" entre las dos partes. La cooperación económica no sirve a la agenda de los terroristas. Los terroristas quieren que los palestinos sigan viviendo en la pobreza extrema para poder seguir culpando a Israel por la miseria palestina. Los palestinos desempleados son mucho más fáciles de identificar como terroristas que los palestinos que pueden alimentar a sus familias. El año pasado, los palestinos emprendieron una campaña similar contra otra comida iftar que reunió a judíos y musulmanes en la ciudad cisjordana de Hebrón. Ese evento también provocó una ola masiva de condenas entre los palestinos, y muchos pidieron castigar a los "traidores" palestinos que se atrevieron a aceptar una invitación de los judíos para compartir el evento.


El Centro de Información de Palestina, un sitio web afiliado a Hamas, realizó una caricatura que condena las comidas con judíos en la que un niño palestino, empapado en sangre, yace en un plato decorado con la bandera israelí. En las últimas semanas, los activistas palestinos contra la normalización también han estado haciendo una campaña contra una serie dramática en la televisión de Arabia Saudita que describe la vida de los judíos en el Golfo antes de 1948. Los palestinos están enfurecidos porque el drama, llamado "Umm Haroun" ("Madre de Aarón"), representa buenas relaciones entre judíos y árabes en algunos estados del Golfo. Los palestinos afirman que al humanizar a los judíos, el drama busca allanar el camino para la normalización entre algunos estados del Golfo e Israel. La Asociación de Eruditos de Palestina, un grupo extremista islámico afiliado a Hamas y la Jihad Islámica Palestina, emitió un fallo que prohíbe a los musulmanes ver programas de televisión que "promuevan la normalización con la ocupación". Según el grupo, es el "deber religioso" de los musulmanes boicotear estos dramas, a menudo transmitidos durante el Ramadán.


El Centro de Información de Palestina, un sitio web afiliado a Hamas, realizó una caricatura que condena las comidas con judíos en la que un niño palestino, empapado en sangre, yace en un plato decorado con la bandera israelí. En las últimas semanas, los activistas palestinos contra la normalización también han estado haciendo una campaña contra una serie dramática en la televisión de Arabia Saudita que describe la vida de los judíos en el Golfo antes de 1948. Los palestinos están enfurecidos porque el drama, llamado "Umm Haroun" ("Madre de Aarón"), representa buenas relaciones entre judíos y árabes en algunos estados del Golfo. Los palestinos afirman que al humanizar a los judíos, el drama busca allanar el camino para la normalización entre algunos estados del Golfo e Israel. La Asociación de Eruditos de Palestina, un grupo extremista islámico afiliado a Hamas y la Jihad Islámica Palestina, emitió un fallo que prohíbe a los musulmanes ver programas de televisión que "promuevan la normalización con la ocupación". Según el grupo, es el "deber religioso" de los musulmanes boicotear estos dramas, a menudo transmitidos durante el Ramadán.


"Rechazamos categóricamente todas las formas de normalización con la ocupación. La normalización es una puñalada en la espalda del pueblo palestino y una violación de sus derechos". En otra advertencia a los países árabes, un representante de varias facciones palestinas dijo: "No está permitido que un partido o grupo participe en ella [la normalización]. Quienes apoyan la normalización deben darse cuenta de que Estados Unidos no los protegerá, y es por eso que deberían reconsiderar sus posiciones vergonzosas". El líder de Hamas, Ismail Haniyeh, quien en los últimos meses ha estado viajando entre Qatar y Turquía, también envió un mensaje amenazante no solo a los palestinos, sino también a todos los árabes. La semana pasada, Haniyeh anunció que "la normalización con el enemigo sionista se considera un gran crimen y un pecado que no se puede perdonar". Agregó que la normalización con Israel también se considera una "puñalada" y una "traición" de los palestinos y de todos los árabes y musulmanes. Pidió "medidas prácticas para criminalizar y prohibir todas las formas de normalización y evitar que el enemigo se infiltre en las capitales árabes e islámicas".


La campaña contra la normalización palestina ahora tiene como objetivo intimidar a los árabes y musulmanes, y no solo a los palestinos. No es de extrañar, entonces, que las relaciones entre los palestinos y algunos países árabes, incluida Arabia Saudita, se hayan tensado recientemente. Muchos sauditas que están furiosos con las amenazas palestinas y la campaña de desprestigio contra su país por su presunto acercamiento con Israel han respondido a través de las plataformas de redes sociales condenando enérgicamente a los palestinos. Ahora se cree que los expertos sauditas están detrás de un hashtag de tendencia en Twitter, titulado "#The_Palestinian_cause_is_not_my_cause". La campaña de desprestigio palestino se lleva a cabo en medio del silencio de la comunidad internacional y los medios de comunicación. Parecen indiferentes a una pregunta bastante crucial: si un palestino o musulmán no puede compartir una comida con un israelí o ver un drama de televisión sobre la vida de los judíos en los países árabes sin ser etiquetado como criminal, ¿cómo se atrevería un líder palestino a firmar la paz o  acuerdo con Israel?

Ultimas Noticias Ver más

Queridos fanáticos de Amoz Oz en el comentario de Maxi DIel
Noticias

Queridos fanáticos de Amoz Oz en el comentario de Maxi DIel

02 Junio 2020


Fuente: Identidad extraído de Radio Sefarad

Club Dam: Nueva jornada de Donación de Sangre
En comunidad

Club Dam: Nueva jornada de Donación de Sangre

02 Junio 2020


Una invitación singular en el 16° aniversario del Club Dam

Esta página fue generada en 0.0750430 segundos (2257)
2020-06-03T06:37:06-03:00