En comunidad

Con la actriz Melanie Catan, ante su nuevo desafío: “Yentl”.

No es sólo una obra. Es un símbolo de lucha por la igualdad de género y la libertad de elegir cómo vivir.

Fotos: María José Medina

Melanie Catan nos enriquece cada tanto con un nuevo personaje, una nueva destreza sobre el escenario, y lo disfruta ahondando en los desafíos que van surgiendo, nunca a la ligera, siempre captando el tema bien a fondo.

Así lo volvemos a sentir al conversar con ella sobre “Yentl”, la obra que lleva al escenario uruguayo la obra de Isac Bashevis Singer, que mucha gente recordará más que nada por su versión filmada con la gran Barbra Streissand como intérprete.

A Melanie y todo el elenco, el mayor de los éxitos.

Cabe señalar que el estreno es este miércoles 29 de mayo a las 20.30 horas  y que hay cuatro únicas funciones : miércoles 5, 12 y 26 de junio, a las 20.30 hs.

 

 

 

P: Melanie, es un gustazo estar en contacto contigo nuevamente, aunque trato de imaginarme la emoción que te embarga de cara a “Yentl” y no encuentro las palabras. ¿Cómo te sentís?

R: Con una felicidad enorme. Ya cumplimos un año desde que arrancó a gestarse este proyecto y que el público pueda verlo en escena en los próximos días nos genera una alegría enorme. En este momento solo tengo un enorme agradecimiento a todas las personas que se embarcaron en ese desafío y que lograron que la aventura pase de ser un sueño a ser una realidad.

P: Recordemos para los quizás tres lectores que no lo saben…en qué consiste “Yentl”.

R: Yentl es una mujer judía apasionada por los estudios en la Europa Oriental de principios del siglo XX. Tras la repentina muerte de su padre, y al observar que el mundo ortodoxo que la rodea está teñido de desigualdad de género, ella se escapa de su hogar y se hace pasar por un hombre para lograr ser aceptada por la comunidad de académicos y así tener acceso a los estudios talmúdicos. Sin embargo, no será fácil para ella, ya que la yeshiva a la que accede está teñida de tradiciones patriarcales a las que ella se opone pero que en cierta medida tendrá que aceptar si quiere mantener su secreto a salvo.

 Su transformación también desencadenará un triángulo amoroso y la imposibilidad de revelar sus verdaderos sentimientos a la persona que ama.

P: Es una historia personal pero que puede ser vista como símbolo.

R: Exacto, a eso iba. YENTL es una búsqueda de la mujer dentro del judaísmo, pero también dentro de una sociedad que la encierra a través de los valores que heredamos: valores patriarcales que en parte siguen existiendo en algunos sectores  hasta hoy, pero que en 1900 son inmensamente más fuertes y hasta difíciles de creer. No se trata de una mujer que quiere ser hombre, sino, de una mujer que necesita hacerse pasar por uno para poder acceder al conocimiento, a las ideas y al reconocimiento de su entorno.

 Lo interesante de su trama son todos los temas que la atraviesan y que han sido discutidos a lo largo del tiempo: el juego con el travestismo, la imposibilidad de concretar el amor a partir de una crisis de identidad y las reglas dentro de las relaciones a causa del género. El deseo prohibido, la resiliencia y la ambición de modificar las creencias de una cadena milenaria, la impulsarán a ir tras sus sueños y a romper con los parámetros establecidos como “correctos”.

 

P: Imagino que no seré muy original si te digo que el poster de la obra recuerda a Barbara Streisand ¿no?

R: Es cierto, sí.  YENTL tiene un pasado muy fuerte, por eso para nosotros era muy importante generar un lazo, un guiño, hacer alusión al mismo y paralelamente crear nuestro propio camino, nuestra propia ruta. Estuvimos hablando muchísimo con Santiago Epstein de esto, ya que él fue quien hizo la primera bajada visual para el público con el banner de la obra. Hay una mirada creativa maravillosa: desde todo el trabajo que realiza el director Coco Rivero hasta la composición de la música por parte de KOF y las letras de las canciones escritas por Lea Ben Sasson. Todo tiene una razón y nada está librado al azar. La obra está escrita en 1963 y su versión cinematográfica se realizó en el 80. Hoy hay otro foco en amplios sentidos, por eso era tan importante para nosotros como equipo generar nuestra propia identidad.

P: ¿Es un desafío complicado ser la actriz central en una obra que se asocia casi automáticamente con una gran figura de Hollywood? Se me ocurre que por un lado es un elogio y por otro un problema.

R: La versión cinematográfica siempre me fascinó, incluso fue un disparador y una inspiración muy grande para que este proyecto se lleve adelante. Sin embargo, al ser esta una versión puramente teatral no me asocié directamente con Hollywood en ningún sentido. Si bien tenemos al personaje de Yentl en el imaginario colectivo como Barbra, me permití indagar y explorar desde otro lugar: ella abarca tantos temas, tantos conflictos, tantos mundos que es muy fácil poder universalizarla, más allá del ícono que la puso en la mirada de todos. Asimismo, el texto no es el de la película sino el original que escribe el premio Nobel polaco, judío,  Isaac Bashevis Singer (en el cual la película se basa), entonces el enfoque es distinto y me permite verlo con otra perspectiva.

