Entrevistas

Rabino Eli Levy: Twitter es la versión 2.0 del Talmud

Los invito a seguir al Rabino Eli Levy en twitter. Es una experiencia única. Es @pinchegorro. 

Perfil de twitter de nuestro querido. 

 

 ¿Cómo llegaste a quedarte varado en Bahía Blanca? Cómo es tu vida diaria allí?  Explica que es ser en la práctica, un emisario del Rebe de Luvavitch.

Que fuerte la palabra varado. No siento que estoy varado, siempre estamos en movimiento y donde estamos es donde tenemos que estar, cada vez más convencido de eso.

Lo que pasó con Bahia Blanca es muy interesante. Te hago un resumen rápido.  

Naci en Tucumán, primogénito del Shaliaj de Jabad en la ciudad. Me inculcaron que vale la pena hacer un sacrificio para una causa, lo viví de muy chico. Cuando me puse de novio y me case la decisión de ser emisarios del Rebe era muy clara.

Tuve la oportunidad que no muchos tienen de abrir un BetJabad en Capital Federal en el barrio de Colegiales en el año 2006 y lo sostuve hasta el año 2018. Alquilábamos una casa en la calle Freire que hacía de templo, centro asistencial y hogar familiar. 

Los últimos meses ya no era sostenible económicamente  y tampoco podíamos continuar viviendo en esa casa porque la familia estaba creciendo y necesitábamos privacidad y con mucho dolor lo cerramos.  

Empezamos un emprendimiento para vender un combo con todas las necesidades de Shabat (el vino, la jala, las ensaladas, la carne y el postre) que se llamó ShabatToGo. 

ShabatToGo se terminó convirtiendo en un emprendimiento gastronómico y me tocó hacer eventos para un montón de organizaciones judías en CABA. Desde Jabad Central hasta Faccma, OSA, Fundación Judaica. Eso me permitió conocer desde la cocina (literal) otras instituciones y otras formas de vivir el judaísmo.

Pero me empecé a deprimir, sentía que me ahogaba. Aunque económicamente estaba creciendo, sentía que mi futuro no era lo comercial, me faltaba el aire. 

El ultimo evento que hicimos fue una inauguración de la Tora para JabadBahia, ahí la emisaria Sara Friedman nos comentó que buscaban una pareja que ocupe el cargo de rabino por unos meses hasta que su hijo Shmuel venga de Nueva York. Y aca estamos. 

Los chicos en Bahia Blanca en la vereda en días de cuarentena

 

 Yo hace tiempo leía de las actividades de TeamChunt y quedé fascinada. ¿Cómo fue esa actividad y en que consistía?

TeamChunt sigue existiendo. Con mi hijo Yoel salíamos a las recorridas de fundación Si, algunos sábados a la noche a llevar sopa y una palabra de aliento a gente en situación de calle.

Un domingo armamos un stand de comida china para el “Buenos Aires Kosher” del gobierno de la ciudad. Y nos sobró un montón de comida. Le dije a Yoel vamos a regalarla, lo metimos en envases térmicos y fuimos a una plaza en Belgrano. En 15 minutos repartimos todo. Ahí me di cuenta la paradoja entre la comida que sobra  en las fiestas, eventos judíos y la necesidad que hay en la calle. 

Para el próximo Shabat, nos había sobrado media olla de Chunt, salimos con mi esposa y Yoel de vuelta. A la tercera semana invité a algunos amigos del BeitJabad. Decidí convocar por Facebook a quien quiera sumarse como voluntario y empece a conocer a un monton de gente hermosa con ganas de ayudar. 

Varias comunidades de las zona nos donaban lo que quedaba de los kidush de Shabat y entregábamos entre 100 y 200 viandas en Belgrano y Chacarita.

Despues me mude al Once y desde el local de comida seguimos reuniéndonos con los voluntarios para llevar la comida. En plaza Once hay mucha gente en situacion de calle entonces no podíamos depender de los Kidush y empezamos a hacer ollas de 40 o 50 kilos de chunt o sopa de pollo. Varios carniceros nos regalaban mercadería y el resto lo poníamos los voluntarios. 

Como me gustan mucho las redes sociales propuse a cualquiera que quiera copiar la idea y se empezaron a sumar equipos de voluntarios, primero en Tucumán, después en Guayaquil y Ambato, Ecuador. Reynosa, Puebla en Mexico. Cali, Medellin en Colombia, Esteli, Nicaragua. Ahora estamos un poco paralizados por la pandemia pero en Julio retomamos con todo y hay nuevos grupos que se suman.

