Entrevistas

Una historia israelí sobre la vida como homosexual

La historia del experto culinario  Guil Hovav

Guil Hovav es una figura multifacética y apasionante. Su nombre, su rostro y su voz son fácilmente reconocibles en Israel, aunque cada uno tomará de él probablemente otro aspecto. Aunque suele presentárselo como chef, es más que nada un experto en culinaria tanto israelí como internacional. Ha hecho variados programas sobre comida y cocina y escribe al respecto. Además, es el bisnieto del renovador del idioma hebreo Eliezer Ben Yehuda.

Lo entrevistamos al respecto tiempo atrás. Puedes leer aquí esa entrevista, que vale la pena.

 

Pero al haberse lanzado esta semana el así llamado “mes del orgullo gay” en Israel, es oportuno compartir una  conversación que mantuvimos con Guil sobre su vida como homosexual, siempre con una mirada humana de su parte, muy personal.

P. Guil…¿dirías que estás feliz con tu vida?

R: Sí..El viaje no ha sido fácil.

P: ¿Por qué lo dices?

R: Ahora, siendo homosexual, vivo en un lugar en el que no hay problemas. Hoy en día, especialmente en Tel Aviv, el tema es muy aceptado. Pero cuando yo crecí no era tan sencillo. Viví en Jerusalem hasta los 25 años de edad. Mis problemas  no eran con mi familia, que fue siempre la familia que mejor sabía recibir y aceptar .Pero el tema en sí no era fácil. Además, mis padres fallecieron cuando yo era joven. Pero cada uno tiene su historia en la vida, cada uno carga con algo.  Todos tienen dificultades y yo tengo las mías, pero siento hoy que estoy en un buen lugar.

Además, soy optimista por naturaleza. Creo que eso lo recibí claramente de mi familia, junto con la sensación permanente que vivía rodeado de apoyos. Mi segundo libro lo escribí justamente sobre eso. Se llama “Caramelos desde el cielo”. Hay en la familia un cuento sobre un tío mío que durante la guerra de liberación, para alegrar a su hermana que estaba triste, voló en un avión liviano sobre su kibutz Revivim y le lanzó caramelos desde el cielo para alegrarla. Pues esa sensación de que si algo está mal vendrá alguien y me tirará caramelos desde el cielo, siempre me acompañó..

P: No es poca cosa crecer con una sensación así…

R: ¡Por supuesto! Soy muy consciente de ello.-Y ahora, mi desafío es que mi hija crezca con esa sensación. Este es el trabajo más duro.

 

LA HOMOSEXUALIDAD

P: Guil, tú hablas de tu hija, que en realidad, es hija de tu compañero, Dani, con quien estás en pareja hace ya muchísimo tiempo. ¿Cómo fue en tí el descubrimiento de tu homosexualidad?

R: Creo que  la pregunta  siempre es no  a qué edad uno se da cuenta sino cuándo uno se lo dice a sí mismo..Pero me parece que la mía fue una historia bastante común, a los 15, 16, 17 años, cuando todos los muchachos se empiezan a enamorar de muchachas y yo no. Era el más popular, pero no me enamoraba de una chica.  Yo creo que la homosexualidad  no es tanto un tema de sexo sino de si acaso te enamoras de alguien de tu sexo o del contrario. Para mí el tema era con quién quiero compartir mi vida. Yo tuve varias novias y con una estuve a punto de casarme. La quería, pero me di cuenta que no estoy enamorado de ella así que decidí dejar de mentirme a mí mismo y de mentirle a ella y al mundo.

Mi gran suerte fue que bastante rápidamente, poco después de eso, encontré a la pareja de la que me enamoré…y en efecto ya son muchos años juntos. Así que en este sentido, mi historia es bastante burguesa. Y la verdad es que tanto por el apoyo que siempre recibí de mi familia y por lo cosmopolita que mi familia era, jamás sentí discriminación, ofensas…Pero es indudable que el mundo en general es diferente.

