Mundo Judío

Mi Sinai

A partir de hoy publicaremos todas las semanas en nuestro portal Mi Sinai, con contenidos elegidos por Jabad Uruguay. Agradecemos desde aquí el apoyo de Jabad Uruguay al portal Semanario Hebreo Jai. Nos sentimos orgullosos de publicar sus  contenidos judaicos, muy especialmente en estos días que anteceden a Shavuot. Gracias Mendy Shemtov por el apoyo y que sea un ejemplo para otras instituciones que deseen tener un espacio fijo pago en nuestro portal.

No. 1

Parashá: BAMIDBAR

Descargar PDF aquí

Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 7/6: 17:20
Demás localidades ver  www.jabad.org.uy.

EXPERTICIA

Por Elisha Greenbaum

Cuando necesito hacerme una operación recurro a un cirujano, no a un carnicero. Cuando uno tiene problemas con la ley, recurre al mejor abogado que lo represente, no a algún aprendiz. Solo electricistas autorizados deberían tocar cables, y si usted no es un constructor profesional no va a renovar mi casa. La primer regla en la vida es ponerse en manos de profesionales; ellos saben lo que hacen, uno les paga por su experticia, y uno tiene una chance mucho más grande de terminar satisfecho en el largo plazo. 

¿Quiere arriesgarse contratando un amateur? Haga como quiera, quizás tenga suerte. Puede ser que encuentre un hombre que se dé maña para todo con un corazón de oro, un talento para cirugía del cerebro y sistemas de alarma, y total competencia en el sistema legal. Sin embargo, la única ocupación que estoy absolutamente convencido que nunca debería ser encargada a principiantes es la militar.

Si quiere ser generoso, puede describir a soldados amateurs como guerrillas o milicias, pero generalmente no son más que una pandilla. Cuando se le dan armas a las personas equivocadas, suceden cosas malas; un camino de violencia y caos es el resultado usual de usar el material equivocado para hacer soldados.

Aun en tiempos de guerra o conscripción universal, algunos no entran al ejército. No todos tienen el temperamento de ser parte de un ejército regular, muchos de nosotros somos cobardes, mientras que otros tienen problemas psicológicos o deformidades físicas que hacen que se los dé de baja.

Lo maravilloso de los judíos de la época de Moshé era que cada uno de ellos fue reclutado, y cada uno de ellos pasó la prueba. D-os le ordenó a Moshé: “Censa a toda la congregación de los Hijos de Israel … a los mayores de veinte años, los que sean aptos para enrolarse en el Ejército de Israel” (Bamidbar 1:2-3). Ninguno se hizo el enfermo, ninguno fue considerado físicamente inadecuado o mentalmente incapaz. Todos fueron igualmente privilegiados de unirse al ejército de D-os, y ellos se unieron por Su causa.

Tan solo unas semanas antes, nos habíamos reunido alrededor del pie del Monte Sinaí para recibir nuestras órdenes de marcha de D-os. Esas órdenes fueron para todos: el rico y el pobre, el débil y el fuerte. Puede ser tentador pedir un aplazamiento del servicio, dejando la guerra para otros, pero la verdad es que cuando se lucha la lucha de D-os, cada uno de nosotros es un soldado profesional. Todos tenemos un papel que desempeñar en la batalla de la vida, y no debemos eludir nuestro deber. Todos estuvimos dispuestos, y D-os hizo un milagro para asegurar que todos fuéramos capaces.

En nuestra lucha de toda la vida por la bondad y la divinidad, necesitamos que todos estén de nuestro lado. Si tan solo uno de nosotros deserta, todos estaríamos en peligro, y la historia sería más pobre por la omisión. Nos alistamos para una misión de por vida, y continuaremos luchando y conquistando hasta que nuestro Comandante en Jefe finalmente toque el cuerno del shofar para llamarnos de vuelta a casa, con la batalla finalmente ganada.

EL PODER DE LA PAZ


[D-os le dijo a Moisés,] “Cuando [los miembros de la tribu de Kehat] se acerquen al recinto más sagrado del Tabernáculo, Aarón y sus hijos deben [primero] venir y designarle a cada hombre su tarea.” (Bamidbar 4:19)

Sucede a veces que cuando intentamos alcanzar nuestro potencial en asuntos espirituales, encontramos formas de oposición. A veces hay personas que nos ridiculizan o nos son hostiles; a veces somos asaltados por la voces internas de duda en nosotros mismos. La Torá nos enseña aquí que la respuesta apropiada a estos desafíos no es luchar contra ellos sino usar el poder de Aarón, quien dedicó su vida a hacer la paz. Nuestro amor y bondad neutralizará la negatividad o hasta la eliminará por completo. Y transformar un adversario en un aliado es la victoria más completa y efectiva posible.

