Entrevistas

Los desafíos del Fiscal Ricardo Perciballe, a cargo de casos de Crímenes de Lesa Humanidad

Días atrás recurrimos al Fiscal Ricardo Perciballe para pedirle su opinión respecto a otro tema jurídico-la declaración del asesino de David Fremd en Paysandú como inimputable- aunque no es el área a la que se dedica. Pero no podíamos desperdiciar la oportunidad de conversar con una figura como él para adentrarnos en lo que sí le ocupa diariamente: la búsqueda de restos de desaparecidos y los intentos de encontrar a los responsables de crímenes cometidos durante la dictadura, para hacer justicia y llega a la verdad.

Perciballe asumió en febrero del 2018 como Fiscal letrado nacional especializado en Crímenes de Lesa Humanidad. El solo mencionar el nombre, el cargo, estremece. Es lidiar con el pasado que de hecho, en parte, podemos decir que no terminó.

 

Este es su testimonio.

 

P: ¿Cómo se vive este singular desafío? No es que todos los días hay algo nuevo, pero es una herida aún abierta en la sociedad uruguaya, ¿verdad?

R: Si, sin duda. Yo diría en la sociedad uruguaya y la mundial, porque los crímenes de lesa humanidad  no se  cometieron solo en Uruguay. Como tales  fueron reconocidos a partir del Holocausto  nazi contra el pueblo judío, pero se perpetuaron en todo el mundo y en distintos momentos. Es un tema permanente. Si vamos a Europa tenemos todo lo que pasó en la Guerra de los Balcanes, en África tenemos los genocidios de Ruanda, en Asia tenemos todo lo que fue el tema de los  Kremer Rojos (Khmer Rouge), por dar unos ejemplos. Y si venimos a Latinoamérica tenemos las dictaduras latinoamericanas, que fueron de una ferocidad atroz. Entonces, es un tema del pasado pero que hoy también es presente, porque no se ha saldado esa deuda  con  crímenes tan aberrantes. Por eso es que se ha creado la Fiscalía especializada y nos tocó cumplir ese rol.

 

P: El  tema no es solo encontrar los restos de desaparecidos para que se les pueda dar digna sepultura y sus familias sepan a ciencia cierta lo que pasó, sino también tratar de que los criminales paguen por lo que hicieron. Como fiscal, ¿cómo vive usted el hecho que hay gente que sabe dónde están y sigue callando?

R: Lo que pasa que son planos distintos. Uno es la búsqueda de detenidos desaparecidos. Personas que tienen la información y están vivas, la podrían proporcionar en forma anónima o por los caminos que entendieran pertinentes.  Esto no necesariamente implica responsabilidad de nadie, porque se puede brindar información extraoficial.

El otro plano es la búsqueda de verdad y de justicia, fundamentalmente de verdad. Nosotros trabajamos básicamente en los dos ámbitos, pero hoy la parte de la búsqueda de detenidos desaparecidos está a cargo de la Institución Nacional de Derechos Humanos y nosotros hacemos un trabajo complementario.

P: El segundo plano es entonces el que más le atañe.

R: Así es. En lo que es la búsqueda de verdad y justicia nosotros somos muy enfáticos en establecer la verdad para que se reconozca la condición de las víctimas y lo que pasó. El Estado- porque uno como fiscal es representante del Estado- tiene la obligación de dar certeza de lo ocurrido y si después se logra establecer la responsabilidad de las personas que participaron en tan viles actos, requiere su responsabilidad. Porque la verdad obviamente que está unida a la justicia.

P: ¿Ha tenido frente a sus ojos a ex militares o quienes aún lo siguen siendo, responsables de esas desapariciones o de asesinatos?

R: Si, nosotros tenemos audiencias a diario, generalmente a las audiencias van los integrantes del equipo pero yo he tenido contacto con ellos, he tomado declaraciones. Lo que pasa es que en los ámbitos en los que estamos intentando imputar delitos ellos generalmente niegan todo lo ocurrido, que es una cuestión lógica, como cualquier imputado tiende a situarse en la mejor posición.

P: Y por dentro suyo ¿qué siente cuando tiene enfrente a gente que estima que probablemente haya sido responsable de esos crímenes?

