En comunidad

Con la Profesora Dinorah Gandelman, que representa a la colectividad judía uruguaya en el Certamen mundial de Tanaj en Israel.

Esto es para Dinorah una combinación de disfrute y responsabilidad.

No sólo le gusta leer el Tanaj sino también enseñarlo. Lo combina con su amor por la docencia. Enseña precisamente Tanaj y Literatura en grupos de adultos.

Es profesora de Literatura y de Hebreo, Licenciada en Psicopedagogía y tiene un Master en Educación. Trabajó en educación pública como docente de Literatura y en las tres escuelas de la colectividad judía. En Ariel y Yavne fue directora del área judaica durante muchos años.

Llegó esta semana a Israel acompañada por su esposo Saúl Kurlender, padre de sus dos hijos, el muy conocido actor y director de teatro Yoni –que es además encargado de Comunicaciones en el Hogar Israelita- y Neti, que  vive en Israel, mamá de su por ahora único nieto, Ilai. Dinorah prefiere llamarlo “la luz de mi vida”.

Dinorah Gandelman y su esposo Saúl Kurlender
Dinorah Gandelman y su esposo Saúl Kurlender

 

Le pedimos que comparta con nosotros datos generales para presentarla. Y a toda la información que hemos publicado en los párrafos anteriores, cabe agregar su broche de oro, alusivo por cierto a esta entrevista: “El Tanaj,  mi Tanaj, es un libro al que vuelvo una y mil veces y siempre encuentro algo nuevo… es un redescubrir constante de esta maravilla,  una joya que el pueblo judío obsequió a la humanidad”.

Este es el diálogo que mantuvimos con Dinorah cuando estaba casi por partir a Israel. Aprovechamos esta oportunidad para desearle públicamente mucho éxito en esta aventura.

P: Dinorah, esta semana estás llegando a Israel para participar en un certamen internacional de Tanaj, o sea conocimientos de Biblia.¿De qué certamen se trata? Recordemos que el más conocido-así lo creo yo-es el que se lleva a cabo siempre en Iom Haatzmaut, el “Jidón Tanaj” para jóvenes.

R:  Tenés razón Ana, este es un jidón que organiza el Estado de Israel y la Organización Sionista Mundial. Desde no hace mucho se organiza también para adultos y se celebra en Januca, cada dos años. Es estudiar y estudiar mucho detalle, no hay “perushim” ni interpretaciones, solo texto. Hay que conocer mucho los textos…y a mí eso me encanta…a la vez de ejercitar la memoria disfruto de este libro maravilloso. 

Hubo un jidón interno que tuve el privilegio de ganar, ya que respeto muchísimo a todos los que participamos, y aquí estoy, representando a la “celeste”….

P: ¡Eso sí que es una responsabilidad!  O sea que la participación es de hecho una representación comunitaria ¿verdad?

R: En realidad represento a la Comunidad Israelita del Uruguay, la Kehila. Te diré que todo esto empezó una fría mañana de julio del 2018 cuando asistí a una interesante actividad a la que me habían invitado. Me sugirieron participar lo que fue para mí un “ponete a estudiar”. Tuve el estímulo constante de la Rabanit Efrat Godet, un ser hermosísimo a quien vuelvo a agradecer por haberme  estimulado. Ella confió en mí…. También mis seres más cercanos me motivaron constantemente.

P: Eso es lindo y esencial, emprender este proyecto bien acompañada en todo sentido ¿Qué preparación requiere esta participación? ¿Es sobre el Tanaj en general?

R:  Como te decía, estudiar, estudiar y estudiar. Yo siempre fui muy estudiosa y comprometida y te diré que siento un verdadero placer de estudiar lo que me  gusta.Hay textos que son muy conocidos y los sabía, hubo otros que los fui descubriendo y me  enamoré de ellos. Las clases de adultos me ayudaron mucho, también la experiencia docente porque de mucho me acuerdo cuando lo enseñé en tal o cual clase, y la devolución que me hizo tal o cual alumno. Yo me acuerdo mucho de mis alumnos, los veo ya con hijos grandes, les recuerdo algo que me dijeron, y se asombran de los detalles que recuerdo. Hay también una alumna, que cuando lea esta nota se va a reír, que cada vez que me ve me dice “eij naflu guiborim” aludiendo a mi recitado del cántico de David. Se ve que dejé semillas.

