El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel acaba de confirmar que ha sido identificado el disparo de un proyectil o cohete desde Gaza hacia territorio israelí. Se activó la alarma, pero afortunadamente sólo en campo abierto.       

Entrevistas

Los mundos de Pipe Stein

Lo tenemos  claro: Pipe no precisa presentación. Así que nos ahorramos el curriculum y nos limitamos a recordar que es el símbolo más conocido de su empresa de publicidad , la muy galardonada “Notable”.

Esta entrevista no es de los últimos días. La realizamos hace algunos meses y ya fue publicada en “Semanario Hebreo”. Pero tal como anunciamos, ahora que estamos también en la red en este portal Semanario Hebreo Jai,  elegimos varias de las entrevistas ya publicadas, cuyo contenido es intemporal y se mantiene vigente, para que estén también aquí, lo cual ayuda a cruzar fronteras.

Este es un resumen del diálogo con Pipe, en su oficina en la agencia “Notable”, rodeado de la impronta de Perla Taranto, su esposa, la arquitecta que la diseñó y que tanto significa en su vida.

 Bromea cuando le preguntamos cómo se presentaría a sí mismo, dudando si es necesario que hable aunque tenía claro cuán importante nos resultaba esta entrevista. No sólo por el cariño y aprecio personal, sino por la originalidad de su pensamiento, de su forma poco común de plantear las cosas. Y porque combina inteligencia con mucho sentimiento.

Aviso: esta entrevista es larga. En realidad, casi escribo “advertencia”…pero como leer a Pipe permite imaginarlo hablando, es un deleite.

 

Campanas--cada una, un reconocimiento. Y desde que lo entrevistamos, se agregaron más.

P: Pipe, la verdad…no sé por dónde empezar. Es que hay muchas cosas de las que me gustaría  hablar contigo: tu visión aguda y con un toque de humor sobre la vida judía,  la vida nacional,  la vida empresarial. Y me pregunto cómo te ves a vos mismo.

R: A mí un poco me define la profesión. Mi particularidad es el hecho de trabajar en publicidad. Básicamente me siento una persona de comunicación y creatividad, y el lugar de donde todo ha salido es de la publicidad. 

P: Y aunque quizás suene un poco simplista…¿dónde está el secreto de tu éxito? ¿Por qué Pipe Stein llegó a donde está hoy?

R: En realidad yo no siento que llegué a un lugar en particular, tan increíble. Yo tengo una empresa vinculada a mi profesión y mi vocación. Es decir, mi profesión me convirtió en empresario de la misma pero en realidad está repleto de gente que tiene emprendimientos propios e independientes y los lleva adelante con suceso. Diría, en ese sentido: "¿Cómo se llega?". Primero con una vocación clara, en segundo lugar con gente que crea en uno y en la que uno cree, es decir, siendo apoyado por la gente que te rodea. Después, con mucha dedicación y horas de trabajo, básicamente es eso. Pero no siento que haya hecho nada demasiado particular, lo que pasa es que mi profesión tiene mucha difusión.

El otro día un médico fantástico me felicitaba por lo que yo hacía, era un ginecólogo conocido. Yo pensaba: "Qué increíble, él que es ginecólogo y fijate lo que hace, me felicita a mí que yo hago campañas. Es raro". Creo que tenemos la suerte de que nuestra actividad tenga una vida pública muy fuerte y una exposición muy grande, al mismo tiempo como está basado en las ideas y en la creatividad, esa exposición y esas ideas se exponen y generan una gran valoración. 

P : Entiendo tu comentario sobre el médico….seguramente él trae vidas al mundo y por ahí pasaba tu pensamiento.

