Noticias

Primer resumen del domingo 5 de mayo, de mañana en Israel.

“Israel se prepara para varios días de escalada”.

A pesar de un corto intervalo de tres horas y media sin alarmas-entre las 07.43 de este domingo cuando sonó la última en la zona de Shaar HaNegev  y la de algo después de las 11.05 cuando nuevamente sonaron en Shaar HaNegev y Sdot Negev- estaba claro de antemano que la escalada iniciada el sábado, no había terminado.   En menos de un día, desde el sábado poco antes de las 10 de la mañana, los terroristas dispararon 450 cohetes y otros proyectiles desde Gaza hacia territorio israelí, haciendo sonar 79 veces las alarmas en diferentes partes del sur y zonas más alejadas.

Algo más de 100 cohetes fueron interceptados por el sistema defensivo Cúpula de Hierro. Hubo impactos directos en tierra y también varios que cayeron en zonas descampadas.

Y ahora, según el portavoz de Tzahal, Brigadier General Ronen Manelis, “nos preparamos para varios días así”.

El ejército trasladó una brigada hacia la frontera sur, en lo que puede verse como una combinación de preparación concreta en el terreno para cualquier eventualidad, y un mensaje a los terroristas.

El sábado por la noche murió la primera víctima de esta nueva escalada, Moshe Agadi, de 58 años, en Ashkelon. Se hallaba junto a su familia en la casa de su suegra y salió a tomar un poco de aire entre las numerosas alarmas. En la última no alcanzó a entrar al espacio protegido y fue alcanzado por una esquirla que lo mató casi al instante.

Aproximadamente 60 personas fueron trasladadas a los hospitales Barzilai de Ashkelon y Soroka de Beer Sheba, parte de ellas con heridas físicas-varias no por las esquirlas sino por caídas cuando corrían a refugiarse- y otras en estado de conmoción nerviosa.

 

Las zonas principales afectadas por los disparos son las adyacentes a la frontera entre Israel y Gaza. Ante todo Eshkol y Shaar HaNegev. Pero también Sderot, Sdot Negev, Merjavim,Hof Ashkelon,  Bnei Shimon, las ciudades de Ashdod, Ashkelon, Ofakim, Kiriat Gat,  Netivot y Beer Sheba. Sin embargo, las alarmas han llegado más lejos aún: Kiriat Malaji, Beer Tuvia, Guedera, Kiriat Rahat, Al Qassum, Ekron, Gan Yavne, Najal Sorek, Yoav, Gezer. Shafir, Lajish, Laqia, Omer, Beit Shemesh. 

Cabe aclarar que varios de estos nombres son de Consejos Regionales que incluyen numerosos poblados. En Eshkol hay 32 comunidades, en Shaar HaNegev 13, en Hof Ashkelon 21, en Sdot Negev 16, en Bnei Shimon 13, en Beer Tuvia 22 y Lajish 19.

Israel respondió atacando hasta el momento de escribir estas líneas 220 blancos de Hamas y Jihad Islámico, especialmente comandancias, instalaciones de fabricación de armas y almacenamiento de cohetes, pero también algunos edificios de varios pisos en la zona residencia Rimal en la ciudad de Gaza, que según el portavoz militar Manelis “sirven a los terroristas”.  En estos casos, cuando los ataques eran lanzados en zonas donde también hay residencias civiles, Israel practica el llamado “golpe a la puerta”, el disparo de cohetes pequeños en las cercanías, que sirve como aviso a la gente para salir del lugar a fin de que no haya muertos no involucrados. Algo relativamente nuevo, que no se hizo mucho tiempo, es el ataque a las casas particulares de jefes de grado intermedio de las células operativas de Hamas y Jihad Islámico.

Han muerto 6 miembros de los brazos armados de Hamas y Jihad Islámico.

Los palestinos acusaron a Israel de haber matado a una bebé de 18 meses y su madre, pero el portavoz militar rechaza terminantemente le acusación y sostiene que murieron a raíz de un intento fallido de una célula de Hamas de disparar un cohete cerca de una casa particular, estallando el cohete en el lugar.

 

Por todos los medios de comunicación de Israel, se exhorta continuamente a la población a actuar con responsabilidad en cada alarma y resguardarse sin demora. “Eso salva vidas”, se indica. Las instrucciones son, en caso que no haya un cuarto blindado en la casa ni un refugio común de todo el edificio, salir a las escaleras internas y alejarse de las ventanas. Y si la alarma lo sorprende a uno en la calle en un punto desde el que no se alcanza a correr a resguardo, hay que tirarse al piso y cubrirse la cabeza. Esto, debido a que al impactar un cohete en el suelo, salen despedidas por el aire las esquirlas y las numerosas bolitas de acero que son introducidas en su cabezal para magnificar el daño. Si uno está tirado en el piso es menos probable ser alcanzado por ellas.

 

Ana Jerozolimski
(05 Mayo 2019 , 05:39)

Ultimas Noticias Ver más

Soldados sobresalientes con Rivlin en Iom Haatzmaut
Israel

De Guatemala a la frontera israelo-libanesa, para cuidar a Israel.

19 Mayo 2019


Con  David Tenenbaum, uno de los 120 soldados sobresalientes de Tzahal , recibidos en Iom Haatzmaut por el Presidente de Israel.

Varios de los hombres de Beit Israel, con el Rabino Israel Diament
Mundo Judío

Mi encuentro con una singular comunidad judía en El Salvador

19 Mayo 2019


“Beit Israel”, una historia de fe y la búsqueda de un camino

Consecuencias de la escalada de Hamás en el Sur
Israel

Consecuencias de la escalada de Hamás en el Sur

19 Mayo 2019


El problema no se puede medir sólo en términos de muertos y heridos. Están también los traumas y temores que no se van.  

Esta página fue generada en 0.0324700 segundos (2727)
2019-05-19T17:18:39-03:00