Israel

Mira de cerca la marcha de orgullo gay de Jerusalem

Fue un festival de libertad y también una reivindicación

Aproximadamente 15.000 personas-según estimaciones policiales-participaron este jueves en la Marcha de Orgullo Gay en Jerusalem, que por primera vez es la que abre el “Mes del Orgullo” en Israel. Suele ser la más exuberante y masiva marcha de Tel Aviv la pionera todos los años, pero esta vez, justamente ese papel pasó a la capitalina, lo cual fue destacado con entusiasmo por los organizadores. En Tel Aviv, la marcha tendrá lugar el próximo viernes 14 de junio.

La marcha en Jerusalem (Foto: Policía)
La marcha en Jerusalem (Foto: Policía)

 

“Es la  marcha número 18 que se lleva a cabo en Jerusalem, hemos logrado mucho y hay mucho más aún por lograr”, dice Ofer Erez, Director de la Casa Abierta, el centro comunitario de la comunidad LGBT  de Jerusalem, quien fue el primer oficial transexual en las Fuerzas de Defensa de Israel.

Ofer Erez, Director de la Casa Abierta, el centro comunitario gay de Jerusalem
Ofer Erez, Director de la Casa Abierta, el centro comunitario gay de Jerusalem

 

En opinión del diputado Eitan Ginzburg del partido opositor Kajol Lavan-a quien vimos en el evento- “aunque Israel es un país en el que la comunidad LGBT puede vivir con libertad, no se ha logrado todavía plena igualdad por ejemplo en derechos relacionados a cómo formar familia y criar hijos”, según explicó. Él mismo es uno de los 3 diputados homosexuales declarados de su partido.Vive con su pareja, con quien tiene dos hijos nacidos con madres portadoras (vientre alquilado).

 A su lado estaba también el ex Presidente del Consejo Regional Shaar HaNegev Alon Schuster, hoy diputado –al menos hasta las elecciones del 17 de setiembre- quien entre en broma y en serio, combinaba su presencia en el lugar con el lugar del que viene, un kibutz en el sur “donde todos somos iguales, y acá también se puede”.

 

Y Fleur Hassan, Vice Alcaldesa de Jerusalem y encargada de Relaciones Internacionales, consideró que no podía faltar.

 

Lo más notorio en el evento era el color, la alegría, la sensación de fiesta. “Jag sameaj”, se decían los participantes unos a otros, usando la expresión hebrea para “feliz fiesta”. “Es la fiesta del amor”, nos dijo uno de los participantes.”Y el mensaje es que cada uno ame a quien quiera, nadie tiene por qué intervenir en eso”.

 

 

Hubo quienes sí intentaron, manifestando en contra y llamando al evento “no orgullos, sino abominación”. Fueron miembros de la organización extremista Lehava, que recibió permiso para manifestar pero con la advertencia que no se tolerará ningún tipo de violencia.

 

"No es orgullo, es abominación", dice el cartel de los extremistas de Lehava.(Foto: Policía de Israel)

 

La policía tuvo un gran despliegue de seguridad para garantizar que todo transcurra sobre ruedas. Y en efecto, la marcha fue tranquila, aunque fueron detenidas casi 60 personas por sospechas que planeaban alterar la marcha. No se reveló ningún plan violentos, sino de gritos opuestos en medio de la marcha y cosas similiares, pero las detenciones fueron por las dudas. Esto, salvo el caso de un hombre que fue hallado con un cuchilo, pero que luego se dijo que al parecer, no estaba en su sano juicio.

Entre la gente bailando, conversando y enarbolando banderas con la estrella de David sobre los colores del arco iris, había numerosos puestos. Algunos vendían recuerdos multicolores y muchos otros, material explicativo sobre el grupo al que representaban.

 

Y en un puesto de una organización religiosa, también repartían velas de shabat.

 

Un elemento especialmente interesante era la presencia de jóvenes y mayores religiosos, en apoyo a la marcha, tanto miembros de la comunidad LGBT  como quienes no lo eran pero afirmaban que “esta gente no tiene por qué sentirse sola o mal”. Bajo distintos nombres y títulos, una diversidad de israelíes observantes de la religión, aunque no ultraortodoxos, nos recordaban que “D´s nos creó a todos a su imagen y semejanza”.

Arnon, que aclaraba no es homosexual, repartía folletos en nombre de “Religiosos y Religiosas por la comunidad gay”. Feigy, una joven en el puesto de “Bat Kol”, una organización de mujeres lesbianas religiosas, explicaba cuán importante era apoyar a los jóvenes religiosos de la comunidad “para que no vivan en secreto ni solos, si sus familias no saben aceptarlos, ya que eso puede conducir a lo peor”.