R: Claro…El  otro día fui a la cancha de Defensor, soy hincha y es una de mis pasiones -digo una de mis pasiones porque vivo con mucha pasión muchas cosas de la vida-  y cuando llego veo a un muchacho que conozco de Defensor que traía a unos chicos de un hogar del MIDES a ver al cuadro. Eran chicos que nunca habían ido  a ver fútbol, y los conocía por el nombre y los estaba ayudando a cambiar su vida. Entonces, ¿qué hago yo? Campañas publicitarias. ¿Me gusta mi trabajo? Claro que me gusta. ¿Lo volvería a elegir? Claro que sí. Pero hay tanta gente que hace cosas más valiosas. Como ese muchacho o como por ejemplo un acompañante terapéutico de un niño autista en la escuela, que obviamente no da entrevistas, no tiene perfil público y está  haciendo algo que es maravilloso. El tiempo me ayudó a poner las cosas en su lugar y hay que entender que estamos en la industria de mostrar y de ser visto, y yo me especialicé en eso; incluso para mi propia agencia y para mi propia persona, pero eso no quiere decir que ahí esté la esencia de las cosas. Hay mucha gente para admirar, que hacen trabajos fundamentales en la sociedad y que son gente que ha llegado a cosas fantásticas que no se entrevistan en este número.

P: Es muy lindo este mensaje Pipe. Es que nos deja en claro que el éxito –tuyo y de Notable, que es un hecho- no te hace perder proporciones. Hay sin duda quien te admira a vos, pero vos admirás  a otros.

R: Claro. Te puedo dar ejemplos de mi propia familia. El Dr. Gabriel Krygier es primo por parte de mi esposa, nos queremos mucho y es un oncólogo fantástico. De hecho, hace muchos años,  aunque su agenda está prácticamente tapada de actividades y consulta porque tiene un prestigio gigante,  hace el esfuerzo de ir a Rivera a atender a gente que lo está esperando. Gente así me resulta admirable.

P: ¿Vos hacés lo que soñabas? Porque ahora está claro que lo ves como tu vocación, pero de chico...

R: En realidad la carrera de Ciencia de la Comunicación nace cuando yo me convierto en universitario.  Cuando escuché el nombre de la carrera me di cuenta de que era lo mío, sin saber cuáles eran las asignaturas. A mí las orientaciones vocacionales me daban cosas como "Derecho", de ese estilo, algo que ahora veo lejanísimo a mí. En realidad si vos no eras bueno para la matemática y podías escribir más o menos bien y tenías una capacidad para expresarte con claridad, te decían que ibas a ser abogado. Es indudable que la publicidad y la comunicación me gustan mucho. 

Luego fusiono cosas. Cuando doy conferencias, por ejemplo, cosas que me sucede en Uruguay y en otras partes también, fusiono una cantidad de cosas que fui aprendiendo en mi vida: pararme frente al público, contar ideas, dar visiones de la vida, porque tu trabajo también habla de vos. Tu trabajo habla de los clientes, de las marcas pero también de uno mismo y del equipo.

 

En "Notable", su agencia.

P: Dentro de toda esta pasión ¿qué es lo que más te gusta?

R: Te diría que lo que más disfruto de todo es la gente con la que puedo trabajar. A mí me está pasando una cosa muy particular, recibo un reconocimiento personal pero en realidad tiene una injusticia gigante porque todo el trabajo se hace con Diego y el equipo. Encontrarme, pensar, discutir, cuestionar y reírme con mis compañeros es lo más lindo de esto.  . 

P: Bueno, vos siempre destacás que Diego Lev, tu primo hermano, es el creativo.

R: Los dos provenimos del área creativa y como agencia tenemos una particularidad: somos la única en que los dos socios hacemos creatividad. Claro está que Diego es el director general creativo de la agencia, es decir que es el responsable de la creatividad. Yo le he dicho mil veces: en ese sentido Diego es mucho mejor que yo, por la mirada, por la profundidad, por el pensamiento estratégico y una la capacidad creativa enorme. Somos realmente complementarios, pero además acá somos 60 personas, está repleto de gente que tiene cosas para aportar y que nos enseña.

 

Pipe Stein y Diego Lev. Primos hermanos, socios, amigos.