Mi convicción es que no puede venir el Mashiaj si hay gente que pasa hambre es mi forma de traer al Mashiaj y eso trato de transmitir a los voluntarios.

Con la familia extendida

 

 ¿Vos pensas hacer aliá y cuales son tus planes de acción en Israel? 

Si, justo hace un año con mi esposa Devorah que es australiana entendimos que en Argentina era difícil poder criar a nuestros hijos como queríamos. Como buen jabadnik, consulte al Rebe y vi claramente señales para hacer Alia.

Charlando con amigos me mencionaron una ciudad en Israel al Norte como un lugar muy bueno para vivir, KriyatYam. Decidi ir al Ohel del Rebe en New York a pedir una bendición, antes de entrar le dije a mi señora por Whatsapp quiero estar seguro que este es el camino correcto. 

En el papel que se escribe antes de entrar puse en signo de pregunta entre otras cosas “¿Shlijut en Israel?” no tenia idea si era posible.

Cuando salgo del Ohel no pasan 10 minutos y me cruzó al Rab Moshe Oirejman le cuento que íbamos a hacer alia y ahí mismo me ofrece la posibilidad de ayudar en Jabad de KriatYam con los olim de habla hispana. Te lo cuento y me agarrá piel de gallina.

Por ahora no nos pudimos ir porque todavía necesitamos resolver algunos papeles de mi hijo mayor Yoel. 

 ¿Qué cambios te parece oportuno realizar en la educación de tus hijos respecto a la educación que vos recibiste?  ¿Qué pensas de brindar herramientas que les sirva ganarse la vida, capacitación terciaria?

Tengo sentimientos encontrados.

 Valoró muchísimo la educación que recibi en la Ieshiva y no solo lo académico, estar en Jabad como estudiante te da mundo. Viaje a Australia, Estados Unidos, Israel, Rusia y Kazajstan antes de los 20 años. Aparte de recorrer las 23 provincias Argentinas en distintos viajes. Eso no lo tiene ningún pibe de secundario. Aprendí a hablar en publico, a organizar eventos. Ni hablar que la yeshiva me dejó amigos en todos lados. No lo cambio por nada. 

Pero soy consciente que no es para todos, no todos se adaptan, no todos van a ser rabinos. 

Soy muy critico de la educación formal en general, pienso que atrasa 100 años. Y aparte soy consciente que en el mundo que se viene no hay carrera que te asegure la “parnuse”. Los robots van a hacer todo (espero que no inventen rabino robot) eventualmente. Pero si trato que mis hijos sean curiosos y lean de todo, no es fácil. 

Al mayor le gusta la tecnología y me gustaría que se pueda desarrollar en ese ámbito en Israel. 

 Contame de tu aburrimiento de la gente te hable de Poco ortodoxa. ¿Qué sacas como conclusión después del tsunami que sucedió después de la serie? 

Uff, de vuelta con “Poco Ortodoxa”, capaz le tengo bronca por que yo siempre me considere medio Unorthodox y me quemó el nombre. 
Pero hablando en serio. Creo que tuvo mucho éxito porque la gente ama juzgar al otro y validar su estilo de vida contrastándose con otros. Pasa lo mismo en todos lados. 

Me gusta que se hable de la ortodoxia (aunque estoy en contra de los stickers) porque abre debate sobre el judaísmo en general, el ser judío es algo que siempre está en debate, que nos define etc. Eso es algo que me apasiona analizar. Entonces esta serie hizo que rabinos reformistas se pongan a hablar de que es la mikve o porque se usa peluca, o rabinos de Jabad explicando por qué las mujeres satmer se rapan, eso me divierte mucho.

A nivel personal siento que soy un marginal, un judío de frontera. Me crie entre no ortodoxos (fui a escuela pública en Tucumán), entonces no me identificó con el judaísmo tan cerrado y etnocentrico, pero para el mundo secular soy un ortodoxo más. Basta de etiquetas, chicos.

Yo veo que hay una movida super interesante judía en twitter. Gente de varios países, algunos hablan de religión, otros de Israel, otros cuentan historias sionistas. Yo hace tiempo que no veía a un un Rabino como Uriel Romano conversando con gente ortodoxa como si tal cosa. ¿Cuál es tu visión de esto?

