Entrevistas

El músico israelí Yoel Shemesh, en su segunda casa, Uruguay

El domingo por la noche, en la sala Zavala Muniz en el Teatro Solís, se llevó a cabo el concierto de Yoel Shemesh, una combinación de virtuosismo, simpatía, buena onda y enorme carisma. Todo, motivado por el evidente amor de Yoel por Uruguay , por lo que hace, y por la gente en general. Yoel es hijo de madre uruguaya y padre nacido en Israel, de ascendencia irakí.

“Estoy viviendo momentos lindísimos en Montevideo”, nos dijo días atrás. “Me siento como en mi casa, caminando por la rambla, comiendo fainá y tomando mate. Todavía me falta el chivito”.

Este sentido del humor y su frescura, combinados con su gran profesionalismo, cautivó a todos los presentes en el Solís. Su música, potente y emotiva, un deleite.

“ El concierto del domingo fue para mí una alegria inmensa: estar tocando y cantando en hebreo en el lindisimo Teatro Solis, con un público tan agradable y sensible, me acompañará siempre en mi camino como músico israelí”, dijo Yoel.

Y pidió agradecer: “Es importante destacar mi agradecimiento a la Embajada de Israel que me trajo a Uruguay . También a la gente del JazzTour por un maravilloso festival. Estoy aquí aún y ya espero ansioso mi próximo viaje a Uruguay. Me quedo con muchas ganas de continuar brindando conciertos en este hermoso país”.

Antes de su partida de Israel a Uruguay, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Yoel. Este es un resumen de la entrevista que nos concedió.

                                                        …………..

 

 

Transmitiendo fuerza y emoción. Foto: Andrés Aksler

P: Yoel, viajas a Uruguay, me imagino, con una gran emoción.

R: Sin duda. Esto es algo muy lindo para mí. Y siento que es como un círculo que se completa porque hace muy poco se cumplieron 40 años desde que mi mamá llegó a Israel. Cuando yo tenía un año viajé por primera vez a Uruguay. El  contacto fue muy fuerte siempre. Para mamá eso fue siempre muy importante.

P: ¿Y cómo vivís tu conexión con Uruguay?

R: Para mí Uruguay es una segunda casa, sobre todo Montevideo. Conozco bien la situación. Tengo muchos recuerdos de todas las visitas, la mayoría de ellas en invierno. Siento que lo lindo es que cada vez que llegaba a Uruguay había crecido más, pero no me refiero sólo a mi edad –primero como niño y luego ya como adulto-sino a mí mismo como ser humano. Y como  músico. Yo tengo memoria de ya a los 12 años estar tocando en el salón de mis abuelos en Uruguay con un piano chico. Siempre traían un teclado pequeño para que pudiera hacer conciertos para los amigos de los abuelos… También cuando había algún evento familiar siempre me invitaban a tocar.

De pequeño, en Montevideo, con sus abuelos Josefina y Elías Gold, él ya fallecido.

 

P: Todo pasa ante todo por el vínculo con la familia, pero habiendo nacido en Israel y viviendo tu vida en Israel , o sea fuera de Uruguay  ¿dirías que te sentís cerca no sólo por la familia? O sea ¿llega un momento en el que el cariño es por el país, no sólo porque en Uruguay está tu familia?

R: No sé ya si soy objetivo, pero cuando llego a Uruguay algo en el cariño de la gente y del país me atrae mucho, y eso genera afecto, cuando andás por la calle, hablás con la gente… Por eso ya el cariño es por el país, el fútbol… soy un fan increíble de la celeste. El carácter y el cariño que tiene la gente uruguaya, que siento es parecido a lo que se siente en Israel, con gente que te habla, que es muy abierta, también es algo que atrae.

 

La música, pasión y profesión

Yoel se graduó en la Facultad de Música Multidisciplinaria en la Academia de Música y Danza de Jerusalem, donde empezó su carrera profesional, después de 20 años de tocar el piano. Ahora se dedica a ser cantautor, compone y escribe canciones en hebreo y un poco en español. Proviene del género jazz, pero está vinculado también al rock y funk. Como pianista, está trabajando con artistas muy conocidos por los jóvenes, quizás un poco menos por los mayores, como Jimbo J, Amir Lev y otros nombres del jazz y el hip hop. Lo importante para Yoel es que ahora se está enfocando en su propia música. Siente que está en una época muy interesante de su vida porque en medio año  saldrá su primer álbum profesional.  Conciertos ya ha hecho varios en distintas partes de Israel.

P: Me imagino que no alcanza con la pasión por la música cuando esto es tu trabajo. Te dedicas a ello profesionalmente ¿verdad?

R: Totalmente, yo pienso que es muy difícil hacer música a mitad de camino, tenés que estar adentro y vivir la música, la gente, que sea una pasión muy grande. Además es lo que yo sé hacer bien. También  me inspira  la cantidad de vínculos personales que se generan en los que no importa tanto el idioma, ya que la música es algo internacional. He dado conciertos como pianista en Berlín, en Praga, aunque no sé hablar el idioma local. Pero eso no fue un impedimento para que todos lo entiendan.