 

P: ¿Hay algo de todo lo que se ha hecho acá  que vos dirías: "ese fue el proyecto que mejor nos salió" o el que más te gustó o disfrutaste de hacer?

R: Hay hitos. Lo más complejo de la publicidad de hoy es generar hitos. Es que es tan rápido como sucede todo. Antes, cuando éramos niños,  trabajabas un mes para una campaña que estaba al aire seis años. Hoy trabajás un año para una campaña que está al aire un mes o menos. La tecnología permite que los procesos de producción puedan ser mucho más ágiles que antes, pero además el vértigo promocional de las marcas, el timing de las cosas, la locura de las redes, hace que todo sea más efímero que nunca. 

Antes vivíamos en el mundo de la repetición con el jingle que oías una y otra vez  y por repetición conocías la marca y la reconocías. Hoy tenemos que vivir en el mundo de la seducción, porque no hay donde repetir, ha cambiado: cada persona se transformó en el jefe de programación de su propia vida y hay que intentar que quiera ver la historia que le estamos proponiendo. Por eso se ha vuelto tan importante el storytelling. Hay que plantear historias atractivas porque uno compite por la atención de la gente en un mundo que se llenó de contenidos, de ideas y competís contra todo, hasta con  niños que hacen videos en sus IPads y los cuelgan en YouTube.

P: ¿Me podés dar algunos ejemplos de lo que lograron entendiendo esto?

R: Ante todo te diré que nosotros tuvimos el olfato de entender qué tipo de ideas teníamos que pensar para que se transformen en hitos, porque es difícil para una agencia hoy tener hitos. Nosotros tenemos algunos: el fantasma del 50 para Puma fue un hito porque sólo de nombrarlo sabemos de qué estamos hablando, como lo de las Islas Faroe para OCA, solamente de nombrarlo en Uruguay todo el mundo sabe de qué estamos hablando y se terminó transformando en personaje público y termina siendo cónsul honorario de Uruguay en las Islas Faroe. Hace poco, también para OCA filmamos con María Noel Ricetto en Moscú o antes con Jaime Ross en Nueva York. Podría nombrar otros goles, por suerte hemos metido varios, y pienso que eso tiene que ver con el conocimiento del público, con entender qué pasa del otro lado; asumiendo obviamente que la publicidad que no emociona no funciona.

P: ¿También trabajan con las redes sociales de marcas?

R: También. Muchas veces también somos el call center de un banco, porque manejamos sus redes, o de empresas de telefonía. Nosotros manejamos, te cuento a modo de ejemplo, las respuestas de las redes Claro en Paraguay y coordinamos con el call center de Asunción.

P: Suena loco, ¿no?

R: Sí, lo que pasa es que el mundo es  WhatsApp, Instagram, Facebook, Twitter. Y por eso nunca estuvo tan cerca. Cuando hablamos de la política internacional y escuchamos que existe algo así como una guerra de civilizaciones mi esposa Perla dice: "El mundo no estaba preparado para estar tan cerca". Me encanta ese razonamiento que hizo, estamos a un tuit de cualquier lugar y a 1.000 dólares de poder ir. Entonces terminan discutiendo y conviviendo, culturas que se han desarrollado de modos diferentes y no logran entenderse. Por otro lado, nunca todo fue tan rápido y eso conspira contra la profundidad. Porque para entender las cosas se necesitan más que 280 caracteres y no siempre nos damos el tiempo.

 

“Con Perla, tenemos la familia que queríamos tener”

P: No puedo dejar de preguntarte sobre tu familia, porque sé lo importante que es para vos. No sé si preguntar si es tu principal logro, porque todo es parte de la vida, pero sé que te fue difícil formarla, demoró hasta que llegaron los hijos. Pero la base es tu unión con Perla.

R: Me costó que Perla me diera bola. Imaginate que en mi propia Bar Mitzva, cuando la invité a bailar me dijo que no.

P: Me hacés reir…genial…O sea que era compañera tuya de clase ya de chicos.

