Tecnologías & Salud

Científicos israelíes hallan marcadores biológicos que podrían permitir detección temprana del Parkinson.

Investigación conjunta de la Universidad de Tel Aviv con colegas de Gran Bretaña y Alemania.

Como todo en la investigación científica, no se trata de un descubrimiento que cura en forma inmediata, que en cuestión de meses podría ya utilizarse. Pero sí de un logro que podría ser clave en el avance hacia un tratamiento exitoso del Parkinson. La detección temprana, en una etapa en la que la enfermedad aún no se ha desarrollado considerablemente, es clave en la aplicación de un tratamiento que puede ayudar, si no a curar, al menos a postergar los duros efectos de la enfermedad.

Lo que se vislumbra como un gran logro es que científicos de la Universidad de Tel Aviv, junto con colegas británicos y alemanes, aseguran haber hallado marcadores biológicos en ratones que ayudan a detectar el crecimiento (o agregación) de una proteína vinculada al desarrollo del Parkinson. Esto podría ayudar en la detección temprana, lo cual facilitaría el tratamiento a tiempo de modo que podría postergarse el avance de la enfermedad, según explican los científicos, en una nota publicada en el portal israelí en inglés “The Times of Israel”. El estudio sobre el descubrimiento  fue publicado este miércoles 5 de junio en la revista científica Acta Neuropathologica.

 

El Parkinson es una enfermedad neurológica degenerativa que afecta hoy en día a 10 millones de personas en el mundo.

Uno de los serios problemas relacionados al Parkinson es que cuando el paciente es diagnosticado, entre el 50% y 80% de las células en la zona del cerebro responsable del movimiento, ya están muertas. Se estima que eso puede ser resultado del crecimiento de la proteína alphasynuclein. Pues en la investigación de laboratorio, los científicos de la Universidad de Tel Aviv Profesor Uri Ashery y la Dra. Dana Bar-On usaron microscopios con una resolución especial para hallar lo que llamaron de “nuevos marcadores biológicos”  asociados al avance de la enfermedad.

Según explicó el Prof. Uri Ashery, que encabeza la Escuela Sagol de Neurociencias y la Facultad George S.Wise de Ciencias Naturales en la Universidad de Tel Aviv, los marcadores biológicos en cuestión aparecen ya en etapas muy tempranas de la acumulación de la proteína, pero que hasta ahora no se habían detectado con microscopios comunes.

Su esperanza es que ahora , con este descubrimiento, “se pueda iniciar tratamiento ya en las etapas tempranas de la enfermedad”.

La Dra. Dana Bar-On,  de la Escuela de Neurociencia, co-autora del estudio recién publicado, destacó la importancia del hallazgo, al que calificó de “extremadamente importante”.  “Esperamos que esta investigación pueda ser implementada para ser usada en el diagnóstico temprano del Parkinson en pacientes”, recalcó.

Hay otro elemento clave en la investigación:no sólo el descubrimiento de los marcadores biológicos antes desconocidos sino también el desarrollo de una nueva droga capaz de inhibir la agregación de la proteína mencionada. Esto estuvo a cargo del Instituto Max Planck de Gottingen y la Universidad Ludwig Maximilian de Munich. El Profesor Ashery contó que se administró a ratones enfermos la nueva droga durante unos meses y se captó una “mejoría muy significativa” en su patología.

El científico israelí explicó que esto logró “revertir” el comportamiento motriz de los ratones y se recuperó el nivel de dopamina, un transmisor vinculado al movimiento del organismo, que se reduce mucho en pacientes con Parkinson.

Luego de aplicado el tratamiento, los investigadores analizaron los marcadores biológicos en los ratones y comprobaron que habían logrado liberarse del agregado tóxico. “Este es un paso significativo hacia adelante en la investigación mundial del Parkinson”, declaró el Profesor Ashery.

El próximo paso, agregó el científico israelí en conversación con “The  Times of Israel” es intentar detectar los marcadores biológicos de forma no invasiva tanto en los pacientes con Parkinson como en sus familiares. “De esa forma, podremos detectar tempranamente e intervenir, y dar la oportunidad de ubicar y tratar la enfermedad inclusive antes de detectar siquiera los síntomas”, destacó.

Agregó que “la idea es detectar tempranamente la enfermedad y en forma no invasiva, sin necesidad de sacar muestras del cerebro para hallar los marcadores biológicos”. Su idea es “que podamos detectar esos agregados quizás en la piel, la sangre u otros fluidos del cuerpo”. “Depende de cuánto se invierta en todo esto, pero es posible, es factible. Se necesita una buena colaboración con hospitales para tener acceso a muestras de tejidos de pacientes y con eso, podemos lograrlo”, resumió.

Ana Jerozolimski
(05 Junio 2019 , 04:13)

Ultimas Noticias Ver más

Conferencia sobre antisemitismo en Jerusalem
En comunidad

Conferencia sobre antisemitismo en Jerusalem

25 Junio 2019


Carlos Cosac tuvo el honor de escuchar y ver de cerca al Presidente Rivlin, quien es un orgullo para Israel y el mundo judío. 

La escritora  Elizeth Schluk desde Netanya
En comunidad

La escritora Elizeth Schluk desde Netanya

25 Junio 2019


Con mucho gusto presentamos a la escritora uruguaya Elizeth Schluk que es Encargada del área de español de la Bilbioteca de Netanya.

Historia en Israel: primer piloto de combate miembro de la comunidad drusa.
Israel

Historia en Israel: primer piloto de combate miembro de la comunidad drusa.

25 Junio 2019


El Teniente G. recibirá las alas en el acto final del curso.

Esta página fue generada en 0.0588861 segundos (138)
2019-06-26T00:41:58-03:00