Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con mucho gusto MiSinai no. 53.

 

No. 53
Shelaj Lejá
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 18/06  17.22
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

MISIÓN POSIBLE

Por Naftali Silberberg

Rabí Hirsh Altein sufría unos terribles dolores de espalda, y tras probar infructuosamente muchos medicamentos y tratamientos, todos los especialistas que visitó le dijeron que la cirugía era la única manera de liberarlo del problema. Cuando pidió consejo al Rebe, él sugirió que la cirugía era innecesaria; ¡Debía haber en el mercado una crema que podría resolver el problema! Pero los médicos continuaron insistiendo que no conocían otra alternativa que no fuera la cirugía.

Como último recurso, Rabí Altein visitó al Dr. Abraham Seligson (el médico personal del Rebe y un devoto jasid). El Dr. Seligson, que no era un especialista en espalda, revisó a Rabí Altein y le recetó un ungüento para su espalda. Desde entonces, y hasta su fallecimiento más de veinte años después, nunca volvieron los dolores de espalda de Rabí Altein.

Cuando le preguntaron al Dr. Seligson cómo sabía que debía recetar esa crema en particular, cuando todos los especialistas pensaban que la cirugía era la única opción, él respondió: "Los resultados de la revisación indicaban que él necesitaba una operación, pero el Rebe dijo que ese no era el caso. Me di cuenta que el Rebe solamente quería un 'recipiente' a través del cual se pudiera manifestar un milagro, ¡así que receté la crema más simple y barata que se podía obtener en el mercado!"

La misión de reconocimiento de Canaán de los espías era con la intención de reunir información de inteligencia acerca del enemigo. Se les dijo que exploraran la tierra, como así también sus fortificaciones naturales y aquellas hechas por el hombre. Debían informar acerca de los puntos fuertes y las debilidades del enemigo, y los recursos naturales en los que podrían confiar durante las batallas. Esta información sería utilizada por el estado mayor israelí para formular una estrategia de combate apropiada para la inminente batalla para conquistar la Tierra Santa.

Los espías, todos ellos personas rectas y piadosas con una integridad incuestionable, fielmente fueron a cumplir su misión, pero lo que vieron revolvió sus estómagos: los cananeos eran una nación poderosa, gente enorme con una fuerza tremenda. No menos de 31 reyes tenían palacios reales defendidos por contingentes militares en la tierra de Canaán. No había manera, concluyeron los espías, de que los israelitas lograran una victoria natural contra el formidable adversario cananeo. "No podemos ir contra el pueblo, porque son más fuertes que nosotros" declararon. Sin embargo esta honesta conclusión tuvo resultados desastrosos. D-os estaba muy desencantado por su informe y la reacción que engendró, y provocó la muerte prematura de toda la generación que abandonó Egipto.

¿Por qué los espías actuaron mal? ¿Puede usted decirle a alguien que traiga un reporte y luego castigarlo porque el reporte no es de su gusto? ¿No es un ejemplo de fusilar al mensajero porque usted no se preocupa por el mensaje?

El Rebe explica que los espías se equivocaron al asumir que ellos debían llegar a una conclusión. Se les dijo que fueran a Canaán y trajeran hechos simples: la naturaleza de la tierra y su población, etc. No se les pidió que tomaran una decisión con respecto a la posibilidad de conquistar la tierra. D-os había prometido a los judíos una victoria militar contra los cananeos, y por lo tanto no era un tema debatible. La cuestión no era si podía ser hecho, sino cómo debía hacerse.

Lo mismo es cierto con nuestras vidas personales. Todos somos "enviados a cumplir una misión" en este mundo, para iluminar nuestro entorno con el brillo de la Torá y las mitzvot. A menudo la oposición parece ser demasiado formidable; los obstáculos para implementar la voluntad de D-os parecen ser insalvables. Cuando esos pensamientos entran en nuestras mentes debemos recordar que si D-os nos encargó la misión, ciertamente puede ser llevada a cabo. Nuestro trabajo es solamente imaginarnos cómo hacerlo.

LOS LÍMITES DE LA RAZÓN

[D-os le dijo a Moisés,] “Si deseas, envía hombres para explorar la tierra de Canaán. (Bamidbar 13:2)

D-os quiere que entendamos lo más claramente posible los objetivos de nuestra misión Divina y los métodos por medio de los cuales Él quiere que la llevemos a cabo, ya que esto nos ayuda a cumplirla de una manera más entusiasta. Fue por eso que Moisés pensó que era apropiado enviar exploradores para espiar cómo sería la mejor manera de conquistar la tierra. De esta forma, el pueblo estaría más entusiasta por entrar y conquistarla.

El error de los espías consistió en ir más allá del alcance de su misión y sacar conclusiones. Moisés sólo les pidió que vieran cómo se debería conquistar la tierra, no si podían conquistarla.