R: Era nueva en la generación del Integral, en primero de liceo. En mi Bar Mitzva había cisnes de hielo, orquesta, traje zapatos, chivitos con banderas de Defensor…y de repente había una chica nueva que me gustaba, Perla Taranto, me arrimé para sacarla bailar. Era mi fiesta, la orquesta se había aprendido el himno de Defensor, que en esa época no estaba en YouTube. De repente la saco a bailar y me dice que no. Claro que después me vengué porque es la madre de mis tres hijos.

P: Sos cómico Pipe… ¿A qué edad se arreglaron, como decíamos antes?

R: Fue el premio a la insistencia.  Yo tenía 24, Perla debía tener casi la misma edad y era prima de un queridísimo amigo y hermano de la vida, que es Vitali Kohen. Salimos una vez, salimos otra vez...

P: ¿Después de la escuela dejaste de verla durante un tiempo?

R: Sí, muchísimo. En ese período mi corazón anduvo por muchos lados. La vida me llevó por otros lugares pero después de años volví a mirar a Perla y logré me escuchara. Si me miraba la cosa no iba a funcionar, si me escuchaba la cosa podía ser mejor.

P: No seas tan malo contigo mismo.

R: Lo importante es que con Perla  tenemos la familia que queríamos tener: tres hijos sanos, tenemos una casa llena de alegría, hay sopa en invierno, ensalada todo el año, hay estufa leña, hay playa, nos queremos,  tratamos de educar lo mejor que podemos a nuestros hijos y supongo que a veces andaremos y a veces no. Amor sobra, no sé si siempre sobra criterio pero amor sobra siempre. Somos los dos muy de nuestras familias, por lo tanto las familias ampliadas son muy cercanas para nosotros. Somos muy militantes de la vida familiar y eso es fundamental e importante. Con Perla construimos nuestra familia, y luego de muchos años de pelea logramos tener nuestros hijos.

P: Fue una lucha lograr que lleguen y hoy seguramente los mirás y no podés creer. Ya están grandes ¿no?

R: Catalina terminó sexto de escuela, tuvo ya la Bat en la escuela, tiene casi 12 (A.J: hoy ya 13) . Los mellizos, Isabel y Mauricio, tienen 7 (A.J: hoy ya 8) .Luego, junto con Perla y sus socias, y con Diego, hicimos el edificio de la  agencia. Ella  es una arquitecta fantástica realmente, es de esas personas que no paran de hacer cosas geniales pero no se encargan de publicarlas. Es una tipa muy crá, el mejor ejemplo que pueden tener nuestros hijos.

 P: ¿Se disfruta mucho más cuando fue tan difícil que lleguen los nenes?

R: Sos consciente del milagro. Cuando las cosas no salen de forma natural, todo lo que a uno le cuesta uno lo valora. En la vida  todos tenemos mochilas diferentes, nadie está libre de las mochilas. A nosotros nos tocó esa, pero que tuvo solución. Finalmente, esa búsqueda en conjunto y en equipo, con amor, dedicación y esfuerzo, poniéndole el cuerpo, la mente y todo, nos fortaleció como pareja y nos hizo valorar aún más todos los días el milagro que tenemos en casa. Mi otro matrimonio es con Diego, que es mi primo hermano, pero es más hermano que primo, probablemente es de las personas que más me enseña en la vida. Al principio me enseñaba de publicidad, pero con el tiempo su sabiduría me fue enseñando de la vida. Muchas veces me encuentro diciendo cosas que me ayudó a pensar Diego, la verdad que poder estar hombro a hombro con él es fantástico y a la vez es un orgullo para nuestra familia porque trabajar juntos y tener un reconocimiento de un trabajo juntos es muy lindo. La nuestra es una familia llena de buenos ejemplos.

P: Hermoso escucharte . Algo singular de la familia, que por suerte conocí, era tu abuela Masha, que en paz descanse. Falleció hace poco a los 104 años...

