Mundo Judío

80° Aniversario de singular gesta humanitaria

Nicholas Winton, salvador de 669 niños condenados a la cámara de gas.

Texto, fotos y videos: Gentileza Fundación Raoul Wallenberg.

La primer ministra del Reino Unido de Gran Bretaña, Theresa May, saludó a la Fundación Raoul Wallenberg con una carta oficial, felicitando a la ONG por su trabajo educativo y su empeño en perpetuar la memoria del salvador británico Sir Nicholas Winton, quien rescató de una muerte segura a 669 niños condenados por el nazismo a morir en las cámaras de gas. La épica migratoria pasó a la historia con el nombre de "Kindertransport" (transporte de niños).

"Nicholas Winton encarna los valores que promueve la Fundación Raoul Wallenberg. Vivía en mi distrito electoral y era un amigo de muchos años.", escribió May, al tiempo que acepta la invitación a ser Miembro Honorario de la ONG.  

 

La Fundación Raoul Wallenberg distinguió a Nicholas Winton en numerosas oportunidades y se apresta a renovar los tributos en coordinación con el Reino Unido emitiendo sellos postales conmemorativos y nombrando lugares públicos en honor del salvador.

 

El primer transporte se efectuó el 14 de marzo de 1939 en avión. En los siguientes meses se organizaron otros siete transportes, todos por tren. El último tuvo lugar el 2 de agosto desde la estación Wilson de Praga. Los ferrocarriles tenían como destino la estación de Liverpool Street, en Londres, donde esperaban las familias adoptivas.

 

Winton recibió la Medalla del Centenario Raoul Wallenberg en una ceremonia especial que se llevó a cabo en la embajada de Suecia en Londres en 2013 y de la que participó el ex primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown. Eduardo Eurnekian y Baruj Tenembaum, presidente y fundador de la ONG educativa, hicieron entrega del galardón.

 

En su discurso, Eurnekian señaló: “Sir Nicholas Winton arriesgó su cómoda posición como agente de bolsa e inició una operación que cualquier persona sensata hubiese calificado como imposible. Pocas personas merecen el Premio Nobel de la Paz como Sir Nicholas Winton”.

 

"La Fundación Raoul Wallenberg hará todo lo posible para designar lugares públicos, en Inglaterra y en otras partes del mundo, bajo el nombre del gran Sir Nicholas, como una forma de perpetuar su nombre y hazañas, y con el fin de transmitir a las generaciones presentes y futuras la certeza de que un hombre puede hacer la diferencia. La solidaridad y coraje cívico no son sólo palabras huecas, son valores que debemos defender y practicar todos los días, sin importar las circunstancias”, declaró Baruj Tenembaum.

 

La historia

 

Nicholas Winton nació en Hampstead, Londres, el 19 de mayo de 1909. Residió en Maidenhead, pequeña localidad situada en el sur de Inglaterra hasta el 1 de julio del 2015, cuando falleció a los 106 años de edad.

 

En 1938, días antes de la Navidad, Winton ultimaba los detalles de un viaje de vacaciones a Suiza. Pero una llamada telefónica desbarató sus planes de esquiar en los Alpes. La llamada cambió su vida para siempre.

 

Martin Blake, un amigo que trabajaba en un comité de ayuda para refugiados adultos de Checoslovaquia, parcialmente invadida por el Tercer Reich, le pedía ayuda. Winton viajó por su cuenta a Praga, se alojó en un hotel y luego de días cayó en la cuenta de que no había planes específicos para salvar las vidas de los niños. Se contactó con el Refugee Children s Movement (RCM), de Londres, que reunía judíos, cuáqueros y diversos grupos de cristianos y cuya misión era ayudar a los refugiados europeos perseguidos por el nazismo.

 

El 21 de noviembre de 1938, poco después del pogrom de Kristallnacht, el parlamento británico había aprobado una medida que permitía recibir a refugiados menores de 17 años que no tuvieran un lugar en donde alojarse y siempre que se depositaran 50 libras esterlinas por niño como garantía de pago del pasaje de vuelta. En nueve meses Winton logró evacuar desde la estación Wilson de Praga a 669 niños.

 

Entre los salvados estaba Karel Reisz, posteriormente consagrado como director de cine, autor de la premiada película “La amante del teniente francés”. Hoy se cree que ya son más de 5000 los llamados “niños Winton”, descendientes de los salvados. Otro tren con 250 niños debía partir el 3 de septiembre de 1939, pero ese mismo día el Reino Unido le declaró la guerra a Alemania. La formación no abandonó la estación y los niños nunca volvieron a ser vistos.

 

Su hazaña, que hubiera merecido múltiples condecoraciones y actos de homenaje, quedó en el olvido durante cincuenta años, ya que prefirió mantener en secreto lo sucedido. Sólo en 1988 su esposa Greta encontró un viejo maletín de cuero escondido en el desván de casa y, revisando, se topó con las fotos de centenares de niños, una lista con el nombre de todos ellos y algunas cartas de sus padres. El descubrimiento precipitó la confesión de Winton.

 

Sorprendida por la historia que le acababa de explicar su marido, Greta se comunicó con Elisabeth Maxwell, historiadora especializada en el Holocausto nazi y esposa del magnate de la comunicación Robert Maxwell, propietario de los periódicos Daily Mirror y Sunday Mirror. Maxwell, de origen checo, decidió publicar la historia en sus diarios. 

 

Poco después, la BBC se hizo eco de la gesta y los acontecimientos se precipitaron. En el marco del programa televisivo That's Life, produjo una emisión homenaje con el mismo Winton como invitado especial. Se suponía que el programa estaría dedicado a contar la historia del rescate de niños. Sin embargo, había una sorpresa guardada. En un determinado momento todos los salvados en 1938, la mayoría personas de más de sesenta años, junto a sus descendientes, ingresaron al estudio para saludar al salvador, desbordado por la emoción y el llanto. En pocos días Winton pasó de personaje anónimo a héroe mundial. 

 

En 1993, la Reina Isabel lo nombró Miembro del Imperio Británico. Nueve años más tarde, en 2002, lo condecoró con el título de Caballero por sus servicios a la Humanidad. En 1998 recibió de manos de Vaclav Havel, presidente de la república Checa, el título de Liberador de la Ciudad de Praga y la Orden de T. G. Marsaryk. En 2010, el gobierno británico le otorgó la medalla de Héroe del Holocausto.

 

La difusión global de su gesta precipitó una campaña para que se le otorgara el Premio Nobel de la Paz en 2010. 

Sir Nicholas Winton con Baruj Tenenbaum, Fundación Raoul Wallenberg
Sir Nicholas Winton con Baruj Tenenbaum, Fundación Raoul Wallenberg

 

Ultimas Noticias Ver más

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente
Noticias

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente

21 Octubre 2019


Rivlin encargaría este martes a Gantz intentar formar gobierno

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss
En comunidad

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss

21 Octubre 2019


“Los años sin lágrimas”, entre dolor y felicidad.

Esta página fue generada en 0.0697520 segundos (5174)
2019-10-21T20:43:38-03:00