Hitvaaduiot 5748, vol. 3, págs. 405-407.

Bamidbar (Números): 1:1 - 4:20

Números, el cuarto libro de la Torá, describe el viaje del pueblo judío desde el pie del Monte Sinaí hasta el límite de la Tierra de Israel. La primera sección abre con D-os diciéndole a Moisés en el desierto (Bamidbar en Hebreo) que haga un censo de los hombres judíos adultos. El propósito del censo es formar a los hombres adultos en un ejército, por si fuera necesario luchar contra los ocupantes paganos de la Tierra de Israel.

¿CON QUÉ PROPÓSITO BAJA UN ALMA A ESTE MUNDO?

Por Rabi Iosef Itzjak Schneersohn

Los Jasidim, Rabi Ishaiahu Berlin y Rabi Iaakov Horwitz, exigieron a mi padre (el Rebe Rashab) que les explicara por qué ponía mi vida en peligro, enviándome a realizar misiones relacionadas con asuntos comunitarios que exigían auto sacrificio absoluto.

Se referían al siguiente episodio: Mi padre me envió en cierta oportunidad a Peterburg por un asunto comunitario. Allí debía encontrarme con uno de los ministros, que era un malvado consumado. Éste hombre residía en los suburbios de la capital, lugar donde vivían príncipes. Poseía un palacio enorme, rodeado de un inmenso jardín y muchos perros. Al llegar a Peterburg me enteré que sólo podía visitar al ministro la noche del viernes, Shabat, y esto era imprescindible para salvar a los iehudim. El viernes a la tarde viajé al suburbio para conseguir un sitio donde pasar el Shabat, cerca de la residencia del ministro. Me ubiqué en una posada y le relaté al propietario el motivo que me traía allí y le solicité que me acompañara para indicarme el camino, me aguardara hasta que regresara y me trajera de vuelta a la posada. Eran días de invierno, el frío era muy intenso y el camino muy dificultoso. El hombre me miró enojado, pero cuando le entregué una moneda cambió inmediatamente de actitud e hizo todo lo que le pedí. En la noche fui a visitar al ministro. Cuando entré a su habitación, se lanzó sobre mí enojado y me dijo: "¡¿Cómo te atreviste a venir a mi casa a esta hora?! ¡Eres hijo único! (Evidentemente conocía todo sobre mí) ¡¿y cómo te permitió tu padre venir a esta hora, cuando los perros están sueltos y pueden devorarte vivo?!"

Le respondí: "Un judío no teme de un perro. El perro debe temer y respetar al judío".

Estas palabras sacudieron al ministro, que cambió también su actitud. La misión fue productiva, y regresé a la posada. Allí debí pasar todo el Shabat, rodeado de gentiles alcoholizados.

Este acontecimiento provocó que estos Jasidim se quejaran a mi padre por que me enviaba en semejantes misiones, que implicaban peligro y entrega absoluta. Mi padre les respondió:

"Se debe completar la Intención Divina. ¿Para qué bajó el alma a este mundo? sólo para entregarse totalmente a D-os, a Su Torá y a Su Pueblo. No hay problema... estoy seguro de que vivirá larga vida".

¿POR QUÉ SE COMEN LÁCTEOS EN SHAVUOT?

Por Aron Moss

Pregunta:

Comer lácteos en Shavuot se ha convertido en una tradición que realmente me encanta, ya que me gustan los Blintzes y la Torta de Queso. Pero, ¿me podría decir cuál es su fuente?

Respuesta:

Hay varias razones para esta hermosa costumbre de comer lácteos en Shavuot: Aquí algunas de ellas. Preste atención a la última ¡que es realmente sensacional!

1) Cuando el Pueblo Judío recibió la Torá en el Monte Sinai, en ella estaban incluidas las instrucciones de cómo matar a los animales y preparar la carne para comerla. Hasta entonces, los judíos no habían seguido estas leyes, por lo tanto toda su carne,  además de las ollas, eran ahora consideradas "no casher". Por lo tanto, la única alternativa fue comer lácteos, lo que no requería preparativos anticipados.

