En comunidad

Eitan Wuhl, una visión joven y comprometida con el judaísmo y la comunidad

Por Alan Charnovich

Es ineludible comenzar aclarando que el autor de esta entrevista, Alan Charnovich (“Charno”) y el entrevistado Eitan Wuhl, son amigos. Y un elemento muy fuerte en este vínculo, es que comparten el marco de Cteen promovido por Jabad, a través del cual se realizan acciones de aporte al prójimo dentro y fuera de la comunidad, como parte del concepto judío de “Tikun Olam”.

Eitan es el mazkir, secretario, de Macabi Tzair.

 

P: Eitan, comencemos por presentarte. ¿Qué nos contarías de vos y de tu actividad? Así el lector te conoce.

 

R: Te diré ante todo que soy hijo de Mario Wuhl y Ionit Leibovici y hermano de Alén. Estoy cursando la carrera de Gerencia y Administración en la universidad ORT y mi principal labor comunitaria la desempeño dentro de Macabi como mazkir (secretario) de la tnuá (el movimiento juvenil). Me considero una persona con ciertos valores bien claros y marcados que busco aplicar en todo lo que hago, tanto en mi carrera universitaria como en mi tafkid (cargo) en la tnuá y un sinfín de experiencias que acompañan estas actividades me enseñan cosas nuevas todos los días. Por lo tanto si tuviera que definir quién soy diría que soy un joven judío, con mucha pasión por lo que hago, con valores claros, que necesita de sus amigos para vivir y que disfruta de aprender cosas nuevas todos los días.

 

P:  ¡Que claridad! Ahora... ¿qué haces por vos?

 

R: Cuando uno le dedica tanto tiempo a la actividad comunitaria se le hace difícil encontrar momentos para uno mismo, porque si bien uno lo elige y disfruta de hacerlo, siempre se trabaja para que los que te rodean estén bien. Sin lugar a dudas cuando eso se logra la felicidad es enorme y cuando no, la frustración tiene que ser ínfima porque hay que solucionar lo que obstaculiza que eso ocurra. Es en esos momentos donde uno se da cuenta de lo importante que es frenar cada tanto y tomarse momentos para uno mismo, momentos para abrir la cabeza y pensar  dónde estás parado. Momentos para mi bienestar puedo decir que los tengo todos los días con mis amigos. Siempre intento encontrar algún momento del día en el que encontrarme con al menos un amigo y tener la posibilidad de charlar uno con el otro, escucharnos, contarnos nuestros problemas y encontrar algo fructífero en las formas de verlo del otro, y cuando no hay problemas no hay nada más sano que juntarse con un amigo simplemente a reírse. El deporte también es una actividad que tomo como algo que hago para mí, me ayuda a aliviar tensiones y despejar la mente un rato.

P: Y parte de esta dinámica, que me alegra decir que compartimos, está muy vinculada a Jabad y a nuestro vínculo muy cercano con Mendy Shemtov.

R: Exacto. Desde que volvimos del viaje a Estados Unidos que hicimos en Junio con Mendy, en el que vos estabas, también Natan Yudka, Nicolás Pinto y los amigos que nos hicimos allí, nos juntamos todos los jueves al mediodía a pasar un buen rato juntos, comiendo, riendo y teniendo un shiur (clase) de Tora con Mendy.

Esta actividad junta la parte social de verme con amigos y charlar de los más diversos temas y la de tomarse un tiempo para despejar dudas o conversar cuestiones con alguien como Mendy que siempre está atento a todo lo que le planteemos para darnos la mejor respuesta posible. Esos  shiurim son momentos que solo le suman a mi semana. Cada jueves tengo la oportunidad de encontrarme con amigos que quizás en la semana veo poco debido a las diferencias en nuestra rutina, almorzar con ellos y discutir y charlar sobre diversos temas con ellos y con una mirada diferente como la de Mendy que nos permite ver las cosas desde otro punto de vista y ayudarnos a crecer y nutrirnos.

 

La experiencia de Cteen de Jabad

 

Foto previa al Shabbat de Guimel Tamuz (Iortzait del Rebe) en la puerta de su sinagoga, la famosa 770

 

P: ¿Cómo y dónde enfocas tu crecimiento personal y espiritual?

