En comunidad

Yavne, Kehila, NCI ,Jabad y Maimónides, nuevamente en Kabalat Shabat presencial

A partir del viernes 19 de junio, se puede volver a celebrar Shabat en comunidadץ Con limitaciones, de acuerdo a las restricciones pactadas en el protocolo que fue firmado por Presidencia y por los líderes cristianos y judíos que se habían reunido para tratar el tema, pero se volvió, para emoción de los fieles.

Tras el regreso, lleno de emociones, hace ya una semana, todas las comunidades se preparan también para este viernes 26 a disfrutar de Shabat presencial.

En la edición impresa de Semanario Hebreo publicamos una nota al respecto pero realizada con una gran omisión de nuestra parte, por la que quisiéramos disculparnos públicamente.

Consultamos al Rabino Max Godet de la Kehila, al Rabino Daniel Dolinsky de la NCI y al Rabino Mendy Shemtov de JABAD y dejamos fuera al Yavne. No fue una decisión de así hacerlo por cierto, sino un olvido involuntario. Y la disculpa pública no es sólo porque existe Yavne, sino porque despliega una intensa, rica y continua actividad comunitaria, que no cesó, aunque sólo por Zoom, tampoco en la pandemia, y que también merecía estar reflejada en nuestra nota.

Tampoco mencionamos el Kabalat Shabat en Maimónides, en el shil de Franzini y el de Ellauri. A todos, los mejores deseos en la renovación de las celebraciones de Shabat en comunidad.

Afortunadamente, tenemos la oportunidad de corregir nuestro error, parcialmente al menos, en esta plataforma digital.

Dado que no aún no hemos podido hablar con el Rav Oved, compartimos un significativo video que nos han enviado del Yavne y que seguro disfrutarán.

 

 

Y estos son los testimonios de los rabinos que hemos consultado sobre cómo vivieron ellos el retorno al Beit HaKneset en el marco de sus respectivas comunidades.

A nosotros, nos emocionaron profundamente. Auguramos para este viernes 26, aunque haya que anotarse de antemano, aunque no haya lugar para todos y sea necesario turnarse, que todos los que puedan asistir, disfruten con la misma emoción.

 

Rabino Max Godet

La verdad que me sorprendió mucho la cantidad de personas que quisieron participar de los rezos. Me sorprendió que personas que normalmente no van a los rezos de Shabat-porque los que van siempre sabíamos que estaban ansiosos para volver-  se anotaron para ir. Otro punto que me sorprendió es que personas grandes, más de 65 años, que nuestra recomendación es que no participen, nos llamaban y pedían por favor que los dejáramos participar porque realmente lo necesitan. 

Aprendí algo importante de esto. Cuando nos reuníamos para discutir el protocolo y el regreso a los templos yo no estaba muy convencido de que fuera el momento para volver, creía que todavía había que esperar, que no era coherente y necesario volver ahora, podíamos seguir desde casa. Pero cambié de posición cuando vi la expresión de alegría y felicidad en los rostros. Se sentía una energía muy única, me emocioné mucho, cuando empecé a hablar se me hizo difícil seguir con el discurso, porque realmente se sentía algo especial. Y ahí me di cuenta de la necesidad, de cómo todos necesitábamos, y me incluyo, más allá de lo litúrgico del rezo, el estar juntos y el sentido de comunidad; rezar juntos, y recibir el Shabat juntos. Esto es lo que faltaba. Y la emoción de los que subían a leer la Torá el sábado de mañana, aunque el tiempo fue muy cortito, es algo que no he visto antes, ni en las Altas Fiestas pude sentir este nivel de emoción que tenía la gente tanto el viernes de noche como el sábado de mañana, principalmente cuando los invitaba a subir a leer la Torá. 

Fue un regreso muy lindo, muy positivo, ojalá podamos seguir adelante y no tengamos que interrumpir ninguna vez más y solamente expandir.

Rabino Mendy Shemtov

La verdad que se vivió con mucha emoción, fue diferente a lo que estamos acostumbrados a nivel de la cantidad de personas, pero la calidez y el espíritu de siempre estuvo presente, más la emoción de poder vernos y hacer tfilá  y aprender juntos en el mismo lugar de siempre, aunque un poco cambiado. Esa emoción se veía en las caras de todos los presentes; lo dijeron y se veía. Hay gente en lista de espera para la semana siguiente, al no poder abarcar el shil en su totalidad como siempre hay gente que muy emocionadamente está esperando el próximo Shabat para poder sumarse, y también hay lista para el Shabat de mañana, que también fue concurrido. Podemos decir que esta semana todos los asientos del shil estuvieron llenos y todos los corazones estuvieron rebozando.

 

 

Rabino Dani Dolinsky

El  pasado viernes tuvimos la alegre alegría de volver a encontrarnos en forma presencial -con todos los protocolos y  cuidados correspondientes-  en nuestro Beit Hakneset, pudiendo compartir nuevamente la experiencia espiritual magnífica de recibir un Shabat en comunidad. Obviamente había muchas sensaciones encontradas después de más de 3 meses de  un Beit Hakneset vacío, cerrado, lapso  en el cual  mantuvimos un vínculo con nuestra gente ya sea a través de llamados, o charlas, y de un Kabalat Shabat pre grabado con el que cada semana desde la NCI llegábamos a nuestra gente para tratar de que podamos sentir que cada hogar podía ser un pedacito de la NCI para mantener viva la llama de la tradición judía. 