P: Precioso…y para los que no entienden, contemos que la frase que dijiste en hebreo es de uno de los versículos del libro de Shmuel conocido como “Kinat David”, el lamento de David por la muerte de Shaul y sus hijos en lo que fue su última guerra contra los plishtim, o sea los filisteos.

R: Exacto.

P: Me imagino que esto no puede pasar por prepararse para el certamen solamente sino por un estudio constante, bastante regular. ¿Qué lugar ocupa en tu vida el estudio del Tanaj?

R: Ocupa un lugar muy importante en mi vida, es mi libro de cabecera, desde siempre, y más estos días. Pero es verdad que no fue solo estos 18 meses de estudio, es la vida entera que estoy en esto.

P: ¿Por qué? ¿Qué te atrae del Tanaj? Seguro podríamos decir que el mayor best-seller de la historia, aunque suena casi herético hablar en esos términos…

R: Concuerdo contigo, es el mayor best seller de la historia, y yo tengo el privilegio de poder leerlo en su idioma original… El ivrit, o sea el hebreo, es un idioma absolutamente lógico en el que cada palabra nos lleva a otra, y yo… imaginate… realmente me siento privilegiada. Leo y disfruto cada palabra.

Me atrapa que un texto de miles de años sea tan actual, porque el hombre es el mismo, son las mismas pasiones, los mismos  deseos…el hombre no ha cambiado, y el Tanaj nos presenta hombres de carne y hueso, con sus defectos y sus virtudes…y eso me apasiona….porque veo el hoy en el espejo del ayer y es siempre lo mismo.

P: Creo no equivocarme si digo que no sos una persona religiosa, pero sí muy conocedora, como educadora, de las tradiciones, de nuestra historia, del judaísmo en general. ¿Te parece que estudiar Tanaj sin ser observante es muy distinto? ¿Lo analizás diferente que una persona de fe?

R- No soy religiosa en el sentido más conocido de la palabra, pero soy sumamente respetuosa de mi religión y asumo un tradicionalismo muy fuerte, lo que para mi persona hace a mi judaísmo. Y en esto soy muy clara,  el Tanaj no es sólo de los ortodoxos como algunos pueden creer sino de todos. Es de todos los que nos veamos en él. Tanaj no es ni para religiosos ni para laicos, Tanaj es para todo aquel que quiere encontrarse a sí mismo, identificarse con un personaje, leer sobre su propia historia… yo soy una persona de fe, pero no tengo el monopolio de este Libro.

P: Transmitís una gran pasión al hablar de esto Dinorah. Te deseo mucho éxito en el Jidon en Israel. De todos modos, como representante de nuestra colectividad, ya has ganado.

R: Muchas gracias Ana.

 

 

 

 

 

 

Ana Jerozolimski
(20 Diciembre 2019 , 10:42)

Ultimas Noticias Ver más

Estudios de judaísmo en Egipto Noticias

Estudios de judaísmo en Egipto

07 Agosto 2020


Fuente: https://www.worldjewishcongress.org

¿Te imaginabas una campaña recaudatoria israelí para Beirut? Entrevistas

¿Te imaginabas una campaña recaudatoria israelí para Beirut?

07 Agosto 2020


La lanzó la organización humanitaria “Israel Flying Aid” y su fundadora nos lo cuenta.

 Elementos estremecedores que deben ser investigados para entender la explosión en Beirut Noticias

Elementos estremecedores que deben ser investigados para entender la explosión en Beirut

06 Agosto 2020


El Centro Legal de Israel Shurat Hadin sugiere: Miremos a Hezbola

Esta página fue generada en 0.3106840 segundos (10120)
2020-08-07T18:24:18-03:00