 

R: Mi crecimiento personal va de la mano de todo lo que uno vive en el día a día, o por lo menos yo lo percibo así. Pasando por la facultad, la tnúa, los shiurim (clases) de los jueves, el Shabat en familia de los viernes a la noche y hasta una junta con amigos en cualquier momento libre, siento que me hacen crecer de una u otra manera, cada uno de otra forma y cada uno con intensidades diferentes en cuanto a la responsabilidad y a los impactos que puede tener cada uno de estos momentos o lugares diferentes. En cuanto a lo espiritual necesita tiempo, y si de algo estoy seguro es que en este tiempo en los momentos vividos con Cteen siempre hubo espacio para que al menos nos tomemos un tiempo para enfocarnos en nuestro crecimiento espiritual, para el que como dije antes se necesita tiempo, pero de a pocos pasos se puede transitar un largo y lindo camino. Cteen nos da ese espacio y las herramientas que necesitamos.

 

P: ¿Cómo y cuándo entra Cteen en tu vida?

 

R: Conocí Cteen allá por 2018. Mi generación tiene una relación de fuerte amistad con la generación 2002 (los chicos que viajaron al Ohel del Rebe en 2020) y algunos integrantes de esa generación habían empezado a ir a eventos organizados por Cteen y me contaban que la pasaban muy bien. Desde ahí que cada vez que Cteen organiza algo para nosotros que intento ir porque se que es una instancia para conectarme con mi judaísmo y pasarla bien, en un entorno que te hace sentir como en tu casa.

 

P: Me encantaria que me cuentes sobre tu experiencia con Jabad. Estos últimos meses vivimos juntos grandes momentos, tales como el viaje a Nueva York, nuestros encuentros semanales. 

 

R: Respecto al viaje a NY puedo decir que fue de las mejores experiencias de mi vida sin dudas. Respecto a la parte espiritual, tengo que decir que me encontré con un mundo judío impresionante. Muchas veces nos sentimos distantes del judío “religioso”, vemos a un Jasid y lo miramos raro, como alguien totalmente distante y distinto a nosotros. Desde el momento en que fuimos a la yeshivá en Morristown pasando por el shabat que vivimos con cientos y la tarde de domingo esperando para entrar al ohel del Rebe, todos y cada uno de los jasidim con los que nos encontramos, no solamente que nos miraron de igual a igual sino que fue aún mejor, nos miraban todos con una sonrisa de oreja a oreja  y escuchaban cada palabra que decíamos con una atención impresionante. Y por si fuera poco, nos preguntaban cosas todo el tiempo y eso me parece lo más increíble, porque uno puede oír y hacerse el interesado y poner una sonrisa para quedar bien, pero cuando te preguntan y re preguntan es porque realmente el de enfrente tiene un interés real por lo que uno tiene para contar y de repente nos encontramos con que teníamos personas con experiencias de vida impresionantes, que habían tenido relacionamiento muy cercano con el Rebe o shlijim (enviados) que habían estado en  países de todo el mundo, escuchándonos a nosotros más que a sus tan experientes colegas.

Visitando una  Mikve de mujeres en Crownheigths con la guía especial de la Rabanit Roji Shemtov

 

P: ¿Qué mensaje te gustaría compartir con nuestra comunidad para este año 5782? No es que recién haya comenzado, pero tampoco hace tanto. Tenemos mucho por delante. 

R: Ayudemos, colaboremos entre nosotros. La colectividad en Uruguay es chica, pero con un corazón enorme. No por nada somos el país con mayor cultura tnuatí (de movimientos juveniles) en el continente y probablemente en el mundo.

Tenemos un potencial enorme como comunidad y hay cientos de ejemplos para demostrar que cuando nos unimos podemos lograr cosas realmente impresionantes. En este corto tiempo en el que tuve la posibilidad de adentrarme un poco más en la vida comunitaria, me encontré con algunas trabas que nos impedían colaborar o relacionarnos entre diferentes partes de nuestra comunidad. Mi deseo es que eso no suceda, que nos unamos, que nos encontremos en todos nuestros puntos en común -que sin duda son mayoría- y dejemos de desperdiciar oportunidades por enfocarnos en los puntos de discordancia.

 

P: ¡Muchas gracias Eitán! De verdad un gusto haber charlado contigo, ver y compartir con nuestra comunidad los frutos de nuestro trabajo.

R: Gracias a vos por esta oportunidad.

 

Ultimas Noticias Ver más

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos
Mundo Judío

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos

06 Diciembre 2021


Hillel Internationl y ADL exponen datos alarmantes

Hitler y Freud, y una intrigante novela
Cultura

Hitler y Freud, y una intrigante novela

06 Diciembre 2021


Por IONATAN WAS. Fotos: MARCELO (PÁJARO) SINGER

Esta página fue generada en 0.0521882 segundos (11076)
2021-12-06T14:18:01-03:00