Israel

Dramáticas decisiones de la Suprema Corte de Justicia israelí

Prohíbe a candidato de ultraderecha participar en las elecciones, autoriza partido árabe Balad y candidato judío de extrema izquierda.

 

 

Por primera vez en la historia de las elecciones en Israel, queda descalificado de participar un candidato individual en una de las listas.

La polémica sobre la reciente inclusión del partido “Otzmá Yehudít” en la lista de “Habait Hayehudí”-por el discurso considerado extremista y discriminador de parte de sus miembros- alcanzó este domingo un punto especialmente dramático, al decidir la Suprema Corte de Justicia prohibir que su jefe, Mijael Ben-Ari, participe como candidato en las elecciones del 9 de abril. Su compañero de lista Itamar Ben-Gvir, sí podrá participar.

 

Mijael Ben Ari, perfil de facebook
Mijael Ben Ari, jefe de Otzma Yehudit, descalificado

 

Las acaloradas discusiones en los corredores de la Suprema Corte en Jerusalem, se agudizaron más aún al anunciarse la segunda decisión de los magistrados de cara a las elecciones: autorizaron que vuelva a participar en la contienda el partido árabe Balad y que también lo haga, como candidato del partido mayormente árabe Hadash, el Dr. Ofer Kasif, considerado de ultraizquierda radical.

Todo esto, mientras se publica el primer sondeo desde el disparo de los misiles de Hamas a Tel Aviv y el atentado del domingo en el que murió un soldado y otros dos israelíes resultaron heridos.

Por primera vez en muchas semanas, el partido Likud encabezado por el Primer Ministro Netanyahu vuelve a ser el mayoritario, ganando 31 escaños, uno más que Kajol Lavan del ex jefe del ejército Beni Gantz. De todos modos, como siempre, lo que cuenta es el bloque, y la derecha, sigue siendo quien arme la coalición.

 

Volvamos a la Suprema Corte de Justicia.

La candidatura de Ben Ari había sido aprobada días atrás por la Comisión Electoral Central, que si bien está presidida por un Juez, está compuesta por representantes de los partidos políticos. La comisión la aprobó a pesar de la recomendación del asesor jurídico del gobierno Avihai Mandelblit, con autoridad como Fiscal General.  Mandelblit sostuvo que el discurso de Ben-Ari es incitador y presentó citas concretas de declaraciones claramente anti árabes que había formulado, pero Ben Ari alega que fueron “sacadas de contexto”.

Estaba claro que la decisión definitiva la tomaría la Suprema Corte y así fue, descalificando a Ben Ari por 8 votos a 1.

 

El argumento contra Ben Ari es que su discurso es anti-árabe e incitador, lo cual él desmiente, alegando que sus pronunciamientos son contra los terroristas y quienes los apoyan, y no contra la ciudadanía árabe como tal.

 

La otra parte de los debates de este domingo en la Suprema Corte, se refería a dos elementos relacionados a los partidos árabes. Por un lado, la participación de Ofer Kasif, el único candidato judío en la unión Hadash-Ta´al, a quien la Comisión Electoral Central había descalificado. Por otro, la participación de los partidos Balad-Ra´am, hoy unidos. A Balad se ha intentando ya años descalificar, por los pronunciamientos de algunos de sus diputados equiparando a los soldados israelíes con los nazis, rehusando calificar de terroristas a Hamas y Hizbala e inclusive involucrándose en violaciones de la ley en temas de seguridad. Su ex jefe Azmi Bshara huyó a Catar al entender al parecer que estaba por ser detenido por contactos con agentes extranjeros, y otro de sus diputados, Basel Ghattas, está preso por introducir ilegalmente a prisión teléfonos celulares para presos palestinos.

Los candidatos de Hadash al Parlamento israelí
Ofer Kasif, izquierda, junto al resto de los candidatos de Hadash. (foto: Facebook de Kasif)

 

Pues este domingo, la Suprema Corte autorizó tanto a Ofer Kasif como a Balad-Ra´am participar en las elecciones, revirtiendo la decisión de la Comisión Electoral Central. En dicha comisión, los partidos de derecha habían votado contra ellos sosteniendo que quien apoya la oposición armada contra Israel o se opone a su definición como Estado judío y democrático, viola la ley.

Casi de más está decir que el rechazo por parte de Ben-Ari a su descalificación, no pudo menos que verse agudizado por el visto bueno dado a Kasif y Balad-Ra´am, en lo que se vio como una decisión tendenciosa en pro de la izquierda. Las denuncias contra Ben-Ari, jefe de “Otzma Yehudit”, alegan que incurre en “incitación al racismo”, uno de los puntos por los que se  viola la Ley Básica: la Kneset.

Ana Jerozolimski
(17 Marzo 2019 , 19:34)

Ultimas Noticias Ver más

Las apocalípticas amenazas de Hamas a Israel
Noticias

Las apocalípticas amenazas de Hamas a Israel

21 Agosto 2019


Estas son las promesas de Yehia Sinwar desde Gaza

Amit Segal (Foto: Hevrat Hahadashot)
Israel

Netanyahu cree que él es Israel, afirma uno de los principales analistas políticos del país

21 Agosto 2019


Con Amit Segal, analista político del Canal 2 de la tv israelí, la radio pública KAN y columnista en medios escritos

German Dorrego : ¿nazi en Cabildo Abierto? (Foto: Facebook)
En comunidad

Contundente rechazo del Comité Central Israelita a posibilidad de ideologías nazis en la política uruguaya

20 Agosto 2019


El caso del ex skinhead Germán Dorrego y la reacción de Manini Ríos.

Esta página fue generada en 0.0682008 segundos (646)
2019-08-22T02:41:51-03:00