En comunidad

Pésaj por Gabriel Korytnicki

Le agradecemos a nuestro querido guionista y humorista Gabriel Koryntnicki por acercarnos este texto de su autoría. Pesaj es también una instancia para hacer humor. ¿Qué sería de nuestro pueblo sin humor?

Resumen de la historia de Pesaj (Pascua Judía)

Lo primero que tenemos que saber es que los judíos tenemos dos tipos de jaguim (festividades), a saber:

• Nos quisieron matar, no pudieron, nos escapamos…vamos a comer.

Una segunda variable es:

• Nos quisieron matar, dios nos dio una manito, los matamos a todos, nos escampamos, vamos a comer.

Pesaj, entra dentro de los Jaguim Tipo 2.

Ahora realizaré una pequeña e ilustrada explicación de pesaj para que todos quedemos en igualdad de condiciones.
Resulta que hay varios personajes.
• Dios
• Moisés
• Princesa
• Faraón (Paró)
• Pueblo Judío

Todo arranca más o menos así:

Los judíos eran esclavos en Egipto, que estaba gobernado por el Faraón Paró, éste en un momento dio la orden de matar a todos los niños varones del pueblo judío como para ir eliminando posibles amenazas, se ve que ya se la veía venir.

Una madre judía puso a su hijo en un canasto y lo dejó a la deriva en un rio, la princesa (hija del Faraón) que andaba paseando por ahí sacando algunas fotos y subiéndolas a Geroglifbook, encontró el canasto y adoptó al niño llevándolo al palacio.

El Faraón que era bastante desconfiado le hizo una prueba al niño (todos sabemos que este niño es Moisés, no?....ta por las dudas), por un lado puso brasas, por el otro la corona, si el niño extendía su mano hacia la corona quería decir que éste buscaba el poder.

Moisés que era un líder nato, de los que las pide todas, de los que se pone el equipo al hombro…,fue directamente a la corona. Dios se mete y hace que la mano del niño vaya hacia las brasas, el niño toma una, se quema y lleva la mano hacia la boca, por lo tanto produce una quemazón en su lengua y queda tartamudo. Habiendo superado la prueba pasa a ser adoptado.

Pasa el tiempo, el niño crece y vive como un príncipe en Egipto. Un día recorriendo las obras del Faraón ve como un esclavo es maltratado, Moisés mata al castigador y es desterrado.

Tiempo después Moisés se estaba sacando una selfie por ahí y vio como un árbol estaba en llamas pero no se quemaba.
Era Dios manifestándose, creo que Dios ganaría cualquier concurso de disfraces. Se produce, casi, casi, el siguiente diálogo:

Dios – Moisés soy tu Dios, tienes que liberar a tu pueblo de las manos del Faraón.

Moisés (incrédulo pregunta) – Por qué yo?

Dios (Usa dos sabias palabras y le responde) – Porque si!

Dios es bien clarito cuando quiere.

Allí se fue Moisés a liberar a su pueblo, se junta con Paró, hace el pedido pertinente habiendo pasado ya por todas las ventanillas, contando con todos los sellos y trámites que debía completar para concretar dicha liberación.

El Faraón se niega a liberar al pueblo alegando que tendría que contratar nueva mano de obra, que es una complicación, que los pliegos de las licitaciones demoran mucho y que además Moisés no era un representante válido del gremio de Esclavos y Afines.

Moisés le cuenta esto a Dios, dios se calienta (nunca le gustó que lo contradigan y no maneja muy bien las frustraciones) y le manda las diez plagas al Faraón. Al parecer el gremio de Esclavos y Afines era bastante fuerte.
El Faraón, que se ve que por las buenas entendió el mensaje, decidió en forma (semi) voluntaria que lo mejor era liberar al pueblo judío.

Moisés junta a todos y les dice:
• Muchachos nos vamos, agarren todas las cosas que puedan cargar y marchemos. Recomendamos llevar un par dos mudas de ropa, repelente, linterna, algún instrumento musical, buena onda y ganas de divertirse.

