Eduardo Kohn

Eduardo Kohn

Dr. en Diplomacia, egresado de Facultad de Derecho de UDELAR. Director de B'nai B'rith para América Latina.

Columna de opinión

¿Qué derechos humanos le preocupan a la alta comisionada?

Hace nueve años que comenzó la guerra civil en Siria. La tragedia mayor del siglo 21 sobre la cual pueden llover decenas de preguntas sin que existan respuestas, salvo dar cifras que demuestren la capacidad del ser humano destruyendo a su prójimo, y en este caso, más aún, la capacidad de odio de un gobernante como Assad para mantenerse en el poder con ayuda externa, tan criminal como él, y matar sin piedad a sus propios compatriotas y enviar al exilio y a la miseria a millones de sus conciudadanos.

Si algún docente y/o alumno de política internacional necesita encontrar algún ejemplo contundente sobre el dudoso valor, por decir lo menos, de los organismos de ONU, en particular el Consejo de Seguridad y fundamentalmente el Consejo de DDHH, estos nueve años en que se ha destruido un país entero, son una prueba atroz.

¿Qué sucede ahora para que una vez más hablemos de Siria, aunque su destino trágico parece estar sellado hace tanto tiempo?Otra vez hay una enorme catástrofe humanitaria, y otra vez se mira para otro lado mientras las potencias intervinientes actúan impune e indiferentemente. El régimen sirio, apoyado por aviones rusos y milicias pro iraníes, está siguiendo una estrategia de arrasar con todo en Idlib. Helicópteros lanzan bombas de barril sobre hospitales, escuelas, mercados y hogares. Grandes asentamientos han sido desalojados y ahora se han convertido en pueblos fantasma. La máquina de guerra siria está arrasando a los civiles. 900 mil desplazados, 290.000 de los cuales son niños. Cada noche, algunos de ellos mueren congelados.

Pero para el régimen sirio todos en la provincia son “terroristas”. Muchos de sus habitantes llegaron a Idlib en los últimos años, huyendo del ejército de Assad. Ahora ya no queda ningún lugar para que se refugien.

Al Assad y los que apoyan su régimen –Rusia, Irán e Hizbollah – quieren arrasar definitivamente el país y convertirlo en uno donde sólo vivan sirios leales, donde todos los posibles opositores hayan sido expulsados o asesinados.

Turquía ha sellado su frontera hacia donde intentan llegar en vano los que huyen de las matanzas. Ni Turquía ni Europa quieren más refugiados. Y Rusia así decide en Siria, sin molestarse a escuchar el muy débil sonido de la voz del Presidente de Estados Unidos que pide a Putin que no tolere atrocidades. Pobres las víctimas. Presas del juego de ajedrez de los que dan órdenes y de los que se callan.

En vista que las muertes de civiles se suman día a día, la Alta Comisionada de DDHH de la ONU Michelle Bachelet pide que se detengan las hostilidades, y condena los asesinatos, y el desplazamiento de civiles en condiciones deleznables.

Veamos declaraciones textuales.”Pese a la entrada en vigor de un alto el fuego en el noroeste de Siria el pasado día 12 de enero, la Alta Comisionada condenó los continuos asesinatos y desplazamientos en Siria. Michelle Bachelet pidió un cese inmediato de las hostilidades, además de la protección de los civiles y la infraestructura civil. Es muy alarmante que cada día sigan muriendo civiles a causa de los proyectiles de la aviación y la artillería terrestre. Mujeres, hombres y niños que realizan sus actividades cotidianas, mueren o resultan heridos en actos de absurda violencia”.

Nadie es ingenuo como para pretender que la Alta Comisionada tenga desde su cargo un poder ejecutivo, además de palabras, porque, obviamente no lo tiene. Pero cuando un organismo internacional y/o un jerarca demuestra que es serio y coherente, sus palabras no terminarán una guerra, es cierto, pero sí pueden condicionar varias de las barbaridades que se cometen.

Ni Rusia, ni Siria, ni Turquía, menos que menos Irán, y ni que hablar Hizbollah van a prestar ni 10 segundos de atención a lo que se diga desde la Oficina de DDHH de la ONU. Nadie ha detenido a ninguno de ellos, y al contrario, tienen mucha fuerza para lograr que el Consejo de DDHH esté integrado por aberrantes dictaduras que hacen dictámenes sobre libertad y democracia.

La semana pasada la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet publicó una lista sin precedentes de empresas que conducen negocios con israelíes que viven en el Barrio Judío de Jerusalén y en zonas en disputa entre palestinos e israelíes. La base de datos de esa empresas fue proporcionada y usada en una reunión del Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2016,presentada por dictaduras: Kuwait de parte del Grupo Árabe, Pakistán en nombre del Grupo Islámico, Sudán, Venezuela, Argelia, Bahrein, Bolivia (de Evo Morales), Chad, Cuba, Djibuti, Ecuador (de Rafael Correa), Egipto y Libia.

Hillel Neuer ,Director de UN WATCH, ha dicho:“Hacer negocios en territorios en disputa nunca ha estado prohibido bajo el derecho internacional, ni hasta ahora había sido sujeto a una lista negra de la ONU. Por ejemplo, la UE ha estado haciendo negocios comerciales y financieros en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos y en Chipre del Norte ocupado por Turquía. De más de 100 disputas territoriales en el mundo hoy, incluyendo al Tíbet, Cachemira, Crimea, Sahara Occidental y Chipre del Norte, la ONU eligió solamente hacer una lista negra de las empresas que hacen negocios en los territorios en disputa de Israel”.

Así es como ONU se gana el descrédito. Si esa lista llegara a tener valor vinculante, miles de palestinos se quedarían sin trabajo. Que eso no le importe a las dictaduras y monarquías árabes es normal. Pero ¿ese es el rol pacificador que la Alta Comisionada cree que le corresponde?.Con estas actitudes y presuntas decisiones, todos los Estados miembros de la ONU le dan la espalda e indiferencia: los que quisieran ayudar a que el organismo retomara su seriedad; los que hacen las guerras a su gusto y conveniencia; y los palestinos e israelíes, que otra vez ven que por intereses políticos muy espurios, la Oficina de la Alta Comisionada vuelve a perder la oportunidad de conseguir una oportunidad.

Fuente: Radio Jai

Eduardo Kohn
(20 de Febrero de 2020 a las 15:56)

Ultimas Noticias Ver más

El asesinato en Teherán, golpe dramático para el programa nuclear
Noticias

El asesinato en Teherán, golpe dramático para el programa nuclear

28 Noviembre 2020


  El Dr Mohsen Fakhrizadeh era el “padre de la bomba”

29 de noviembre: 73 años del Plan de Partición de Palestina
En comunidad

29 de noviembre: 73 años del Plan de Partición de Palestina

27 Noviembre 2020


Fuente: Comisión Rodriguez Fabregat

Esta página fue generada en 0.0477810 segundos (7973)
2020-11-29T05:29:49-03:00