Entrevistas

La iniciativa voluntaria de Andrea Cukerman que está cambiando vidas con prótesis 3D gratuitas

Esta nota es una historia y también un llamado a apoyar

 

Andrea Cukerman, como joven madre de dos niños pequeños (Facu de 3 años y Mati de 8 meses)  e Ingeniera desde hace 10 años en la dirección de Bit Sistemas en Montevideo, es una mujer ocupada, pero halla tiempo para dedicarlo a quienes precisan de su ayuda, imprimiendo en 3D prótesis de manos o brazos que cambian la vida de gente amputada. Lo hace voluntariamente. Los beneficiados no tienen que pagar nada.

Recomendamos leer la historia de esta ex alumna de la Escuela Integral, graduada de la UdelaR en Ingeniería Eléctrica, hoy al frente de un proyecto singular que podrá avanzar más aún si recibe apoyo.

 

P:Andre, recibí de un amigo común el dato sobre lo que estás haciendo, y cuando me preguntó si me interesa contactarte, me pregunté a mí misma si acaso puede haber algún periodista que diga que no ante algo así. Comencemos por lo esencial, el pedido que has hecho circular: “Estoy imprimiendo prótesis en 3D gratuitas. Si pueden ayudarme y reenviar la foto, llegamos a la gente que lo necesita”. A estas palabras agregaste el link de la página en la que se explica al respecto más a fondo. ¿Podés explicar en detalle de qué se trata exactamente?

R: Hace unos meses empecé con la idea de traer a Uruguay el proyecto de imprimir prótesis en 3D. Es algo que está muy difundido en el mundo, en Argentina, Paraguay, Israel, Estados Unidos. Hay miles de voluntarios imprimiendo prótesis de brazos y manos para personas amputadas, compartiendo su experiencia y conocimiento para darle una vida más digna a mucha gente. En Uruguay no se estaba haciendo, por lo menos no formalmente, entonces creé la marca, organicé el trabajo y hace 1 semana empecé a difundirlo en redes sociales. En 3 días tuve más de 50 llamados.

 

P: Qué bueno Andre…esto muestra que estás respondiendo a una clara necesidad. ¿Lo hacés sola o tenés socios? Quizás hay que decir compañeros de camino, ya que esto es algo gratuito.

R : Lo estoy gestionando yo, pero ya tengo 10 voluntarios que tienen impresora 3d en su casa y se contactaron porque les movilizó mucho la causa. Son todos profesionales, muchos directores de empresas, que no solo donan su material sino también su tiempo para ayudar al resto. 

 

P: Justamente te iba a comentar el tema del costo. Está claro que aunque tengas una impresora 3D en tu casa, que ya hayas pagado, sale dinero el material necesario para imprimir, mantener la máquina…¿Lo hacés con donaciones?

R: No por ahora, empezamos hace 1 semana, y cada mano que imprimimos sale de nuestro propio bolsillo. Pero tuvo tal nivel de repercusión que vamos a necesitar de más ayuda.

 

P: Espero pues que esta nota sirve como exhortación a que haya gente que diga “presente” para ayudarte en esto, que es una misión. ¿Qué fue lo que te llevó a hacer esto? O sea…mucha gente es consciente de problemas que hay en el mundo, de gente que puede necesitar ayuda en distintos aspectos. Pero entre la conciencia al respecto, por más sincera que sea, y el ponerse manos a la obra, dando de tu tiempo, para tratar de ayudar a otros, hay un trecho.

R: Sí, pero hay mucha más gente voluntaria de la que se imaginan. Personas con mucha empatía, con mucha sensibilidad, que regalan su tiempo para que hacerle el bien a otro. Sin ir más lejos, la difusión que tuvo fue gracias a la gente que compartió en las redes, que sintió que quizás no era para ellos pero le podría llegar a servir a otros, eso habla de un altruismo muy grande.

 

P: ¿Qué respuestas has tenido por ahora? ¿Ya has podido imprimir prótesis a pedido, que están ayudando a gente que las precisaba? ¿Se puede pintar el perfil de los que se acercan a ti a pedir ayuda en esto?

 

R: He recibido 80 casos, muchos por falta de piernas, otros con parálisis, muchos amputados por accidentes domésticos. Hay un mundo de personas desatendidas, desesperanzadas, desganadas y más de la mitad de los llamados son de familiares, abuelos o tíos que llaman pidiendo ayuda para que la persona no se ilusione. Intento darle respuesta a todos, desde escuchándolos, hasta averiguando productos que ya hay en el mercado o ayudándolos en ir hacia la dirección correcta. Hace unos días entregamos el primer brazo, un joven de 30 años padre de una niña, que tuvo un tumor en la mano y debió ser amputado desde el antebrazo. Cuando vio la prótesis se puso a llorar de la emoción, no se la quería sacar y no sabía cómo agradecer. Todos son muy respetuosos, humildes y agradecidos.