Si, Twitter es fantástico. Digo que es la versión 2.0 del Talmud. A Uri lo conocí en Twitter y se fue armando un espacio de dialogo muy lindo, nos juntamos varias veces con otros miembros de la “JewTwitter” y se arman charlas que en otro contexto serían inviables.  Soy un convencido que debemos buscar algunas bases en las que todos estamos de acuerdo y no poner el énfasis siempre en las diferencias. Cada uno desde su lugar tiene un aporte invaluable. 

 ¿Quién organiza los ferbrenguen con vodka? Y con mujeres? 

Si, surgieron como una excusa para decir lejaim durante la pandemia, para hacer lejaim hay que tener a otro con quien brindar. Y a todos nos gusta brindar. Se arman unos grupos súper heterogéneos.

Cuando era chico y me fui a Buenos Aires, siempre pensaba en que sería si armaba un cumpleaños con mis amigos no judíos de la primaria y los nuevos amigos de la Yeshiva. Nunca lo puse hacer.

Ahora con la tecnología, todos los jueves se suman amigos míos de la Ieshiva, mis hermanos, amigos de twitter, ex alumnos. Ateos, ortodoxos, sionistas, reformistas, de todo. Y lo lindo es que brindamos cuando uno tiene un cumpleaños o aniversario, o quiere pedir refua para alguien como si nos conociéramos de toda la vida.

 Yo te escuché a vos en varios zoom y vi una mirada abierta hacia el rol de la mujer en el judaísmo y también un reconocimiento de ciertas debilidades de la ortodoxia que nunca había sentido. Fue una sensación fuerte, casi como algo físico y fue por zoom.

El Rebe de Lubavitch ZL, dijo que uno de los grandes desafíos de la ortodoxia es valorar el rol de la mujer, la mujeres de Jabad son superpower, multifacéticas. Mis hermanas, mi esposa, mi mamá son muy decididas e independientes. Tengo dos bebas de menos de dos años y siempre pienso en ellas que quiero que sean libres de verdad. 

La sociedad está cambiando, y los cambios son complicados, pero también como un gran creyente que estamos cerca de la era mesiánica, pienso que eso de que la mujer tenga más igualdad estaba profetizado.

La ortodoxia tiene que ser vulnerable, y no ponerse siempre a la defensiva, hay cosas buenas y hay cosas malas. La autocrítica siempre tiene que estar presente para crecer y los cambios solo se logran desde adentro. 

Lamentablemente la sociedad está muy “futbolizada” y hay que defender los trapos del equipo, y defender todo a toda costa, no creo en eso. Si hay que criticar se critica, por otro lado creo que falta autocritica en todos los rubros, no solo la ortodoxia, siempre estamos a la defensiva.

 ¿Cómo se vive la cuarentena hoy día en tu casa?

Es duro. Estamos por ser record mundial en cuarentena. Lo más duro es tener a los chicos encima todo el tiempo y no poder mandarlos al colegio. Pero por otro lado esto me dio la oportunidad de escucharlos más, de estudiar con ellos, de conocerlos mejor. Una vez más te digo que soy un convencido que todo es para bien.

Por último, soy un convencido que estamos en una era de cambios radicales. El Rebe nos dijo que esta es la última generación del galut. Cuando pienso en la Gueula, no pienso en una era milagrosa, ni en ángeles tocando el arpa, pienso un poco en lo que está pasando ahora. Los cambios tecnológicos, nos permitirán vivir sin tanto esfuerzo, lograr que todo ser humano este bien nutrido, que nadie viva la opresión del otro, creo que estamos cerca de ese ideal que a veces parece utópico, solo depende de nosotros.

 

 

Janet Rudman
(12 Junio 2020 , 11:37)

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

09 Julio 2020


Compartimos un nuevo MiSinai con mucho gusto. 

Aliá en tiempos de Coronavirus
Israel

Aliá en tiempos de Coronavirus

09 Julio 2020


Por el joven uruguayo Shai Steinhaus, hoy radicado en Israel

 Una entrevista alentadora, con dos jóvenes uruguayos que motivan
En comunidad

Una entrevista alentadora, con dos jóvenes uruguayos que motivan

08 Julio 2020


Mathias Lehrer y Federico Stein,  co-fundadores de “Hacelo por TI”

Esta página fue generada en 0.0527802 segundos (6135)
2020-07-09T13:34:16-03:00