Confirmado. La Celeste confirmó que viene a Israel a jugar el amistoso con Argentina. Llegan este sábado a las 22.30. Gracias a Sergio Gorzy y su Cámara Celeste por la información.             

Israel

Una película que arde: Tel Aviv en llamas

El humor siempre se ha utilizado en el cine y en la literatura para trasmitir los dramas que atraviesan los seres humanos. En esta película, se vislumbra el conflicto israelí-palestino desde un punto de vista cotidiano y por momentos, arranca las sonrisas de los espectadores. Muchos dirán que está a favor de los palestinos y otros dirán lo contrario. 

Basado en el artículo de Avner Shavit publicada en walla.co.il

Salam, un apuesto palestino de 30 años que vive en Jerusalén, trabaja en el set de la famosa telenovela palestina Tel Aviv on Fire, producida en Ramallah. Todos los días, para llegar a los estudios de televisión, Salam debe pasar por un estricto control israelí. Allí se encuentra con el comandante a cargo del puesto de control, Assi, cuya esposa es fanática de la telenovela. 

Para impresionarla, Assi se involucra en escribir la historia. Pronto, Salam se da cuenta de que las ideas de Assi podrían llevarle a un ascenso como guionista. Su carrera creativa mejora con los consejos del comandante. 

Escenas de la película

 

La película comenzó su viaje internacional en el Festival de Cine de Venecia, donde se proyectó en el lado principal de la competencia y ganó su estrella, Case Nashef, el Premio al Mejor Actor. Más tarde se exhibió en docenas de otros festivales prestigiosos y se distribuyó comercialmente en Francia, donde vendió más de 100,000 entradas, lo que la convirtió en la película israelí más exitosa de Europa.

Esta es la publicidad en Italia

El fin de semana pasado, "Tel Aviv on Fire" ya  apareció en Israel, Sameh Zoabi, quien lo escribió y lo dirigió, es lo suficientemente inteligente como para enfrentar el conflicto israelí-palestino aquí de una forma bien distinta a la habitual.  

Lo hace a través de un guión que hemos visto más de una vez en Hollywood,  lidiando con el backstage de una telenovela. En este caso, es una telenovela de habla árabe ficticia.  Se produce en la Autoridad Palestina, pero también se transmite en Israel y es un gran éxito, lo que demuestra que el anhelo por el romance y la conexión local con la cultura  trasciende las diferencias políticas. 

En cualquier caso, Case Nashef interpreta a un guionista principiante y empobrecido que, gracias a sus conexiones familiares, procede a producir la novela, que tiene lugar en 1967 y sigue a un espía árabe que intenta seducir a un general israelí. En una etapa temprana, el guionista se revela como un acierto para la producción debido a su familiaridad con la sociedad israelí y su dominio del idioma hebreo, y desde el papel de un consultor junior se convierte en una autoridad en las fotografías. Esta es una buena noticia para él, ya que necesita toda la ayuda para sobrevivir y recuperar el corazón de su ex.

Jerusalén Este. En el camino entre las dos ciudades, un punto de control lo está esperando, en el que espera un oficial, jugado por Yaniv Biton. Resulta que su esposa es un ardiente fanático de "Tel Aviv en llamas", y él entiende que puede usar el poder que tiene sobre el guionista a su merced para impresionarla. Así, por ejemplo, tiene la idea de refinar la imagen de la televisión general para mejorar la imagen de los militares como él, o simplemente dictar los desarrollos de la trama en capítulos que aún no se han emitido, para que pueda hacer spoilers y demostrarle que está al corriente.

Por lo tanto, el escritor se encuentra entre la espada y la pared: si, Un oficial de las FDI puede amargar su vida si no reescribe la trama  la serie a su gusto.

La película tiene muchas otras capas. La disputa sobre el guión de una telenovela cuidadosamente es una metáfora de la narrativa del conflicto en el que Israel trata de hablar en nombre de los palestinos. Sin embargo, también es una lucha interna dentro de la comunidad árabe en sí: el tío del héroe,  quiere terminar la historia en 1967 porque esta  ha terminado para él allí. El joven guionista, por otro lado, ve de manera diferente la los acontecimientos.

El director de la película, Sameh Zoabi, es un árabe israelí nacido en nacido en 1975 en la localidad de Iksal, cerca de Nazaret, y hoy día vive en Brooklyn. 

En cierto sentido, la historia del héroe de la película resuena con la de su director. El guionista aquí trabaja bajo la estricta supervisión de las autoridades israelíes y transmite directamente a la clase media judía, pero sin embargo logra transmitir mensajes a favor de los palestinos. Zuabi, por su parte, dirigió "Tel Aviv on Fire" con el apoyo del Israel Film Fund y lo distribuye bajo los auspicios de United King, la compañía más fuerte del mercado local, y esto no le impide combinar declaraciones críticas. Esta es una comedia satírica, pero muestra por ejemplo la situación incómoda,  en ocasiones,  que los palestinos experimentan en los puntos de control. 

Los diálogos son ingeniosos,  cómicos con excelentes actores: Case Nashef ganó un premio en Venecia, con una actuación que tiene mucho poder y humor, pero también vulnerabilidad y melancolía; Yaniv Biton, quien en su apariencia de oficial hace su mejor gran trabajo cinematográfico hasta el momento, también ofrece una excelente fotografía de la realidad.  Entre los otros papeles prominentes están Joseph Swede como el general de televisión, en una actuación divertida que contribuye al lado  satírico de la película.

Sin embargo, a pesar de sus medios menores y limitados, Tel Aviv on Fire es una película que logra resistir algunas de los desfafíos cinematográficas más difíciles: decir cosas interesantes y estimulantes sobre un tema que del cual se ha dicho casi todo. Lidia  con los asuntos políticos sombríos de una manera  tan emocionante y agradable como inteligente. Y quizás lo más complicado de todos: se burla. Además, su uso del hummus como característica central también lo hace apetitoso. 

Si volvemos al punto de partida, seguramente habrá quienes cancelen el éxito internacional del éxito con la antigua afirmación de que "cada película sobre la ocupación siempre recibe premios". La verdad es que esto no es tan así.  El mundo está incendiado por "Tel Aviv en llamas" por otra razón: la mayoría de las películas que se han hecho hasta ahora en el conflicto, sin importar el idioma, se infectaron con la autocomplacencia y el sacrificio, lo que también disgusta a  la mayoría de los espectadores. Aquí, en lugar de la autoimportancia y la autocompasión, obtenemos el  la prueba de que una película puede ser tanto política como divertida y genial: una lección que los cineastas de ambos lados de la brecha pueden inspirar a otros a seguir ese camino.

Janet Rudman
(09 Junio 2019 , 15:18)

Ultimas Noticias Ver más

Un trágico acorde final
Noticias

Un trágico acorde final

15 Noviembre 2019


Por error en información de Inteligencia, una familia palestina murió por un misil israelí

Europa: la nueva arma política de la islamofobia
Mundo Judío

Europa: la nueva arma política de la islamofobia

15 Noviembre 2019


Por Alain Destexhe Fuente: Gatestone Institute

Estructuras blindadas en todo el sur, para proteger a la gente cuando cae un cohete
Israel

¿Por qué no hubo muertos del lado israelí?

15 Noviembre 2019


Esta vez, por ahora, los cohetes “sólo” dejaron heridos

Esta página fue generada en 0.0623770 segundos (6461)
2019-11-15T17:47:41-03:00