Este viernes pasado tuvimos momentos de mucha emoción.

Pasar la puerta y saber que nos íbamos a encontrar, mirarnos a los ojos nuevamente , fueron experiencias inolvidables,  recuerdos imborrables. Ha sido una maravillosa experiencia.

¿Por qué?

Primero porque le agradecemos a la vida por la oportunidad de volver a encontrarnos. Después porque pudimos sentir cercanía, una cercanía que obviamente seguía existiendo en los tiempos de la cuarentena o del aislamiento, pero  saber que podíamos tenernos cerca nos llenó de emoción.

El viernes pasado nuestros corazones palpitaban muy fuerte, preocupados también ahí por cuestiones también logísticas  o detalles, como ser no extendernos en el tiempo,  no pasarnos de los 45 minutos -cosa que cumplimos estrictamente-, cumplir todos los protocolos de higienización, desde la preparación del edificio durante los días previos  y el mismísimo día de la ceremonia. También todo lo que tuvo que ver con la preparación y el pasaje desde el ingreso a la sinagoga o al edificio para llegar finalmente a tu lugar en la sinagoga, también fue motivo de estricto protocolo y estricto cuidado.

Cada persona tuvo que inscribirse previamente para poder estar el día viernes en el Kabalat Shabat ya que por disposición de las autoridades del Ministerio de Salud  debe haber una trazabilidad total. Esto quiere decir que nosotros debemos tener los datos precisos de las personas que han estado presentes  en cada una de las celebraciones, de tal forma que si apareciera  algún caso de Coronavirus, pudiéramos saber quiénes han sido todos los  contactos  estrechos que han estado compartiendo, en este caso la celebración en nuestro Beit Hakneset . Pues hemos sido muy cuidadosos, sabiendo que en nuestras manos está la tremenda responsabilidad  de lograr que finalmente como sociedad  podamos ganarle al Coronavirus.

Agradecemos la oportunidad  de volver a encontrarnos, de revivir esta presencialidad y de  revivir nuestra vivencia judía. Obviamente las respuestas de las personas han sido maravillosas, porque nosotros tomamos una decisión en la semana previa a este reinicio de actividades presenciales, que ningún miembro de nuestra comunidad debía quedarse sin la experiencia espiritual significativa  del Shabat. 

Por lo tanto hubo aquí presentes los que podían estar en función del aforo que nos permitían  y sumamos a ellos la trasmisión en vivo del Kabalat Shabat de tal forma que en cada hogar así como lo vinimos haciendo en las semanas previas pudieran los miembros de nuestra comunidad  disfrutar de la experiencia del kabalat  shabat.

Todos estuvimos mancomunados los que estábamos aquí en la comunidad, los que estábamos en cada hogar en cada living de cada casa, todos estuvimos unidos en el mismo momento  y al mismo tiempo cantando cada una de las tefilot, de las plegarias, con la emoción de estar conectados , no importa dónde estemos, estamos todos en el mismo barco , estamos todos en el mismo lugar .

Y así fue y así lo hicimos porque el movimiento Masortí,  el movimiento conservador no se quedó quieto  y en este tiempo de pandemia hubo rabinos del Comité de Leyes y Standards a nivel mundial que estuvieron trabajando arduamente para que hubiera una forma halájica de llegar a cada hogar en vivo y en directo  con el Kabalat Shabat  y amparados en esa responsa en el movimiento masortí en la NCI de Montevideo decidimos que todos estemos presentes,, que todos construyamos comunidad que todos seamos espiritualidad, y así fue.

Algo que sentimos en cada uno de los comentarios de nuestros miembros comunitarios , cada una de las sensaciones que tuvimos todos  los que estuvimos en cada lugar pero especialmente los que estuvimos aquí en la Comunidad  en forma presencial, no es de “llegamos” ni de “tarea cumplida” sino de que  estamos viviendo un momento histórico, un momento que nos llama al compromiso  y la responsabilidad, al encuentro y la solidaridad , a los valores, a no hablar del día después , sino a vivir el día después .

Pues te digo con el alma que siento que nuestra Comunidad la NCI ha reflejado en este Shabat, en los ojos, en la pasión , en los abrazos virtuales de nuestra gente , hemos podido reflejar que podemos seguir construyendo desde los milenarios  valores y prácticas de nuestra tradición , pero siendo en estos momentos nosotros los protagonistas de la historia , los protagonistas de este tiempo  que debemos dar lo mejor de nosotros.

Ojalá podamos, juntos, con las otras  comunidades, con los otros rabinos, todo el pueblo judío representado en el ishuv uruguayo,  seguir construyendo  un judaísmo relevante y significativo para este nuestro tiempo.

                                                                                                   .....................................

 

Vayan de nuestra parte, a la colectividad toda, en las diferentes comunidades y en todos los Batei Kneset, los mejores deseos de Shabat Shalom


 

Ana Jerozolimski
(26 Junio 2020 , 11:57)

Ultimas Noticias Ver más

Jana Levin, una figura sin dobleces
En comunidad

Jana Levin, una figura sin dobleces

02 Julio 2020


Por María Teresa D´Auria

La realidad de Judea y Samaria
Israel

La realidad de Judea y Samaria

02 Julio 2020


Por  Beatriz de Rittigstein Fuente: el Universal

Esta página fue generada en 0.0613749 segundos (5222)
2020-07-03T09:41:59-03:00