R: Así es. 104 y medio, clavados. La abuela Masha, mamá de Felicia, mi mamá y de mi querido tío Monis, se encargó de reunirnos hasta el último día de su vida. Tuvo una vida larga, buena y además tuvo la capacidad de juntarnos en todas las épocas de su vida. Cuando tenía fuerza para atendernos y también en los últimos años siempre estuvimos alrededor de ella. Para cada uno de nosotros, los Lev, los Kaplan, los Aljanati y los Stein, tenía una palabra, tenía un gesto. Fue una mujer increíble y para nosotros es la madre de todas las madres. La mujer en la vida es esencial, pero en la vida judía, no sé por qué,  el rol de la madre es muy especial. Y la  abuela es la madre de todas las madres.

Su familia, la mejor decoración de la oficina.

LA CONDICIÓN JUDÍA

P: Pipe, ¿dónde está tu condición judía en todo esto? ¿Cómo es tu vivencia como judío en este mundo?

R: La vivo con alegría. Generalmente asumo aquello que me toca, el judaísmo en mi caso no se elige porque ser judío es una condición, no es una opción. La opción es cómo vivir la condición. Yo elijo vivir mi judaísmo afuera del placar, si me permitís la analogía con el mundo gay. Pienso que hay que vivir en el judaísmo hacia adentro pero también hacia afuera del placar. 

Uruguay es mi país y si no estuviera aquí extrañaría muchísimo. Si no estuviera aquí sería muy difícil porque estas son mis calles, mis perfumes, mi gente; siempre desde una perspectiva judía. Ser un buen judío es muy buena forma de ser un buen uruguayo...

P: Como decía Wilson...

R: Exacto, como decía Wilson y como decía también Nahum Bergstein: ser un buen judío es una buena manera de ser uruguayo. Al mismo tiempo, soy como tanto otros, un judío a la uruguaya, en el sentido batllista del término. No por lo que uno vota, sino por una formación laica, cultural y nacional donde la religión roza pero no penetra.

P: ¿Como tradición más que como religión propiamente dicha?

R: Como vida cultural y como identificación nacional. Soy un uruguayo feliz de vivir en Uruguay, que entiende que Israel es su madre patria, que voy a conectar emocionalmente e intelectualmente siempre como madre patria, porque entiendo que es el centro de la vida judía, es nuestra historia y nuestro destino. También entiendo de que cuando uno nace en un lugar también es de un lugar, porque uno nace un lugar y en un hogar. Yo no podría no ser judío porque nací en un hogar judío, pero no podría dejar de ser uruguayo porque nací en esta tierra. Creo que esas dos cosas son compatibles y se pueden vivir con felicidad. Yo no como asado con knishes, pero por suerte la vida tiene almuerzo y cena.

P: Preciosa esa imagen. Pero no siempre se resuelve tan fácilmente. O sea, hacia afuera de la colectividad, no siempre se entiende de modo tan directo. ¿Te ha pasado que amigos, colegas o gente del mundo en el que vivís y con el que interactuás, te ha preguntado, conociendo tu visión aguda de las cosas: ´Explicame un poco, ¿judío o uruguayo?´".

R: A veces los judíos pretendemos que la gente entienda cosas que nosotros mismos no entendemos. Los judíos pretendemos que se nos entienda cuando nosotros mismos vivimos cargados de incertidumbre, de dudas y de falta de certezas. Es difícil de entender el judaísmo para el que no es judío porque lo primero que piensan es que es una religión y lo empata con el cristianismo. El judaísmo viene de una religión, contiene una religión, pero no es religión...

P: O no es solamente una religión...

R: La excede. ¿Si  no cómo podrían haber judíos comunistas? Porque judío directamente se nace. Generalmente, quien estuvo en contacto con judíos, tiene amigos judíos, que pasa muchísimo, entiende bastante nuestro punto de vista de algunas cosas. Entender la diversidad de los judíos es complejo. Hay tantas formas de vivir el judaísmo como judíos. 