La lección que aprendemos del error de los espías es que incluso cuando empleamos nuestro propio entendimiento para cumplir nuestra misión Divina, debemos tener en mente que lo estamos haciendo porque D-os lo quiere, que lo estamos haciendo por Él. De esta forma, podemos estar seguros que estamos usando el intelecto sólo para llegar a la verdad objetiva, en vez de usarlo para darnos evidencias que apoyen alguna agenda subjetiva consciente o inconsciente.

Likutei Sijot, vol. 23, pág. 92-95

Números (Bamidbar) 13:1 - 15:41

La cuarta sección del libro de Números relata como D-os le dijo a Moisés que envíe (Shelaj en Hebreo) exploradores para espiar la Tierra de Israel en preparación para su conquista por el pueblo judío.

HILEL HAZAKEN (SIGLO I AEC)

Por Nissan Mindel

Sus padres habían emigrado de Eretz Israel a Babilonia y allí nació Hilel que fue por consiguiente llamado Hilel Hababli. Por parte de su madre es descendiente del rey David. Se dedicó a estudiar la Ley y su hermano Sevna le mantenía de su negocio.

El Talmud nos relata que a los 40 años emigró de Babilonia a Eretz Israel y se estableció allí. Estudió con los sabios Shemaia y Avtalion, fundadores de las primeras Ieshivot en Eretz Israel. Ellos le transmitieron la Ley Oral y al fin de sus días superó en el estudio de la Torá a todos los Sabios de su época. Fue entonces que le nombraron presidente del Sanhedrín.

Hilel era célebre por su amor hacia todos los hijos de Israel y su deseo de propagar en ellos la Torá, contrariamente con su colega Shamai, que solo aceptaba discípulos conocidos por su conducta irreprochable. Hilel era de la opinión de enseñar la Torá a cualquier persona, ya que el estudio transforma y purifica al ser humano.

Un paralelismo fue hecho entre Ezra HaSofer e Hilel: fue Ezra HaSofer quien al venir a Israel fortaleció la base de la Torá que se estaba olvidando. Del mismo modo Hilel, en un período en que la Torá se olvidaba de nuevo, vino a Eretz Israel y reanudó su estudio propagándola en todo Israel.

A pesar de que Hilel era una gran personalidad, era humilde y de espíritu muy sencillo; en este mismo sentido recomendaba al pueblo: "Sed de la categoría de los discípulos de Aharón Hacohen, que amaba la paz y la armonía; si es difícil llegar a ella, perseguidla hasta alcanzarla, amada todo ser humano y acercadlo a la Torá".

Hilel fue dirigente de Israel durante 40 años y murió en el año 3768. Sea su memoria bendita para siempre.

LA SEPARACIÓN DE JALÁ

Apuesto a que piensa que jalá se refiere a los dos panes trenzados reservados para las comidas de Shabat. Lo es. Pero jalá es también el pequeño pedazo de masa que sacamos y quemamos antes de hornear cualquier pan.

Originalmente esa masa era dada a un kohen, un descendiente de Aharon quien servía en el Templo. En los tiempos Mesiánicos reinstauraremos esta práctica. Mientras tanto debemos quemar esa jalá antes que podamos comer el pan del cual fue sacada.

El sacar jalá nos enseña que cualquier cosa que se nos ha dado no es solo para nuestro uso. Si tenemos sabiduría, dinero o buena salud, nuestro primer paso es dirigirlas a un propósito divino.

Las mujeres judías tradicionalmene prefieren hornear su propia jalá para Shabat antes que comprarla de una panadería. Es una mitzvá asi que ¿por qué dejarla de lado? Es también un tipo de mitzvá muy femenina, nutriendo los cuerpos y almas de la familia y huéspedes.

Qué:

La jalá se saca de masas de trigo, centeno, cebada, avena o espelta con al menos 1,67 kg. de harina. Si usa menos que eso pero más de 1,21 kg. saque jalá pero no recite la bendición.

El líquido que mezcla con la harina debe ser mayormente agua. Si no, agregue una gota de agua y saque jalá sin recitar bendición.

Las tortas y galletitas a veces también necesitan que se les saque jalá.

Cómo:

Después que haya amasado la masa, antes de darle la forma, ponga toda su masa en una sola asadera o bowl y recite:

Bendito eres Tu, Señor D-os nuestro, Rey del Universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos y nos ordenó separar jalá.

Saque un pequeño pedazo (aproximadamente 29 gramos) y diga: “Esto es jalá”.

Envuelva la jalá en papel y póngala en un horno vacío o quémela de cualquier otra forma.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

 

Ultimas Noticias Ver más

Aclaraciones sobre una anexión en suspenso
Noticias

Aclaraciones sobre una anexión en suspenso

01 Julio 2020


Desde Jerusalem, la actualidad al instante por Ana Jerozolimski

El olvido tan temido
En comunidad

El olvido tan temido

01 Julio 2020


Fuente: Búsqueda Por Adela Dubra

Esta página fue generada en 0.0430601 segundos (3174)
2020-07-02T08:37:29-03:00