Entrevistas

Con Carlos Enciso, intendente de Florida: “Hay un antes y un después del viaje a Israel”.

El mes pasado, una delegación de figuras políticas de Uruguay, Argentina y Chile visitó Israel por invitación de B´nai B´rith.  Uno de los uruguayos fue el Intendente de Florida Carlos Enciso, del Partido Nacional.

Este es un resumen de su relato, en el que responde a las mismas preguntas que planteamos a los tres parlamentarios uruguayos que integraron la delegación.

P: Comenzaría por una pregunta muy general antes de entrar en detalles. ¿Cómo resumiría este viaje a Israel?

R: Comentaría ante todo que fue con mucho gusto que acepté la invitación que recibí formalmente para  visitar Israel a través de una institución judía que surgió antes que el propio Estado de Israel, como es la B’nai B’rith. Hemos sido tratados de muy buena forma.

Este viaje fue una experiencia interesante desde todo punto de vista. En primer términos, porque se descubre en ese cruce histórico místico de civilizaciones,  lo que fue la cuna de la civilización occidental, pero también la bisagra con otras culturas.

En Jerusalén, especialmente en la zona antigua, se ven símbolos variados, y el sincretismo  de la gente en la calle y en la arquitectura muestra por  supuesto la vieja tradición judaica,  luego –por orden cronológico-el Cristianismo y obviamente también el mundo árabe con su fe musulmana.  Es una experiencia muy pero muy enriquecedora. La agenda fue muy integrada,  muy bien armada. Hubo facetas del Israel de última tecnología y del Israel antiguo. En este último marco está el proceso muy bien inserto de lo que fue también para nosotros como hombres de fe, todo el proceso de evangelización desde Belén y el nacimiento de Cristo, hasta por supuesto todo lo que fueron los puntos de interés que vimos en el Mar de Galilea, en el Jordán. Tocamos sus aguas, nos mojamos en ellas, además de visitar otros puntos hermosos de gran atractivo histórico, cultural y  turístico.

 

En el Santo Sepulcro, junto a la Piedra de la Unción, el lugar en el que según la tradición cristiana fue colocado el cuerpo de Jesús al bajarlo de la Cruz. Un punto significativo para los  creyentes cristianos.

P: ¿Hay un antes y un después de una experiencia de este tipo? Me imagino que puede serlo por el lado de interés general y político, por el lado de la fe…o simplemente por haber estado en un lugar que es cuna de la civilización occidental.

R: Por supuesto que hay un antes y después, porque uno palpita y ve las cosas en el lugar mismo y de esas callecitas antiguas puede sentir que llega a otro momentos en el tiempo. Obviamente hay facetas diversas en un viaje así. Está por supuesto el interés general, el interés de ver una sociedad democrática en el parlamento, con sus debates, con sus luchas políticas, a la par de cualquier democracia occidental de primer orden.

También  la parte de la fe es removedora, el Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos. En esos lugares, especialmente para los que tenemos fe, corre obviamente una sensación especial de recogimiento que no es fácil muchas veces explicar en palabras. Son muchos los puntos a destacar…la primera iglesia donde estuvo Pedro y todo lo que ha sido el circuito de la prédica de Jesús, de sus últimos días, del Monte de los Olivos, y también por supuesto la Sinagogas, las zonas de Israel antiguo que también tiene un aporte muy interesante.

P: Usted ya ha estado en la zona, cuando fue invitado por la Autoridad Palestina. Entiendo que si bien estuvo en Jerusalem, capital de Israel,  aquel viaje fue, por la invitación que había recibido, del lado palestino. ¿Diría que lo que vio ahora era lo que pensaba o sorprende?