 

P: Qué emocionante lo que contás. Andrea, además de la buena sensación que me imagino que da cuando alguien que necesita ayuda ve que hay una persona dispuesta a dársela ¿cuánto le estás ahorrando a alguien que precisa una prótesis?

R : No son prótesis biónicas, no tienen mioeléctricos que captan impulsos nerviosos, son puramente mecánicas, pero aún así pueden sostener objetos no muy pesados, puede abrir y cerrar los dedos. Las prótesis de brazo convencionales (ni siquiera las eléctricas) salen cientos de dólares. 

 

P: ¿Esto no es algo que el Estado brinda? O sea ¿no está incluido en los servicios de salud?

R: El Estado tiene un laboratorio de ortopedia que abrió hace 5 años, pero se dedica únicamente a hacer prótesis de piernas, pies, plantales. Luego está el banco de seguros, subsidios por BPS, pero este tipo de diseño de prótesis con la capacidad de agarre que tiene, ni que hablar de la tecnología, hoy no está presente en el Estado. 

 

P: Dirás que quizás esto es una tontería, pero me llamó la atención la cantidad de colores de las prótesis. Parecen juegos de robots, no prótesis….¿Es para atraer a los niños, para facilitarles el tema?

R: No solo no es una tontería sino que es el espíritu con el que se diseñaron las prótesis. Los niños prefieren tener una mano que los hagan parecer un superhéroe, no que sea de “color piel”. Y como todos sabemos en la escuela son muy crueles, pasar de ser el que tiene la mano rara o le faltan los dedos a ser el héroe,  es lo que queremos generar. Estamos imprimiendo una mano de colores de Peñarol para un adolescente de 14 años y otro caso curioso de un niño de 6 años que si bien no puede aprovechar toda la funcionalidad de la mano por la propia deformidad, la quería porque estéticamente con eso en la escuela lo iban a dejar de molestar y podía ser más popular.

P:  Impresionante…Esto confirma que tu aporte va mucho más allá de permitir a la persona, al niño en este caso, agarrar algo aunque ya no tiene su mano. ¿Cuáles son las limitaciones de las prótesis que hacés? O mejor dicho…¿tienen limitaciones?

R: La principal limitación es el calor. Están hechas de plástico, son termomoldeables por lo que si se les cae agua hirviendo probablemente se deformen un poco. El agarre es muy bueno pero no pueden levantar objetos muy pesados. Pero de nuevo, la mayoría de las personas que nos contactan son personas en una situación muy vulnerable, que probablemente nunca accedan a prótesis internacionales, por lo que tener una prótesis, que tenga movimiento y por sobre todo que sea gratuito ya es más de lo que cualquiera hubiese imaginado

 

P: Entiendo que siempre hay que “manejarlas” ¿verdad? 

R : Cuando entregamos la prótesis de brazos (que es la más difícil de manejar) la persona a los 10 minutos ya estaba sosteniendo un teléfono. Con doblar y estirar el codo, en el caso de la prótesis de brazo, es suficiente para que abra y cierre los dedos.

P: Andre, me imagino que hay varios aspectos relevantes que no supe preguntar…decime por favor qué más habría que explicar, todo lo que te parezca .

R: Hubo un lindo caso en Durazno, de un señor mayor que trabaja en un frigorífico y perdió los 4 dedos de la mano. El diseño tal cual estaba no le servía porque tenía un pulgar que funcionaba bien, por lo que consulté en esta comunidad internacional de voluntarios si alguien había tenido un caso similar. En 2 minutos me respondió un israelí con el diseño ya preparado. Hoy esta persona en Durazno ya puede volver a usar su mano.

 

P: Genial. Solemos decir que cuando uno ayuda a un semejante que precisa algo, que quizás está en una situación  de cierta desventaja y seguramente no por elección, la persona que ayuda está de hecho ganando más aún que la otra parte. ¿Qué te parece esta noción? ¿Lo sentís así?

R: Creo que son diferentes retribuciones. La persona está ganando literalmente una mano o brazo, realmente es una ayuda enorme, puede volver a andar en bicicleta, sostener un lápiz, un plato… Está recibiendo algo muy importante, física y emocionalmente. Por mi parte y de otros voluntarios, saber que nuestro trabajo, esfuerzo y tiempo ayudó de esa manera a otra persona, nos da un propósito. ¿Cuál vale más? No lo sé, pero en las noches todos dormimos un poco mejor. 

 

 

 

Ana Jerozolimski
(06 Junio 2020 , 12:01)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0413859 segundos (4497)
2020-07-07T09:42:43-03:00