En comunidad

Todos somos comerciantes, sanduceros y judíos

Una nota de Sol Bauzá, de su página de Facebook (2016)

Una emotiva forma de condenar el asesinato de David Fremd

A estas horas vivimos la conmoción por el asesinato a cuchillazos de un comerciante judío en Paysandú. Alguien me dijo ayer "¿y por qué te conmueve tanto si no sos judía, no sos sanducera, ni lo conocías?". Pensé casi toda la noche en esto. En por qué me conmueve. Y por qué creo debería conmover a los 3 millones y medio de habitantes de este país.

 

Crecí en el edificio Shalom, donde aprendí de niña significa "hola" y "paz", y era la única vecinita no judía de todos los niños que jugábamos juntos en la vereda sin entender de odios, antisemitismo ni diferencias. En cumpleaños y tardes de merienda, sentada a upa de Don Jaime, uno de los vecinos, escuchábamos historias de campos de concentración, familiares desaparecidos o asesinados, y enjugábamos las lágrimas de esos abuelos tristes con ternura infantil. 
Íbamos a kermesses y bailes en clubes del barrio, escuelas, el Bohemios, el Trouville, y el Zhitlovsky. Éramos una comunidad.
Hasta hoy me emociona Yom Kipur como Navidad, pisar una sinagoga igual que una iglesia, escuchar en una boda al coro de la NCI, y deseo de corazón Shaná Tová a mis amigos, en un gran % judíos, aunque no me sepa los ritos ni hable una palabra de yiddish ni tenga parientes en Israel, porque no entiendo de diferencias. De exclusiones. De un "nosotros" no judíos y un "ellos", semitas. De divisiones en cristianos, islamistas, judíos o umbandistas. 
En 1987 éramos adolescentes. Una adolescencia que transcurría entre fiestas de 15 y Bar (y bats) Mitzvás.

Yo tenía 14 años, y ya en democracia un día vino un nazi a donde vivíamos a atentar contra el papá de una amiga, José Jerozolimski, director del Semanario Hebreo. Se salvó por casualidad. Y perdimos la inocencia. Él era el 4º objetivo de una lista que tenía ese nazi, Héctor Paladino, quien el 21 de octubre de ese año asesinó al promotor publicitario de canal 4, Enrique Delfino Sico, al dueño de la mueblería Dimesa, Simón Lazovsky, y lastimó a Horacio Scheck cuando intentó (sin éxito) asesinar a su padre, integrante del directorio de canal 12 y el diario El País.

El nezo nazi Hector Paladino. foto de cara
El neo nazi Paladino

 

Saber que un asesino había estado en el edificio intentando matar a alguien, que podría haber muerto también el portero, Don Júber, papá de Laurita, otra vecinita con quien crecimos jugando y a quien adorábamos, nos impresionó tanto, que nos angustiamos y no dormimos meses. Ese terror juvenil, ese golpe y despertar a un mundo dividido peligroso y feroz marca hasta hoy el repudio más absoluto a la violencia venga de donde venga, la bronca, dolor y el asco que me da cada vez que alguien dice "el JUDÍO ese", y discrimina o mete en una bolsa de supuestos (como que es "amarrete", tiene dinero, poder, etc), o cuestiona que sufren como pueblo una VIOLENCIA ESPECÍFICA, y hasta critican al epíteto de "paranoicos" o que tienen "coronita ante el Ministerio del Interior porque tienen plata y peso empresarial y político" (SIC). Y hasta reprochan que se les procure dar más medidas de seguridad y prevenir otros ataques (en escuelas o espacios comunitarios).

No se puede pretender combatir una violencia específica (machista, étnica o religiosa) sin entenderla como un odio específico. Con víctimas específicas.
Si en vez de en los ochenta hubiésemos vivido en los años sesenta, en el auge del KuKlux Klan (y otros segregacionismos), capaz que el blanco hubiera sido el portero del edificio, Don Júber, porque era negro. 
Y si hubieran atentado contra su vida o lo hubieran matado, y hubieran dejado a Laurita sin papá, por motivos racistas, como podrían haber dejado a Ana y Sarita sin padre de haber matado a Don José, por ser judío, sería exactamente igual el horror, el miedo vivido y la necesidad de decir: lo único que no puede ser específico ni distintivo en la civilización entre las personas es el amor.

El valor de la vida.

Hoy como nunca, la PAZ, INCLUSIÓN y CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA es el único modo posible de supervivencia.

Fuente: Facebook de Sol Bauzá

 

Ultimas Noticias Ver más

Judíos ortodoxos y sus vacaciones en Suiza
Mundo Judío

Judíos ortodoxos y sus vacaciones en Suiza

19 Agosto 2019


Fuente: Aargauer Zeitung

Los egresados del curso de cadetes, con el Presidente Rivlin (Foto: GPO)
Israel

Estos son los nuevos rostros de la diplomacia israelí

19 Agosto 2019


Los egresados del curso de cadetes de la Cancillería, son un reflejo de la multifacética sociedad de Israel

Fentay Alamu en Beit HaNasí, la casa del Presidente de Israel
Israel

La historia de Fentay Alamu, nueva vice Embajadora israelí en Chile

19 Agosto 2019


De Etiopía, por el desierto, hacia la Tierra Prometida

Esta página fue generada en 0.3022330 segundos (4927)
2019-08-19T20:06:20-03:00