 Judíos es Kesman, Sonsol, Rosencoff, Pettinati, Jorge Drexler, judío es Jaime Pérez del Partido Comunista. En un momento me acuerdo que en la crisis del 2002 había una interpelación de Alberto Couriel a Alberto Bensión, que no sólo los dos eran judíos sefaradíes sino que las familias de ambos venían de Smyrna. Ambos del mismo lugar mirando el Uruguay y el mundo de un modo diferente. Nosotros somos la diversidad misma, con distintos puntos de vista y distintas formas de encarar la vida. Tiene mucho que ver con el carácter porque ser judío por el mundo no es fácil, sobre todo en mundos no judíos. No siempre la gente tiene las herramientas para poder vivirlo con alegría y con felicidad. Cuando uno lo logra, logra una armonía que funciona muy bien.

P:  ¿Qué es lo que te aporta a vos o que te gusta de ser judío?

R: Antes de eso te digo que para mí ser judío no tiene que ver únicamente con lo que hicieron tus padres, sino con lo que hacés con tus hijos. Generalmente se define al judío según el lugar de dónde viene, y a mí me gustaría definir al judío desde el lugar a dónde va. Para mí, el judío que no ejerce en ningún aspecto, me refiero a la identidad no a la religión, es un judío que no está eligiendo ser judío y tarde o temprano su gente no va a ser judía. También hay gente que eligió y abrazó al judaísmo y no necesariamente viene de una casa de ambos padres judíos, pero que elige el judaísmo para sus hijos y ahí cambia la cosa. El tema es tu actitud educativa, que al final es lo que somos, porque somos ese eslabón de la cadena y que sentimos que no tenemos derecho a cortar. Me preocupa qué hacemos con nuestros hijos, pero al mismo tiempo remarcar que yo quiero que mis hijos sepan cantar en voz alta el himno de Israel, pero quiero que lo canten con el mismo tono y el mismo orgullo que al himno de Uruguay.

Vivo de esa manera la vida. Fue muy claro en el partido Uruguay-Jordania, jugado en Amán en el repechaje de las eliminatorias pasadas, y ver la emoción de los uruguayos en ese estadio. Y era el uruguayo judío que hacía mucho tiempo que no podían venir a Uruguay, que pusieron a sus hijos con la camiseta celeste y escuchaban el himno con lágrimas. No necesito irme de este país para emocionarme con el himno, no necesito la distancia para darme cuenta de que soy parte de esto. Es todo al mismo tiempo, la mirada judía no la puedo evitar, si quisiera no pudiera evitarla y la mirada uruguaya tampoco porque estas son mis calles. En definitiva, uno vive con eso y cuando te das cuenta de que una cosa no resta a la otra, sino que suma, te da una paz y una tranquilidad de espíritu brutal. 

CONTRA EL ANTISEMITISMO

P:  Un día antes del primer aniverario del asesinato de David Fremd (Z”L)  tuviste a tu cargo una presentación singular en el Parlamento, analizando por qué el antisemitismo no es problema sólo de los judíos sino de la sociedad uruguaya toda, así como el racismo no es un problema sólo de los negros sino también de la sociedad, si se los discrimina. Los judíos uruguayos siempre decimos que Uruguay no es antisemita pero que hay antisemitismo. ¿Has tenido que lidiar con eso a nivel personal?

R: Sí, al caminar con el uniforme de la Escuela Integral de  chico me amenazaron en la esquina de mi casa con una navaja y volví muy asustado. Recuerdo que en la universidad me pusieron un cartel que decía: "Muera Stein" con una esvástica. Son casos muy aislados, pero si me preguntás, sí, me pasó.

P: ¿Siendo ya Pipe Stein, el famoso publicista?