R: Nosotros habíamos estando en Palestina, fundamentalmente en Ramallah. A Jerusalem habíamos realizado una visita muy fugaz una tarde en la que solamente alcanzamos a visitar por primera vez el Santo Sepulcro en la parte vieja y algunas de las diferentes puertas de las murallas del Casco Antiguo, como ser la puerta de Damasco. En aquella ocasión había ido también al Muro de los Lamentos, pero en este caso el complemento de un guía puesto por la B’nai B’rith con una gran formación, ha sido clave  ya que nos dio un contexto mucho más formativo.

Diría que es la única comparación que puedo hacer porque para todo lo demás ha sido un contacto nuevo, diverso, muy rico. Entre otras cosas, en Tel Aviv, en esta relativamente nueva ciudad de Modiin, además de, por cierto, andar por las calles, ver ese choque de culturas, de civilizaciones en un sentido integrador como se ve con claridad.

P: ¿Cree que hay una diferencia entre el Israel que uno conoce a través de los medios y el que se ve en el terreno?

R: Obviamente en el  terreno es una realidad diferente. Muchas  veces se da la sensación que se está en estado de guerra y tensión pero estando allí no se siente siempre eso. Claro que sí hay una zona conflictiva como vimos desde los Altos del Golan en la frontera con Siria y por otro lado, al sur, la frontera con la Franja de Gaza. Un legislador de la oposición, que vive justamente en un kibutz cercano a la frontera con Gaza, nos explicó sobre cómo es vivir preocupado por los ataques y por la guerra que hay allí, a veces de baja intensidad y a veces directamente con acciones directas. Y esa es una realidad distinta que por ejemplo la que se vive en el centro de Tel Aviv. Obviamente esos contactos fueron muy interesantes y escuchar la visión de la gente allí, inclusive hasta la discrepancia muchas veces de ellos mismo con el gobierno.

 

Tierra de oportunidades

P:  Este tipo de viajes sirve también para lanzar ideas, para crear marcos de cooperación. ¿Se trajo algo a Florida?

R: Hemos podido hacer contactos a través de nuestro Embajador acreditado en Israel Bernardo Greiver. Justamente en la recepción que nos brindó a los cuatro uruguayos que participamos en el viaje, en la residencia oficial. Tuvimos la oportunidad de conocer a miembros de la comunidad Uruguaya radicada hace años, científicos, médicos de éxito, empresarios y gente activa en diferentes ámbitos.

P: Que mantiene siempre un gran vínculo afectivo y directo con Uruguay.

R: Así es, así nos lo han contado siempre. Justamente esta semana vamos a recibir, a raíz de uno de esos contactos, al Sr. Salomón Vilensky, uruguayo radicado en Israel, que está llegando a Uruguay por una temática de Parques Industriales.

P: Vilensky, conocido como Lalo, dirige precisamente un parque industrial en el norte de Israel. Allí estuvo de visita la Ministra Carolina Cosse hace varios meses.

R: Exacto. Resumiendo este punto te diré que para nosotros es muy importante haber vistotambién  ese gran desarrollo. Es notorio que  a pesar de la poca extensión territorial y de una zona históricamente conflictiva desde tiempos memoriales, el pueblo de Israel se haya hecho  camino en cuanto a desarrollo, calidad de vida de la gente, y por supuesto esperanza de futuro.

P: Algo nada sobreentendido por cierto.

R: Exactamente. A veces en nuestros pagos, eso es lo que falta, esa  esperanza para la gente joven, para la empresa, para desarrollarse, para tener posibilidades laborales y de desarrollo personal.

En dos direcciones

P: Han tenido la oportunidad de ver la parte política, la tecnológica, creo que también cultural. ¿Vio algo que pensaron sería bueno “copiar” para Uruguay?

R: Creo que la tecnología y las posibilidades de intercambio deberían adaptarse a nuestra realidad, porque tenemos una gran diferencia  en desarrollo tecnológico. Pero acá hay demanda de productos de alta tecnología, pero también hay ideas que pueden ser interesantes,  como nuestro sistema de tratamiento de residuos y encapsulados de basura que puede servir también en otros lados.

P: ¿Y quizás algo uruguayo que pensó le falta o le haría bien a Israel?

