Noticias

Crisis Israel-Polonia por comentarios de Netanyahu sobre el papel polaco en la Shoá

El Premier Morawiecki cancela visita a Israel

Aclaramos de antemano. Comenzamos esta nota con información y la cerramos  con opinión.

La crisis desatada por lo que parece haber sido una mala traducción al inglés de unas declaraciones del Primer Ministro Biniamin Netanyahu sobre el delicado tema del papel polaco en la Shoá, deriva en la  cancelación de la planeada visita de su par Mateusz Morawiecki a Israel.  En su lugar envía al Canciller Jacek Czaputowicz, lo cual apunta a mostrar su molestia bajando el rango de la visita pero sin llevar a una ruptura total.

El marco de la visita: la conferencia Weisgrad que por primera vez se lleva a cabo fuera de Europa y consiste en un marco de deliberaciones entre Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia.

La tormenta estalló la semana pasada, durante la participación de Netanyahu en la Conferencia sobre Paz y Seguridad para el Medio Oriente llevada a cabo en Varsovia, bajo los auspicios de Estados Unidos. Al preguntársele a Netanyahu sobre el tema de la cooperación polaca con los nazis-tema que ya provocó serias discusiones cuando meses atrás el Parlamento polaco promulgó una ley polémica sobre el tema- respondió: “Aquí estoy diciendo que polacos cooperaron con los nazis. Conozco la historia y no la blanqueo. Lo menciono”.

 

Netanyahu en la conferencia sobre Medio Oriente en Varsovia la semana pasada. A su lado el Canciller de Yemen Khaled al-Yamani, el Secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, el Canciller de Polonia  Jacek Czaputowicz, en el medio. (Foto: Amos Ben Gershom, GPO)

 

Más allá de la pregunta si era ese el momento y el lugar para tratar el tema, el problema se debe a que el periódico israelí en inglés “The Jerusalem Post” tradujo mal a Netanyahu y le atribuyó haber dicho que “los polacos cooperaron con los nazis”, lo cual se interpretó como una generalización y una acusación a la nación polaca como tal.

La Cancillería polaca llamó a consultas a la embajadora israelí en Varsovia, dejó en claro su molestia y su rechazo de las declaraciones atribuidas al Primer Ministro israelí. La oficina de Netanyahu aclaró que había sido mal citado, que no había dicho “los polacos” sino “polacos”, el Jerusalem Post publicó una rectificación reconociendo su error, pero el daño ya estaba hecho y el Premier polaco dio a entender que esas explicaciones no le alcanzan.

Al confirmarse este domingo que el Primer Ministro de Polonia optó por cancelar su visita, un  funcionario israelí, cuyo nombre no fue dado, comentó que Israel recibirá con alegría al Canciller polaco que sí vendrá y que seguramente “la conferencia será un éxito”. El funcionario dio a entender que el Premier Morawiecki decidió cancelar la visita por presiones internas.”También él tiene elecciones”, comentó.

De fondo, más allá del incidente puntual de esta vez, está la sensibilidad de Polonia respecto a cómo se ve su rol durante la Shoá. De por medio hay hechos históricos  confirmados, en direcciones contrarias.

 Por un lado, Polonia fue ocupada por Alemania nazi y víctima de sus crímenes. Partisanos polacos combatieron a los nazis y arriesgaron sus vidas en ello. Además, casi 7.000 polacos fueron reconocidos como Justos entre las Naciones, o sea no judíos que arriesgaron sus vidas para salvar judíos, sin interés ninguno ni espera de recompensa de ningún tipo. Fue el país donde hubo mayor cantidad de Justos, de los  casi 27.000 en total reconocidos como tales, lo cual también se explica por el hecho que Polonia era el país en el que vivía la mayor comunidad judía de Europa.

Pero todos estos elementos no pueden borrar la otra parte de la historia. Los judíos polacos- de los cuales 3 millones murieron en la Shoá- sufrieron duramente del antisemitismo polaco, expresado en muchos casos en forma independiente, por iniciativa propia, no por presión nazi. Diferentes investigaciones ya han confirmado que por lo menos 150.000 judíos murieron en ataques de polacos, sin relación directa ninguna con los nazis. Hay estudios que hablan de cifras mayores aún. Polacos echaron a judíos que sobrevivieron y volvieron a sus casas, los asesinaron y se quedaron con sus bienes.

Tienen razón las autoridades polacas y aquellos ciudadanos polacos que rechazan terminantemente el término “campamentos de concentración polacos” o “campamentos de exterminio polacos”, que cada tanto surge en los medios. Los campos eran nazis, construidos y erigidos por la Alemania nazi en el territorio polaco ocupado. Pero entre eso y hacerse los ofendidos cada vez que alguien recuerda el antisemitismo asesino de ciudadanos polacos durante la Segunda Guerra Mundial, hay una diferencia. En la nación polaca hubo héroes y heroínas a los cuales el pueblo judío debe estar agradecido eternamente. Y hubo quienes saquearon, robaron y mataron por su propia iniciativa, ni siquiera por presión nazi.

Polacos…no “los” polacos. Tanto de uno como de otro lado. Todo esto ocurrió. Son hechos históricos que ya nadie puede cambiar.

Ana Jerozolimski
(17 Febrero 2019 , 14:06)

Ultimas Noticias Ver más

Raquel Wiener (z
En comunidad

En la bendita memoria de Raquel Laschover de Wiener (z”l)

19 Mayo 2019


Falleció este domingo 19 de mayo en Jerusalem, rodeada de su familia.

Parlamento de Israel aprueba medida a favor de los diputados con parejas del mismo sexo.
Noticias

Parlamento de Israel aprueba medida a favor de los diputados con parejas del mismo sexo.

20 Mayo 2019


Equipara derechos de todos los cónyuges, también de parejas gays

Nuevas armas. Foto: Portavoz del ejército israelí
Noticias

Analistas de datos, la nueva arma del ejército israelí contra Hamas

20 Mayo 2019


En abril finalizó la preparación del primer grupo de la Inteligencia israelí especializado en análisis de “big data”.

Esta página fue generada en 0.4262512 segundos (5068)
2019-05-20T19:32:06-03:00