R: No, quizás pude haber recibido algún chiste vinculado al dinero a la hora de una negociación pero nada mayor, nada importante o nada a lo que le de gran importancia. ¿Qué piensa la gente en su foro íntimo? No lo sé, pero tanta gente creyó en nosotros, porque creer en nosotros no es creer solamente en nuestra capacidad creativa, es creer en nuestra ética, en nuestros valores y creer que no te vamos a fallar, creer que vamos a cumplir en todos los aspectos.

¿Sabés cuánta gente ha elegido que seamos sus socios? Tengo la impresión de que a veces uno puede tener un sinsabor de alguna persona equivocada, pero Uruguay es un país confortable para ser judío.En algún momento sí sentí la responsabilidad de, a través de la comunicación, colaborar. Por ejemplo, cuando me llamaron para hablar en el Foro de Antisemitismo, que se hacía a propósito de un nuevo aniversario de AMIA en Buenos Aires. Me llamaron del Congreso Judío Latinoamericano y quedé totalmente sorprendido porque yo no soy dirigente comunitario. Iban a hablar en ese congreso la vicepresidenta de Argentina, Ministros, jueces y me propusieron exponer . Me tomé dos días para pensar si hacerlo o no y finalmente acepté. Me di cuenta que no me podía negar a esto y  tenía que arriesgarme a pesar de no ser un experto, porque mi forma particular de  contar las cosas podía  ayudar a entender mejor la problemática.

P: Y fue una presentación muy parecida a la del Parlamento en Uruguay…

R: Exacto.  Ese día había diputados, senadores, líderes religiosos de ocho países de América Latina, donde decidí explicar lo maravilloso que es Uruguay, pero que incluso en un país como Uruguay y una ciudad como Paysandú puede pasar lo que le pasó a David Fremd. Fue un nivel de emotividad altísimo. Creo mucho en poder generar emociones cuando tienen sentido, no es una sensiblería, sino poder llegar al corazón. Ese día entregué mi corazón, pero sentí que había conectado con el corazón de muchos de los presentes. Se empezaron a arrimar parlamentarios de ocho países a decirme cosas fuertísimas mientras yo tenía los ojos llenos de lágrimas. Los diputados uruguayos me dijeron que teníamos que hacer esto en Uruguay cuando fuera el aniversario del asesinato de David Fremd y fue muy fuerte hablar en el Parlamento frente a autoridades nacionales de todo tipo, autoridades de todos los partidos políticos y frente a la familia Fremd.Me sentí muy satisfecho y conmovido al hacerlo y siento que a pesar de no trabajar en las instituciones judías, de ellas provengo, por eso las respeto, las quiero y las apoyo a mi manera.

P: Y esa presentación en el Parlamento, fue sin duda una forma de colaborar. Yo diría que no sólo con la causa judía, sino con la sociedad uruguaya, que en su enorme mayoría se opone al antisemitismo.

R: Exacto. Te cuento que volví a mi casa y no me podía dormir, pero fue fantástico porque terminé abrazándome con Javier Miranda, con Larrañaga, con Sturla, con mucha gente vinculada al Comité Central y que estaban allí, con el diputado Amarilla, con figuras del Partido Colorado que estaban allí presentes. Fue fuertísimo eso y no es algo que pueda hacer todo el tiempo porque tengo que entender mis limitaciones y las limitaciones de mi conocimiento. Yo soy especialista en comunicar, si eso  puede ser útil para la causa judía en ocasiones determinadas,  lo debo hacer.

P: Y como comentábamos antes, también lo hacés representando a Uruguay, aunque en otro plano.

R: Por supuesto. Cuando viajo por el mundo dando conferencias- he hablado en Argentina, Paraguay, Panamá, Guatemala, Costa Rica, España, Estonia, Escocia-  soy embajador de Uruguay porque hablo de la creatividad desde una mirada uruguaya y explico las cosas que nos mueven a nosotros. Me acuerdo de estar en Escocia mostrando un aviso de yerba Armiño, que hablaba del departamento de Treinta y Tres. Era un videoclip fantástico sobre una idea y una canción que escribió Diego sobre el departamento. Cuando terminó, los escoceses dijeron: "Quiero ir ahí". Nunca vieron nada más  desenchufado que Treinta y Tres. La canción hablaba del maestro Rubén Lena, era impresionante. A veces las vida te pone como embajador involuntario, pero hay que asumirlo y hacerlo del mejor modo.