R: Nada en particular, porque uno tiene que ser muy profesional en lo que hace, tiene que ser muy objetivo; y no solo serlo, sino parecerlo. O sea, claro que uno tiene un montón de pensamientos pero se los debe guardar y debe cumplir con las reglas y atenerse a los procedimientos. Porque lo básico acá es tener legitimidad en la actuación y tener credibilidad, y si uno actúa desde la objetividad avanza en esos objetivos. En eso fuimos muy claros con las víctimas y los colectivos de víctimas que se han presentado ante la Fiscalía para plantearnos temas. Siempre decimos que somos la Fiscalía: tenemos un compromiso importante con nuestro trabajo y las víctimas pero somos la Fiscalía, nos rigen los principios de legalidad y objetividad y ese es el marco que nos da la pauta de actuación.

 

P: Como es sabido, el tema de los crímenes cometidos por la dictadura siempre ha sido objeto de discusión política  ¿Le parece que hay ahora una madurez mayor por la que se entiende que es un problema de todo el país, que no debe pasar por los parámetros de la discusión política partidaria?

R: Si, la distancia en el tiempo permite ver desde otras perspectivas. No obstante, acá es muy clara también la división de aguas. Parece que hay un consenso muy generalizado en la búsqueda de detenidos desaparecidos. Pero creo que ese consenso no es total en la búsqueda de verdad y justicia. Eso es lo que puede haber desde el ámbito político y de la sociedad en sí, pero  otra cosa es lo que uno debe hacer como fiscal. Son cosas bien distintas.

 

P: Estoy segura de que hay ciudadanos que piensan que solo la izquierda quiere buscar la verdad. Pero  yo me acuerdo siempre de la Comisión para la Paz que formó el presidente Jorge Batlle. Y tuvo muchos resultados  ¿verdad?

R: Si, sin duda que el doctor Batlle abrió un camino muy importante. Quiero decir que más allá de que las víctimas fundamentalmente son de los partidos de izquierda no se puede olvidar que como víctima también estuvieron Gutiérrez Ruiz, la señora de Heber, una persona que no se conoce tanto como es Francisco Chocho, que también pertenecía a los partidos tradicionales. Pero más allá de las víctimas, creo que esto no es un patrimonio de un sector político sino de toda la sociedad, y me parece que los 20 de mayo son un fiel reflejo de ello. Yo no creo que todos los que se movilizan en las marchas del 20 de mayo, -y en especial esta última que fue distinta pero multitudinaria y conmovedora- hayan sido necesariamente gente de izquierda. Me parece que no puede ser un patrimonio solo de un sector político.

 

Trabajo con un nuevo gobierno

P: ¿Cómo incide en el trabajo de un fiscal del Estado el cambio de gobierno?

R: Para nada. Los gobiernos pasan y la Fiscalía queda. La  actuación de un fiscal es absolutamente independiente del gobierno que esté. Obviamente que en el día a día hay cambios.

P: Gente distinta con la que tratar…

R: Claro, en ese sentido.  Con el gobierno anterior teníamos todo aceitado, en tal momento tenía que dirigirme a tal persona, en tal otro a tal otra, y enseguida que asumí todos aquellos que estaban interrelacionados con el tema  tuvieron entrevista con nosotros y vimos la manera fluida de trabajar. Pero son cosas absolutamente independientes, una es lo macro, a mí no me afecta en nada ,y la otra el día a día. Habrá que ver cómo evoluciona esto.

P: ¿Se refiere más que nada a nivel técnico, de saber con quién manejar cada cosa?

R: Claro, sí, para que las cosas sean más rápidas o fluidas.

P: Es un trato que se va desarrollando con el tiempo.

R: Se va creando con el tiempo, claro.

P: Me imagino que debe haber no pocas tensiones de la mano de su cargo. Y hace un año fue amenazado…¿Qué fue eso?

R: Llegó  un correo electrónico, nunca se supo de dónde. Aparentemente vino de un servidor de Ginebra… Hubo una amenaza relevante, una de mis hijas estuvo con custodia, porque la otra estaba en el exterior, yo no la quise. Eso es real.

 

P: ¿Le pasa que militares de hoy le digan que no tuvieron nada que ver y que ese no es el Ejército uruguayo hoy?

R:  Nosotros cuando ingresamos a los cuarteles tenemos un trato muy respetuoso con los oficiales que nos ha tocado interactuar. Ellos comprenden nuestra función y dentro de sus posibilidades cooperan con la misma.

P: Muchísimas gracias.

R: A ti.

 

 

Ana Jerozolimski
(24 Junio 2020 , 08:34)

Ultimas Noticias Ver más

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones
En comunidad

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones

09 Julio 2020


Compartimos esta charla que nos invita a vivir mejor.

Esta página fue generada en 0.0451062 segundos (6779)
2020-07-09T14:38:26-03:00