Las banderas multicolores combinadas de distintas formas con estrellas de David, se mezclaban con carteles como “Gay es igual”, que en hebreo es una expresión traducible también como “gay vale”. “En democracia, pluralismo” y hasta globos rojos del partido comunista con la palabra “igualdad” escrita en hebreo y árabe, para dejar en claro el mensaje más amplio. También “judaísmo social, abierto” y hasta “abrazos gratis de mamá”.

Dalia, una de las tres mujeres que sostenía el cartel de los abrazos, nos explicó que “hay casos de chicos rechazados por sus familias, que precisan quien los contenga, y por eso surgió esta iniciativa voluntaria, para quien precisa apoyo”.

En la mesa de al lado, la organización Tehila, de padres de hijos LGTB, había un cúmulo de dramas y de historias personales sobre las situaciones con las que cada uno había lidiado. Miri contó que ya hay 23 grupos en todo el país, de aproximadamente 15 miembros cada uno, con 80 voluntarios, marcos que sirven de apoyo y consulta para miles de jóvenes que decidieron salir del closet y más que nada para sus padres.

En dicho marco, Israel Leibovitz, religioso, padre de 4 hijos, nos cuenta que dos de ellos tienen pareja del mismo sexo: una hija y un varón. “Aceptamos a cada uno plenamente con su pareja, pero sabemos que no siempre es fácil”, nos explica. “Nosotros personalmente supimos lidiar con esto, cuando nos dijeron, muy bien, pero no sabíamos cómo decirlo a la parte de la familia haredí, ultraortodoxa. Y el grupo nos ayudó”.

 

Lo central está clarísimo: “Desde que nuestra hija nos dijo que es lesbiana y empezó a traer a su pareja mujer a casa, la vemos más plena, feliz, en su propio camino.Y eso vale todo. Israel resume: “No tengo dudas de que es puede ser observante y gay a la vez”-

Era bastante evidente que entre los presentes había no pocos que habían venido a apoyar y no necesariamente porque sean gays o lesbianas.

Los variados carteles resumían en pocas palabras  toda la base ideológica de la lucha por plena igualdad. Uno de ellos citaba una frase de la declaratoria de Independencia en la que se prometía “plena igualdad social y política a todos los ciudadanos”.

 

Sobre el estrado principal, un jovencito religioso contaba cómo le cambió la vida hallar un marco en el que se sabía aceptado, por lo cual argradeció a la Casa Abierta.

 

 

Siempre con música de fondo y ambiente distendido, llegó el momento de lanzar la marcha, desde el Gan Hapaaamon, el Jardín de la Campaña, cuesta arriba, por la calle central Keren Hayesod. Ofer Erez, Director de la Casa Abierta, dio la señal "Comencemos a marchar!" y el público que se hallaba cerca, se llenó de papales brillantes.

 

 

 

Todos los presentes participaban en el evento también en honor a la memoria de Shira Banki, la joveniita  apuñalada de muerte en la marcha de hace 16 años. De la música y los cantos que acompañaron la caminata cuesta arriba por la calle central Keren Hayesod, se pasó al silencio solemne al indicar uno de los organizadores que “estamos llegando al sitio en el cual fue asesinada Shira Banki”.

En esa esquina, una enorme foto de Shira era un emotivo recordatorio, junto al que mucha gente colocaba una rosa de recuerdo.

 

Y antes de retomar la caminata, una canción .

 

Ana Jerozolimski
(06 Junio 2019 , 21:26)

Ultimas Noticias Ver más

Las víctimas del atentado en el bus n° 2
Noticias

El ómnibus del Kotel-uno de los más cruentos atentados en Jerusalem

24 Agosto 2019


Esta semana se cumplieron 16 años del ataque suicida

Becarios africanos visitando Israel
Israel

Israel, clave en la prestación de ayuda humanitaria

24 Agosto 2019


A distintos niveles, aporta a la comunidad internacional en general

Rina Shnerb. de 17 años, asesinada hoy
Noticias

La jovencita herida en el atentado del manantial, Rina Shnerb, de 17 años, ha fallecido

23 Agosto 2019


Su padre y su hermano están siendo atentados en el hospital Hadassah

Esta página fue generada en 0.0682251 segundos (3757)
2019-08-24T15:06:49-03:00