P: Esa es una aclaración muy importante. Es que todos conocemos generalmente a la Yentl del cine, pero como bien decís, fue creada antes.

R: Exacto. Muchas de las escenas que en la película se resuelven de una manera, y aquí de otra completamente diferente. De todas maneras y yendo específicamente a tu pregunta anterior, lo veo como un elogio. Streisand sienta las bases y plantea este universo de una manera increíble, por ello el desafío personal es grande desde el vamos. De todas maneras logré hacer mi propio recorrido basado en los lineamientos de la propuesta, de la dirección y de la interacción con mis compañeros. Todo sucede en escena: desde que soy Yentl hasta la transformación en Anshel (el hombre que encarna Yentl) y eso ya te modifica enteramente.

 

El mensaje de fondo

P: ¿Dirías que hay acá una lección universal?

R: Sin duda. YENTL habla mucho de la libertad de elegir: desde la persona que querés amar, hasta lo que querés estudiar y dónde quieres vivir. Siento que aprendí mucho de ella, de su valentía y de su fuerza, de las ganas de querer que las cosas sucedan, sin peros, sin excusas, simplemente yendo a por lo que uno más ama, por más que haya miles de riesgos. Yo pienso también así e intento que las cosas que hago estén basadas en el empuje y el positivismo, en el interés, en el amor. Esta obra y sus personajes son una clara demostración de cómo las personas tenemos que olvidarnos de las opiniones ajenas y vivir de acuerdo a nuestro sentir, a nuestras ganas, vivir la vida hoy en base a nuestros propios deseos.

YENTL plantea que pese a todo uno al fin de cuentas tiene que aceptarse, encontrar paz con lo que uno es y no dejarse juzgar por la mirada externa. Siento que eso nos sucede bastante, nosotros nos ajustamos constantemente a la sociedad en la que vivimos para encajar, queremos mostrarnos como somos de acuerdo a cómo queremos ser mirados. Y eso se torna peligroso cuando dejas de ser fiel a lo que te hace feliz o a lo que crees. Por eso creo que el público se va a emocionar, a reir,  a llorar, a cantar y hasta enojarse, porque la obra permite correrse de ese lugar pasivo y enfrentarse a cosas que en nuestra diaria tal vez no haríamos.

 

 

Entre Yentl y Melanie

 

P: Es algo especial interpretar personajes ya conocidos, que ya han emocionado. Pero además ¿te es clave que tú misma puedas identificarte con esa figura?

R: Para mí este personaje es muy valioso. Siento que su lucha es la de miles de mujeres que hicieron frente a una realidad totalmente indeseable. Yentl nace con el deseo de estudiar y su padre lo único que quiere para ella es que se case, que tenga un marido, que haga las tareas de la casa. Su realización personal es otra y me parece que representar a una mujer que lucha por sus ideales en un tiempo donde ciertos derechos son negados, me llena de gratitud.

Hoy vivimos otra realidad, pero costó mucho llegar hasta acá y por eso solo puedo agradecer a mujeres como ella, que pelearon para que estemos como queremos estar. Sin embargo, pienso que hay muchísimas personas que siguen validando el discurso al cual Yentl se enfrenta, y eso me preocupa muchísimo por eso me parece todavía más importante generar este espacio de reflexión y que su voz sea escuchada.

En la obra hay un momento en el que diez hombres se enfrentan a ella diciéndole que no puede hacer determinadas cosas por el simple hecho de ser mujer. Es una escena muy dura, la cual expone y denuncia y hace visible la realidad de las mujeres en el 1900. Sin embargo, acto seguido, y a partir de esta conversación con estos hombres ella va a decidir quién realmente quiere ser, va a aceptarse, pelear por lo que más ama y lograr salirse de las estructuras establecidas.

 

P: ¿Hay algo de ella en ti? Aunque no vivís con las limitaciones de época con las que ella lidiaba -en realidad no sólo de época sino de tradición y religión- vos también sos de armas tomar y de empujar para adelante por lo que querés hacer ¿verdad?

R: Sí, muchísimo. Creo que también cuando una entra en personaje intenta buscar todas aquellas cosas que la identifican, generas empatía rápidamente para así poder poner mejor tu cuerpo, tu piel, tu voz. Yentl es muy curiosa, jugada, vive al límite todo el tiempo. Desafía constantemente a su entorno, y eso me encanta. Incluso se desafía a ella misma, se pregunta hasta dónde puede llegar. Realmente me seduce muchísimo.

 Creo que también ejemplifica mucho a la juventud de hoy en día: habla de las incertidumbres que todos llevamos dentro y las libertades que nos animamos a vivir. Siento que estamos en un momento en el que el futuro lo marcamos nosotros, con nuestras decisiones, nuestra fuerza y nuestros ideales. Realmente eso me fascina. Salimos del camino de la seguridad, de lo establecido, de lo binario, de lo blanco y lo negro, lo bueno y lo malo, lo correcto o incorrecto.