ORIGINALIDADES

P: En tu trabajo tenés que ser original…¿Invitar a tu mamá, de 80 años, divina, a bailar en el escenario ante un público enorme, fue el mejor ejemplo?

R: Cosas inusuales ha habido varias.  Yo llegué a animar la fiesta de fin de año de una agencia competidora, para darte un ejemplo. Fue para la agencia de un amigo muy querido, que se llama Álvaro Moré, de Young & Rubican, una de las mejores agencias del país. Un día se sentó y me dijo: "Pipe, ¿vos animabas fiestas? ¿Te animás a animar la fiesta de mi agencia? Nosotros resistimos lo usual, y esto sería inusual". Le dije que lo iba a hacer y cuando se abren las cortinas había 100 personas de la agencia colega, yo estaba de sorpresa, con mi valija de animador que usaba cuando era joven. Se puso de pie toda la agencia y aplaudió cinco minutos antes de que yo empezara.

 

Pipe y su mamá, sobre el escenario.

P: ¿Por tu sola presencia ahí? Fue un homenaje a un colega adversario.

R: Claro, en realidad es un colega, competimos, porque no hay adversarios. Te cuento otra: me pidió una charla inspiradora Endeavor, que tiene una preciosa audiencia de emprendedores. A mí me pareció que en general la gente cita a personas muy lejanas, como Steve Jobs, por ejemplo.

Pero yo pienso que a veces los mejores ejemplos están al lado y no siempre los vemos. Y ahí me vino mi madre a la cabeza. Mi vieja es muy divertida y muy espontánea, lleva la música en el cuerpo. Ella sale a bailar incluso cuando no hay nadie en la pista. Y eso es una actitud en la vida y  de eso hablé en la charla. Ella terminó bailando conmigo en el escenario, con el público sonriente, de pie y emocionado. Es que es maravilloso hacer lo que realmente querés hacer si no molestás a nadie.  Si la vida te pide música, andá y bailá.

Y me pareció genial contarlo frente a 1500 personas. Es que mi madre es como el viejo Damiani: mundo, experiencia y calle. Me encantó hacerle ese homenaje porque está bueno encontrar en el otro las cosas que te hacen bien, poder decírselas y decírselas al mundo. Está bueno poder decir a tiempo las cosas, porque uno es lo que es, con lo bueno y con lo malo, por la interacción con los demás. 

Le pude decir al mundo entero que mi vieja me llenó de música el alma. Una persona que vive con música en el alma vive mejor. 

P: Y no agrego más, porque esto es lo mejor. Sólo te abrazo y te agradezco de todo corazón.

R: Y yo a vos.

 

Ana Jerozolimski
(24 Diciembre 2018 , 07:17)

Ultimas Noticias Ver más

Las apocalípticas amenazas de Hamas a Israel
Noticias

Las apocalípticas amenazas de Hamas a Israel

21 Agosto 2019


Estas son las promesas de Yehia Sinwar desde Gaza

Amit Segal (Foto: Hevrat Hahadashot)
Israel

Netanyahu cree que él es Israel, afirma uno de los principales analistas políticos del país

21 Agosto 2019


Con Amit Segal, analista político del Canal 2 de la tv israelí, la radio pública KAN y columnista en medios escritos

German Dorrego : ¿nazi en Cabildo Abierto? (Foto: Facebook)
En comunidad

Contundente rechazo del Comité Central Israelita a posibilidad de ideologías nazis en la política uruguaya

20 Agosto 2019


El caso del ex skinhead Germán Dorrego y la reacción de Manini Ríos.

Esta página fue generada en 0.0290852 segundos (5045)
2019-08-21T20:16:44-03:00