El pueblo judío comenzó a salir de Egipto, pero a su vez el Faraón mandó perseguirlos y matarlos a todos.
Moisés guía a su pueblo por el desierto y no sé cómo llegan a un río, resulta que gran parte del pueblo Judío no sabía nadar, así que no tuvo mejor idea que pedirle a dios que abra el río al medio, dios acató, el pueblo judío cruzó. Cuando los egipcios estaba casi ahí, se cerró el río y marcharon todos.

El pueblo judío continuó marchando hacia Heretz Cnaan (La tierra prometida) durante 40 años, comieron matza (Pan ácimo o engrudo cocido, como prefieran decirle) , algunos explotaron por el consumo abusivo de la misma y otros continuaron camino.

En el ínterin se otorgaron los 10 mandamientos, siguieron comiendo matza, hasta que dios se apiado e hizo caer maná del cielo.

Llegando a Heretz Cnaan Moisés muere y el pueblo judío 40 años después llega a la tierra prometida.
Creo que el tener un guía tartamudo no colaboró con la agilidad del éxodo, pero…

Más o menos así fue la historia….
Jag Sameaj!

Keará:

Karpás:

Una de las comidas más tristes de la tradición judía. Otra puede ser las “orejas de Amán”, que no sé si es triste pero a mí me da cosita, siento lo mismo que a la hora de comer “niños envueltos”.

Iajatz (Tres Matzot):

Tiene razón, estamos todos iguales, comer engrudo cocido hace muy bien para el estómago, creo que el pueblo judío es pionero en el tránsito lento gracias a la matza. Que es un alimento inclusivo, ya que como pueden ver esté escrita en braile.

Jarozet (Manzana y nueces):

Dicen que la comida entra por los ojos, al ver el Jarozet veo un cartel que dice, NO ME COMAS!

Maror (hierba amarga):

Si se mezcla Maror con canciones de Fernando Cabrera o Eli Eli, te morís de un empacho de amargura.

Hueso de pollo: Un pollo fuerte, un pájaro con alas que no vuela? Es como el equipo de rugby de Uruguay que se llama Los Teros, bicho con unas patitas que dan pena.

Beitzá: Y si, para ser libre hay que tener huevos.

Segunda copa:

Está claro cómo funciona esto, después de tanta amargura ahoguemos las penas con un par de copas de vino. Creo que en la actualidad las preguntas se dan al revés.

Nene, me quiero sacar una foto de perfil para el Facebook y siempre salgo un poco de frente, cómo hago?

Mhija, pongo mi contraseña y salen solo redondelitos?

Tercera copa:

Ya con tres copas arriba uno se pone más melancólico y entra en estado “borracho”. Lo que esta tercera copa, es conocido en la jerga del ebrio cómo:  “Sabes cómo te quiero yo a vos” 

Cuarta Copa:

Ya no soltamos un poco más y entramos en la fase del afecto, nuevamente en la jerga del beodo esto sería algo más a o menos así: “Para mí es re importante el trabajo que vos haces, no cambies nunca” (El abrazo es fundamental)

 

Ultimas Noticias Ver más

Raquel Wiener (z
En comunidad

En la bendita memoria de Raquel Laschover de Wiener (z”l)

19 Mayo 2019


Falleció este domingo 19 de mayo en Jerusalem, rodeada de su familia.

Soldados sobresalientes con Rivlin en Iom Haatzmaut
Israel

De Guatemala a la frontera israelo-libanesa, para cuidar a Israel.

19 Mayo 2019


Con  David Tenenbaum, uno de los 120 soldados sobresalientes de Tzahal , recibidos en Iom Haatzmaut por el Presidente de Israel.

Varios de los hombres de Beit Israel, con el Rabino Israel Diament
Mundo Judío

Mi encuentro con una singular comunidad judía en El Salvador

19 Mayo 2019


“Beit Israel”, una historia de fe y la búsqueda de un camino

Esta página fue generada en 0.2945032 segundos (3129)
2019-05-19T18:30:16-03:00