R: En lo político acá hay un sistema de partidos muy sólidos. En Israel entiendo que hay coaliciones más coyunturales, así al menos da la impresión en los últimos tiempo. Pero claro que cada país tiene su realidad.

Pero abordando la pregunta desde otro ángulo, te podría decir que aunque vimos y comimos muy linda comida en Israel, creo que hay un mercado muy interesante en Israel para profundizar con la carne uruguaya.

Colegas. Con el vice Intendente de Modiin-Macabim-Reut Shlomo Passy

Entre emociones y recuerdos

 P: ¿Alguna anécdota que haya vivido, que valga la pena compartir?

R: En una experiencia tan intensa y tan rica, nunca hay una sola anécdota, hay varias sin dar nombres. Hay anécdotas del grupo de los políticos, de los legisladores chilenos, también políticos argentinos, legisladores uruguayos en esa convivencia casi permanente, en esos viajes de algunas horas, la camaradería de los almuerzos y las cenas con diferentes chanzas, bromas, apreciaciones desde alguno que a veces llegaba tarde hasta apuestas con el guía local de cuanto rendía el litro de una vaca israelí con una vaca en Uruguay, por supuesto también contestando alguna pregunta, los conocimientos que se fueron adquiriendo entre todos en un espíritu de grupo muy lindo. También hay anécdotas de las costumbres, de las vivencias, del tratar de entender a veces algunas actitudes, algunos simbolismos de los lugareños de diferentes religiones, creo  que eso es muy interesante sin entrar en nada en particular.

 P: Así que entiendo que vivieron muchos momentos especiales.

R: Sin duda. Pero hay uno en particular que me queda grabado .Hace muchos años, enseguida después de la unificación de Alemania, yo había estado en el campamento nazi de Buchenwald, una vivencia muy sinuglar. Y ahora, en Jerusalem, conocí el impacto de  Yad Vashem, el museo del Holocausto, en el que todo es impactante. Lo es todo, desde las historias de vida que impactan en particular,  por supuesto aun en un grado mayor lo que es el homenaje a los niños muertos en esa cúpula con los nombres, y las estrellitas con las luces representando a cada niño asesinado, lo cual es un crimen de deshumanidad. Y este museo recordatorio logró un fuerte efecto combinando el corazón con la tecnología.

P: ¿Hay algo que considera amerita ser destacado, que yo no le haya preguntado?

R: Quisiera agradecer especialmente a quien nos acompañó a toda la delegación en la estadía,  el Sr. Eduardo Kohn, también al Sr. Enrique Jinchuk que se incorporó en parte de la visita.vY por supuesto a Gabriel Ben Tasgal, que más que un guía fue una excelente compañía como ilustrador de la realidad  y fuente de simpatía y de alegría con el grupo.

P: Muchas gracias intendente Enciso. Y me alegra que su viaje haya sido una oportunidad para conocerlo personalmente.

R: Gracias a ti Ana.

 

(Ana Jerozolimski)

Ultimas Noticias Ver más

Un avión de la Fuerza Aérea (Sólo ilustración, no del operativo)
Noticias

Revelación: Israel frustró atentado con drones iraníes armados

24 Agosto 2019


Fue atacada la base iraní en Siria desde la que iban a salir

Monumento recordatorio de las víctimas de la masacre, en el museo de Hebron
Israel

Se cumplen 90 años de la masacre de Hebron

24 Agosto 2019


Condujo al fin de siglos de presencia judía en la ciudad de los Patriarcas (Fotos tomadas en el Museo judío de Hebron en Bet Hadassah)

Jorge Luis Borges y su amor a Israel
Mundo Judío

Jorge Luis Borges y su amor a Israel

24 Agosto 2019


Hoy recordamos a Jorge Luis Borges, escritor que tanto amor profesó por Israel. 

Esta página fue generada en 0.0332861 segundos (124)
2019-08-25T00:19:19-03:00