2) La Torá es comparada con la leche, como dice el verso, "Como la miel y la leche [la Torá] se encuentra bajo tu lengua" (Cantar de los Cantares 4:11). Como la leche tiene la habilidad de nutrir al ser humano (es decir un bebé que es amamantado), así también la Torá provee la "nutrición espiritual" necesaria para el alma humana.

3) La guematria (valor numérico) de la palabra en hebreo para leche, JALAV, es 40. Comemos productos lácteos en Shavuot para conmemorar los 40 días que Moisés pasó en el Monte Sinai recibiendo instrucción sobre toda la Torá. El valor numérico de jalav, 40, tiene un significado adicional, hubo 40 generaciones desde Moisés quien recibió la Torá Escrita hasta la generación de Ravina y Rab Ashi, quien escribió la versión final de la Torá Oral, el Talmud.

4) De acuerdo al Zohar, cada uno de los 365 días del año se corresponde con uno de los 365 mandamientos negativos de la Torá. ¿Qué mitzvá corresponde al día de Shavuot?
La Torá dice: "Traigan Bikurim (las primicias) al Sagrado Templo de Dios; no cocinen al cabrito en la leche de su madre" (Éxodo 34:26). Ya que el primer día para traer los Bikurim es Shavuot (de hecho, la Torá llama a Shavuot "la fiesta de los Bikurim"), la segunda parte de ese versículo, acerca de la carne y la leche, es el mandamiento negativo correspondiente al día de Shavuot. Así, en Shavuot comemos dos tipos de comidas, carne y leche, teniendo cuidado de no mezclar las dos.

5) Moisés nació el séptimo día de Adar, y se quedó en casa por tres meses con su familia antes de ser puesto en el río Nilo el 6 de Siván.

Moisés fue rescatado por la hija del Faraón, quien adoptó a Moisés y lo llevó a vivir en el palacio del Faraón. Pero inmediatamente surgió un problema: ¿con qué alimentar al bebé? En aquellos días no existía la leche maternizada en polvo, así que cuando la madre biológica no estaba disponible, había que contratar una nodriza. En el caso de Moisés, él se rehusaba constantemente a ser amamantado por nodrizas egipcias. El Talmud explica que su boca necesitaba mantenerse totalmente pura, ya que algún día se comunicaría directamente con Di-s. Finalmente, la hija del Faraón encontró a una mujer de la cual Moisés accedió ser amamantado, Yojeved ¡la madre biológica de Moisés!

Aprecien la ironía: el decreto homicida del Faraón en contra de los bebés judíos fue planeado específicamente para prevenir una nueva generación de liderazgo judío. ¿Qué pasó en cambio? Moisés, el futuro gran líder judío, fue criado, educado y entrenado,  justo bajo las narices del Faraón, en su propia casa, ¡a costas del Faraón! Y además de todo eso, ¡a la madre de Moisés se le pagaba un sueldo!

El comer alimentos lácteos en Shavuot conmemora este fenómeno de la primera infancia de Moisés, que ocurrió el 6 día de Siván, el día de Shavuot. 

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.

Artículos extraídos de www.Jabad.com y www.Chabad.org, publicados con permiso.

Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: Info@jabad.org.uy.

Para descargar en PDF visite: www.jabad.org.uy/misinai

 

 

 

Ultimas Noticias Ver más

German Dorrego : ¿nazi en Cabildo Abierto? (Foto: Facebook)
En comunidad

Contundente rechazo del Comité Central Israelita a posibilidad de ideologías nazis en la política uruguaya

20 Agosto 2019


El caso del ex skinhead Germán Dorrego y la reacción de Manini Ríos.

Una minoría dentro de una minoría: historia Ashkenazi en la Sinagoga de Tailor
Mundo Judío

Una minoría dentro de una minoría: historia Ashkenazi en la Sinagoga de Tailor

20 Agosto 2019


Fuente: https://www.dailysabah.com Por Matt Hanson

No te pierdas visitar el Centro Peres por la Paz y la Innovación
Israel

No te pierdas visitar el Centro Peres por la Paz y la Innovación

20 Agosto 2019


Fotos: Matan Katzman Yaffo, Tel Aviv, +972-3-568-0685visits@peres-center.org

Esta página fue generada en 0.0593019 segundos (1241)
2019-08-21T06:41:52-03:00