 

La música

P: Estamos hablando hace rato del mensaje de la obra. Los elementos que la componen son claves. La música por ejemplo. ¿Qué me podés contar al respecto?

R: La música en la obra  es música Klezmer, fiel a lo que el shtetl polaco y sus alrededores generaban y escuchaban. Es muy emocionante escuchar a la Klezmeron Orkestra (dirigida por Fernando Nathan). A mí me recuerda que tenemos una tradición musical tan increíble que vale la pena apreciarla, volver a hacerle honor, redescubrirla.

La música Klezmer nos conecta directamente  con un pasado, una historia. Yo personalmente la descubrí de grande y sentí que me hubiera gustado conectarme con ella mucho tiempo atrás. Hoy en día entiendo su importancia y me parece fundamental que se transmita, así como tantas otras cosas en nuestra tradición.

P: Me imagino que esto pasa por experiencias personales que quedan grabadas.

R: Así es.  El año pasado tuve la oportunidad de estar en un seminario en Nueva York de artistas judíos de todo el mundo, todos veníamos de diferentes lugares y hablábamos distintos idiomas, pero cuando los músicos se juntaron a tocar Klezmer, y cantar nigunim, fue una conexión instantánea e inimaginable entre todos nosotros. La música también nos conecta como pueblo, es una de nuestras mayores herencias creo yo. El público va a tener la oportunidad de escuchar esta misma música en vivo.

 

Obra uruguaya

P: La obra fue escrita en Polonia y se está presentando por primera vez en Uruguay.  ¿Qué podés contarme del despliegue de Yentl en Montevideo?

R: El despligue en Montevideo es enorme. Cuando comenzó este proyecto no imaginamos que iba a tener esta dimensión, pero el espectáculo lo requería. Somos 25 personas en escena, y casi 20 personas en el afuera trabajando. La escenografía , el vestuario y los elementos, todo está pensado en detalle.  La música es en vivo, las canciones son en vivo y todo eso requiere de precisión y profesionalismo. Es realmente una gran apuesta por parte del director Coco Rivero, y las productoras Lea Ben Sasson y Sofia Scarone. Estamos hace mucho tiempo ensayando y buscando los recursos para que esto pueda ser presentado de la manera más profesional posible en nuestro país.

Me parece sumamente  importante mencionarlo, porque en ocasiones muchos espectadores piensan que las entradas tienen precios altos, piden descuentos y no tienen en cuenta todo el trabajo que hay detrás. En este espectáculo encontrarán entradas con el precio de 20 hasta 35 dólares. Una obra fuera del país de esta calibre te sale tres veces más.

 

P: Siento la necesidad de aclarar. Esto no es meramente publicidad a la obra sino una exhortación a apoyar un proyecto uruguayo y también comunitario muy fuerte.

R: Pienso que tenemos que apoyar mucho nuestras producciones, que nos dan trabajo a nosotros los uruguayos y que también nos permiten crecer, generar nuestra propia idiosincrasia cultural. Cuando las obras tienen público motivan a que se sigan produciendo, a seguir buscando maneras de contar nuestro pasado pero en el presente. De poder mirar el mundo, entenderlo y problematizarlo a través del arte, de la música, del teatro. Eso para mí es tan maravilloso, es lo que a los humanos nos conecta con nuestros sentimientos más profundos, nuestros miedos, alegrías y tristezas, con nosotros mismos. Al fin del día creo que no hay nada más lindo que encontrarse con lo que uno es, con nuestra alma, nuestra esencia. YENTL también lo dice. Los animamos muchísimo a que nos acompañen porque es una experiencia muy diferente.

 

Y PARA TERMINAR…

 

P: ¿Algo más para comentar, agregar?

R: Quería agradecerte a ti Ana por siempre estar.Y  a muchas personas que lograron que esto suceda. Mucha gente apoyó este espectáculo y nos permitió poder realizarlo. Gracias a esa fuerza es que podemos generar este universo maravilloso que es YENTL. Como bien sabés, el pre estreno fue a beneficio del Departamento de Inclusión de la Kehilá.

P: Eso ya vale la pena destacarlo.

R: Exacto.  Realmente conozco cómo se trabaja allí y hay muchísimo amor y esfuerzo dentro de la Kehilá para que siga creciendo. Sé que mucha gente va a acompañarnos, porque de verdad el departamento se lo ha ganado y lo merece. Los esperamos a todos para compartir esta historia que Barbra Streisand puso en el cine en los 80, que pasó por Broadway y que ahora nosotros volvemos a compartir en El teatro Movie. No se la pierdan!!

 

Ana Jerozolimski
(28 Mayo 2019 , 15:50)

Ultimas Noticias Ver más

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente
Noticias

Netanyahu le devolvió el mandato al Presidente

21 Octubre 2019


Rivlin encargaría este martes a Gantz intentar formar gobierno

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss
En comunidad

Recordando el libro para adultos de Gaby Fleiss

21 Octubre 2019


“Los años sin lágrimas”, entre dolor y felicidad.

Esta página fue generada en 0.3104789 segundos (3431)
2019-10-22T14:16:14-03:00