Claro que ahora, viviendo en Tel Aviv, la capital del homosexualismo, todo es diferente y más abierto. Un ejemplo concreto de eso lo tuvimos hace unos años cuando nuestra hija estaba hablando con un amigo y mencionaron a alguien diciendo que “es straight”.Ella le preguntó a su amigo: “¿Sabes lo que significa straight?” y él contestó: “Sí, un homosexual al que le gustan las mujeres”. Esa es Tel Aviv.

 

P: ¿Cómo es la historia con vuestra hija? ¿De quién nació?

R: Ella es hija biológica de Dani, mi compañero, y una amiga nuestra. Hoy en día, todos nuestros amigos que están en pareja de un mismo sexo, tienen hijos. Sea por inseminación o por adopción. En nuestro caso, fue con una amiga  de ambos, que hasta vive al lado nuestro, así que ella crece como con padres divorciados. La mitad del tiempo está con la madre y la mitad del tiempo con nosotros, con el padre y conmigo. 

P: No es secreto que la norma más común en la sociedad, la fórmula más clara para una familia, es que los niños crezcan con madre y padre. Si te alejas un poco de tu involucramiento personal  en el tema ¿logras ver, al  analizar fríamente, el problema que hay en la forma en la que ella, por ejemplo, está creciendo?

R: Sinceramente, pienso todo el tiempo si es problemático o no. Desde el punto de vista de investigación científica acerca de si los niños de parejas homosexuales crecen con problemas, no hay ningún hallazgo en este sentido en absoluto. Yo personalmente creo que no es perfecto que Nomi crezca en dos hogares  y no en uno…

P: Creo que eso no es lo central, ya que en cualquier divorcio entre hombre y mujer puede pasar eso.

R: Es cierto. Pero no es bueno. Es menos bueno que el modelo de padre, madre e hija. Pero al fin de cuentas, lo que trato es de garantizar que Nomi reciba mucho amor. Nomi tiene padres que se preocupan por ella, que la quieren mucho, que se ocupan de su educación, de que se sienta parte ..Sabe que es lo más anhelado en el mundo, que es el mejor premio que recibimos de la vida. Y creo que es una gran cosa crecer con esa sensación. Así crecí yo, siempre me hicieron sentir que me adoran, que lo mejor que Dios podría haber hecho era enviarme a los brazos de mis padres tal cual lo hicieron.Veo a mi alrededor tanta gente que no creció así que da mucha pena.Así que cuando veo qué le podemos dar a Nomi, creo que aunque no sea perfecto, es suficientemente bueno.

 

P: ¿Cuál es la situación formal, legal?

R: Para ella, es como todos los niños, tiene padre y madre. En lo que a mí respecta, podría anotarme como apoderado suyo, algo así, pero decidimos no hacerlo. Legal y formalmente, yo no tengo relación ninguna con ella.

P: ¿Cómo te llama?

R: Guili. Cuando Nomi nació realmente me preocupaba pensar qué seré yo para ella. Te cuento pues que yo crecí en una especie de clan sefaradí. Vivíamos en varios departamentos cercanos uno de otro .Pues una tía mía, su esposo y sus hijos ,vivían en un departamento pegado al nuestro. Esa tía era medio mamá para mí. Es mi tía Rina. Y me dije a mi mismo que yo seré para Nomi lo que Rina era para mí. Cuando Nomi tenía dos años una vez le estaba contando un cuento sobre un cocodrilo que vivía en un pantano y que tenía papá y mamá. Y de repente Nomi me preguntó: “¿Tenía también Guili?”. Ahí entendí que mi lugar estaba asegurado.

P: ¡Qué divino!..Y a Dani le llama papá..

R: Así es .A él papá, a Dvora mamá..y a mí Guili.

Ana Jerozolimski
(10 Junio 2020 , 07:45)

Ultimas Noticias Ver más

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones
En comunidad

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones

09 Julio 2020


Compartimos esta charla que nos invita a vivir mejor.

Esta página fue generada en 0.0486569 segundos (6769)
2020-07-09T14:37:51-03:00