Mundo Judío

Discusión sobre posibles exhumaciones en lugar del progrom de Jewadne

El nombre de Jedwadne acude a la memoria de muchos descendientes de polacos judíos cuando se piensa en el espíritu que reinaba en Polonia en la Segunda Guerra Mundial. Los relatos orales de sobrevivientes rememoran historias de mucho antisemitismo, pero Jedwadne podría ser una prueba concreta de un antisemitismo llevado hasta el asesinato en masa.

Se conoce como Masacre de Jedwabne al asesinato de al menos 1.600 polacos de religión judía, conforme a la investigación oficial realizada por las autoridades de Polonia en 2001, a manos de sus vecinos polacos católicos en el pueblo de Jedwabne, cerca de Varsovia, Polonia, el 10 de julio de 1941

 

Los pedidos de excavación enraizados en el deseo de probar que los alemanes ordenaron a los polacos asesinar al menos a 340 judíos en el ataque de julio de 1941, cuando la mayoría de las víctimas fueron encerradas dentro de un granero que fue incendiado.
 
El gobierno polaco está reconsiderando la posibilidad de exhumar restos humanos en un sitio de la Segunda Guerra Mundial donde los vecinos polacos quemaron a los judíos, aunque el principal rabino del país dice que el trabajo violaría la prohibición del desintegramiento del judaísmo en la mayoría de las circunstancias.
 
Algunos polacos quieren que el sitio de la masacre sea excavado para descubrir posibles pruebas de que los alemanes ordenaron a los aldeanos polacos que cometieran los asesinatos. El trabajo comenzó en 2001 y fue detenido por el ministro de justicia después de varios días debido a las objeciones de los judíos.
 
El Gran Rabino Michael Schudrich dijo que exhumar el lugar donde estaba el granero "profanaría el recuerdo de aquellos que fueron enterrados allí".
 
Muchos nacionalistas polacos piensan que es injusto culpar a los polacos y que Alemania tiene la responsabilidad última dados los métodos de terror y violencia que los nazis utilizaron en la Polonia ocupada.
 
Polonia fue ocupada por la Alemania nazi durante más de cinco años durante la Segunda Guerra Mundial. Casi 6 millones de ciudadanos polacos murieron, unos 3 millones de judíos y casi la misma cantidad de no judíos.
 
 
Las autoridades sopesarán "diversas circunstancias" al decidir si las exhumaciones deberían seguir adelante en la ciudad de Jedwabne, dijo el primer ministro Mateusz Morawiecki a la emisora ​​privada Polsat News.
 
El hecho de que los restos exhumantes hayan resurgido refleja la presión sobre el partido gobernante de Polonia por parte de grupos de extrema derecha que llaman evidencia histórica de que los polacos cometen los asesinatos como una "mentira judía". Esto es un ejemplo más de la intención del gobierno polaco de ocultar la realidad.
 
Una emisora ​​de televisión de derecha inició nuevamente la discusión al preguntarle a un funcionario recientemente.
 
El partido gobernante de Ley y Justicia está dirigido por el hermano gemelo del ministro de justicia que detuvo la exhumación anterior, Lech Kaczynski. Murió junto con otras 95 personas en 2010 cuando el avión de la fuerza aérea polaca en el que se encontraban se estrelló en Rusia.
 
El hermano sobreviviente, Jaroslaw Kaczynski, ha tomado el partido en un curso más nacionalista en los últimos años.
 
Una vez que el gobierno decida si proceder con una excavación, los fiscales tendrán la final, Morawiecki dijo a Polsat News en una entrevista el martes.
 
"Para nosotros, lo más importante es enfatizar la verdad histórica, y la verdad histórica sobre el destino de los polacos durante la Segunda Guerra Mundial es extremadamente triste para nosotros", dijo el primer ministro. "Pero también demuestra lo espléndida, gran nación que somos y quién es el único culpable del Holocausto".
 
Polonia se ha apresurado a denunciar a cualquier persona acusada de vincular al país con la historia bien documentada de antisemitismo y violencia contra los judíos que tuvo lugar allí durante y después de la ocupación nazi en tiempos de guerra. Los funcionarios israelíes ven la polémica legislación de Polonia como un intento de suprimir tal discusión, y el primer ministro Benjamin Netanyahu ha recibido críticas de los historiadores en Israel por no oponerse a la ley, que los críticos dicen que distorsiona la historia.
 
 Muchos polacos se niegan a aceptar investigaciones que muestren que miles de sus compatriotas participaron en el Holocausto, además de miles de otros que arriesgaron sus vidas para ayudar a los judíos, insistiendo en que todas las atrocidades en su territorio fueron cometidas por los ocupantes alemanes.

Sinagoga de Jewadne


 
Las tensiones entre Israel y Polonia aumentaron el año pasado después de que el gobierno nacionalista de Polonia introdujera una nueva legislación que habría hecho que el uso de frases como "campos de exterminio polacos" se castigara con hasta tres años de prisión. Después de la presión de los Estados Unidos y una protesta en Israel, Polonia diluyó la legislación, desechando las penas de prisión.
 
Una nueva disputa diplomática sobre el tema estalló entre Israel y Polonia el mes pasado, cuando algunos medios israelíes informaron sobre los comentarios de Netanyahu en los que parecía acusar a la nación polaca de participar en el Holocausto.
 
La oficina de Netanyahu dijo que había sido mal citado en su respuesta a la pregunta de un reportero durante una visita a Varsovia sobre la legislación polaca relacionada con el recuerdo del Holocausto, y que no había echado ninguna culpa general. Pero la disputa volvió a encenderse días después cuando el ministro interino de Relaciones Exteriores, Israel Katz, dijo que "muchos polacos" habían colaborado con los nazis en la Segunda Guerra Mundial y compartían la responsabilidad por el Holocausto. También hizo referencia a una cita del ex primer ministro Yitzhak Shamir, quien dijo que los polacos "amamantaron el antisemitismo con la leche de sus madres".
 
Como resultado, Polonia se retiró de una reunión formal del grupo centroeuropeo Visegrad de países, con el Primer Ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, denunciando los comentarios de Katz como "racistas" y "absolutamente inaceptables". La cumbre fue entonces cancelada.
 
 Fuente: basado en información proporcionado por Ynet y wikipedia

 

Janet Rudman
(07 Marzo 2019 , 09:01)

Ultimas Noticias Ver más

Judíos ortodoxos y sus vacaciones en Suiza
Mundo Judío

Judíos ortodoxos y sus vacaciones en Suiza

19 Agosto 2019


Fuente: Aargauer Zeitung

Los egresados del curso de cadetes, con el Presidente Rivlin (Foto: GPO)
Israel

Estos son los nuevos rostros de la diplomacia israelí

19 Agosto 2019


Los egresados del curso de cadetes de la Cancillería, son un reflejo de la multifacética sociedad de Israel

Fentay Alamu en Beit HaNasí, la casa del Presidente de Israel
Israel

La historia de Fentay Alamu, nueva vice Embajadora israelí en Chile

19 Agosto 2019


De Etiopía, por el desierto, hacia la Tierra Prometida

Esta página fue generada en 0.0726860 segundos (4773)
2019-08-19T19:38:05-03:00