Rabino Eliezer Shemtov

Rabino Eliezer Shemtov

Nacido en 1961 en Brooklyn, NY, recibió su título de Rabino de United Lubavitcher Yeshivoth en 1984. En octubre de ese mismo año se casó con Rachel Chitrik. Pocos meses después (en febrero de 1985), a pedido de la Comunidad Israelita del Uruguay, el matrimonio fue enviado al Uruguay por el Rebe de Lubavitch - que su mérito nos proteja - para fundar el Beit Jabad en ese país y dirigir sus actividades educativas, culturales y sociales. Es Director General del Jabad Uruguay, conferencista y autor de numerosos artículos, principalmente sobre temas del judaísmo en la actualidad. Sus artículos y entrevistas han aparecido en medios comunitarios, nacionales e internacionales. 

Columna de opinión

Cómo enfrentar los grandes desafíos

Herramientas bíblicas para vivir mejor

Bo

Uno de los grandes secretos de la vida es saber medir las posibilidades de éxito antes de embarcarnos en un nuevo proyecto.

 

¿Tengo o no tengo los recursos necesarios para poder lograr el objetivo que tengo en mente?

 

La clave para poder responder la pregunta es saber calcular correctamente los recursos con los que uno cuenta, tanto de forma directa como indirecta.

 

El nombre de la lectura de esta semana, Bo (Ven),[1] contiene una poderosa herramienta para ayudarnos a enfrentar todo desafío importante que se nos presente la vida.

 

Di-s le había encargado a Moisés transmitirle al Faraón el mensaje de que había llegado el momento de liberar a los judíos de la esclavitud. Tras siete advertencias y sus plagas subsiguientes, Di-s le encomienda nuevamente a Moisés lo siguiente:[2] “Ven al Faraón, pues he vuelto obstinado a él y a sus cortesanos…”.

 

El Zohar señala que Moisés tenía miedo de enfrentar al Faraón, parangón de la maldad, la superpotencia de aquel entonces. Es por eso por lo que Di-s no le dijo “ve al faraón”, sino “ven al faraón”; en otras palabras: “ven conmigo. No vas a tener que enfrentarlo tú solo, pues yo te acompaño. No compares tu fuerza limitada con la fuerza —real o imaginariamente— superior del faraón; compara su gran fuerza con la infinita fuerza Mía”.

 

¿Qué nos enseña este relato en términos prácticos y relevantes para nosotros hoy en día, en nuestras luchas cotidianas?

 

Hay dos posibles estímulos diferentes que uno puede tener para hacer algo: 1) “quiero y puedo hacerlo”; 2) “no puedo no hacerlo”.

 

Cuando uno decide que quiere hacer algo y entiende que está en condiciones de hacerlo, su motivación se ve limitada por sus ganas y recursos personales. Si alguno de estos se acaba, deja de luchar. Es muy diferente, empero, si uno lucha por algo porque no tiene alternativa. Dado que su lucha no depende de sus ganas ni de sus recursos personales, estos no son factores determinantes de  la duración o intensidad de su lucha.

 

“Ven conmigo al faraón”, dice Di-s a Moisés. En otras palabras, Di-s  dice a cada uno de nosotros: “Si quieres vencer al ‘faraón’, tanto a alguno externo como al interno y personal, es decir,  aquellas actitudes que te mantienen esclavizado, acuérdate de que tu fuerza infinita viene de Mí. Si haces algo porque a ti te parece una buena idea, es muy posible que te canses en el camino. Si entras a luchar motivado por el hecho de que Yo entiendo el objetivo como importante, o sea, que su importancia trasciende tus preferencias personales, accederás a recursos ilimitados.

 

Me viene al recuerdo una anécdota que ocurrió con mi padre, Rabino Avraham Shemtov, emisario del Rebe muy dedicado y atareado. Un buen día recibió él una llamada del secretario del Rebe comunicándole la necesidad que tenía una comunidad vecina de construir una mikve. “Seguramente te preguntarás, Avraham, cómo es que se te hace semejante pedido, conociendo toda la carga que ya tienes —dijo el secretario con una sonrisa perceptible aun por teléfono. Piensa entonces: todo lo que has logrado hasta ahora ¿se debe a que pudiste hacerlo tú?”

 

Si uno se aproxima a las decisiones sobre la base de sus preferencias y recursos personales, los resultados serán dudosos. Si toma las decisiones basado en lo que Di-s quiere, los resultados serán inimaginables, e irán mucho más allá de sus límites personales.

 

No es lo mismo fijar las metas de la vida basado en “¿qué puedo obtener?” que en “¿qué puedo aportar?”. La satisfacción de realizar el primero es —por definición— limitada; la del segundo es —por definición— infinita y eterna. <

 

Así, la herramienta de esta semana es la siguiente: cuando estás por tomar una decisión importante, reflexiona bien por qué lo quieres hacer. Si tu motivo es personal, y dudas si puedes o no lograrlo, no pierdas tiempo: déjalo. En cambio, si tu motivo es que entiendes qué es lo correcto y no puedes no hacerlo, no pienses demasiado: hasta un Faraón se termina doblegando frente a la convicción desinteresada.



[1] Éxodo 10:1–13:16
[2] Ibid, 10:1

Rabino Eliezer Shemtov
(30 de Enero de 2020 a las 13:43)

Ultimas Noticias Ver más

Un grupo de gente, con el parlamento uruguayo de fondo, junto a un vehículo en el que dice mamógrafo móvil
Noticias

El Parlamento uruguayo llama a concientizar sobre diagnóstico precoz de cáncer de mama

27 Octubre 2020


Fotos: Departamento de Fotografía del Parlamento

Gente marchando en el medio de la calle, el cónsul de Israel al frente, banderas de Israel, guardaespaldas a los costados
Entrevistas

Desde Israel, un análisis cautelosamente optimista de las elecciones presidenciales en EEUU

27 Octubre 2020


Con Dani Dayan, hasta hace poco Cónsul General de Israel en Nueva York

Crédito: Gustavo Varela
En comunidad

Segunda sesión del club de lectura en B'nai B'rith Uruguay

27 Octubre 2020


"El boxeador polaco" de Eduardo Halfon es nuestro próximo libro del Club de Lectura. 

Esta página fue generada en 0.1325340 segundos (21071)
2020-10-27T21:19:06-03:00