 

El concierto en Uruguay

P:  ¿Cómo surge un viaje así? Tenés que ser conocido fuera de fronteras para que te inviten.

R: Hace un año al llegar de visita a Uruguay, como tantas en tantas otras ocasiones, fue la primera vez que venía siendo ya un músico profesional. Me  había comunicado de antemano con un músico al que yo adoro, Nico Arnicho, que es un percusionista muy apreciado en Uruguay. Le mandé mi música por mail. No lo conocía personalmente pero desde chico conocía su obra.  Me puse en contacto con él y le dije que quería armar un proyecto especial de piano y percusión de canciones israelíes y judías. Y él me dijo: “Bueno, encontrémonos en mi estudio y vemos si sale bien”. Nos metimos en un estudio y en una semana grabamos un proyecto de cuatro videos que están en YouTube. Enseguida nos pusimos ahí, yo en el piano y él con los tambores, y se dio un momento mágico en el que se dio un clic. Fue muy lindo. Salió bárbaro, a la gente le gustó. Los músicos serios son muy atentos a la música, no les importa si te conocen de nombre.

P: ¿Esas grabaciones fueron el trasfondo, de hecho, de la invitación que recibiste para el Jazz Tour?

R: Sí, porque esa música llegó a ciertas personas en Uruguay a las que les interesó que armara mi propio concierto. 

P: Contame entonces un poco más de aquello que grabaste con Nico. ¿Cómo fue la combinación?

R:  El ritmo fue uruguayo o mejor dicho latino, porque había también cosas de Cuba. Nico toca todos los estilos. Había un poco de candombe, de son cubano… y los temas eran conocidos de ladino, del judaísmo y de la música hebrea.

P: ¿Dirías que hay una música israelí propiamente dicha o una ensalada de orígenes y culturas?

R: Es que eso es la música israelí, esa “ensalada” con tantos estilos. Y  es muy interesante que al final toda esa mezcla se une a una cosa que no sabes muy bien cómo explicar pero que se llama música israelí. Eso es lo que yo hago. En el Solís voy a intentar dar una respuesta a tu pregunta: ¿qué es la música israelí y cómo se hace? Vamos a averiguarlo juntos.

P: Es natural que a uruguayos judíos les atraiga en especial que vaya un músico israelí, ¿qué le puede atraer al público en general que no tiene ese vínculo?

R: Pienso que al uruguayo, por lo que yo conocí, le interesa mucho conocer cosas de afuera y el Festival de Jazz es una muy linda oportunidad porque son solo seis conciertos y cada uno es una ocasión muy buena para conocer… Van a ser artistas de Portugal, Francia, Italia, Israel, y dos uruguayos. Pienso que para el público uruguayo es una oportunidad para conocer a los músicos internacionales que llegan. Creo que los temas que hice con Nico pueden interesar a muchos uruguayos que lo conocen.

P: Hermoso conversar contigo Yoel. ¿Hay alguna otra cosa que quieras comentar?

R: Que para mí es muy especial que después de 29 años de estar viniendo de visita a Uruguay- aunque no soy visitante sino mitad uruguayo- es un honor muy grande llegar por primera vez para traer mi música y más aún, nada menos que al Solís. Va a ser una experiencia muy fuerte para alguien que quiere tanto a Uruguay.  Yo aún recuerdo que de chico estuve en el Solís. Todo esto me genera una gran emoción.

P: ¿Pensás en la posibilidad de dar un concierto en Israel mostrando  también la música uruguaya?

R: Qué linda pregunta… nunca lo pensé, pero creo que podría ser después de volver de Uruguay, puede quedar como inspiración para hacer algo así. ¡Qué linda idea! Porque la música uruguaya también es inmensa, es un país chico pero tiene tanta variedad de músicos y algunos muy buenos… Ahora estuve escuchando El Cuarteto de Nos y No Te Va A Gustar, Rada, Drexler… Yo soy un adicto de la música uruguaya, es parte de mis orígenes y la verdad es que sería una muy buena idea hacerlo.

P: Nos quedamos esperándolo pues. Gracias Yoel y muchísimo éxito. Te veo en el Solís.

R: Gracias a vos.

 

(Ana Jerozolimski)

 

Ultimas Noticias Ver más

Sergio Gorzy y Alberto Sonsol--símbolos del periodismo deportivo uruguayo
En comunidad

Las vivencias de Gorzy y Sonsol

22 Octubre 2019


Tajantes, divertidos, seguros de su identidad uruguaya y judía, y de su pasión por el fútbol.

Esto es lo que piensa el Embajador de Israel de la campaña electoral uruguaya
En comunidad

Esto es lo que piensa el Embajador de Israel de la campaña electoral uruguaya

23 Octubre 2019


El Embajador Yoed Magen, la campaña...y la aparición de su esposa Adi.

Las mentiras que fomentan el odio religioso
Israel

Las mentiras que fomentan el odio religioso

22 Octubre 2019


Los palestinos distorsionan la situación en el Monte del Templo

Esta página fue generada en 0.0938971 segundos (1603)
2019-10-23T06:00:19-03:00